Comprar recambios de segunda mano procedentes de los desguaces, como ya hemos comentado por aquí en diversas ocasiones, puede suponer un importante ahorro a la hora de poner a punto nuestro vehículo. Se trata de recambios originales, que han sido extraídos de los vehículos que han alcanzado el final de su vida útil y que han sido depositados en las instalaciones de un Centro Autorizado de Tratamiento (CATV), a la espera de ser descontaminados y finalmente reciclados.

La diferencia de precio entre un recambio de desguace y uno nuevo, puede llegar hasta el 80% en función del tipo de pieza del que se trate, pero conviene tener en cuenta que hay determinados repuestos que necesariamente tendrán que adquirirse nuevos. Nos referimos a aquellos recambios relacionados directa o indirectamente con los sistemas de seguridad activa y pasiva del vehículo, además de determinadas piezas que son muy propensas al desgaste y que debido a su reducido precio, merece la pena adquirirlas nuevas.

A continuación, os mostramos una lista con los principales recambios que no deberíais comprar en el desguace y os explicamos los motivos por los cuales es mejor optar por un repuesto nuevo a la hora de sustituirlos:

Los amortiguadores:

amortiguadores

Los amortiguadores forman parte del sistema de seguridad activa del vehículo y protegen a sus ocupantes y al propio vehículo frente a impactos, golpes y/o vibraciones. Además, se encargan de soportar el peso del vehículo, de absorber las irregularidades que pueda haber en el asfalto y de garantizar una conducción segura en zonas con curvas.

Puesto que son un elemento que juega un papel importante en diferentes áreas del vehículo como la suspensión, la dirección y el sistema de frenado, será imprescindible que a la hora de sustituirlos optemos por unos amortiguadores nuevos.

No se recomienda adquirir amortiguadores de desguace ya que generalmente, empiezan a perder eficacia después de los 30.000 Km recorridos. Por ello, en vehículos con un kilometraje mayor resultaría difícil determinar el nivel de desgaste que presentan y que permita garantizar un mínimo de seguridad para el usuario.

Si queréis saber más sobre el mantenimiento de los amortiguadores o los síntomas que pueden advertirnos de su desgaste, te aconsejamos leer este tutorial: Todo lo que deberías saber sobre los amortiguadores y su mantenimiento.

El embrague:

embrague

El embrague es un elemento que tiende a romperse prematuramente por el mal uso o las malas costumbres del conductor, por lo que es difícil garantizar la eficacia y el buen estado en un embrague de segunda mano.

Pese a que en determinadas ocasiones es posible comercializar embragues usados, en RO-DES siempre recomendamos que el kit de embrague se compre nuevo ya que es la única forma de garantizar que el funcionamiento será totalmente correcto y que no perjudicará el rendimiento de otros sistemas del vehículo que vayan asociados a este, como por ejemplo la caja de cambios.

Volante bimasa o volante motor:

volante bimasa

A la hora de sustituir el embrague, es conveniente revisar el estado del volante motor o bimasa para determinar si también es necesario cambiarlo debido a su desgaste. Esta pieza, se encuentra situada en el extremo del cigüeñal y es la encargada de regular su giro, transmitiendo el movimiento del motor a la caja de cambios y finalmente, a las ruedas.

Los volantes bimasa están compuestos por dos platos separados por un muelle helicoidal y un rodamiento, de manera que se proporciona un desembrague más progresivo y una reducción tanto del ruido como de las vibraciones.

Las razones por las que es recomendable optar por un recambio nuevo a la hora de sustituir el volante motor o bimasa, son exactamente las mismas que para el embrague y están también relacionadas con el índice de desguace de este elemento.

Discos de freno:

Los discos de freno son los encargados de crear la fricción necesaria para detener la rotación o el avance de las ruedas durante la frenada y además, forman parte también de los elementos de seguridad activa del vehículo. El deterioro de los discos de freno se determina por el uso y cuidado que se le aplique al conjunto del sistema de frenado, pudiendo presentar desgaste antes de tiempo y afectar así a la eficacia.

Los discos de freno se suelen comercializar por parejas y su precio está alrededor de los 120 euros. El motivo por el cual no se deben comprar discos de freno de segunda mano ya lo hemos mencionado en el anterior párrafo y tiene que ver con su directa relación con los sistemas de seguridad del automóvil.

pastillas y discos de freno

Pastillas de freno:

Las pastillas de freno son esenciales dentro del sistema de frenado del automóvil ya que proporcionan la fricción necesaria a los discos de freno de tal forma que cuando accionamos el pedal, nuestro vehículo se detenga. Por tanto, también forman parte de los sistemas de seguridad activa del vehículo y éste es el principal motivo por el cual nunca se deben comprar pastillas de freno en el desguace.

Neumáticos:

neumáticos coche

En muchos desguaces es posible encontrar neumáticos de segunda mano, aunque al igual que los elementos anteriores que también forman parte de los sistemas de seguridad del vehículo, es recomendable adquirirlos siempre nuevos ya que pese a que tengan un dibujo con más de 1´6 milímetros de profundidad, podrían estar caducados o cristalizados.

Rodamientos o cojinetes de rueda:

rodamientos cojintes rueda

Los rodamientos o cojinetes de rueda son los elementos que permiten la rotación y el guiado de las ruedas en un vehículo. Si el rodamiento se encuentra defectuoso, presentará holguras y podría terminar rompiéndose, haciendo caer el cubo que sujeta la rueda.

Por lo explicado anteriormente y debido a que las ruedas son el único punto de unión entre nuestro vehículo y el asfalto, es imprescindible sustituir los rodamientos o cojinetes de rueda desgastados por repuestos nuevos.

Correa de distribución:

correa de distribución

La correa de distribución es un elemento esencial del motor que se encarga de sincronizar el cigüeñal con el árbol de levas, controlando el movimiento de las válvulas con respecto a los pistones. Se trata de una pieza que tiene una vida útil limitada y que, al igual que otros elementos ya mencionados en este artículo, es propensa al desgaste.

La razón por la cual no se debe cambiar la correa de distribución por una de segunda mano, es porque en muchos casos será difícil determinar con exactitud la antigüedad de esa pieza o los kilómetros que ha recorrido con el vehículo donde venía montada originalmente. Instalar una de desguace, podría provocar la rotura de la correa de distribución y afectar seriamente a distintos elementos del motor.

Bomba de agua:

bomba de agua

La bomba de agua forma parte del sistema de refrigeración y es la encargada de transportar el calor sobrante del motor al exterior.  En la mayoría de turismos la bomba de agua se acciona por medio de la correa de distribución, por lo que cuando se sustituya ésta de acuerdo a las especificaciones de mantenimiento del fabricante, será recomendable también cambiar la bomba de agua.

Debido al reducido coste de este elemento y a su importancia dentro del sistema de refrigeración del motor, se aconseja siempre instalar una bomba de agua nueva y no una procedente de desguace.

Escobillas:

escobillas limpiaparabrisas

Las escobillas son el elemento que se acciona para limpiar los cristales o barrer el agua en caso de circular con nuestro vehículo durante los días de lluvia. Se trata de elementos con una vida útil bastante limitada, que normalmente va del año a los 2 años dependiendo del uso y de las condiciones climatológicas o ambientales a las que hayan estado expuestas las escobillas.

Por lo general, se trata de un recambio muy económico por lo que no merece la pena comprarlo en el desguace ya que probablemente la eficacia de unas escobillas de segunda mano sea bastante reducida. Ver bien la carretera cuando conducimos con condiciones climatológicas adversas es muy importante, por lo que se aconseja siempre comprar escobillas para el limpiaparabrisas que sean nuevas.

Termostato:

termostato-nuevo

El termostato es un elemento fundamental del sistema de refrigeración del motor, pues sin él la temperatura podría elevarse hasta producir un sobrecalentamiento. Además, el coste de un termostato nuevo suele situarse en torno a los 40 € y puede ser cambiando por uno mismo si se disponen de unos conocimientos mínimos de mecánica.

Debido a la importancia de este elemento en el sistema de refrigeración del vehículo, es aconsejable a la hora de cambiar la pieza optar por un termostato nuevo.

Batería:

batería coche

Como muchos de vosotros sabréis, la batería de un coche acumula y suministra la corriente eléctrica necesaria para que éste pueda funcionar con normalidad. Este tipo de elemento tiene una vida útil aproximada de unos cuatro años, aunque influirá en ello también el uso que se le dé al vehículo, la calidad del producto y los despistes de determinados conductores que se dejan las luces del coche puestas al aparcarlo.

Puesto que no es posible examinar una batería interiormente para determinar el estado en el que se encuentra y su nivel de desgaste, se recomendará siempre comprar una batería nueva en caso de que sea necesario sustituirla.

 

Como veréis, son bastantes los recambios que no es aconsejable adquirir en el desguace. Aunque todos ellos tienen un punto en común ya que se trata de elementos que sufren desgaste con el uso y el paso del tiempo, o bien forman parte de los sistemas de seguridad del vehículo.

En RO-DES os aconsejamos informaros bien de todas las posibilidades que existen en el mercado a la hora de adquirir una pieza, ya que en muchas ocasiones podemos ofrecer recambios nuevos o reconstruidos a muy buen precio y sobre todo, con mayor garantía.

2 comentarios

  1. Francisco Serrano Jimenez Responder

    Me gustaria saber si tambien tienen otras piezas a parte de los motores
    Yo necesitaba el cristal trasero izquierdo del seat 127 LS que es en tono verde y va cogido a unas visaras por pegamento
    Gracias

    • Alicia Granell Responder

      Hola Francisco,
      Para recambios debes llamarnos directamente al 960 800 211.
      Un saludo y disculpa las molestias,

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad