Los vehículos industriales también tendrán que darse de baja definitiva en los desguaces

Dentro de muy poco, cambiará la normativa para los vehículos industriales que hayan alcanzado el final de su vida útil ya que a partir de junio de 2017, éstos tendrán ser obligatoriamente entregados en las instalaciones de un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATv) -comúnmente conocido como desguace- para que puedan ser dados de baja definitivamente en la Dirección General de Tráfico (DGT).

En la actualidad, la vigente normativa sobre el tratamiento de vehículos fuera de uso (VFU), no requiere la entrega de vehículos industriales en instalaciones de tratamiento reguladas y autorizadas para descontaminación y recuperación de componentes, algo que solo afecta a día de hoy a los turismos y furgonetas con una MMA no superior a los 3.500 kg.

Así pues, tal y como varios medios de comunicación han publicado durante este primer mes del año, desde el próximo mes de junio, la obligatoriedad de entregar los vehículos en el desguace que tienen los propietarios de turismos y furgonetas cuando deciden desprenderse permanentemente de los mismos, se extenderá también a los titulares de vehículos industriales con MMA superior a los 3.500 Kg. De este modo, en las Jefaturas de Tráfico tan solo podrán tramitarse las bajas definitivas por exportación, bajas temporales, y las bajas por declaración de modelos de época o históricos y las bajas de vehículos que materialmente ya no existan, aportando siempre la documentación necesaria en cada caso.

dar de baja un camión

¿Cómo funcionará el procedimiento para dar de baja definitiva los vehículos industriales y qué documentación será necesaria para hacer efectivo el trámite?

El procedimiento para dar de baja definitiva los vehículos industriales comenzará con la entrega del vehículo en el desguace, donde el establecimiento facilitará al titular o a la persona autorizada por el titular para realizar el trámite, la solicitud de baja definitiva del vehículo que se presentará en la DGT junto con los documentos que sean necesarios en cada caso.

La documentación, que acredite tanto la identidad del titular como la del vehículo, será la misma que la que habitualmente se requiere para dar de baja los turismos o furgonetas con una MMA inferior a los 3.500 kg. Si es el mismo titular quién realiza la entrega, tendrá que facilitar al CATv una fotocopia de su DNI, la ficha técnica y el permiso de circulación del coche. Si no es el propietario quién entrega el vehículo, el titular ha fallecido, se han perdido los papeles o el vehículo pertenece a una empresa, puedes consultar aquí los documentos necesarios para tramitar la baja definitiva en la DGT.

Una vez el desguace dispone de la documentación y el vehículo en sus instalaciones, se procederá a tramitar la baja telemática en el Registro de Vehículos, aunque cabe tener en cuenta que determinadas cargas administrativas así como la existencia de un precinto, podrían imposibilitar el trámite, por lo que convendrá informar de la situación del vehículo previamente si es que existe alguna limitación o problema que pudiera influir en la gestión.

Finalmente, al igual que sucede con el resto de vehículos que actualmente si se dan de baja definitiva en el desguace, se hará entrega al titular o persona interesada del Certificado de Destrucción y del justificante de baja definitiva en la DGT, documentos que servirán también para dar de baja otros servicios (como por ejemplo, la póliza de seguros asociada al vehículo) u obligaciones (el pago del impuesto de circulación).

dar de baja un camión

En RO-DES ponemos a tu disposición nuestro servicio de retirada y baja de vehículos, para saber más sobre ello accede a nuestra sección: Dar de baja un vehículo industrial.

Además, puedes consultar otros temas relacionados como por ejemplo: cómo dar de baja el impuesto de circulación, o la póliza de seguros, cuando se ha dado de baja definitiva el vehículo en la DGT.

Audi manipuló el software de sus cajas de cambio para falsear los niveles de emisiones

En EE.UU. se ha detectado un nuevo caso de software manipulado para falsear los niveles de emisiones contaminantes a la atmósfera. En este caso, es Audi quien ha implementado este software en las cajas de cambio de algunos de sus coches automáticos como el Audi A6, el A8 o el Q5.

Parece que los problemas del Grupo Volkswagen en el continente norteamericano no se terminan, pues el  Consejo de Recursos del Aire de California (CARB) ha detectado recientemente un nuevo software implementado en determinados vehículos de la filial Audi con caja de cambios automática y que sirve para manipular los niveles de emisiones de CO2, haciendo que éstos se ajusten a lo requerido legalmente durante las pruebas que se realizan tanto a vehículos diésel, como gasolina.

2012 Audi A6 Nougat Brown Interior -3

El total de unidades afectadas podría ser de unas 100.000, ya que tal y como apunta el diario alemán Bild Audi habría dejado de utilizar este software recientemente, en concreto hasta mayo de 2016 y justo antes de que el CARB detectase la manipulación del anterior modelo. Tal y como hemos comentando al inicio del post, los modelos afectados son el Audi A6, el A8 y el Q5. Concretamente aquellos que equipen la transmisión automática del tipo AL 551 y origen ZF, comúnmente conocidos como cambios Triptonic de 8 velocidades con convertidor de par. Además, el problema también se extiende a Europa ya que estos mismos modelos y versiones con cambio automático, se han comercializado aquí sin variar sus especificaciones.

2009 Audi Q5 SE TDi Quattro

¿Cómo funciona el software implementado en las cajas de cambio de Audi?

Los vehículos de la marca equipados con este tipo de transmisión automática, emplean el software para diferenciar a través del sistema de dirección si se está realizando un test al vehículo o si en ese momento se trata de una conducción o desplazamiento corriente. Así pues, gracias al reconocimiento que realiza el software del ángulo de giro del volante, es capaz de identificar cuándo se encuentra en un banco de pruebas.

Por tanto, si las ruedas no giran en un ángulo superior a 15 grados determina que el vehículo se encuentra en un banco de pruebas y se activa el software que reduce las revoluciones del motor para disminuir las emisiones y el dióxido de carbono que se expulsa por el sistema de escape del vehículo. De esta manera, las emisiones se ajustan “temporalmente” a los límites exigidos por la normativa medioambiental y favorece la homologación del modelo en cuestión.

2009 Audi Q5 SE TDi Quattro

Si por el contrario, tras el arranque el volante realiza giros superiores a un ángulo de 15 grados, el software determina que el vehículo se encuentra en una condición de funcionamiento normal, donde las emisiones son más elevadas de lo que la ley permite y donde también aumenta el consumo de combustible del motor.

Audi ahora es cómplice y partícipe del escándalo Dieselgate

Hasta el momento, Audi y el resto de marcas asociadas al grupo VAG se habían considerado como víctimas del escándalo del Dieselgate de Volkswagen. Sin embargo, tras los últimos hechos se considera que Audi además es cómplice y partícipe de este fraude en los niveles de emisiones declarados. El software detectado en las cajas de cambio automáticas de los A6, A8 y Q5, solo se ha utilizado en vehículos de esta marca y posteriormente a ser descubierto la manipulación de emisiones realizada por Volkswagen en los motores EA189.

 

¿Qué penáis de todo esto? ¿Tenéis alguno de los modelos afectados en casa o conocéis a alguien que lo tenga? ¿Esperabais esto de una marca “premium”? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

¿Conduces una furgoneta o un camión? La DGT podría hacerte pasar una ITV mientras circulas por carretera

La nueva campaña de la DGT que tendrá lugar entre el 10 y el 16 de octubre, tendrá como objetivo revisar el estado de los vehículos dedicados al transporte y para ello, empleará un total de cinco estaciones móviles de ITV con las que inspeccionará furgonetas, camiones y autobuses.

Estos nuevos controles de la DGT, que se pondrán en marcha a través de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil y por personal autorizado a realizar la correspondiente inspección, servirán para identificar aquellos vehículos que siguen circulando con deficiencias que puedan poner en riesgo la seguridad del conductor, de otros ocupantes del vehículo y por supuesto, la del resto de vehículos que circulen compartiendo esa misma vía.

Por ejemplo, en 2015 el 9% de las furgonetas, el 4% de los camiones de más de 3.500 kg y el 1% de los autobuses que estuvieron implicados en accidentes de tráfico con víctimas, tenían la ITV caducada. Además, La UE estima que el 6% de los accidentes de tráfico se producen por fallos mecánicos que podrían haberse evitado llevando al día tanto el mantenimiento, como las inspecciones obligatorias de la ITV.

Plataforma movil DGT

Inspecciones de ITV a pie de carretera

Este tipo de inspecciones se realizarán, tal y como ya hemos mencionado al inicio del post, mediante el uso de cinco unidades móviles de ITV que han sido cedidas a la DGT y que se desplazarán por todo el territorio español. El número inspecciones que la DGT tiene previsto realizar en carretera, asciende a 12.000 anuales.

Estas unidades móviles de ITV contarán con el equipamiento técnico suficiente para comprobar la identificación del vehículo por su número de bastidor, el correcto estado del sistema de frenos, visibilidad del conductor, sistema de iluminación y electrónico del vehículo, ruedas y neumáticos, sistemas de dirección y suspensión, el estado del chasis y que los niveles de emisiones contaminantes se encuentren en los límites establecidos para cada categoría.

¿Qué sanciones puedes recibir si no está todo en orden?

La Ley de Seguridad Vial especifica que determinadas deficiencias relacionadas con el mantenimiento del vehículo, pueden ser consideradas como infracciones graves, lo que derivaría en una sanción que se salda con 200 euros de multa. Si la infracción llegase a tipificarse como muy grave, la multa ascendería a 500 euros y además, si estas deficiencias estuvieran relacionadas con elementos de seguridad activa o pasiva del vehículo, éste podría quedar inmovilizado a la espera de que fuesen subsanadas.

También se multará a aquellos conductores que circulen con su vehículo teniendo la ITV caducada o por haber obtenido un resultado desfavorable o negativo en la última inspección, sin que la situación haya sido subsanada. La multa por circular con la ITV caducada o con un resultado desfavorable en la última inspección es de 200 euros, mientras que si circulas con un vehículo que obtuvo un resultado negativo –con deficiencias muy graves- la multa asciende hasta los 500 euros.

En el 2015, el 25% de los autobuses y el 23% de los camiones que se presentaron a su correspondiente inspección de ITV, obtuvieron un resultado desfavorable.

Furgonetasycamionesb_19130_2980

¿Es suficiente con la ITV en vehículos industriales?

Esta nueva campaña de la DGT, que se repetirá en determinadas ocasiones a lo largo del año, está directamente relacionada con la Directiva 2014/47/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, en la que se considera que a efectos de seguridad vial y de protección del medio ambiente, la ITV no es suficiente para controlar el estado de los vehículos industriales. Por tanto, se precisa establecer controles en carretera que sirvan para vigilar si las furgonetas, camiones y autobuses, circulan con el mantenimiento de los elementos de seguridad al día.

 

¿Qué os parece que se realicen este tipo de controles en carretera con unidades móviles de ITV? ¿Alguna vez habéis tenido problemas a la hora de pasar la inspección? ¿Cuántas veces habéis pasado la ITV con vuestro vehículo? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

 

Os recordamos que podéis consultar los centros de ITV más cercanos a vuestro domicilio aquí: Estaciones de ITV por provincias

¿Qué piezas del coche se deforman en un accidente para aumentar la seguridad del conductor?

Hay diversos elementos deformables en el vehículo que pertenecen a los sistemas de seguridad pasiva y que desde hace más de 30 años los fabricantes han ido desarrollando y mejorando con la finalidad de aumentar la seguridad del conductor y los pasajeros en un accidente. Estos elementos de seguridad pasiva, se unen a los de seguridad activa como el ABS, el ESP/ESC o el sistema de frenos.

Nos gustaría que conocierais hoy las zonas de deformación programada, que son en definitiva aquellas piezas del coche encargadas de reducir el impacto que sufren conductor y pasajeros tras un choque, con un objeto u otro vehículo. Cuando se produce un accidente, los ocupantes del coche reciben una gran cantidad de energía cinética que se produce por la desaceleración, haciendo en muchos casos que las consecuencias sean fatales.

Gracias a los test de seguridad o pruebas de choque -también llamadas crash test– los fabricantes de vehículos descubrieron que ciertos elementos de carrocería, es recomendable que se deformen para poder absorber la mayor cantidad de energía posible, limitando así el impacto en órganos vitales como el cerebro o los pulmones.

carroceria-seguridad-vial

Las piezas que forman parte de las zonas de deformación programada están pensadas para que en caso de accidente no sean rígidas totalmente. Se producen con materiales más flexibles para que al deformarse absorban parte del impacto, haciendo que la fuerza que reciben los pasajeros sea mucho menor. Por ello, actualmente los frontales de los vehículos al chocar se deforman y quedan como si se trata de un acordeón.

El desarrollo de estas zonas de deformación programada hace que los vehículos que se comercializan en la actualidad sean mucho más seguros. Además, es importante saber que el habitáculo del vehículo está diseñado totalmente para lo contrario, es decir, para no deformarse.

Por tanto, estas zonas de deformación podremos encontrarlas en la carrocería exterior del vehículo e incluirían el paragolpes, capó o aletas, pero también las encontramos en la estructura del vehículo y alrededor del habitáculo, como el vano motor, los largueros y travesaños.

carroceria-autoportante-1

Tras un accidente, las piezas de carrocería afectadas y que formen parte de las partes deformables del vehículo seguramente quedarán inutilizables y será necesario sustituirlas, por lo que en la mayoría de ocasiones se opta por comprar los recambios en el desguace ya que son elementos que pese al paso del tiempo, si están bien conservados, no tienen fecha de caducidad.

En determinadas ocasiones y sobre todo en vehículos que están próximos a los 10 años de antigüedad, si el impacto deja inservible el frontal el resultado suele ser que la compañía aseguradora declare el coche como siniestro total, por lo que su destino final sería probablemente el desguace.

 

¿Conocíais esta información sobre las zonas de deformación programada? ¿Pensáis que es importante que se siga investigando en este tema? ¿Qué otros elementos de seguridad del vehículo conocéis? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

La DGT podría implantar un sistema que evite el fraude en la venta de vehículos usados

2740-Seat 1400B en Culleredo (Coruña)

La subdirectora adjunta de Vehículos de la DGT, Susana Gómez Garrido, anunció el pasado 20 de junio en el Foro de ABC Motor, una nueva iniciativa de este organismo que pretende ponerse en marcha para combatir el fraude en las operaciones de compra venta de vehículos en el mercado de ocasión.

Así, mediante un código de colores similar al de los semáforos (verde, naranja/amarillo y rojo), se diferenciará entre los vehículos que estén en perfecto estado, aquellos que tengan un historial de reparaciones complejo y aquellos en los que su compra estará desaconsejada. Además, este sistema complementará al ya disponible informe de titularidad y cargas que se pude solicitar para obtener información sobre los propietarios que ha tenido el vehículo, al que se pretende añadir otro registro relacionado con el historial de reparaciones y averías que el coche haya acumulado a lo largo de su vida útil.

Lo que se pretende con este sistema de etiquetado basado en colores, es que el potencial comprador de un vehículo sepa cuándo es totalmente recomendable comprar un vehículo debido a que su estado, tanto mecánico como administrativo, es bueno. También que el comprador pueda identificar un vehículo cuyo historial reparaciones sea un indicativo de un funcionamiento deficiente y aquellos casos en los que el estado real del vehículo no sea bueno, por lo que se desaconsejará su compra. Este nuevo registro que la DGT pretende poner en marcha próximamente, estará avalado por el sello de los talleres oficiales que realicen el mantenimiento y las reparaciones del vehículo, permitiendo al comprador realizar un primer filtrado cuando llegue el momento de comprar un automóvil de segunda mano.

Además, se pretende que el libro de mantenimiento sea un requisito para superar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), de modo que también se recopile esta información y que el historial completo de revisiones obligatorias sirva para evitar que los compradores sean engañados.

2009- Cadillac

¿Cómo evitar engaños al comprar un vehículo usado?

Hasta que se ponga en marcha este nuevo sistema, conviene tener en cuenta una serie de consejos antes de lanzarse a comprar un coche en el mercado de ocasión. Como en casi cualquier otro producto de consumo, no hay que olvidar el dicho de “lo barato, sale caro”, y también hay que analizar bien el mercado para saber identificar un precio justo y diferenciarlo de las estafas.

Es importante también, tener en cuenta la oferta de establecimientos especializados y conocer bien las garantías que se pueden exigir tanto a vendedores profesionales como a particulares. Además de fijarse en los kilómetros que lleva recorridos el vehículo, es imprescindible verificar que ese kilometraje es real y no ha sido manipulado, para lo que se puede exigir un certificado de kilómetros y el libro de mantenimiento sellado.

Otros detalles en los que habrá que analizar son: el número de propietarios que ha tenido el coche, su procedencia (nacional o de importación) y el tipo de uso que se le ha dado al vehículo con anterioridad. Para ello, se puede solicitar un informe por matrícula en cualquier Jefatura de Tráfico o a través de Internet, donde también aparecerá el estado administrativo del vehículo, sus cargas o multas pendientes.

Por último, es imprescindible que se realice un contrato de compraventa entre ambas partes y se debe evitar adelantar dinero en efectivo antes de que se haya completado con éxito la operación o abonar cualquier cantidad sin que se haya visto el vehículo con anterioridad. Las prisas nunca son buenas, si sospechas de algún detalle y no estás seguro, no compres.

En este vídeo de nuestro canal de YouTube, puedes ver también algunas recomendaciones relacionadas con la compra de un vehículo de segunda mano:

 

¿Alguna vez has tenido problemas relacionados con la compra de un vehículo en el mercado de ocasión? ¿Qué otras medidas se podrían tomar para evitar los fraudes en la venta de vehículos usados? ¡Déjanos tus comentarios!