Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €
El Plan VEA podría llegar a finales de año y se estudia la puesta en marcha de un nuevo PIVE y un RENOVE

El Plan VEA podría llegar a finales de año y se estudia la puesta en marcha de un nuevo PIVE y un RENOVE

Desde que se diera por agotado la totalidad del presupuesto del Plan MOVALT, el pasado mes de diciembre de 2017, no ha habido confirmación por parte del Gobierno de la puesta en marcha de planes de ayudas que faciliten la renovación del parque automovilístico y la compra de vehículos menos contaminantes.  Pero esto podría cambiar en las próximas semanas, ya que diversas fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han puesto en conocimiento de medios de comunicación, como Europa Press, que un nuevo plan de ayudas llamado VEA podría entrar en vigor en el último trimestre de este año. Al igual que el MOVALT, contaría con dos líneas de presupuesto, una destinada a vehículos (VEA Vehículos) y otra a incentivar la mejora y ampliación de infraestructuras de recarga o repostaje (VEA Infraestructuras).

Todavía no se conocen las cantidades definitivas que irán destinadas a cada línea de incentivos (Vehículos e Infraestructuras), aunque inicialmente el plan estaba dotado con un total de 66´6 millones de euros (16´6 millones destinados a incentivar la adquisición de vehículos con distintivo ambiental ECO o CERO, además de otros 50 millones de euros destinados a desarrollar nuevas infraestructuras de recarga y mejorar la ya existentes).

renault zoe eléctrico

Los vehículos que se subvencionarán a través del Plan VEA serán, como ya hemos indicado antes, aquellos que estén clasificados como ECO o CERO emisiones. Así pues, podrán recibir ayudas todos los compradores de automóviles electrificados (híbridos, híbridos enchufables y eléctricos) y también aquellos que escojan uno impulsado por gas (GLP, GNC o GNV). Pese al buen ritmo de ventas que están experimentando en la actualidad los modelos híbridos, los vehículos impulsados por gas todavía no acaban de despegar del todo y aunque varias marcas han tenido que descatalogar algunos modelos por las homologaciones a WLTP, siguen priorizando los modelos y versiones de mayor venta.

Tampoco se descarta la puesta en marcha de un plan de incentivos a la compra de vehículos donde una de las condiciones para acceder a la subvención sea realizar el achatarramiento y baja definitiva en la DGT de un coche antiguo, como ya sucedió con el anterior Plan PIVE. Sin embargo, fuentes del Ministerio han indicado que este tipo de programas sirvieron para mantener la demanda en años de crisis y que actualmente el mercado “se encuentra en un buen momento”.  Además, sin la puesta en marcha de otro tipo de planes de incentivos, probablemente la dotación del Plan VEA Vehículos sea insuficiente y el número de beneficiarios será reducido, pudiéndose agotar nuevamente el presupuesto en muy poco tiempo al igual que sucedió con el MOVALT, que apenas duró 24 horas.

También, de acuerdo al artículo publicado en Las Provincias, se estudia la posibilidad de dar luz verde a un Plan RENOVE específico para los propietarios de vehículos diésel antiguos, que son los que se consideran más contaminantes. De esta manera, quienes eliminaran de la circulación sus viejos vehículos diésel, podrían optar a un descuento durante la compra de un automóvil menos contaminante. Esta propuesta, viene motivada por la necesidad de compensar a los particulares que son propietarios de un vehículo de este tipo y que, próximamente, podrían verse afectados por la subida de impuestos a este combustible.

 

Desde RO-DES nos gustaría conocer tu opinión sobre este tema. ¿Tienes un coche diésel? ¿Has pensado en sustituirlo por otro? ¿Qué te parecería la puesta en marcha de las diferentes líneas de ayudas y propuestas mencionadas en este artículo? ¡Déjanos tus comentarios!

Las ITV ya controlan a través del OBD si los niveles de emisiones han sido manipulados

Las ITV ya controlan a través del OBD si los niveles de emisiones han sido manipulados

Desde el pasado 10 de septiembre, la prueba complementaria que se realiza en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) mediante la lectura del OBD y cuya misión es verificar los datos relativos al estado o funcionamiento de los distintos elementos que el vehículo incorpora en materia de tratamiento de emisiones, es de obligada aplicación. De esto ya os hablamos en nuestro blog el 26 de octubre de 2017, donde nos hicimos eco de todos los detalles relacionados con la nueva normativa aprobada para regular la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y adaptarla así a la normativa europea, que entraron en vigor el pasado mes de mayo.

Tal y como explicamos el año pasado, se trata de una comprobación complementaria a las actuales pruebas relacionadas con la emisión de gases contaminantes que se lleva a cabo a través del conector OBD del vehículo, que por lo general está situado dentro o en los alrededores de la caja de fusibles. La medición a través del conector o puerto OBD, se llevará a cabo en todos los vehículos Euro 5 y Euro 6, es decir, en vehículos ligeros matriculados a partir de 2011 y en vehículos pesados matriculados a partir de 2015. Comprobará que no existan errores, averías, desconexiones o manipulaciones que puedan alterar los valores de emisiones y que, en cualquier caso, significarían un defecto grave que impediría obtener un resultado favorable en la inspección.

conector OBD

Tal y como hemos podido leer en la publicación realizada en la web Posventa.info, editora de la revista Talleres en Comunicación, desde AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos) aclaran que no se trata de un nuevo sistema de control de emisiones para identificar nuevos contaminantes, sino que a través del conector OBD lo que se comprobará es que el sistema de control de emisiones que incorpora el vehículo funcione correctamente y de acuerdo a la normativa. En caso de detectar una avería, error o manipulación, se anotará como defecto grave; obligando al propietario del vehículo a realizar las reparaciones o modificaciones que sean necesarias antes de volver a circular con su vehículo.

Esta medida, de acuerdo con lo manifestado por el presidente de AECA-ITV, Luis Ángel Gutiérrez Pando, significa un adelanto en la consecución de objetivos de la entidad, que principalmente se centran en “velar por la seguridad vial y preservar el medio ambiente”. Además, también hacen referencia a “la comprobación a través del conector OBD de sistemas tales como el control de estabilidad, el antibloqueo de frenos, los airbags, el sistema de alumbrado y señalización, los pretensores de los cinturones de seguridad, el kilometraje, etc.”, que se espera poder incorporar en un futuro próximo, aunque aún sin fecha determinada.

 

Desde RO-DES os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios o consultas relacionadas con la introducción de mediciones a través del conector OBD que ya se está llevando a cabo en las estaciones de ITV de nuestro país. ¿Habéis pasado la ITV en los últimos días y os han realizado esta prueba en vuestro vehículo? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Contadnos!

Todo lo que debes saber sobre el nuevo protocolo WLTP de homologaciones y consumos

Todo lo que debes saber sobre el nuevo protocolo WLTP de homologaciones y consumos

Este mes de septiembre, al igual que lo hará el próximo mes de octubre el nuevo etiquetado de combustibles, ha entrado en vigor el protocolo WLTP (Worldwide Harmonized Vehicle Test Procedure), que se emplea para la homologación de los vehículos en el procedimiento de recepción por tipo de la Unión Europea. Este protocolo, además de determinar nuevos ciclos de pruebas y procedimientos de medición (consumo de combustible, emisiones de CO₂ y otros gases contaminantes regulados) en condiciones normalizadas, tiene como objetivo sustituir al antiguo protocolo de homologación NEDC (New European Driving Cycle), que estaba vigente desde 1992.

Además, desde septiembre del pasado año 2017, todos los nuevos modelos que se han estado comercializando lo han hecho ya contando con la homologación WLTP y desde la entrada en vigor del nuevo protocolo, todos los vehículos nuevos vendidos (tanto los modelos ya presentes en el mercado, como los nuevos) han de estar homologados de acuerdo con el protocolo vigente en la actualidad.

El protocolo WLTP se complementará con una prueba de medición de emisiones de contaminantes en situaciones de conducción real, llamada Real Driving Emission (RDE), permitiendo a los consumidores tener una visión más precisa del consumo de combustible y del nivel de CO₂ que emite su vehículo.

¿Qué cambios introduce el WLTP con respecto a la anterior normativa?

Los cambios introducidos por el WLTP y las modificaciones en los protocolos de prueba estandarizados tienen que ver con la medida de las emisiones, el aumento de la distancia recorrida en los ciclos, ensayos que se realizan a mayor velocidad, un comportamiento durante la conducción más realista y la prolongación de la duración de los ciclos. Así pues, servirá para asegurar que, a la hora de realizar la homologación de un vehículo, tanto las condiciones de uso reales como las tecnologías que éste incorpore, estén mejor representadas. También, en comparación con el anterior ciclo NEDC (basado en perfiles de conducción teóricos), el procedimiento WLTP tiene definidas condiciones de ensayo más estrictas y un perfil de circulación más dinámico.

Además, el WLTP ofrece valores más precisos, pues tiene en cuenta las características de cada vehículo, el equipamiento que ofrece y si éste influye en el consumo de combustible o las emisiones de CO₂. Para un mismo vehículo, los valores obtenidos con el ciclo WLTP pueden ser distintos a los arrojados por el NEDC, y esto se debe a que con el nuevo protocolo se realizan mediciones más precisas y acordes con el uso actual que se le da a los vehículos.

¿Cuáles son las diferencias entre el protocolo WLTP y el NEDC?

Para que veáis de un modo más claro las diferencias que existen en el protocolo WLTP (Worldwide Harmonized Vehicle Test Procedure) y el NEDC (New European Driving Cycle), hemos traducido la tabla publicada en la web WLTP FACTS, promovida por la ACEA (European Automobile Manufacturers Association):

de-NEDC-a-WLTP

Además, también hemos traducido la tabla donde enumeran los distintos beneficios que aporta la introducción del nuevo protocolo WLTP:

WLTP-beneficios

 

Preguntas frecuentes sobre el ciclo WLTP:

A continuación, queremos compartir con vosotros algunas de las preguntas de la sección sobre el ciclo WLTP que ha elaborado Peugeot en su web, donde dan respuesta a diversas cuestiones que suelen generar dudas entre los consumidores.

¿Qué es un ciclo de conducción WLTP?

Tanto el consumo como las emisiones de un vehículo, pueden variar en función del estilo de conducción y debido a ello, se ha reunido un gran número de datos que han servido para para establecer la norma y los parámetros del protocolo WLTP. Estos datos ayudan a definir cuatro fases representativas, con cuatro velocidades medias: baja, media, alta y muy alta.

Durante cada una de las fases representativas, se realizan mediciones en situaciones distintas (frenadas, aceleraciones, paradas) y de diversos modos, de forma que se reflejen las situaciones de conducción más frecuentes. Una combinación de las diferentes fases es lo que conocemos como “ciclo de conducción”. Además, también se tiene en cuenta el consumo de combustible en cada una de las cuatro situaciones de conducción, con un valor combinado global para vehículos gasolina, diésel, híbridos e híbridos recargables.

¿Cómo afecta al consumidor el protocolo WLTP?

Desde la entrada en vigor del protocolo WLTP, tanto el consumo de combustible como las emisiones de CO₂ que se indican en la descripción del vehículo, son datos mucho más precisos ya que los valores se obtienen en situaciones de conducción real y teniendo en cuenta las opciones individuales como, por ejemplo: tipo de neumáticos, techo solar, configuración de la carrocería, etc.

Dado que los valores son más reales, por lógica los vehículos equipados con motores de combustión arrojarán mediciones de consumo y emisiones más elevadas, mientras que los vehículos eléctricos, así como los híbridos enchufables, revelarán una autonomía reducida. Este hecho, puede significar un aumento de la cifra de vehículos afectados por tasas e impuestos relacionados con el nivel de emisiones de CO₂. Sin embargo, no está previsto que a corto plazo cambien los sistemas impositivos basados en las emisiones de CO₂.

¿Qué es exactamente un protocolo de homologación?

Un protocolo de homologación es un conjunto de parámetros normalizados, en concreto los llamados “ciclos de ensayo”, que permiten homologar vehículos de acuerdo a la normativa de un país o continente. Gracias a los protocolos de homologación, es posible comparar los consumos y las emisiones de CO₂ entre los diferentes tipos, modelos o versiones de vehículos.

 

Esperamos que hayáis podido despejar todas vuestras dudas sobre estas siglas que tanto están apareciendo en los medios de comunicación últimamente. De igual modo, si tenéis alguna consulta o duda sobre el nuevo ciclo WLTP, podéis dejarnos un comentario y os leeremos encantados.

Todo lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado de combustibles que entrará en vigor en octubre

Todo lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado de combustibles que entrará en vigor en octubre

El próximo 12 de octubre entrará en vigor el nuevo etiquetado de combustibles, con el que diremos adiós a las actuales denominaciones. Entonces ¿van a desaparecer la gasolina 95, la gasolina 98 y el diésel? Evidentemente no, sino que a partir de ese día se llamarán de forma distinta, y de manera adicional a la actual denominación, para poder equiparar los nombres en toda Europa y que, así, cualquier ciudadano de la Unión Europea sepa que combustible debe repostar en su vehículo, independientemente del país en el que se encuentre.

También, desde la entrada en vigor del nuevo etiquetado de combustibles, todos los vehículos nuevos deberán llevar una etiqueta (que por lo general será visible al abrir la tapa que da acceso a la boca de llenado del combustible) donde aparezca indicado el tipo de combustible que admite el vehículo. Las mencionadas pegatinas para vehículos nuevos (ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuadriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros o pesados, autobuses y autocares), tendrán el siguiente aspecto:

etiquetas nuevas combustible en vehículos nuevos

Además de la etiqueta identificativa con el tipo de combustible adecuado para el vehículo, el fabricante deberá indicar este mismo dato en el manual de usuario, así como en los manuales electrónicos que puedan estar disponibles y en el caso de que éstos existan.

 

El nuevo etiquetado de combustibles en vehículos y surtidores de gasolineras

Los combustibles se han dividido en tres grupos: gasolina, gasóleo (diésel) y combustibles gaseosos (hidrógeno o H2, gas natural comprimido o GNC, gas natural licuado o GNL y gas licuado de petróleo o GLP). A cada uno de estos grupos se les ha asignado, según la norma CEN EN 16942, una forma identificativa, de forma que el círculo se utilizará para los combustibles gasolina, el cuadrado para el gasóleo (diésel) y el rombo para representar a los combustibles gaseosos. A continuación, os explicamos detalladamente cada uno de los distintivos:

nuevos códigos de etiquetado de combustible

Combustibles gasolina (círculo):

Los combustibles gasolina serán principalmente de 2 tipos, E5 y E10, en función de su composición. De esta manera, si dentro del círculo encontramos el código E5 tendremos que saber que la “E” significa etanol, mientras que el número 5 indica el porcentaje máximo de etanol que admite el vehículo o en el caso de los surtidores, el porcentaje máximo de etanol que tiene la mezcla de carburante. En aquellos casos en los que el código sea E10, estaremos frente a mezclas con un porcentaje máximo de etanol del 10%. Por tanto, la letra “E” es una abreviatura que indica que la gasolina puede contener una cierta cantidad de etanol y/u otros componentes oxigenados.

También se ha creado la etiqueta E85 que, a pesar de que no es un tipo de combustible muy utilizado en España (pero si en algunos países europeos), se utilizará para aquellos carburantes gasolina cuya mezcla esté compuesta por hasta un 85% de etanol.

Combustibles gasóleo o diésel (cuadrado):

Los combustibles diésel están clasificados en 2 tipos, el B7 y el B10, dependiendo igualmente de su composición. Así pues, la letra “B” se utiliza como abreviatura de biodiesel, mientras que los números 7 o 10 se utilizan para determinar el porcentaje máximo de biodiesel que contenga la mezcla. Por lo general, en España el más utilizado es el B7 y será este el que predominará en la mayoría de surtidores de las gasolineras.

Además, también se ha utilizado el cuadrado con la abreviatura XTL para un tipo específico de combustible diésel parafínico, fabricado a partir de materiales fósiles o renovables y que permite obtener, por síntesis o hidrotratamiento, un combustible muy similar al diésel fósil tradicional.

Combustibles gaseosos (rombo):

Los combustibles gaseosos tendrán sus siglas representadas dentro de un rombo. Por tanto, se utilizarán las siglas H2 para el hidrógeno, CNG para el Gas Natural Comprimido (GNC sería su abreviatura en español, aunque en las etiquetas se usará la denominación europea), LPG para el Gas Licuado del Petróleo (GLP en español) o LNG para el Gas Natural Licuado (GNL en español).

¿Y los vehículos eléctricos?

Por el momento todavía no se ha materializado la forma en la que se etiquetarán los vehículos eléctricos nuevos, pero ya se está trabajando en una norma CEN que ponga en funcionamiento etiquetas aplicables a los vehículos eléctricos y a los distintos tipos de puntos de recarga que existen. La comunicación de la decisión final, se hará pública una vez ésta se haya determinado.

 

¿Qué características tendrán las etiquetas y qué países serán visibles?

Las etiquetas anteriormente descritas, en los vehículos nuevos, tendrán que tener un tamaño de mínimo de 13 milímetros de diámetro cuando estén situadas en la tapa de repostaje de combustible. Además, también debe venir indicado el tipo de etiqueta en el manual de propietario del vehículo. Con respecto a los surtidores de las estaciones de servicio o gasolineras, el tamaño que deberá tener la etiqueta del boquerel tendrá que ser como mínimo de 13 milímetros, mientras que en el surtidor no podrá ser inferior a 30 milímetros.

Las nuevas etiquetas se implementarán en los 28 países miembros de Unión Europea, en los países EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y también en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía, puesto que son miembros del CEN (Comité Europeo de Normalización).

Sobre la aplicación del etiquetado de combustibles en Reino Unido, todavía no se ha especificado nada ya que es el país quién debe decidir la manera en la que se aplicarán las normas de la Unión Europea tras el Brexit. No obstante, dado que los vehículos que salgan de fábrica deberán contar con sus correspondientes etiquetas, es probable que finalmente las estaciones de servicio del Reino Unido se sumen al etiquetado de combustibles europeo.

 

¿Cómo saber qué combustible repostar en tu vehículo a partir del 12 de octubre?

Está claro que, no hay lugar a dudas entre las etiquetas que sirven para identificar los combustibles y las que sirven para los diésel o combustibles gaseosos. Sin embargo, existen muchas dudas acerca de qué tipo de gasolina o gasóleo elegir ya que las denominaciones nuevas no tienen nada que ver con las antiguas. Lo más conveniente, es que como propietarios de un vehículo nos informemos en el servicio oficial o en las estaciones de servicio del combustible que debemos escoger, para seguir repostando el mismo tipo de mezcla que hayamos utilizado hasta el momento.

En varios medios de comunicación, como por ejemplo AutoBild, hemos podido ver una imagen o tablas con las equivalencias entre las denominaciones que encontramos actualmente en los surtidores y las nuevas nomenclaturas que entrarán en vigor el 12 de octubre. Quizás, a nosotros nos ha creado más dudas de las que nos ha despejado, sobre todo con la gasolina de 95 octanos, pues en los surtidores de Cepsa parece su denominación será E5, mientras que en los de Repsol E10 (de acuerdo con la actualización que hemos publicado a continuación de las imágenes, parece que tendremos que esperar para saber si las etiquetas indicadas en la equivalencia se corresponden con las actuales denominaciones que aparecen en los surtidores de las estaciones de servicio) . Os dejamos una imagen con las equivalencias de la tabla, para que podáis valorar la información vosotros mismos: Podéis consultar las equivalencias compartidas por varios medios de comunicación en el enlace a AutoBild que hemos dejado al inicio del párrafo. Por nuestra parte, una vez entre en vigor el nuevo etiquetado, mostraremos cómo se ha añadido cada etiqueta en los surtidores de las principales distribuidoras de combustible en nuestro país.

 

Actualización 5/09/2018 a las 14:15 > Tras habernos puesto en contacto y haber hablado con Alicia Hernández (Responsable del Departamento de Prensa de Repsol) y con Inés Cardena (Directora de Comunicación y Asuntos Legales AOP), podemos afirmar que las actuales denominaciones que encontramos en los surtidores de las estaciones de servicio no van a ser eliminadas, sino que simplemente se complementarán con las nuevas etiquetas, de manera que el consumidor pueda comprobar la compatibilidad entre su vehículo y los carburantes suministrados, pero sin que cambie el producto a ojos de éste. Así lo manifestaron AEVECAR, AOP, CEEES y UPI en una nota de prensa aclaratoria emitida el pasado 10 de julio de 2018.

 

¿Y si, con las nuevas etiquetas, te equivocas al repostar?

La diferencia actual que existe entre el cuello de llenado de un vehículo gasolina y un diésel, hacen imposible que se reposte diésel en un vehículo gasolina, ya que el boquerel de un surtidor de gasóleo siempre será mayor en diámetro.

Las organizaciones ACEA, ACEM, ECFD, Fuels Europe y UPEI, han elaborado junto con las asociaciones que representan a los fabricantes de vehículos europeos, unos dípticos informativos sobre el cambio y la introducción del nuevo etiquetado de combustibles: uno dirigido a los operadores (concesionarios, fabricantes, petroleras y estaciones de servicio) y otro dirigido a los consumidores. Pues bien, en ninguno de ellos se aclara que puede pasar y, es más, como veréis si visitáis el enlace anterior, se traslada la responsabilidad del error al consumidor, quien debe ser conocedor de qué combustible admite su vehículo y de informarse sobre la idoneidad de uso de uno u otro, de acuerdo con las especificaciones del fabricante.

Así mismo, volvemos a hacer hincapié en la importancia que tiene consultar antes de que llegue la fecha con el fabricante del vehículo o en la misma estación de servicio, la equivalencia de las nuevas nomenclaturas con respecto a las antiguas y, sobre todo, teniendo en cuenta el tipo de combustible que se haya repostado en el pasado.

 

Actualización 05/09/2018 a las 14:15 > Tal y como hemos aclarado en la actualización anterior, parece que las estaciones de servicio seguirán manteniendo las actuales denominaciones (gasolina 95, gasolina 98 y diésel) en los surtidores de sus instalaciones y que las nuevas etiquetas servirán solo para complementar la información que aparece en los mismos. Por tanto, es una medida complementaria que no afectará en absoluto a los propietarios de vehículos comprados antes de la entrada en vigor de esta normativa, pues tanto en el surtidor como en los mostradores de atención al cliente, podrán seguir haciendo referencia al carburante utilizado hasta el momento y que, por tanto, es el adecuado para su vehículo.

 

Desde RO-DES, pensamos que es un cambio importante y que por parte del Gobierno no se ha realizado una debida campaña informativa para los ciudadanos. Además, la ambigüedad de las equivalencias sigue induciendo a errores que, llegado el 12 de octubre (día que además es festivo en España), no deberían existir. Hemos enviado consultas a los principales distribuidores de carburante en nuestro país (Repsol, BP, Cepsa, Shell y Galp), por lo que iremos actualizando hemos actualizado la información del artículo de acuerdo a las respuestas y aclaraciones que hemos recibido. Nosotros, de momento, aún no tenemos nada ya tenemos claro el tema… ¿y vosotros? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

¿Un radar para detectar el uso del móvil al volante? De momento, la multa podría llegar a restar 6 puntos del carnet

¿Un radar para detectar el uso del móvil al volante? De momento, la multa podría llegar a restar 6 puntos del carnet

El uso del móvil al volante, es cada vez un problema más generalizado y se ha convertido en una de las principales causas de siniestralidad en carretera. Manejarlo durante la conducción, es tremendamente peligroso y provoca distracciones que, en el peor de los casos, acabará en accidente. Raro es el día en el que no te pares en un semáforo, mires a tu alrededor y veas como más de la mitad del resto de conductores está con la mirada fija en la pantalla de su teléfono. Peor es cuando te percatas de ello mientras circulas por carreteras convencionales, autovías o autopistas, dado que el vehículo circula a velocidades bastante más elevadas.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), responder una llamada nos lleva 8 segundos, marcar un número de teléfono nos distrae 13 y escribir un mensaje de texto nos puede costar 20 segundos, tiempo en el que un vehículo que circula a 100 km/h recorre 550 metros, sin que el conductor esté atento al tráfico.

Un radar que detecta el uso del móvil al volante

De momento, tal y como describe La Vanguardia en su artículo, se trata de una medida disuasoria que se ha implementado en el Condado de Norfolk (Reino Unido) por el equipo de Seguridad Vial y que ha sido desarrollado en colaboración con la empresa local de seguridad Westcotec. De acuerdo a la información publicada en la página web de Westcotec sobre este nuevo dispositivo, el sistema se compone de un sensor capaz de detectar vehículos en los que hay señales de teléfono 2G, 3G y 4G activas, y un letrero o panel de advertencia LED ubicado a una corta distancia a lo largo de la carretera.

Siempre que la activación cumpla con ciertos parámetros predeterminados, el sensor detectará si el conductor está utilizando un teléfono móvil para realizar llamadas, enviar un mensaje de texto, o manejar aplicaciones que consuman datos, activando en caso afirmativo el panel de advertencia. Este letrero LED, muestra el ícono de un teléfono móvil iluminado dentro de un círculo rojo brillante y una línea roja diagonal, como si de una señal de prohibición se tratara.

Actualmente, se trata de un dispositivo puramente educativo (similar a los radares que actualmente hay en muchas poblaciones españolas y que tan solo disuaden al conductor, advirtiéndole de la velocidad a la que circula y de si ésta es superior o no a la permitida), que avisa al infractor y es capaz de identificar cuando éste conduce a la vez que utiliza su teléfono móvil.

No obstante, hay que tener en cuenta que de momento esta tecnología no es perfecta y aunque si es capaz de identificar los casos en los que se está utilizando un controlador por Bluethooth para eludir la advertencia, no es totalmente eficaz a la hora de diferenciar si es el conductor o uno de los pasajeros quien realmente está manipulando el dispositivo.

Estos “radares” disuasorios sirven, por ahora, para que los conductores tomen conciencia de sus actos y de la peligrosidad que éstos entrañan, por lo que su ubicación puede variar pasado un determinado periodo de tiempo. Además, los datos que el radar recoja también servirán a las fuerzas de seguridad, quienes podrán reforzar la vigilancia en los puntos más conflictivos.

usar el móvil mientras se conduce

La DGT podría elevar de 3 a 6 puntos la sanción por utilizar el móvil al volante

Pere Navarro, como nuevo director de la Dirección General de Tráfico (DGT), ya ha manifestado su intención de endurecer las sanciones que más se repiten y que son más peligrosas, como las distracciones producidas por el uso del móvil al volante. Así, en la entrevista que concedía el pasado 30 de julio a la Cadena Ser (y que podéis escuchar desde el enlace anterior) dejó claro que, por delante de la velocidad, el alcohol o las drogas, las distracciones son la principal causa de accidentes mortales.

También puso el foco de atención en la necesidad de reconsiderar algunas cuestiones del carnet por puntos, el cual ya lleva 12 años en funcionamiento y que, en comparación con los sistemas empleados en otros países, debería haberse revisado al cumplir los 10 años de antigüedad. Tal y como mencionan en el artículo publicado en Motorpasión, la multa actual por utilizar el móvil mientras se conduce asciende a los 200€ y conlleva la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

El director de la DGT, Pere Navarro, desvelo en la entrevista que la sanción podría elevarse aumentando la cifra de puntos perdidos de 3 a 4 o 6, puesto que es una cuestión de “máxima alarma” en nuestra sociedad. Esto supondría que, respecto a la normativa actual, hablaríamos de entre 2 y 3 puntos más, algo que ya se está debatiendo en Gobierno. En caso de que la propuesta llegase a buen puerto, la sanción por utilizar el móvil conduciendo se equipararía a infracciones muy graves, como es el caso de conducir con una tasa superior a 0,50 mg/l de alcohol en sangre (0,30 mg/l para profesionales o nóveles), circular bajo los efectos de las drogas o los estupefacientes, negarse a realizar la prueba de alcohol o drogas, conducir con inhibidores o detectores de radar o la conducción temeraria, entre otras.

Navarro, también ha sido crítico con el uso de los dispositivos de manos libres que, pese a estar permitidos, también provocan distracciones que reducen la atención que se presta a la carretera, manifestando lo siguiente: “Los que trabajamos en seguridad vial decimos que esta tecnología no ha sido una buena idea, pero la industria nos pasó por encima”.

 

¿Estáis de acuerdo con la propuesta del nuevo Director de la DGT? ¿Qué opináis del hecho de que cada vez sean más los conductores que se distraen por utilizar el móvil mientras están conduciendo? ¿Y del uso de los dispositivos de manos libres al volante? ¡Dejadnos vuestros comentarios!