¿Tienes un coche viejo que no usas? Estos son los motivos para darlo de baja definitiva antes del 31 de diciembre


En diciembre de 2021 se enviaron al desguace un 43% más de vehículos que en los anteriores once meses del año, manteniéndose la tendencia de ser el momento en el que más bajas definitivas en la DGT se tramitan.

Las modas siempre vuelven, o eso dicen. Y aquí, precisamente, de estilos no vamos a hablar, pero sí de una tendencia que se repite cada año en el sector automovilístico y que está directamente relacionada con el número de vehículos que se reciclan anualmente tras haber sido depositados en los CATVs (Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos), comúnmente conocidos como desguaces.

Si sois seguidores de nuestro blog, seguro que este no es un tema nuevo para vosotros pero, como cada año, nuestro deber es recordar que diciembre es el “Rey” de las bajas definitivas en los desguaces. De esta forma, pretendemos dar un empujoncito a aquellos conductores que tienen un coche viejo parado y cuyos costes de mantenimiento resultan inútiles si no se pretende devolverlo a la circulación.

La estacionalidad en la entrega de vehículos a los desguaces

¿Por qué diciembre es el mes del año en el que más vehículos son entregados en las instalaciones de los Centros Autorizados de Tratamiento (CATV) españoles? Este hecho tiene una explicación bastante sencilla y que, dada la situación económica de muchas familias, no carece de sentido: En diciembre finaliza el periodo impositivo del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

Y ¿Qué implica esto? Más fácil todavía, pues aquellos vehículos que se den de baja definitiva en los registros de la Dirección General de Tráfico (DGT) durante el año en curso, no volverán a recibir por parte de la administración correspondiente (los Ayuntamientos en este caso) el requerimiento para hacer frente a la siguiente cuota de la anteriormente mencionada tasa municipal y que popularmente conocemos como Impuesto de Circulación.

Estacionalidad de las bajas en diciembre

El mes de diciembre, en cifras

Así, en 2021, se entregaron para ser desguazados en las instalaciones de los CATV un total de 727.270 vehículos (entre turismos, vehículos industriales de menos de 3.500 Kg y todoterrenos o 4×4), concentrándose casi el 14% de las operaciones en el mes de diciembre, donde fueron dados de baja definitiva por los desguaces un total de 101.068 unidades.

En comparación con otros meses, en donde cuantía de los vehículos depositados en los CATV asciende hasta los 56.927, el incremento producido durante el mes de diciembre de 2021 se eleva hasta el 43%.

Pero como hemos mencionado al inicio de este artículo y conforme a lo ya explicado en 2021, la estacionalidad en este tipo de gestiones es casi ya legendaria en nuestro sector, pues no hay nada más que ver las estadísticas publicadas por Sigrauto, donde se evidencia que diciembre es, de lejos, el mes del año con más actividad y demanda del servicio de bajas definitivas proporcionado por los desguaces.

Y es que tras analizar la línea ascendente de todas las gráficas relativas a los últimos 15 años, podemos afirmar que, ni siquiera en aquellos en los que los planes gubernamentales para renovar el parque automovilístico funcionaban (no como el MOVES), y recordando al viejo PIVE que acumuló hasta 8 convocatorias, se ha roto esta tendencia.

Antonio Fernandez, nuestro compañero del Departamento de Bajas y Tasación de vehículos, lo tiene claro: “Diciembre es una locura. Hay días que no podemos atender todas las solicitudes que recibimos y en ciertas provincias la disponibilidad del desguace para retirar el vehículo está prácticamente comprometida tras el puente de la Inmaculada. Siempre intentamos advertir a los clientes para que no se esperen hasta el último momento, pero aun así quedan personas a las que nos resulta imposible garantizar el servicio”.

¿Y por qué mencionamos solamente a los “coches viejos” en el título de nuestro artículo? Básicamente esto tiene que ver con la antigüedad de los vehículos que se reciben en los desguaces, la cual ha aumentado, elevando la media casi hasta los 20 años desde la fecha de la primera matriculación y que, con respecto a 2016, supone un incremento de más de 2 años en turismos, industriales de hasta 3.500 Kg y todo terrenos.

Este hecho, según las cifras publicadas también por Sigrauto, ha provocado que los 3 automóviles que más se desguazasen en 2021 por los CATV españoles, fuesen el Citroën Xsara (18.096 unidades), el Peugeot 206 (17.435 unidades) y el Renault Megane (14.540 unidades), estos últimos de primera generación. Modelos que, a día de hoy, están cercanos a los 20 años de antigüedad o ya los han cumplido.
coches más recibidos por los CATV en 2021

Otros beneficios económicos asociados al trámite de baja definitiva

Además de la mencionada ventaja sobre el IVTM, también se accede a otros beneficios relacionados con el ahorro, pues en caso de contar con una póliza de seguros vigente, no será necesario renovarla cuando finalice el periodo, siendo posible descontar la parte no disfrutada de la prima en caso de asegurar otro vehículo a nombre de quien fuese el tomador. Con respecto a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), no será necesario renovarla en caso de estar caducada o de tener que superarla próximamente.

Pero esto no es todo, y es que no solo son los gastos “oficiales” lo que el propietario de un vehículo en desuso se ahorraría si lo diese de baja antes de finalizar el año, sino que también podrá prescindir de los extraoficiales, como por ejemplo:

  • El gasto asociado al alquiler de una plaza de garaje, en caso de disponer de esta.
  • El coste del combustible.
  • Las visitas necesarias al taller para realizar el mantenimiento o la puesta a punto del vehículo.

Como veréis, deshacerse de un vehículo antes de que finalice el año, repercute directamente en la economía familiar, reduciendo los gastos asociados al mantenimiento del mismo y, con ello, permitiendo olvidarse en el futuro de determinados desembolsos a los que necesariamente hay que hacer frente sin que importe el estado o el uso que se le esté dando.

¿Qué hay que tener en cuenta para dar de baja definitiva un coche?

A la hora de solicitar, a través de un desguace, la retirada de un vehículo a sus instalaciones y el trámite de baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT), hay que tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales que, en determinadas situaciones, pueden suponer un inconveniente para que la gestión sea completada satisfactoriamente. En este sentido, destacamos los siguientes casos:

  • El vehículo no existe o no se conoce su paradero: El titular tendrá que pedir cita previa en su Jefatura de Tráfico y solicitar allí la baja definitiva del vehículo, explicando los motivos que le han llevado a esta situación y siempre que pueda demostrarse la presunta no existencia o circulación del vehículo.
  • El coche está total o parcialmente desguazado: Aunque la baja definitiva de cualquier vehículo ha de tramitarse en un CATV, estos no tienen obligación de retirar, mediante su servicio de grúas, aquellos que se encuentren desguazados o hayan sido desmontados sin autorización. Con la Ley en la mano, el Real Decreto 265/2021 establece que la “entrega no supondrá coste alguno para su titular cuando el automóvil al final de su vida útil carezca de valor de mercado o este sea negativo, siempre que contenga, al menos, la carrocería y el grupo motopropulsor, y que no incluya otros elementos no pertenecientes al mismo ni se le haya realizado ningún tipo de operación previa de desmontaje de componentes, partes o piezas”.
  • La documentación del vehículo se ha extraviado o ha sido robada: Este tipo de situaciones son muy comunes, de hecho tenemos una sección específica para ellas dentro de nuestro apartado informativo sobre nuestro servicio de retirada al desguace y baja definitiva de vehículos. Tan solo será necesario descargar y aportar la declaración jurada de extravío o una copia de la denuncia, junto con el resto de la documentación necesaria para dar de baja el coche.

También es importante, si se pretende que la baja definitiva del vehículo se formalice en 2022, iniciar la gestión con el CATV lo antes posible, ya que tras los festivos nacionales de las primeras semanas de diciembre, muchos desguaces españoles tienen ya comprometido el 50% o 60% del servicio de cara a final de año.

¿En la DGT aparece a tu nombre un coche que regalaste o vendiste hace años y no sabes cómo darlo de baja? En RO-DES recibimos numerosas consultas en este sentido, por lo que os explicamos el procedimiento a seguir en estos casos en este otro artículo de nuestro blog.

Cómo asegurar la retirada al desguace antes de que termine el año

Como en muchos otros aspectos cotidianos, no hay nada seguro en esta vida. Sin embargo, en RO-DES queremos garantizar a nuestros clientes que su vehículo será depositado en un desguace homologado y dado de baja definitiva en los registros de la DGT antes del 31 de diciembre de este año.

Para ello, es importante conocer cómo funciona nuestro procedimiento interno para gestionar este tipo de solicitudes y que, principalmente, podemos dividir en tres fases:

  • Recepción de la solicitud: Cuando el cliente contacta con nosotros realizamos la apertura de su expediente, para lo que es imprescindible que nos proporcione la matrícula, datos del vehículo y su ubicación.
  • Coordinación con el CATV: Seleccionamos el CATV con mejor disponibilidad según ubicación, nos aseguramos de que el cliente reúna la documentación correcta y coordinamos la retirada del vehículo con el departamento de grúas del desguace.
  • Cierre del expediente: Verificamos con el CATV que el procedimiento ha sido realizado correctamente y, en caso afirmativo, realizamos el cierre del expediente enviando al cliente una petición final que le permitirá evaluar el servicio.

Conociendo las etapas que son necesarias para procesar la solicitud de cada cliente, los requisitos que hay que reunir para que el vehículo pueda ser traslado al CATV mediante su servicio de grúas, así como todo lo relativo al papeleo, podemos saber que, aunque se trata de un proceso relativamente rápido, no siempre es inmediato.

Tal y como hemos comentado en líneas anteriores, la actividad en los desguaces aumenta en este último mes del año hasta en un 60% (en 2021 el aumento fue del 43%) y, pese a que muchos de nuestros colaboradores realizan la contratación de personal extra para intentar atender la mayor parte de las solicitudes, siempre hay rezagados que esperan a la última semana del año, por lo que resulta imposible garantizar el servicio.

 

¿Conocías las repercusiones de dar de baja un vehículo antes de que finalizar el año? ¿Alguna vez has gestionado este trámite a través de un CATV? Si es así, seguro que ya conoces toda la información que contiene el Certificado de Destrucción o cómo verificar la validez del justificante de baja definitiva entregado por el desguace. En caso contrario, simplemente haz clic en los enlaces anteriores o ¡Déjanos tu comentario en el post!

Las 10 infracciones más peligrosas en moto y las multas que te pueden poner


Circular en moto requiere mayores exigencias que cuando nos ponemos al volante de otro tipo de vehículos, como por ejemplo un automóvil. Es por ello por lo que, para evitar conflictos y accidentes, es necesario conocer la normativa y respetarla.

De acuerdo con las estadísticas que la Dirección General de Tráfico (DGT) recopila para realizar sus balances de siniestralidad anuales, en 2020, el 23% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico fueron motoristas ¿Sabías que este medio de transporte supone aproximadamente un 10% del parque automovilístico actual?

Al igual que en otros tipos de vehículos, las motocicletas también están incorporando progresivamente ciertos ADAS (Sistemas de Ayuda a la Conducción) con el fin de incrementar la seguridad de los usuarios. Las motocicletas en circulación que equipan, por ejemplo, un ABS, ya superan el 20% del total. Sin embargo, además de mejorar la seguridad en los vehículos de dos ruedas, debe de ir ligado al cumplimiento de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, así como de la normativa establecida en el Reglamento de Circulación.

Entonces ¿Qué conductas deben mejorar los motoristas? ¿Cuáles son las infracciones que más cometen? ¿Cómo enfrentarse a la conducción cuando la meteorología no acompaña? ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

Siniestralidad de los motoristas

Seguridad Vial: Lo que los motoristas deben tener en cuenta

Teniendo en cuenta las recomendaciones incluidas en la Guía de Seguridad Vial de los Motoristas elaborada por Midas (en colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Fundación PONS) el primer punto a tener en cuenta por los motoristas a la hora de incrementar su seguridad en carretera es contar con el equipamiento adecuado.

Para ello, será imprescindible circular haciendo uso de un casco homologado que sea adecuado a la talla del usuario, que esté siempre abrochado y que cuente con sistema de ventilación y una visera clara. Además, también es aconsejable utilizar otros accesorios o equipación específica para motoristas como guantes, calzado o ropa especial, que proporcionen resistencia a la abrasión, protejan contra el frío y la lluvia, así como protección ante los posibles golpes.

Pero esto no es todo, y es que una buena equipación no será suficiente si no se conocen las distintas técnicas de conducción segura y preventiva, basadas en tres principios realmente determinantes cuando a siniestros en carretera nos referimos:

  • Visión: Las técnicas de visión recomiendan observar los espejos retrovisores regularmente, no olvidar los ángulos muertos y mirar “a lo lejos” para, no solo ser consciente de lo que sucede en nuestro espacio de circulación actual, sino también en las zonas por las que circularemos unos segundos más tarde.
  • Anticipación: Las técnicas de anticipación sirven para prever los movimientos del resto de conductores que ocupan la vía para que, en caso de producirse un imprevisto, tengamos el suficiente espacio y podamos evitar el riesgo. Para ello, tendrán que aplicarse las siguientes reglas:
    • Desconfiar del resto de conductores.
    • Adaptar nuestra conducción a las circunstancias.
    • Estar siempre preparado para actuar.
    • Hacerse ver para que el resto de usuarios puedan anticiparse a nosotros.
  • Espacio: Las técnicas de gestión del espacio ayudan a que se respeten las distancias de seguridad y prevenir colisiones. Para ello, hay que tener bien claros los tres escenarios principales:
    • Espacio delantero.
    • Espacio trasero.
    • Espacio lateral.

Así mismo, es importante saber que los núcleos urbanos y las ciudades son los lugares en los que más situaciones de conflicto se producen, así como ser conscientes de la peligrosidad que tienen las intersecciones, pues son donde más accidentes con motos se registran.

Las 10 infracciones más peligrosas de los motoristas

A estas alturas, seguro que para muchos de nosotros está claro que las motocicletas o los ciclomotores son el vehículo perfecto para hacer más prácticos y ágiles los desplazamientos en zonas urbanas. Sin embargo, al no disponer de una estructura o carrocería que proteja directamente al conductor o sus pasajeros, el riesgo es más elevado en comparación con otros vehículos.

Por este motivo, para circular sobre un vehículo de dos ruedas es necesario hacerlo con cierto nivel de concentración, así como anticiparse de manera continua y cumplir estrictamente con las normas de circulación. También es imprescindible que el vehículo se encuentre en buen estado, pues como vimos el pasado mes de octubre, 1 de cada 3 vehículos siniestrados tenía averías previas al accidente.

¿Sabías que hay 10 tipos de infracciones muy frecuentes en los motoristas y que implican un riesgo verdaderamente elevado? La DGT ha compartido las mismas en el Número 248 de su Revista de Tráfico y Seguridad Vial, donde deja claro que no realizar estas maniobras antirreglamentarias evitará multas de Tráfico pero, sobre todo, aumentará la seguridad de quienes se desplazan en un vehículo de este tipo.

Las 10 infracciones más peligrosas de los motoristas

Adelantar sin separación

Distanciarse lateralmente con el vehículo que pretendemos adelantar es obligatorio para todos los conductores, independientemente de si circulan en motocicleta u otros tipos de vehículos. En carretera, donde la velocidad es más elevada, la distancia lateral ha de ser de, al menos, 1´5 metros. De esta manera, tendremos margen para evitar posibles conflictos con otros vehículos y que principalmente se suceden debido a distracciones, la falta de observación y previsión o maniobras inesperadas.

No olvidéis que realizar adelantamientos de forma indebida puede acarrear multas de hasta 200 euros.

Velocidad inadecuada

Es importante adaptar nuestra velocidad a las circunstancias de la vía, pero todavía es más relevante si circulamos en moto, ya que, tanto los excesos como la falta de velocidad, puede ser determinante a la hora de evitar caídas o, en el peor de los casos, un fatal accidente ¿Sabíais que la velocidad inadecuada es el principal motivo que causa víctimas en los accidentes en moto? Así sucede hasta en el 23% de los siniestros en carretera.

Circular por el arcén

¿Cuántas veces habéis visto alguna moto circulando por el arcén y habéis pensado que sería una suerte manejar un vehículo de este tipo cuando estáis en una retención? Nada más lejos de la realidad.

Circular por el arcén está prohibido, se considera infracción grave y puede ser sancionado con hasta 200 € de multa, siempre y cuando no se trate de una emergencia o lo estemos haciendo a una velocidad anormalmente reducida que pueda molestar a otros conductores.

Adelantar por la derecha

En nuestro anterior artículo sobre adelantamientos, ya os hablamos ampliamente sobre la prohibición de realizarlos utilizando el carril derecho, así como de la diferencia entre adelantar y rebasar.

Poniéndonos en situación, es importante que tengáis en cuenta que se trata de maniobras verdaderamente peligrosas ya que los motoristas son usuarios de la vía menos visibles y que pueden quedar ocultos tras los puntos muertos del vehículo ¡No os la juguéis a la hora de adelantar a otros conductores! Hacerlo de manera indebida, como hemos visto en el primer punto de la lista, será sancionado con hasta 200 euros.

Cambios de sentido no permitidos

Los cambios de sentido has de realizarse en zonas permitidas, seguras y que ofrezcan la suficiente visibilidad. Además, siempre se deben señalizar con la suficiente antelación para que no supongan un riesgo para otros conductores, por lo que quedan terminantemente prohibidos en: Pasos a nivel, túneles, autopistas y autovías (este tipo de vías incorpora zonas especialmente habilitadas a este fin), curvas y cambios de rasante con visibilidad reducida.

Realizar un cambio de sentido en un lugar no permitido, se considera infracción grave y se sanciona económicamente con multas de 200 euros.

No llevar las luces encendidas

Para explicar porqué las motos deben llevar siempre las luces de cruce encendidas, solamente tenemos que leer el Artículo 104 del Reglamento General de Circulación, donde se expone lo siguiente: “Deberán llevar encendidas durante el día la luz de corto alcance o cruce las motocicletas que circulen por cualquier vía objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial”.

La iluminación, tanto frontal como trasera, hace más visibles a este tipo de vehículos, por lo que incumplir la normativa y circular con las luces de cruce apagadas puede ser sancionado con multas de 200 euros.

Zigzaguear entre los coches

Es una práctica bastante habitual, aunque no por ello correcta. Las motocicletas, al igual que el resto de ocupantes de la vía, han de circular por el centro del carril que les corresponda, de manera que sean lo más visibles posibles para el resto de conductores.

Avanzar entre vehículos -acción también conocida por el término “zigzaguear”- sin mantener la separación adecuada es muy arriesgado y, al igual que el resto de maniobras prohibidas mencionadas en este artículo, está perseguido y sancionado por las autoridades competentes en materia de Tráfico y Seguridad Vial.

Estacionar encima de la acera

Por lo general, está prohibido estacionar en aceras, paseos y zonas peatonales y esta norma no solo afecta a las motocicletas y los ciclomotores, sino a cualquier tipo de vehículo. Sin embargo, la normativa asociada al estacionamiento en la vía pública está regulada por los Ayuntamientos de cada municipio, por lo que es importante ser conocedor de lo que dictan las Ordenanzas Municipales en este sentido.

Muchos Ayuntamientos, para que no se entorpezca ni se ponga en riesgo el tránsito de peatones, prohíben a las motocicletas aparcar encima de las aceras ¡Revisa la normativa en tu localidad!

Cometer excesos de velocidad

¿Pensabais que los excesos de velocidad estarían en el primer puesto del ranking de infracciones cometidas por los motoristas? Pues así es, aunque en esta lista aparezcan en penúltimo lugar, ya que suman casi el 50% de las faltas detectadas en accidentes de tráfico con víctimas.

Conducir una moto puede proporcionar al usuario una falsa sensación de agilidad y maniobrabilidad, lo que en numerosas ocasiones se convierte en excesos de velocidad pese a los bulos que en Internet circulan sobre este tema.

Procurad ser conscientes de lo que lleváis entre las manos, sobre todo en zonas residenciales, pasos de peatones y alrededores de colegios o mercados, un exceso de velocidad en un atropello puede ocasionar fatales consecuencias.

Invadir el sentido contrario

Por pretender avanzar de manera rápida, sobre todo cuando se trata de zonas colapsadas por el tráfico, muchos conductores de moto pueden verse tentados de hacerlo utilizando el sentido contrario. Sin embargo, y aunque se trate solo de unos pocos metros, esta maniobra es peligrosísima y se considera infracción, por lo que se sanciona con hasta 500 euros de multa y la retirada de 6 puntos en el carnet de conducir.

¿Cómo conducir en moto cuando hay meteorología adversa?

Volvemos a la Guía de Midas para recuperar algunos consejos relacionados con la seguridad de los motoristas en caso de meteorología adversa. Y es que, dada la época del año en la que nos encontramos, es posible que muchos usuarios de vehículos de dos ruedas se vean sorprendidos por el mal tiempo en sus desplazamientos diarios.

No hay duda de que el número de accidentes con víctimas es mayor en vías urbanas que en las interurbanas, pues en las primeras suelen producirse más situaciones de conflicto debido a que los vehículos comparten espacio con los peatones.

Por este motivo es importante tener en cuenta también la meteorología ya que, las condiciones adversas, implican una menor adherencia, incrementan la distancia de frenado y reducen considerablemente la visibilidad. Por este motivo, es necesario:

  • Disminuir la velocidad y adaptarla a las circunstancias.
  • Incrementar la distancia de seguridad con otros vehículos.
  • Aumentar la frecuencia de los descansos en caso de desplazamientos largos.

 

Si queréis ver más consejos para conducir de forma segura en moto, haced clic en el link anterior ¿Os imaginabais que las mencionadas en el artículo eran las infracciones más cometidas por los usuarios de vehículos de dos ruedas? ¿Alguna vez os han pillado realizando alguna de estas maniobras prohibidas? ¡Contadnos vuestras experiencias en los comentarios!

Adelantamientos en carretera: Lo que debes saber para que la DGT no te multe


Los adelantamientos son una de las maniobras más peligrosas en carretera, por lo que es esencial conocer la manera adecuada de llevarlos a cabo, así como los lugares en los que está permitido adelantar y las excepciones o sanciones que la Dirección General de Tráfico (DGT) puede imponer a quienes los realicen de forma indebida.

Los conductores compartimos distintos espacios a la hora de circular con nuestros vehículos, por lo que es realmente necesario saber cómo desplazarnos de manera ordenada para no poner en riesgo nuestra seguridad.

Cómo usar adecuadamente los carriles al circular

Mantener una trayectoria predecible, señalizar los cambios de carril haciendo uso de los intermitentes y con la suficiente antelación, respetar las prioridades de paso o conocer con exactitud la normativa asociada a cada tipo de maniobra, son algunas de las buenas prácticas que todo usuario debería aplicar para circular de forma segura.

Por norma general, y siempre que no se vayan a realizar maniobras, debe circularse siempre por el carril derecho, manteniendo la separación adecuada con el resto de vehículos que en ese momento estén ocupando la vía. Se podrá sancionar el uso de otros carriles distintos al derecho, siempre y cuando esté se encuentre disponible para su circulación, pues -Según el Art.30 del Reglamento General de Circulación– esta acción será sancionada con multas de 200 euros.

Podemos aplicar las pautas anteriormente mencionadas siempre que circulemos por autopistas, autovías o carreteras convencionales con más de un carril para cada sentido de la circulación. Ahora bien ¿Ocurre lo mismo en ciudades y núcleos urbanos? Lo vemos a continuación.

Cuando nos encontremos circulando por vías urbanas, tendremos que utilizar el carril más conveniente en función de nuestro destino. Es decir, si estamos circulando por dentro de una población y nos encontramos con más de un carril para nuestro sentido, podremos escoger aquel que mejor se ajuste a nuestras necesidades, teniendo en cuenta que los cambios de carril más frecuentes en este tipo de vías están motivados por:

  • Adelantamientos
  • Estacionamientos
  • Giros
  • Cambios de dirección

Cómo usar los carriles en carretera según la DGT

Por ello, mientras circulamos (e independientemente del carril en el que nos encontremos) tendremos que estar atentos a las marcas de señalización vial y tener en cuenta, según publica la DGT en el número 246 de su Revista de Tráfico y Seguridad Vial, que:

  • En vías interurbanas y fuera de poblado, se ha de circular siempre por el carril de la derecha ya que hacerlo por el central entorpece al resto de usuarios, que deben cambiar de carril en repetidas ocasiones para realizar una adelantamiento.
  • Si los carriles se reducen en número, y para evitar los conflictos típicos del “embudo”, hemos de situarnos en el carril derecho, dando prioridad de paso a los usuarios que ya se encuentren en este.
  • Si vamos a realizar un giro y estamos situados en el carril central, intentaremos no cortar la trayectoria de quienes circulan por el carril izquierdo, observando las marcas viales y cambiándonos de carril en el momento adecuado.
  • Cambiar de carril continuamente, haciendo Zigzag entre vehículos, es molesto para otros conductores y puede provocar alcances debido a la falta de separación.
  • Si los carriles no están bien delimitados o no hay marcas viales, tendremos que observar bien por los retrovisores, mantener la trayectoria y la separación (frontal y lateral) con el resto de automóviles.

¿Qué es un adelantamiento?

Para definir este término, y de acuerdo con lo publicado en el Capítulo VII sobre Adelantamientos en el Reglamento General de Circulación, consideraremos adelantamiento a toda aquella maniobra que implique sobrepasar a otro vehículo que esté utilizando nuestro mismo carril y sentido de circulación, a una velocidad inferior a la nuestra.

Se trata de una acción que, de no realizarse adecuadamente, puede poner en riesgo a otros usuarios de la vía. Por ello, el adelantamiento solo deberá llevarse a cabo en aquellas situaciones en las que exista suficiente visibilidad, así como teniendo en cuenta los lugares y tramos en los que la maniobra está permitida.

Adelantamientos seguros: Así debes realizarlos

Siempre que planifiquemos con suficiente anticipación el adelantamiento y lo realicemos de la manera correcta, la maniobra no tiene por qué ser peligrosa. Sin embargo, y en especial en aquellas vías en las que resulta imprescindible ocupar el carril contrario para adelantar, hemos de ser breves y ocupar el mínimo espacio posible.

La observación será, por tanto, una las acciones más importantes que el conductor deberá realizar si pretende llevar a cabo un adelantamiento de forma totalmente segura. Además, otra de las claves para adelantar minimizando los riesgos que de por sí ya tiene una maniobra de este tipo, será señalizar al resto de conductores nuestra intención de llevarla a cabo mediante el uso de los intermitentes.

Mantener la distancia de seguridad y adaptar nuestra separación con el vehículo al cual precedemos en aquellos casos en los que queramos realizar un adelantamiento, también es una de las reglas de oro que todo conductor debería seguir, pues de esta forma nos aseguramos de tener una buena visibilidad.

Con respecto a quienes vayan a ser adelantados por otros conductores, cabe mencionar que la Dirección General de Tráfico (DGT) pide su máxima colaboración durante la maniobra y que se ciñan al borde derecho de la calzada, sin aumentar su velocidad o disminuyéndola en aquellos casos en los que pueda producirse una situación de peligro.

Cómo adelantar de forma segura

Puedes ampliar la información sobre cómo realizar adelantamientos de forma segura en el artículo “Pensar despacio, adelantar rápido” que la DGT publicó en el número 215 de su Revista de Tráfico y Seguridad Vial, y gracias al cual nos hemos inspirado para elaborar la infografía anterior.

Adelantamientos prohibidos ¿Cuándo puedes efectuarlos sin que te multen?

De acuerdo con lo establecido en el RGC, por norma general, estará prohibido adelantar en aquellos casos en los que no sea posible realizar la maniobra de forma segura o cuando la señalización vial lo impida. Esto, prohíbe directamente los adelantamiento en curvas, cambios de rasante con visibilidad reducida, pasos de peatones señalizados, intersecciones, pasos a nivel y en las inmediaciones de estos, así como dentro de túneles.

Pero ¿Hay excepciones? ¿Cuándo puedes realizar un adelantamiento prohibido sin miedo a ser sancionado por la DGT? ¿De cuánto son las multas por realizar adelantamientos no permitidos? ¡Resolvemos vuestras dudas en el artículo que publicamos en julio de 2021!

Adelantar por la derecha ¿Está permitido?

La respuesta a esta pregunta, sin más añadidos, es simple: No está permitido adelantar por la derecha.

Las maniobras de adelantamiento han de realizarse siempre utilizando los carriles que se encuentren a la izquierda del nuestro, pero lo que muchos conductores no saben es que existen excepciones en las que sí será legal adelantar utilizando el carril derecho.

Adelantamientos por la derecha

Podremos realizar un adelantamiento utilizando los carriles que se encuentren a nuestra derecha, sin que nos afecte lo establecido en el Artículo 82 de la Ley de Tráfico, en el que se determina por donde deben realizarse los adelantamientos legalmente, en tres situaciones muy concretas.

Estas excepciones, se resumen perfectamente a través de la imagen que la DGT plantea para explicarlas y las cuales veremos con detalle a continuación.

adelantamientos por la derecha

Situaciones en las que sí puedes adelantar por la derecha

Podremos realizar adelantamientos utilizando el carril o los carriles situados más a la derecha de la vía, y siempre que exista el espacio necesario para efectuar la maniobra de forma segura, en aquellos casos en los que:

  • El conductor del vehículo al que pretendamos adelantar indique su intención de detenerse, parar o girar hacia la izquierda.
  • Circulando por zona urbana en vías de doble sentido y donde exista un espacio central para la circulación de un tranvía, y lo adelantemos.
  • Circulando por una vía urbana, exista más de un carril para cada sentido de la circulación y estos estén delimitados con sus correspondientes marcas viales, podrá realizarse un adelantamiento usando los carriles derechos.

Cualquier maniobra no descrita en los puntos anteriores estará prohibida, por lo que aquellos conductores que las realicen deliberadamente estarán cometiendo una infracción y podrán ser multados. Pero ¿A cuánto asciende la sanción por adelantar por la derecha cuando no está permitido? Lo vemos enseguida, aunque antes debemos matizar algo importante.

Rebasar no es lo mismo que adelantar

Para entender bien la diferencia entre estos términos y saber exactamente cuándo estamos adelantando y cuándo vamos a rebasar a un vehículo, nos trasladaremos al texto incluido en el Artículo 83 de la Sección 1ª sobre adelantamientos y circulación paralela que figura en el RGC, donde textualmente se dice que:

“Cuando la densidad de la circulación sea tal que los vehículos ocupen toda la anchura de la calzada y sólo puedan circular a una velocidad que dependa de la del que los precede en su carril, el hecho de que los de un carril circulen más rápidamente que los de otro no será considerado como un adelantamiento.

 En esta situación, ningún conductor deberá cambiar de carril para adelantar ni para efectuar cualquier otra maniobra que no sea prepararse a girar a la derecha o a la izquierda, salir de la calzada o tomar determinada dirección”.

Por tanto, llegamos a la conclusión de que legalmente no es posible realizar un adelantamiento utilizando el carril derecho y que, en aquellos casos en los que superemos a un automóvil que circula bajo unas circunstancias concretas no estará considerado como tal. Estas circunstancias, serán por tanto las siguientes:

  • Tráfico denso, con todos los carriles ocupados.
  • Velocidad en el carril limitada por la circulación de vehículos más lentos.
  • Sin necesidad de realizar cambios de carril. En aquellos casos en los que el carril derecho esté vacío y realicemos un cambio a este para superar a los vehículos que ya están circulando por el central o el izquierdo, no entra dentro de estas circunstancias y sería sancionado. Sí se permite cambiar de carril en caso de que la intención sea tomar la siguiente salida.

Así pues, siempre que exista la posibilidad de realizar el adelantamiento utilizando el carril izquierdo, tendrá que ser esta la vía elegida para realizarlo. Además, también se deberán tener en cuenta el resto de normas incluidas en la Ley de Tráfico y no olvidarnos de señalizar siempre nuestra intención de realizar un cambio de carril.

El rebasamiento no supondrá infracción y quienes lo lleven a cabo, para superar a un vehículo que circula más lento por el carril central o el izquierdo, no serán sancionados por la DGT al no producirse un cambio de carril.

Sanciones y multas por adelantar por la derecha

Como hemos comentado anteriormente, realizar un adelantamiento por la derecha está considerado infracción grave y supone una sanción, que conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos en el carnet de conducir.

Pero ¿Y si en lugar de un adelantamiento lo que se ha producido es un rebasamiento? ¿Qué conductor recibiría la multa? Para responder a esta cuestión que muchos usuarios se plantean, nos trasladamos al artículo publicado por El Motor, medio de comunicación especializado en el sector y perteneciente al prestigioso Grupo Prisa.

Según este artículo, y de acuerdo con los datos del Observatorio sobre comportamientos de los conductores en la red de Autopistas 2018 de Abertis, el 14% de los conductores en nuestro país sufre en “Síndrome del carril izquierdo”.

Para frenar este mal comportamiento, la DGT se ha puesto seria y ha comenzado a sancionarlo de acuerdo con lo establecido en el Reglamento. Por tanto, aquellos conductores que obstaculicen la circulación natural de los vehículos por desplazarse a una velocidad más lenta que el resto y haciendo uso de los carriles situados más a la izquierda de la vía, serán también multados con hasta 200 euros y sin que suponga la pérdida de puntos en su carnet de conducir.

Sin embargo, parece que el importe de las multas en este sentido no se está ajustando a lo especificado en el Real Decreto Legislativo 6/2015 del 30 de octubre, pues como veréis en este otro Tweet de SocialDrive, la Jefatura Provincial de Tráfico de Valencia impuso una sanción por este motivo cuyo importe ascendió a 80 euros, reduciéndolos a 40 en caso de realizar el pronto pago.

Adelantamientos «A ciegas» ¿En qué lugares están prohibidos?

Como en otras situaciones asociadas a los desplazamientos que realizamos por carretera, no siempre tendremos la posibilidad de encontrar el escenario ideal para realizar un adelantamiento que no suponga un riesgo para nuestra seguridad o la del resto de usuarios de la vía.

En este sentido, la Dirección General de Tráfico (DGT) pone el foco en los llamados “puntos ciegos”, que serán aquellos en los que la falta de visibilidad hace que la maniobra se vuelva especialmente peligrosa y, por tanto, prohibida legalmente. Así, los puntos en los que nunca se podrá realizar un adelantamiento serán:

  • Curva sin visibilidad
  • Detrás de un camión que está adelantando.
  • Cambios de rasante sin visibilidad.
  • Pasos a nivel
  • Intersecciones
  • Pasos de peatones
  • Túneles

Velocidad en los adelantamientos ¿Se puede rebasar el límite?

Hace algunos años, sí estaba permitido rebasar en 20 Km/h el límite máximo de la vía en caso de que la intención fuese realizar un adelantamiento. Sin embargo, desde que se aprobó en noviembre de 2020 la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, ya no es legal superar el límite de velocidad máxima en la vía para realizar adelantamientos.

Pese a que ya nos hicimos eco de esta reforma por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT), todavía son muchos los conductores y usuarios que hacen caso omiso o desconocen el cambio de normativa en este sentido.

ley

¿Conocíais toda esta información sobre adelantamientos? ¿Habéis realizado en alguna ocasión un adelantamiento en un lugar prohibido? ¿Os han adelantado por el carril derecho por ir circulando más lentos en un carril que no es el adecuado? ¡Contadnos vuestras experiencias!

Los vehículos abandonados podrán ser adjudicados por la DGT a los servicios de vigilancia y control del tráfico


Cada año se abandonan aproximadamente 50.000 vehículos en nuestro país y la DGT agilizará su proceso de tratamiento mediante la nueva Instrucción VEH 2022/26, por la que podrán ser adjudicados a los servicios de vigilancia y control del tráfico.

No poder hacer frente a los gastos de mantenimiento o de reparación de una avería, así como diversas circunstancias económicas y personales, son los principales motivos que llevan a muchos titulares a abandonar su coche en la vía pública, depósitos municipales, talleres mecánicos y parkings públicos.

Sin embargo, muchos de estos automóviles todavía se encuentran en condiciones óptimas para seguir circulando, por lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha propuesto sustituir el procedimiento de tratamiento residual del vehículo, el cual se aplicaba hasta ahora independientemente del estado en el que se encontrase el coche que había sido abandonado, por una nueva Instrucción que abre la posibilidad a que puedan ser adjudicados para servicios de vigilancia y control del tráfico.

Instrucción VEH 2022/26: Lo que debes saber

La Instrucción VEH 2022/26 hace referencia a la destrucción del vehículo o a su adjudicación para los servicios de vigilancia y control del tráfico, estando relacionada con el Art. 106 de la Ley de Seguridad Vial donde se determina el tratamiento residual de los vehículos.

Según el Artículo 106 sobre el tratamiento residual de los automóviles, las administraciones competentes en materia de ordenación y gestión del tráfico podrán ordenar el traslado a un Centro Autorizado de Vehículos de aquellos que se encuentren en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Si pasados dos meses desde su inmovilización o retirada de la vía pública a un depósito municipal por parte de las autoridades o Administración correspondiente, su titular no hubiese realizado alegación alguna.
  • En aquellos casos en los que el vehículo permanezca más de un mes estacionado en el mismo lugar y presente desperfectos que le imposibiliten circular con normalidad, así como siempre que falten las placas de las matrículas.
  • Cuando pasen dos meses desde que el vehículo se haya depositado en un recinto privado como consecuencia de una avería o accidente de tráfico y su titular no proceda a la retirada del mismo.

Será ya en el Centro Autorizado de Tratamiento donde se procederá a la descontaminación, destrucción y baja definitiva de los vehículos, no sin antes advertir de esta situación a su titular y de proporcionarle un mes de plazo para que efectúe la retirada del vehículo en caso de que quiera conservarlo.

Así mismo, para que este procedimiento de retirada al CATV o desguace pueda ser llevado a cabo, tendrá que solicitarse previamente a la a Jefatura Provincial de Tráfico una autorización para iniciar la gestión de tratamiento residual, aportando la documentación que acredite que el titular ha sido informado de su obligaciones en lo que a la retirada del vehículo se refiere.

Pero ¿Y si el vehículo está en buen estado? ¿Por qué hay que mandarlo al desguace? ¿No puede tener una segunda vida? Efectivamente, lo que promueve la nueva Instrucción VEH 2022/26, es que aquellos vehículos que estén en condiciones óptimas para seguir circulando puedan ser adjudicados a los servicios de vigilancia del tráfico por parte de los organismos competentes en esta materia.

¿Cómo recibe el titular la notificación de retirada?

El titular tendrá que ser informado -mediante requerimiento civil formulado por parte del responsable del establecimiento o lugar en el que esté estacionado- de la situación en la que se encuentra su vehículo. Para ello, tendrá que hacerse uso del Anexo I de la Instrucción, en el cual deberá incluirse la siguiente información:

  • La fecha en la cual se produjo la entrada del vehículo en las instalaciones.
  • La fecha en la cual se comunica al titular que debe retirarlo.
  • El importe de las facturas pendientes de pago, si las hubiese.

Este requerimiento se efectuará también a través de la Dirección Electrónica Vial (DEV) y, en aquellos casos en los que esta opción no estuviese disponible, en el domicilio que el titular del vehículo haya proporcionado a efectos de notificaciones.

Si no fuera posible informar al titular a través de las anteriores vías, se utilizará el domicilio fiscal que conste en el Registro de Vehículos. Finalmente, si ninguna de las anteriores formas de comunicación fuera posible, se anunciará en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Una vez transcurridos los plazos mencionados y en aquellos casos en los que no se hubiese recibido alegación alguna por parte del titular del vehículo, la Jefatura Provincial de Tráfico comunicará a este la situación mediante el Anexo II de la Instrucción.

Resumen de la Instrucción VEH 2022/26 de la DGT

Resolución de la solicitud de Tratamiento residual del vehículo

Cuando el titular del vehículo no proceda a su retirada pasados 30 días desde que la situación de abandono le fue notificada, y siempre que se trate de automóviles estacionados en recintos privados como consecuencia de un accidente de tráfico, la Administración correspondiente podrá ordenar su retirada al desguace, donde será descontaminado y destruido.

Una vez solicitado a la DGT el tratamiento residual, el Jefe Provincial de Tráfico podrá resolver la situación de dos maneras:

  • Autorizando el tratamiento residual y comunicando la resolución a través del Anexo III de la Instrucción.
  • Denegando el tratamiento residual y comunicando la resolución mediante el Anexo IV de la Instrucción.

En aquellos casos en los que el vehículo haya sido inmovilizado o retirado a un depósito por parte de las autoridades o la Administración, así como cuando se encuentren estacionados en la vía pública y su situación sea de abandono, serán las competencias municipales quienes deban hacerse cargo de la resolución. No obstante, y en cualquier caso, la resolución podrá ser comunicada adaptando los textos de los Anexos II y IV, respectivamente.

Vehículos adjudicados a los servicios de vigilancia y control del tráfico

Como hemos comentado al inicio de este post, y para evitar que vehículos aptos para la circulación sean enviados al desguace sin más, se establece la posibilidad de adjudicarlos a los servicios de vigilancia y control del tráfico, lo que permitirá darles una segunda vida útil contraria a la que su titular pretendía.

Y es que, si una vez completado todo el procedimiento que hemos explicado anteriormente, la resolución deniega el tratamiento residual, se podrá adjudicar el vehículo a los servicios de vigilancia y control del tráfico por parte de la Administración competente.

Además, los vehículos que finalmente sean adjudicados a este tipo de servicios tendrán que ser transferidos a nombre del organismo que corresponda, por lo que se deberá anotar la adjudicación en el Registro de Vehículos. Pasados 30 días de esta anotación, el adjudicatario deberá solicitar el cambio de titularidad y la emisión de un nuevo permiso de circulación a su nombre.

Una vez realizado el cambio de nombre del vehículo, se anotará una incidencia de aviso en el Registro con la siguiente información: “Vehículo adjudicado a los servicios de vigilancia del tráfico art 106 3 LSV”.

Automóviles abandonados en recintos privados o parkings públicos

¿Sabías que unos 6.000 vehículos son abandonados cada año en recintos privados o parkings públicos? Esta situación genera gran controversia, sobre todo cuando se trata de automóviles que no presentan averías ni han estado implicados en accidentes.

Si a lo anterior sumamos que actualmente tenemos cerca de 20.000 vehículos en esta situación, que han sido abandonados en aparcamientos de centros comerciales o de aeropuertos, hoteles, garajes privados o comunidades de vecinos, la problemática se hace más evidente todavía.

Recintos privados

Los más comunes en este ámbito son las comunidades de propietarios, aunque en este sentido también hay que tener en cuenta el artículo 10.1.a) de la Ley 49/1960, sobre propiedad horizontal, en el cual se manifiesta que podrán realizarse “Los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes”.

Por tanto, en aquellos casos en los que el vehículo abandonado presente un riesgo para la comunidad de vecinos, se encuentre en total situación de abandono u obstaculice el acceso de las personas -especialmente aquellas que tengan movilidad reducida- y su titular no lo retire por cuenta propia, la Comunidad no podrá garantizar los requisitos del artículo 10.1.a), anteriormente citado, por lo que podrá solicitar el tratamiento residual del mismo.

Además, en estos casos, la petición de tratamiento residual deberá adjuntar la siguiente documentación complementaria:

  • Fotografías en las que se pueda apreciar el vehículo abandonado dentro del recinto privado.
  • Un certificado del administrador o un acta de la junta de propietarios en la que se haya tratado la situación del vehículo y en la que conste una fecha, a partir de la cual comenzará a contar le primer plazo de dos meses.
  • El acta notarial en la que se haga constar por parte del interesado las circunstancias en las que se encuentra el vehículo y su ubicación.

Parkings públicos

Definiremos “parking público” como aquel espacio que cede, mediante actividad mercantil (normalmente arrendamiento), una plaza de estacionamiento en un local o recinto del cual es titular y sobre el que tiene los deberes tanto de vigilancia, como de custodia, a cambio de un precio previamente establecido.

En este tipo de lugares y siempre que el vehículo permanezca más de 6 meses estacionado con claros indicios de abandono, el titular del aparcamiento podrá utilizar el procedimiento descrito en este artículo y recogido en la Instrucción VEH 2022/26.

El incumplimiento del contrato celebrado entre el titular del vehículo y quien fuese propietario del espacio para su estacionamiento, así como la falta de pago de las cuotas que correspondan a su arrendamiento de forma continuada, también se considerará abandono.

Vehículos extranjeros o titular desconocido

Si un vehículo extranjero es abandonado, algo que con frecuencia sucede si su propietario ha tenido un accidente en nuestro país y la reparación o repatriación no le resulta viable, la notificación de requerimiento civil de la Instrucción VEH 2022/26 tendrá que formalizarse a través de la embajada o del consulado correspondiente al país de matriculación.

En aquellos casos en los que no se disponga de un domicilio para notificar al titular, la embajada o el consulado tendrán que certificar la exposición del requerimiento durante un plazo que no sea inferior a 15 días.

Así pues, tanto el requerimiento administrativo de retirada del vehículo como su posterior resolución tendrán que reflejarse en los edictos de la correspondiente embajada o consulado. Por su parte, la Jefatura Provincial deberá publicar su resolución en el BOE.

Finalmente, si no es posible obtener los datos de notificación del titular ni el domicilio fiscal del vehículo, será el Ayuntamiento de la localidad en la que se encuentre el vehículo abandonado quien deba publicar en su tablón edictal el requerimiento administrativo de retirada.

 

En RO-DES pensamos que abandonar un vehículo siempre es la peor opción que existe para su titular, independientemente de la situación que le concierna, pues existen alternativas que pueden evitar los tediosos procedimientos administrativos que se deben seguir para que la Administración proceda a su retirada.

Algunas de estas, pasarán por negociar la venta del vehículo en el mercado de ocasión o, si su estado no lo permite, solicitar una oferta al desguace para que se haga cargo del mismo antes de que los organismos competentes dicten una resolución.

Antes de abandonar tu coche ¿Te gustaría conocer cuál es su valor venal? Esta información puede resultar valiosa a la hora de determinar el destino de un vehículo que, casi con total probabilidad, ha alcanzado el final de su vida útil.

Por último, y si has llegado hasta este artículo en búsqueda de información sobre el tema, puedes descargar la siguiente documentación relacionada: Documento de la Instrucción VEH 2022/26, el Anexo I, el Anexo II, el Anexo III o el Anexo IV.

¿Tienes alguna consulta sobre esto? ¿Qué te parece que ciertos vehículos abandonados puedan adjudicarse a los servicios de vigilancia y control de tráfico? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Un tercio de los vehículos siniestrados tienen registradas averías previas


Entre 2016 y 2020, uno de cada tres vehículos siniestrados tenía averías previas al accidente que podrían haber influido aumentando el riesgo.

Tan solo durante el pasado mes de septiembre, se registraron, según el balance mensual de siniestralidad que realiza la Dirección General de Tráfico, un total de 88 siniestros en los que fallecieron 101 personas, 4 más que en el mismo mes de 2019.

Las carreteras convencionales, son el escenario más habitual de estos accidentes, pues en ellas fallecen 7 de 10 conductores.

Un factor que influye directamente en la siniestralidad, como ya comentamos en nuestro anterior artículo por qué el parque automovilístico español está cada vez más envejecido, es el mantenimiento que los conductores realizan en sus vehículos, así como el número de automóviles que circulan sin reparar sus averías.

El 35% de los coches siniestrados, con averías previas

¿Sabías que entre 2016 y 2020 el 35% de los vehículos siniestrados tenía registrada algún tipo de anomalía técnica previa al accidente? El peligro que supone circular con los frenos, los neumáticos, amortiguadores o pastillas de freno desgastadas, así como con deficiencias en cualquier otro sistema, se incrementa si sumamos otro factor determinante, la antigüedad del vehículo.

Sin embargo, es importante recalcar que ni las anomalías ni la fecha de matriculación tendrían que ser un motivo directo para desencadenar el siniestro, sino que también entran en juego otros aspectos importantes como el estado de las carreteras, la meteorología adversa o el factor humano. El último de estos, estaría detrás de hasta el 95% de los siniestros, de acuerdo con la nota de prensa emitida por la Comisión de Seguridad Vial el pasado 28 de julio de 2022.

Según datos publicados por la DGT, el 60% de los vehículos accidentados presentaba desgaste o tenía los neumáticos en mal estado, aunque hay que tener en cuenta que la mencionada cifra hace referencia a las impresiones preliminares de las autoridades que inspeccionan, en primera instancia, los hechos del siniestro, por lo que una vez esclarecida la situación el porcentaje podría incrementarse.

También merecen mención los cálculos aportados por la Fundación Línea Directa, en donde se confirma que “las faltas de mantenimiento más habituales en los coches accidentados son: neumáticos desgastados (61%), frenada deficiente (8%), carga mal dispuesta (4%) y luces defectuosas (3%)”.

Esta situación, lejos de empeorar en los últimos años, parece que ha ido mejorando ligeramente ya que, si en 2020 el 31% de los vehículos siniestrados tenía averías previas, cuatro años antes -en 2016- el porcentaje subía hasta el 39%.

Vías interurbanas o carreteras convencionales, las más peligrosas

Un dato que nos llama la atención es que, mientras en vías urbanas la cifra de automóviles con averías previas que han estado involucrados en accidentes de tráfico ha disminuido, en las interurbanas sucede lo contrario, pasando de un 27% de vehículos siniestrados con averías en 2016, al 29% registrado en 2020.

¿Sabías que donde más accidentes mortales se producen en España es en este tipo de carreteras? Por ello, circular con un vehículo que tenga incidencias en su mantenimiento y, por ejemplo, una rueda con la presión baja, desgastada o con los frenos en mal estado, tiene consecuencias más graves.

De acuerdo con el último balance de siniestralidad publicado por la Dirección General de Tráfico (DGT), 7 de cada 10 accidentes mortales en carretera se producen en vías interurbanas ¿No os parece algo realmente preocupante?

La antigüedad, un factor de riesgo

Desde RO-DES queremos dejar claro que, desde nuestra postura, defenderemos siempre el hecho de que un coche bien mantenido es un vehículo potencialmente seguro, independientemente de la antigüedad que tenga.

También tiene un impacto crucial el comportamiento del conductor al volante, pues mientras el sentido común y la responsabilidad vayan con él de “copiloto”, más fácil será garantizar su seguridad en el trayecto.

Sin embargo, no hay que olvidar las cifras a las que ya hemos hecho referencia en este y anteriores artículos de nuestro blog, las cuales evidencian que 4 de cada 10 vehículos en circulación tiene una antigüedad superior a los 15 años y eso, innegablemente, repercute en los índices de siniestralidad.

Si a lo anterior añadimos que las zonas rurales son las que más conductores senior y vehículos antiguos registran, y que los automóviles más nuevos se concentran en las grandes ciudades de nuestro país, llegamos fácilmente a la conclusión de qué todavía queda mucho por hacer en lo que a soluciones de movilidad alternativas se refiere.

Centrándonos en la siniestralidad, no cabe duda de que cuanto más antiguo es el vehículo, más probabilidades de protagonizar un siniestro tiene, pues un 35% de los automóviles que estuvieron implicados en siniestros entre 2016 y 2020, tenían una antigüedad superior a los 11 años, tendencia que sigue aumentando con los años de acuerdo con el último anuario estadístico de accidentes de la DGT.

Cabe destacar también que existe una correlación entre las deficiencias técnicas que tenían los automóviles implicados en los siniestros con víctimas y la antigüedad de estos, pues cuando mayor es la antigüedad del coche, más pronunciada será la peligrosidad de sufrir un accidente con este. Así, el 46% de los automóviles con anomalías previas que se siniestraron entre 2016 y 2020, superaban los 11 años.

Los neumáticos: El componente peor mantenido

Si nos centramos en aquellos componentes que, debido a su falta de mantenimiento, tienen mayor repercusión en las estadísticas de siniestralidad, son los neumáticos quienes se llevan la palma. Al menos un 44% de los vehículos con más de 15 años que estuvieron implicados en siniestros, circulaban con los neumáticos en mal estado.

A día de hoy, parece increíble que muchos conductores desconozcan que los neumáticos son componentes de vital importancia a la hora de garantizar la seguridad del conductor, pues actúan como única vía de contacto entre el vehículo y la carretera. Para asegurarte de si circulas con las ruedas en buen estado, revisa siempre en frío la presión y procura que la profundidad del dibujo jamás sea inferior a 1´6 milímetros.

Cabe destacar, en este sentido, la gran cantidad de factores que inciden actualmente sobre la falta de mantenimiento de los vehículos que circulan cada día por nuestras carreteras, siendo los más destacados:

Por ello, conviene tener en cuenta que, antes de iniciar un trayecto largo, es importante que, además de los neumáticos, se revisen ciertos sistemas del vehículo con el fin de garantizar la seguridad, como por ejemplo: el sistema de iluminación, la batería, los sistemas de dirección, tracción y suspensión, los niveles de líquidos y su densidad, el sistema de frenos y el funcionamiento de las escobillas, cinturones de seguridad y diferentes ADAS que pueda integrar el vehículo.

El teléfono móvil: La principal distracción que causa siniestros

¿Sabías que más de un tercio de las denuncias formuladas durante la última campaña de vigilancia de la DGT fueron por manipular el teléfono móvil? Así lo constata la DGT en su nota de prensa, en la que fueron multados más de 1.200 conductores.

Si a la cifra mencionada en el párrafo anterior, sumamos a quienes -además de estar distraídos- también conducían bajo los efectos del alcohol o con presencia de estupefacientes en su organismo (que como ya os contamos en nuestro reportaje sobre los test de drogas de la DGT, no es lo mismo que haber realizado un consumo reciente) los infractores sancionados superan los 1.800.

Si se repara un siniestro total hay que pasar la ITV

Hace aproximadamente un mes os hablábamos de la posibilidad de pedir a la aseguradora que repare el vehículo tras un siniestro. Sin embargo, es posible que muchos no sepáis que, llegado el caso, y antes de volver a circular con un coche que haya sido declarado siniestro total y se haya reparado, se tendrá que acudir a una estación de ITV para pasar una inspección en la que se haga constar que el automóvil vuelve a ser totalmente seguro.

Haciendo clic aquí, podréis ampliar la información sobre la obligatoriedad de pasar una Inspección Técnica de Vehículos adicional en caso de se decida arreglar un vehículo en esta situación.

Custodia provisional de un vehículo ¿Qué es y por qué hay que solicitarla si fallece el titular?


En los registros de la Dirección General de Tráfico (DGT) figuran, a día de hoy, más de un millón de vehículos que todavía se encuentran a nombre de personas fallecidas.

 

Cuando una persona fallece, son diversas las consecuencias que pueden producirse en lo que respecta, o no, a su patrimonio, siendo, generalmente, sus herederos quienes han de hacerse cargo de cualquier trámite relacionado con este hecho. Por ello, conviene ser consciente de las particularidades que se relacionan con la posibilidad de que la persona fallecida contara con uno o varios automóviles a su nombre en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Para ello, hoy trataremos en profundidad la Instrucción VEH 2022/01, recogida en el Artículo 31.6 del Reglamento General de Vehículos y en la cual se detalla cómo debe realizarse el Tratamiento de la “custodia provisional” del vehículo en caso de fallecimiento del titular.

Custodia provisional del vehículo en la DGT

¿Qué es y para qué sirve la custodia provisional?

En los últimos años, las cifras de fallecidos han aumentado drásticamente por la pandemia a escala mundial derivada de la COVID 19, suponiendo, en términos administrativos, la necesidad de simplificar las gestiones asociadas al fallecimiento de una persona.

Para facilitar a los ciudadanos el cumplimiento de las obligaciones administrativas que tienen en este sentido y, sobre todo, en aquellas asociadas a la titularidad de los vehículos, la DGT dispone de un trámite específico a través del cual uno de los herederos podrá solicitar la custodia provisional del coche, ciclomotor, motocicleta o vehículo pesado, del cual fuera propietario la persona fallecida.

Gracias a esta gestión, podrán reducirse las alteraciones que se deriven al cruzar los datos de titularidad existentes en el Registro de Vehículos y la realidad sobre su uso, así como las cifras relativas a los vehículos que están circulando y que se encuentran en la situación descrita.

También, se pretende reducir el números de casos en los que las administraciones no pueden realizar la identificación del conductor del vehículo (por figurar a nombre de una persona fallecida), de conocer el domicilio fiscal, verificar quién es el tomador del seguro o, en definitiva, de saber quien es el conductor que está utilizando el vehículo y que, por tanto, debe hacerse responsable del mismo.

Si de multas hablamos, creemos que no es necesario explicar detalladamente que, en estos casos, la DGT lo tendrá más complicado (por no decir imposible), para sancionar a aquellos conductores que cometan infracciones al volante de un vehículo cuyo titular sea una persona fallecida.

Por tanto, debemos recalcar que, solicitar la custodia provisional de un vehículo, será un trámite previo a la decisión que posteriormente deban tomar los herederos sobre el destino que tendrá ese vehículo y que, principalmente, serán:

  • Su retirada a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos o desguace, donde se tramitará su destrucción y baja definitiva en la DGT.
  • Seguir circulando con el vehículo, poniéndolo a nombre de otra persona. Si quieres saber cómo realizar el cambio de nombre de un vehículo, puedes seguir estos pasos, teniendo en cuenta la documentación necesaria para hacerlo.

Así pues, en caso de optar por el cambio de titularidad en caso de fallecimiento del titular, la persona designada para su custodia y, si procede, el uso del bien mientras se realiza la adjudicación legal a los herederos, deberá notificarlo a la DGT antes de que se cumplan 90 días de la defunción.

Una vez presentada la mencionada solicitud de custodia provisional del vehículo, la Jefatura de Tráfico correspondiente procederá a anotar la misma en el Registro de Vehículos, emitiendo una autorización de circulación provisional a nombre del interesado y que en este caso será el heredero acreditado en trámite. Puedes ver un ejemplo de la autorización provisional para circular haciendo clic aquí.

Además, una vez se produzca la adjudicación hereditaria del vehículo, habrán otros 90 días de margen para volver a solicitar a la Dirección General de Tráfico la expedición del permiso de circulación definitivo a su nombre.

procedimiento ara solicitar la custodia provisional

Procedimiento para solicitar la custodia provisional de un vehículo a la DGT

Recapitulando lo anterior, podemos resumir el procedimiento para solicitar la custodia provisional de un vehículo en los siguientes pasos:

  1. Solicitar que se realice en Tráfico la anotación de la custodia provisional del vehículo debido al fallecimiento de su titular.
  2. Facilitar el Certificado de Defunción en caso de que este no conste en el Registro de Vehículos.
  3. Pedir, rellenar, firmar y entregar en la Jefatura de Tráfico correspondiente al domicilio del interesado, y que a partir de ese momento será la persona responsable de cuantas obligaciones comprometan al titular del vehículo, el modelo de declaración responsable en el que se pone de manifiesto la aceptación de estas y que posteriormente conllevarán el cambio de titularidad en la DGT.
  4. Realizar el pago de la tasa 4.1 y que actualmente tiene un coste de 8´68 €.
  5. Acreditar el nuevo domicilio fiscal que tendrá el vehículo.

También es importante tener en cuenta que, mientras exista la situación administrativa de custodia provisional del vehículo, no se atenderán otro tipo de solicitudes derivadas de procedimientos administrativos que no estén relacionados con:

¿Qué documentación se necesita para tramitar la custodia provisional de un vehículo?

De acuerdo con la información proporcionada por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la publicación que realizó el pasado 10 de junio en su revista digital, la documentación que se necesitará para tramitar la custodia provisional de un vehículo será la siguiente:

  • Solicitud en impreso general, indicando el campo ‘Otros’, firmada por la persona que circule con el vehículo e indicando sus datos, la matrícula del vehículo y la fecha de fallecimiento del titular.
  • Abono de la tasa correspondiente (4.1).
  • Declaración del interesado en la que manifieste ser responsable de las obligaciones y responsabilidades que conllevan el cambio de titularidad en el Registro General de Vehículos.
  • Acreditación del nuevo domicilio fiscal del vehículo.

Aunque resulte obvio, es importante recordar que la solicitud deberá ser suscrita por la persona que custodie, use o esté circulando con el vehículo.

Entonces ¿Es necesario solicitar la custodia provisional si el vehículo va a terminar en un desguace?

La respuesta a esta pregunta estará sujeta siempre a dos factores: el tiempo que transcurrirá hasta que se proceda con la retirada al desguace y baja definitiva del vehículo en la DGT, así como en aquellas situaciones en las que se pretenda seguir circulando con el vehículo antes de que este sea entregado en un CATV para su destrucción.

Por tanto, siempre que el vehículo que consta a nombre de una persona que ha fallecido no vaya a ser utilizado y se vaya a proceder con su entrega en un desguace, no será necesario solicitar la custodia provisional a la DGT.

En estos casos, se podrá tramitar directamente la baja definitiva contando únicamente con una declaración responsable que deberán firmar todos los herederos y aportando, tanto la documentación del vehículo como el Certificado de Defunción de su titular. Si quieres saber más sobre cómo dar de baja definitiva un vehículo que se encuentre en esta situación, no olvides revisar nuestra sección: Baja definitiva de un vehículo cuyo titular ha fallecido.

gestionamos la baja de tu coche y su retirada al desguace

¡Me han robado el coche! Lo que debes saber para aumentar su seguridad


El robo de coches es una de las principales preocupaciones en los conductores, pues, el sentimiento que esto genera en el usuario, junto al desconocimiento que esto supone, es muy intenso.

Te levantas un día como cada mañana, bajas a la calle y caminas hasta el lugar donde aparcaste el coche el día anterior al llegar del trabajo, pero… ¡Ya no está ahí! Inmediatamente tratas de recordar si lo estacionaste en otro sitio, pero no es tu caso. Entonces ¿Qué es lo que ha ocurrido? ¿Qué deberías hacer si estás en una situación como la que acabamos de describir?

Lo primero, y más importante, será poner la correspondiente denuncia ante las autoridades pertinentes (policía local o guardia civil, dependiendo del tamaño del municipio en el que residas), quienes procederán a investigar lo que ha podido suceder y tratarán de recabar pruebas que ayuden a esclarecer el robo de tu vehículo.

Pero ¿Y después? A continuación, tendrás que comunicar los hechos a tu compañía de seguros y, posteriormente, informar a la Dirección General de Tráfico (DGT) para que procedan a tramitar la baja del vehículo por haberse producido el robo del mismo.

Por lo general, serán las autoridades quienes se encarguen de notificar el robo del vehículo a las administraciones que corresponda, pero desde RO-DES y de acuerdo con nuestra experiencia en lo que baja definitiva de vehículos se refiere, te aconsejamos que si te han robado el coche hace poco, te asegures personalmente de que se ha dado parte a la DGT y al Ayuntamiento de manera correcta ya que, de lo contrario, podrían aparecer problemas en el futuro que te perjudicarían.

A continuación, y con la ayuda de Igla, expertos en lo que a la seguridad de todo tipo de automóviles se refiere y proveedores de dispositivos antirrobo, vamos a resolver las cuestiones que más se repiten en la red por quienes buscan información tras haber sufrido el robo de su vehículo ¡Sigue leyendo!

robar coche

¿Qué destino tienen los coches robados?

El hecho de sustraer un vehículo, ya de por sí, es un delito. Además, a esto último se suma la práctica para la cual hayan sido robados los coches, siendo, generalmente utilizados en alunizajes, trapicheos varios, para venderlos de manera fraudulenta en el extranjero o, en muchos casos, para ser desguazados y hacer negocio con sus piezas, algo que como hemos comentado aquí en muchas ocasiones, también es ilegal desde que entró en vigor el RD 20/2017.

Otra práctica también muy extendida, es aquella que no compromete la localización del vehículo, sino que se relaciona únicamente con alguna o diversas partes de este, así como con los objetos que su propietario haya podido dejar a la vista en su interior. En este caso, catalizadores, equipos de sonido, las llantas, la propia documentación del vehículo, teléfonos móviles y otros tipos de dispositivos electrónicos, bolsos, bolsas llamativas y carteras, son los objetos preferidos por los ladrones.

¿De qué volumen estamos hablando?

Teniendo en cuenta los datos oficiales de 2021, en España, el número de robos con fuerza supera los 38.000. No obstante, cabe destacar que hay muchos actos delictivos calificados como hurtos debido a que no se ha producido un acto vandálico, es decir, el ladrón ha logrado su propósito aprovechando algún descuido del conductor.

¿Qué tipo de robos son los más frecuentes?

De entre los distintos tipos de robos de vehículos existentes, podemos diferenciar dos: El que implica la sustracción del vehículo y aquel en el que el vehículo no es desplazado pero sí es desvalijado.

Haciendo referencia al primero de los casos mencionados, el ladrón dispone de varias metodologías, que varían en función de la marca y modelo del coche, los más habituales son:

  • Duplicado de Llaves: Realizan la sustracción con la ayuda de un pequeño receptor, el ladrón capta la señal de la llave original y en menos de un minuto realiza una copia y puede acceder libremente al vehículo.
  • Acceso a través del Puerto de OBD: Enchufando un dispositivo a este Puerto de Conexión del vehículo (a través del cual, por ejemplo, un concesionario accede al ordenador del vehículo), se puede comandar la instrucción precisa para que el motor arranque (tanto el de combustión como el eléctrico).
  • Acceso a través de la Centralita. Sustituyendo la original o hackeando la del propio vehículo, se puede dar la orden al vehículo para que arranque.

Seguidamente, y haciendo referencia del segundo y último caso mencionado, la forma de operar es mucho más sencilla y sin tecnología de por medio, basándose, principalmente, en:

  • Robo de llantas o catalizador por elevación con un gato para vehículos.
  • Robo de objetivos pequeños mediante la rotura de vidrios de fácil acceso.
  • Robo de objetivos grandes por medio del forzado de la cerradura.

 

 

 

 

 

 

¿Cómo podemos evitar un robo en nuestro vehículo?

A la hora de proteger nuestro automóvil, lo más importante es seleccionar el producto más adecuado para cada modelo y marca, así como contar con un instalador que garantice una correcta puesta a punto.

No todos los productos disponibles en el mercado tienen las mismas prestaciones, ni todos los instaladores los conocen lo suficientemente bien como para garantizar al usuario una protección eficaz.

A nivel producto, además de proteger los tipos de robo antes mencionados, recomendamos tener en cuenta los dispositivos que ofrezcan las siguientes prestaciones:

  • Que no sea detectable por el ladrón (sin accesorios a la vista, que no emita sonido o vibración, que un ordenador no lo pueda localizar, etc.).
  • Que mantenga la Garantía del Vehículo (para evitar problemas en el Servicio Técnico).
  • Que no sea invasivo con la instalación eléctrica del vehículo (Evitando así efectos colaterales sobre el vehículo).
  • Que se pueda desmontar y reutilizar en otro vehículo (Permitiendo al usuario el máximo ahorro).
  • Que no tenga un coste de mantenimiento o que esta sea mínima (Hoy en día no es necesario asumir costes altos).

¿Qué productos son los más recomendables?

Para evitar la sustracción del vehículo, el antirrobo más útil sería un inhibidor de arranque.

Si lo que pretendemos es que no se produzca el acceso no permitido al vehículo, se podría instalar una alarma, ya que, aunque no se puede evitar que el ladrón acceda, si podemos ahuyentarle.

En aquellos casos en los que se quiera impedir el levantamiento del vehículo y robo de las llantas o el catalizador, la propia alarma, si tiene sensor de inclinación, nos permitirá dificultar al máximo el intento de sustracción.

Si el usuario, además, quiere disponer de toda la información en su teléfono móvil, recomendamos la instalación de una alarma GPS con función de localizador. Nota importante: un GPS no es un sistema antirrobo, es un dispositivo que nos permitiría localizar el vehículo una vez robado, así que este sistema, por sí sólo, no lo podemos considerar un antirrobo.

¿Qué cubre el seguro en caso de robo?

Los seguros diferencian entre robo, expoliación y el hurto. Entendiendo por robo cuando existe fuerza física en el propio acto, como si por ejemplo forzasen la puerta del garaje para acceder al vehículo o si, teniendo el vehículo en la calle, forzasen el bombín para acceder al interior del mismo.

La expoliación, por lo contrario, ocurriría cuando haya una amenaza o daño físico hacia la persona a punta de pistola o con un arma blanca para sustraerme el vehículo o cualquier cosa que se encuentre dentro de este.

Por último, el hurto, sucederá cuando no exista ni una cosa ni la otra. Es decir, que no se sepa con exactitud quien ha sido, ni cuando ha sucedido, ni si realmente ha pasado. Muchas veces, este tipo de hurtos se suceden cuando existe un descuido por parte del conductor, como por ejemplo dejar las llaves puestas al salir del vehículo o perderlas.

Dentro de los seguros existen tres tipos de pólizas que cubren distintas situaciones, el básico a terceros, el medio (o terceros ampliado) que cubre el robo y el incendio, así como uno superior comúnmente conocido como “a todo riesgo” y donde se cubre el robo o la expoliación. En ninguno de los tres casos se cubrirá el hurto.

 

Desde RO-DES, aconsejamos a nuestros lectores que sean precavidos, sobre todo en aquellos casos en los que el coche “duerme” en la vía pública y, sobre todo, intenten evitar estacionar su vehículo en lugares oscuros o poco transitados, pues son el escenario más utilizado por los ladrones en este tipo de actividades delictivas.

¿Cómo dar de baja el seguro del coche?


Vender nuestro coche o sustituirlo por uno nuevo, querer cambiar de aseguradora o tener que dar de baja nuestro vehículo son solo algunos de los tantos motivos que nos pueden llevar a plantearnos la siguiente pregunta: ¿Cómo dar de baja el seguro de coche?

Y es que, según la Ley de Contrato de Seguros, cualquier tomador de un seguro de coche que no desee prorrogar su contrato, debe seguir una serie de pasos. A continuación, te explicamos todos los detalles de un proceso sencillo, pero que, a causa del desconocimiento, puede convertirse en un auténtico inconveniente a la hora de querer anular el seguro de coche.

¿Qué dice la Ley de Contrato de Seguros sobre la cancelación de los seguros de coches?

La Ley de Contrato de Seguros establece que el deseo de no renovación del seguro de coche debe notificarse por escrito a la compañía aseguradora con suficiente antelación. Concretamente, con un mes de anticipación a la finalización del periodo que se encuentra en curso.

En caso de no seguir el protocolo establecido, y de acuerdo con la información que nuestro equipo a recibido por parte del Departamento de Prensa de Allianz Seguros, la aseguradora podrá prorrogar automáticamente la póliza durante un año más.

La compañía aseguradora también puede oponerse a la prórroga, sin embargo, deberá comunicarlo al menos con dos meses de antelación a la fecha de finalización del contrato de seguro. A la hora de modificar ciertas condiciones, el procedimiento de comunicación es el mismo.

Por otro lado, debemos tener una cuestión muy clara: Independientemente de cuál sea el método de pago elegido (al contado o fraccionado), la intención de dar de baja un seguro de coche siempre estará sujeta a la normativa establecida por la Ley de Contrato de Seguros.llaves y documentación del coche

¿Cómo ha de hacerse la notificación a la aseguradora?

Idealmente, la notificación debe hacerse por escrito. Sin embargo, cada vez son más las aseguradoras que ponen a disposición de sus clientes distintas vías de comunicación, de entre estas: Correo electrónico, formulario a través de la página web o por vía telefónica.

En cualquier caso, lo más aconsejable es hacerlo de tal manera que podamos recibir una confirmación. En ese caso, enviar una carta certificada o un burofax a la compañía aseguradora es la mejor forma de disponer de un acuse de recibido que más adelante nos sirva como soporte para cualquier reclamación.

Si decides notificar a la aseguradora sobre tu intención de NO renovar la póliza por vía telefónica, antes asegúrate de que podrás contar con una confirmación válida.

Por último, ten en cuenta que, en la notificación escrita, deben constar los siguientes datos:

  • Datos personales del tomador del seguro (nombre, apellidos y DNI).
  • Número de póliza.
  • Datos del vehículo (matrícula y modelo).
  • Fecha de la notificación y firma del solicitante.

Cancelar el seguro de coche: errores a evitar

Si enviamos nuestra notificación en el plazo fijado por la Ley y dejamos constancia de nuestra intención de dar de baja el seguro del coche, no tendremos problemas con la compañía de seguros. Es decir, esta no podría poner objeción alguna.

Pero puede ocurrir que se nos olvide la fecha de fin de nuestro seguro (información que podemos comprobar en cualquier recibo o en el contrato de la póliza). En este caso, ¿Qué es lo que no debemos hacer? Básicamente, dejar de pagar el recibo del seguro.

En ningún caso debe ser nuestra primera opción, ya que solo nos traerá mayores problemas como entrar en una lista de morosos. La aseguradora también podría reclamarnos la cantidad a deber a través de un proceso judicial.

¿Cuándo puedes dar de baja el seguro antes de su vencimiento?

Puede darse el caso de que antes del vencimiento del seguro, podamos darlo de baja sin ser penalizados. Por ejemplo, si la aseguradora modifica el precio de la prima o las coberturas sin notificarnos formalmente con al menos 2 meses de antelación, entonces tendremos derecho a dar de baja el seguro.

Si los requisitos de riesgo del conductor cambian (por ejemplo, un conductor novel que deja de serlo) y la compañía de seguros decide no reducir el precio de la prima, también se podrá cancelar la póliza antes de su vencimiento.

En este caso, la aseguradora deberá abonar la diferencia entre la cantidad pagada y la que hubiera tenido que pagar el asegurado desde el momento en que se notificó la reducción del riesgo. En caso de que esta se oponga o haga caso omiso a la petición, la póliza podrá ser cancelada en los 15 días siguientes.

Si hemos contratado un seguro de coche por Internet y estamos dentro del plazo de los 14 días, tampoco tendremos inconveniente a la hora de querer anular el seguro de coche.

conducir un coche sin seguro

¿Es posible circular sin un seguro de coche?

En definitiva, no. Contratar un seguro de coche que como mínimo cubra la responsabilidad civil es imprescindible y obligatorio. Esta grave falta lleva aparejada una cuantiosa sanción administrativa que puede alcanzar hasta los 3.005 euros según el tipo de permiso y el tipo de vehículo.

El presente y futuro de la automoción: combustibles alternativos y renting de coches


El retraso en la renovación del parque automovilístico, y la necesidad que muchos conductores tienen de optar por medios de transporte más eficientes y menos contaminantes, pone sobre la mesa diversas opciones de movilidad que pueden contribuir a la transición ecológica y la descarbonización.

Estamos viviendo posiblemente la etapa más convulsa de la historia de la automoción. Pues, sin haber resuelto los principales retos de la última década – tales como la descarbonización de los combustibles, el rejuvenecimiento del parque automovilístico o la creciente demanda de vehículos que ofrecen el pago por uso – la situación ha derivado en una brutal crisis de semiconductores con consecuencias tanto en la fabricación como en la cadena de suministros.

Para poner un poco de luz sobre el escenario que os describimos en este mismo artículo, tomamos como referencia la clara opinión de Mario Robledo, responsable de PRISMA Renting, la consultora de soluciones de movilidad con más de 25 años de experiencia en Automoción.

Dicho esto, y con el principal objetivo de aclarar todas y cada una las dudas relacionadas con las alternativas de movilidad más demandadas a la hora de viajar y de renovar el parque automovilístico en nuestro país, procedemos a entrar en detalle ¡Sigue leyendo!

descarbonización de la industria automovilística

La descarbonización de la industria automovilística:

2030 es la fecha tope que se impuso en España para sacar de la circulación a los vehículos diésel y gasolina. Este hecho propició que los fabricantes centralizasen sus esfuerzos en la diversificación de combustibles alternativos. En este sentido, encontramos opciones como el Gas Licuado del Petróleo (GLP), el Gas Natural Comprimido (GNC), los vehículos eléctricos, los híbridos y los híbridos enchufables.

Por al menos, una de estas opciones, han apostado los fabricantes de automoción durante los últimos años. Parece que los vehículos electrificados se han coronado como la opción ganadora de cara a la opinión pública. Sin embargo, son los híbridos e híbridos enchufables las alternativas más favorables hoy en día para los conductores en esta transición ecológica.

Las razones son muy sencillas: mientras los híbridos e híbridos enchufables pueden funcionar con gasolina y permiten un viaje largo; los vehículos eléctricos están condicionados a un uso puramente en ciudad o para trayectos cortos, ya que su autonomía es muy limitada y no existen suficientes puntos de recarga para abastecer un uso habitual.

A este hecho se le añade que no hay en el mundo materiales para fabricar las baterías que harían falta para electrificar todos los coches que circulan hoy en día. Además, no debemos olvidar que el proceso de fabricación de baterías no es un ejemplo de ecologismo (pues contaminan), y todavía no hay un procedimiento óptimo para reciclar esas baterías una vez completen su ciclo de vida.

Por ello, los híbridos e híbridos enchufables se posicionan como la opción más “lógica” hoy en día. Los vehículos híbridos cuentan con pequeños motores eléctricos para no requerir tanto consumo de combustible. Mientras tanto, los híbridos enchufables albergan dos motores, uno eléctrico y otro de gasolina, de tal forma que, una vez se utilice por completo la energía del motor 100% eléctrico, se activará el de gasolina para seguir circulando.

nuevas soluciones de movilidad

Las nuevas soluciones de movilidad:

La modalidad de pago por el uso del vehículo parece que cada vez gana más puntos frente a la compra en propiedad. Las diferentes soluciones de movilidad que comenzaron hace años con el coche compartido (carsharing) y el renting como solución para empresas, ha abierto un abanico de posibilidades como alternativas al alquiler o Rent-a-Car tradicional. Así, ahora encontramos las siguientes alternativas:

  • Renting tradicional para empresas y autónomos: el alquiler de toda la vida, con un contrato de X kilómetros anuales y una duración de 3, 4 o 5 años.
  • Renting para particulares: el mismo renting que ya existía para autónomos y empresas, ahora se abre al mundo de los clientes particulares.
  • Renting flexible: renting con cancelación gratuita. Es decir, el vehículo se puede devolver sin penalización cuando el cliente decida.
  • Servicios de suscripción: solución de movilidad que se contrata por días, semanas o meses. En algunos casos, incluso incluyen la flexibilidad de devolverlo sin penalización.
  • Carsharing o coche compartido: vehículos puestos a disposición de diversos conductores que se alquilan por minutos u horas.
  • Carpooling: cuando un conductor pone a disposición las plazas libres de su vehículo y lo comparte con diferentes personas que van a realizar un mismo trayecto. Nos podemos referir tanto a compañeros de trabajo que comparten un coche como a los servicios que encontramos en aplicaciones como BlaBlaCar para viajes más largos.
  • Ride-hailing: literalmente “solicitar o llamar un trayecto”. En la práctica, cuando el usuario contrata un servicio de movilidad con conductor, a través de aplicaciones como MyTaxi, Uber, Lyft, Bolt, etc.
  • Ride-sharing: es un concepto similar al anterior, pero ocupando todas las plazas del vehículo. Algunas de las principales aplicaciones como Uber o Lyft cuentan con esta opción compartida.
  • Peer-to-peer carsharing: consiste en prestar tu coche a otros particulares mientras tú no lo usas. Existen diversas plataformas donde poner tu vehículo a disposición de otros conductores.

Evidentemente, estas opciones son muchas y muy variadas, y no todas tienen el mismo nivel de influencia. El Carsharing y el Carpooling, por ejemplo, irrumpieron con mucha fuerza, pero no han terminado de cubrir las altísimas expectativas creadas. Sin embargo, se han hecho un hueco en el abanico de soluciones de movilidad para determinados conductores o viajeros.

Con diferencia, es el renting tanto para particulares como para empresas y autónomos la solución que más adeptos está consiguiendo a día de hoy, y a un ritmo sorprendente; pues ya supone en torno al 26% de las ventas en España, tal y como pudimos ver en nuestro anterior artículo.

El hecho de pagar una cuota que cubre todos los gastos asociados a un vehículo se ha posicionado como la opción preferida por los conductores por su facilidad, seguridad y precios competitivos. Aquí, encontramos también un abanico muy amplio de opciones, como los renting de entrega inmediata o los renting de alta gama, donde la demanda de vehículos premium sorprende tanto por la oferta como por la demanda y los precios de estos coches.

rejuvenecer el parque automovilístico español

El rejuvenecimiento del parque automovilístico

Con una edad media de los coches superior a los 13 años de antigüedad y un boom de venta de vehículos de ocasión, cuya media es superior a los 11 años; es bastante evidente que tenemos un gran reto por delante, que afecta transversalmente al sector.

Las emisiones de CO2 de estos automóviles son muchísimo más altas que los vehículos que salen hoy en día de fábrica. Además de otras variables como el consumo de combustible o los sistemas de seguridad que estos incorporan, que están bastante por delante respecto a los de la década pasada.

El mantenimiento de estos vehículos en mecánica, carrocería y recambios es la única nota positiva que encuentra el sector de la automoción para potenciar la postventa; una de las áreas más favorecidas durante los últimos meses de crisis de semiconductores y desabastecimiento de automóviles.

Sin embargo, el rejuvenecimiento del parque automovilístico es una de las labores pendientes tanto de las patronales del sector como del Ministerio de Industria, cuyos planes de ayudas como el actual MOVES, se quedan insuficientes.

¿Y ahora qué?

Se estima una estabilización en la producción y fabricación de automóviles que no termina de llegar y una serie de medidas a nivel institucional que avanzan hacia un futuro más sostenible en cuanto al uso de combustibles, con medidas como las áreas de bajas emisiones, ayudas más accesibles para coches eléctricos o electrificados, etc.

También se estima que el renting para particulares continúe avanzando frente a la compra en propiedad, y surjan otros actores con nuevas propuestas que amplíen el abanico de opciones que los conductores de automóviles tienen a día de hoy.

Sin embargo, tendremos que esperar a ver cómo se canalizan todas estas novedades y qué futuro nos deparará la movilidad en un contexto como el actual, donde prima la incertidumbre por encima de todo.

El parque automovilístico español sigue envejeciendo y el Plan MOVES no está ayudando a su renovación


La edad media del parque automovilístico español se sitúo a finales del 2021 en los 13´5 años, mientras que en Europa se redujo hasta los 11´5. Esto ha supuesto un incremento de casi 4 meses con respecto a 2020.

Situación actual del parque automovilístico en España

Actualmente, en España contamos con un parque automovilístico que no para de envejecer, así se refleja en el estudio “Coches obsoletos: Riesgo real” elaborado por la Fundación Línea Directa en colaboración con Centro Zaragoza, el Instituto de investigación sobre vehículos, en el que participan 19 compañías aseguradoras y cuyo objetivo es mejorar la seguridad vial y la reparabilidad de los vehículos.

De este estudio se extrae que dos de cada tres vehículos en circulación, unos 22´9 millones de unidades, tienen más de 10 años de antigüedad y más de 16 millones de vehículos superan ya los 15 años, lo que supone un 44% del total del parque automovilístico de nuestro país.

Esta situación, influenciada en gran medida por los constantes cambios en materia de movilidad y conciencia medioambiental, la crisis de suministros y la inflación o la subida en los precios de los combustibles -circunstancias que han agravado aún más la problemática en los últimos meses- han provocado un desplome en las matriculaciones de vehículos nuevos, que se han reducido hasta un 35% en los últimos 36 meses.

Por tanto, y dado que los coches que circulan por carreteras españolas son un 38% más viejos que hace 10 años, se genera un “gran desafío” en lo que a seguridad vial se refiere, pues son varias las entidades y administraciones que aseguran que, los vehículos antiguos, además de ser los que más contaminan, son también los más peligrosos.

Este gran desafío para la seguridad vial revela que, en la última década, los vehículos con más de 15 años estuvieron implicados en accidentes de tráfico donde fallecieron casi 2.700 personas, elevando el porcentaje de automóviles con esta antigüedad que se vieron envueltos en accidentes mortales del 15% al 44%. Lo mismo se aplica a al porcentaje de accidentes con vehículos de más de 15 años y heridos de gravedad, que ha subido un 27% más desde 2011 (pasando del 12% al 39%).

el parque automovilístico español está envejecido

España está a la cola de Europa en renovación del parque automovilístico

Actualmente, en la Unión Europea la edad media del parque automovilístico es de 11´5 años, mercado también afectado por las diversas problemáticas que hemos citado en el apartado anterior, aunque en menor medida que en nuestro país. De acuerdo con el Informe Anual 2021 elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) mencionado por El Economista en su Revista de Transporte, la edad del parque móvil de España es dos años más elevada que la media europea, situándose en los 13´5 años al cierre del pasado 2021.

Además, tal y como hemos mencionado en párrafos anteriores, a esta situación se suma que más del 60% de los vehículos que circulan por nuestro país corresponden a las categorías de automóviles más contaminantes, pues la cifra de turismos y vehículos comerciales ligeros clasificados con la etiqueta B asciende hasta el 31´5%, mientras que aquellos que no cuentan con ningún tipo de distintivo ambiental llegan hasta el 33´2%, provocando hasta el 91´4% de las emisiones contaminantes de NOx asociadas al parque automovilístico en circulación.

¿Por qué sigue envejeciendo nuestro parque automovilístico?

Tan solo en 2021 se vendieron 1.257.787 coches que tenían más de 10 años de antigüedad, suponiendo un aumento en la compra de automóviles de este tipo de un 46´3% si lo comparamos con el año anterior. Pero hay más, de estos coches viejos que se vendieron, un 25% superaba los 20 años, llegando a registrarse un total de 306.129 transferencias de vehículos matriculados antes de 2001.

En lo que respecta al achatarramiento durante 2021 -acción que implica la entrega del vehículo en el desguace y su baja definitiva en los registros de la Dirección General de Tráfico (DGT)- la cifra de automóviles con más de 10 años que fueron retirados de la circulación llegó hasta las 765.064 unidades, lo que supone un porcentaje ridículo si lo comparamos con la totalidad de vehículos que se encuentra en esta circunstancia y que se eleva hasta los 19 millones de unidades.

Según ANFAC, en 2021 por cada coche nuevo que se vendió, se transfirieron cerca de 1´4 turismos con una antigüedad superior a los 10 años, retrasando de forma definitiva la la renovación del parque automovilístico y lastrando el cumplimiento de los objetivos de descarbonización que están marcados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El mantenimiento: Imprescindible para conservar el vehículo en buen estado

No es la primera ni será la última vez que lo comentamos en nuestras publicaciones. El mantenimiento periódico del vehículo y las revisiones del mismo son imprescindibles a la hora de conservarlo en buen estado durante más tiempo. Sin embargo, parece que no es algo que todos los conductores tengan en cuenta y esto es algo que influye directamente sobre la seguridad vial en carretera.

De acuerdo con el estudio de Fundación Línea Directa y Centro Zaragoza, hasta el 50% de los coches que acuden a pasar la ITV tienen defectos en la primera inspección, mientras que en un 20% de estos se detectan deficiencias graves o muy graves. Otro aspecto que contribuye a agravar esta situación es el que comentamos en nuestro post anterior, donde hablamos sobre como en 2021 el absentismo en las inspecciones de ITV se elevó hasta el 40%, por lo que 4 de cada 10 vehículos que tenían que acudir a realizar la inspección, no lo hicieron.

¿Sabías que en los últimos 10 años los españoles gastamos un 20% menos en el mantenimiento de nuestros vehículos? El gasto medio que las familias destinan a este fin ha pasado de los 625 euros anuales a los 497 euros, lo que visiblemente se ha traducido en un empeoramiento del estado en el que estos vehículos acuden a pasar la Inspección Técnica de Vehículos, donde los defectos graves o muy graves se han incrementado de la siguiente forma:

  • Defectos en el sistema de alumbrado: 44%
  • Defectos en el sistema de dirección: 34%
  • Defectos en ruedas, ejes, neumáticos y suspensión: 26%
  • Defectos en el motor o la transmisión: 10%
  • Defectos en el sistema de frenos: 10%

Además, si a lo anterior sumamos que el 88% de los vehículos con más de 10 años han acudido a pasar la ITV con defectos graves en los neumáticos y que, el 93% también tenía deficiencias en su alumbrado, tenemos el cóctel perfecto para seguir incrementando las cifras de siniestralidad.

el mantenimiento del coche es esencial para que esté en buen estado

Los vehículos de ocasión con más de 15 años acaparan el 38´2% de las ventas

El bajo número de matriculación de automóviles nuevos está totalmente influenciado por la tendencia al alza que acumulan los vehículos antiguos con más de 15 años, los cuales han acaparado el 38´2% de las ventas en el mercado de ocasión y acumulan una subida, en lo que va de año, del 9´4%. Son los llamados coches “mileuristas” y se caracterizan por su bajo precio, además de por no contar en su mayoría con los asistentes a la conducción y tecnología disponible en los modelos más modernos.

A esta situación, se suma también la problemática para encontrar automóviles de ocasión jóvenes o seminuevos, de los que han caído las ventas en un 26´6%, siendo las operaciones registradas con unidades de antigüedad inferior a los 3 años un 10´7% menores. Si hablamos de automóviles de ocasión que tienen entre 3 y 5 años de antigüedad, el porcentaje de unidades vendidas se ha reducido un 3%.

Es por ello por lo que la importación de vehículos de ocasión ha aumentado sus ventas en un 29´5%, acumulando una importante subida del 46´5% y ratificando que, los mercados extranjeros son en la actualidad la única vía para encontrar los automóviles de ocasión que, hoy en día, es imposible encontrar en nuestro país.

Aumentan las matriculaciones de vehículos nuevos a través de empresas de renting

Cada vez son más los conductores que optan por el renting de vehículos a la hora de renovar su automóvil y es que, esta forma de “financiar” la compra de un coche más conocida como medio de alquiler de vehículos a medio y largo plazo, se ha convertido en una de las vías más accesibles para quienes desean actualizar su principal medio de transporte a un coste reducido.

Este tipo de mercado, según los datos publicados en el portal estadístico de la AER, la Asociación Española de Renting de Vehículos, ha crecido considerablemente en los últimos meses, acumulando una subida del 27´65% y registrando un total de 16.172 matriculaciones, lo que ha generado el 26´06% del total de las ventas de vehículos nuevos registradas en nuestro país entre los meses de enero y agosto.

Así mismo, en lo que a descarbonización del parque automovilístico se refiere, las empresas de renting han realizado el 31´54% de las matriculaciones de vehículos propulsados por energías alternativas (eléctricos, híbridos, vehículos de hidrógeno o de gas) durante los primeros ocho meses del año.

las ventas de coches eléctricos no suben suficiente

Las ventas de vehículos eléctricos suben, pero no lo suficiente

De risa, así tilda Motor.es a las ventas de vehículos eléctricos en nuestro país. Y es que, no es para menos, pues en el pasado mes de agosto tan solo el 2´8% de los automóviles matriculados en España era 100% eléctrico. Incluyendo los híbridos enchufables, únicamente conseguimos darle la vuelta al porcentaje y elevar la cifra hasta el 8´2% de las ventas de vehículos nuevos.

Nuestra cifras contrastan escandalosamente con las de otros países europeos, donde en el caso de Alemania se lograron alcanzar las 31.734 unidades vendidas, 20 veces más que en España y suponiendo un 16% del total de las ventas de vehículos en el país germano. Si, en el mercado alemán, sumásemos también las ventas de híbridos enchufables, el porcentaje sube hasta el 28%.

Actualmente, los vehículos con etiquetas CERO y ECO, tan tolo suponen el 0´54% y el 2´7% respectivamente del parque automovilísticos español, mientras que aquellos a los que se les asigna la etiqueta C, han aumentado un 7´4% con respecto al año anterior y suponen un total de 9.575.822 unidades.

El 77% de los particulares desconoce la existencia del Plan MOVES III

Las ayudas gubernamentales para la renovación del parque automovilístico que apuestan únicamente por modelos propulsados por energías alternativas, que en la actualidad reciben el nombre de Plan MOVES III, están presentes en nuestro país desde hace años. Sin embargo, y de acuerdo con las conclusiones del Foro de Movilidad 2022 promovido por Alphabet, el 77% de los particulares desconoce la existencia de este tipo de subvenciones. Si hablamos de PYMES y autónomos, los porcentajes se sitúan en el 46% y el 70% respectivamente.

Es más que probable que este desconocimiento se deba, en parte, a que la intención de compra por parte de determinados colectivos, como PYMES o autónomos, de vehículos híbridos, híbridos enchufables, eléctricos o de vehículos propulsados por gas e hidrógeno, todavía dista bastante en algunos casos con respecto a la de vehículos diésel o gasolina, tal y como puede apreciarse en la siguiente gráfica extraída del mencionado estudio.

intención de compra de automóviles según tipo de combustible

radiografía del coche eléctrico en ESPAÑA

 

Todo lo anterior, sumado a la problemática situación que muchas personas están atravesando actualmente en nuestro país, contribuye a empeorar la calidad del aire en nuestras ciudades y a seguir incrementando las cifras de siniestralidad marcadas por un parque automovilístico peligrosamente envejecido.

 

Desde RO-DES, entendemos que las circunstancias actuales no son favorables para muchos y, por ello, hay demasiados casos en los que comprar un vehículo más nuevo y menos contaminante, no está a nuestro alcance. Sin embargo, lo que jamás debería comprometerse es el realizar un correcto mantenimiento del vehículo, independientemente de la antigüedad que tenga este.