¿Qué revisa la DGT en sus campañas de control del estado del vehículo?


Esta semana, entre el pasado lunes 20 y el próximo domingo día 26, la DGT estará llevando a cabo en las carreteras españolas una nueva campaña de control en la que se vigilará el estado de los vehículos que circulan por las mismas, con la finalidad de detectar y sancionar a aquellos conductores que lo hagan con determinados elementos de seguridad activa, como son los neumáticos, faros y elementos de señalización, frenos o parabrisas en mal estado, ya que de ser así el riesgo de siniestralidad se multiplica sobre todo si hablamos de vehículos con una antigüedad más elevada (más de 15 años), en comparación con aquellos más nuevos que no superan los 5 años desde la fecha de su primera matriculación.

Tal y como la Dirección General de Tráfico (DGT) publica en su revista digital, los controles se realizarán por medio de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como también por la policía local y autonómica de cada una de las regiones del país. Además, a los controles realizados por los agentes, se sumarán los sistemas de verificación y monitorización que la DGT tiene instalados en las carreteras y a través de los cuales, utilizando el lector de matrículas, podrá comprobar y sancionar a quienes no circulen con la ITV en vigor.

control de neumáticos guardia civil

El estado de los neumáticos:

No es la primera vez que comentamos en este espacio que, los neumáticos, son el único punto de contacto entre nuestro coche y la carretera. Por ello es imprescindible que se encuentren en perfecto estado y sean capaces de asegurar la adherencia tanto durante el empuje, como en las frenadas o desplazamientos laterales. Además, también son los encargados de que el recorrido del vehículo siga la dirección elegida por el usuario, a parte de amortiguar cualquier imperfección que pueda haber en el asfalto.

De acuerdo con las últimas campañas de control de la DGT de este tipo realizadas en nuestras carreteras, un 5% de los vehículos circulan con defectos graves en los neumáticos y las faltas más comunes son la de hacerlo con una profundidad de dibujo inferior a 1´6 mm, desgaste irregular debido a una alineación incorrecta o a irregularidades en la suspensión, así como circular con una presión inadecuada. Las furgonetas, dedicadas generalmente a un uso más profesional y con mayor índice tanto de uso como de desgaste, son los vehículos que con más frecuencia circulan con los neumáticos en mal estado.

Si quieres saber cómo comprobar el estado de los neumáticos de tu coche, tenemos una guía muy completa en nuestra sección de mecánica que seguro que es de utilidad.

Otra cosa a tener en cuenta y a revisar de forma periódica en vuestro vehículo, es la presión del neumático en frío y el estado de la rueda de repuesto, en aquellos casos en los que se disponga de ella (pues actualmente son muchos los coches que salen al mercado sin rueda de repuesto y en su lugar incorporan un Kit antipinchazos). Además, también es importante comprobar que no se pierda aire por las válvulas.

El sistema de alumbrado y señalización:

El sistema de alumbrado no solo permite ver mejor sino también que otros conductores nos vean y sean capaces de identificar cuándo nos disponemos a realizar una maniobra determinada. El por ello que, para que la conducción se realice de forma segura, es imprescindible mantener en buen estado sus componentes y regular los faros de acuerdo con nuestras necesidades para lograr, por un lado, disponer de la luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quienes circulan en sentido contrario al de nuestra marcha.

También es importante saber que las lámparas, con el paso del tiempo y debido al uso, se deterioran perdiendo intensidad, por lo que se aconseja cambiarlas cada 40.000 kilómetros o cada 2 años. Debido a que el uso de estos elementos se realiza de forma simétrica en la mayoría de los casos, se recomienda cambiarlas por parejas. Otro de los aspectos para tener en cuenta a la hora de realizar el mantenimiento del sistema de alumbrado, es que las ópticas de los faros y pilotos estén limpias y en buen estado.

Puedes aprender más sobre el mantenimiento y las averías del sistema de alumbrado o conocer por qué y cómo se pulen los faros del coche para eliminar la opacidad de las ópticas, pinchando en los anteriores enlaces o visitando nuestra sección de mecánica en la web. También puedes visitar nuestro artículo sobre el sistema de alumbrado para ver nuestros videotutoriales relacionados con el cambio de bombillas en los faros delanteros, traseros o de Xenón.

control de la Guardia Civil

La placa de matrícula:

Además de los neumáticos y el sistema de alumbrado también se realizará un control sobre el estado de las placas de matrícula, verificando que sean perfectamente legibles y no presenten obstáculos que impidan o hagan más difícil su lectura e identificación, así como comprobando que no estén deterioradas o manipuladas.

Recordamos que circular con una placa de matrícula cuya lectura no sea posible conlleva una sanción de 200 euros sin detracción de puntos y que hacerlo con una placa de matrícula manipulada puede suponer una multa de hasta 6.000 euros y la pérdida de 6 puntos.

El parabrisas:

El parabrisas es una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo, en la eficacia del airbag y como soporte de cámaras o sensores pertenecientes a los distintos sistemas de ayuda a la conducción, en caso de que los haya, por lo que deberemos revisar que se encuentre en perfecto estado y no presente daños o roturas.

La documentación:

Además del correspondiente carné de conducir, que hemos de llevar encima siempre que nos pongamos al volante de un vehículo, también hay ciertos documentos que tendremos que facilitar a los agentes de tráfico en caso de ser parados en uno de estos controles sobre el estado del vehículo. Estos documentos, son: la tarjeta de inspecciones técnicas (ITV) en vigor y el permiso de circulación del vehículo. Además, la pegatina de la ITV deberá estar colocada en la esquina superior derecha de la luna delantera del vehículo.

 

¿Alguna vez os han parado en un control de este tipo? ¿Creéis que deberían hacerse más a menudo o revisar más elementos del vehículo? ¿Qué os parece que la DGT realice periódicamente este tipo de campañas? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

¿Necesitas un duplicado del permiso de circulación? Ya puedes pedirlo online desde la web de la DGT


La DGT estrenó el verano pasado su nueva sede electrónica, a través de la cual ya es posible realizar más trámites de forma online evitando así que el ciudadano tenga que pedir cita previa y esperarse a que llegue la misma para llevar a cabo diferentes gestiones de manera presencial en sus oficinas. Así, además de la consulta de puntos y el pago de multas o la identificación del conductor que ya podían efectuarse a través de Internet, ahora también puede gestionarse el duplicado del permiso de conducir, realizar el cambio de domicilio a efectos de notificaciones, solicitar el Permiso Internacional, el informe de un vehículo o pedir un duplicado del permiso de circulación.

Tal y como avanzábamos en el anterior párrafo, la DGT anunció a través de una nota de prensa el pasado 14 de enero de 2020 que ya es posible solicitar desde su sede online el duplicado del permiso de circulación de un vehículo, sin necesidad de que el interesado tenga que desplazarse a la Jefatura de Tráfico más cercana y permitiendo que la gestión pueda realizarse al instante, por lo que la recepción del documento se realizaría por correo postal en la dirección facilitada por el solicitante en el plazo aproximado de dos semanas.

Sigue siendo necesario disponer de DNI electrónico, certificado Digital o @Clave para llevar a cabo la gestión de forma online, además de abonar la correspondiente tasa. El pago de tasas, en aquellos trámites que ahora pueden completarse a través de Internet, se puede realizar telemáticamente durante el propio proceso de solicitud.

permiso de circulación

También, y con el objetivo de reducir las posibles incidencias que pudieran impedir la expedición del duplicado del permiso de circulación de un vehículo, como por ejemplo precintos, vehículos dados de baja u otras incidencias denegatorias, la DGT aconseja consultar previamente a través de su sede electrónica la situación administrativa del vehículo mediante la solicitud de un informe. Si durante la tramitación del duplicado surgiese alguna incidencia, será la DGT a través del departamento correspondiente quien contacte con el interesado mediante una llamada telefónica o escribiendo a su dirección de correo electrónico para notificárselo. Finalmente, una vez completada la solicitud, la DGT se encargará de revisar toda la documentación y realizará la expedición del duplicado del permiso de circulación. Si quieres ver qué documentos necesitarás para gestionar la solicitud del duplicado, haz clic en el enlace anterior.

Recordamos a nuestros lectores que el permiso de circulación es uno de los documentos necesarios y obligatorios que necesita cualquier vehículo para hacer uso de la red de carreteras española. Se trata de un justificante en el que se identifica al titular del vehículo, así como las principales características de éste y el duplicado podrá solicitarse en caso de sustracción, deterioro o extravío. En aquellos casos en los que se produzca un cambio en los datos del documento (nombre, apellidos, razón social, cambio de servicio, reformas de importancia, etc.) se tendrá que solicitar en lugar de un duplicado, la renovación. También creemos importante mencionar que, este duplicado es posible solicitarlo de igual manera en la red comercial de Correos.

La DGT realiza más de 150 millones de gestiones administrativas al año relacionadas con vehículos, conductores o multas, lo que supone que aproximadamente se realicen 500.000 trámites al día. La mayoría de estos trámites se realizan presencialmente en las Jefaturas de Tráfico, aunque cada vez son más las gestiones que se llevan a cabo a través de la vía telemática.

Desde RO-DES pensamos que es muy interesante la intención que la DGT tiene de ir aumentando progresivamente el número de trámites que pueden realizarse por medio de su sede electrónica, pues debido al estilo de vida y a las obligaciones que impiden a muchos ciudadanos el poder desplazarse hasta una Jefatura de Tráfico para realizar una gestión relacionada con su vehículo o su carnet de conducir de manera presencial, la posibilidad de hacerlo a través de Internet sin horarios ni la necesidad de solicitar cita previa, es un recurso cada vez más valorado.

¿Vas a esquiar con tu coche? Consejos que no debes olvidar


La temporada de nieve ya ha comenzado y son cada vez más las personas que disfrutan o se interesan por los deportes de invierno como el esquí o el snowboard. En España contamos con algunas de las mejores pistas de esquí del mundo y debido a las pocas opciones que hay, el medio de transporte favorito para llegar hasta ellas es el coche. Por ello, es importante tener en cuenta ciertos consejos que harán que los desplazamientos sean mucho más seguros y también que, quienes viajen con su propio equipo (cascos, botas, bastones, esquís o tabla de snowboard), lo hagan de forma responsable para evitar que este equipaje se transforme en un potencial riesgo para los ocupantes del vehículo.

carretera con nieve esquí

Precaución en la carretera:

Con nieve en el asfalto se debe aumentar la distancia de seguridad y es conveniente saber que la visibilidad se reduce, por lo que las maniobras deberán de hacerse con suavidad en todo momento. Además, si la nieve empieza a cuajar y el vehículo no monta neumáticos de invierno, es muy importante saber cómo se ponen las cadenas ya que, cuando la climatología se vuelve tan adversa, hacerlo en el menor tiempo posible será algo que seguramente agradecerás.

Si la carretera es llana, sin pendientes, la nieve recién caída podrá superarse con precaución sin mayores problemas. Sin embargo, habrá que prestar especial atención a los repechos ya que es ahí donde la nieve se acumula y puede provocar que las ruedas patinen si no se circula con neumáticos de invierno o cadenas. Con nieve ya cuajada y en aquellos casos en los que en el asfalto ya se hayan acumulado algunos centímetros, es recomendable seguir las roderas marcadas por el paso de otros vehículos y vigilar la temperatura exterior para ser consciente de la aparición de placas de hielo.

Esta infografía que la DGT ha publicado en su revista digital, muestra cómo actuar en caso de que encuentres hielo o nieve en la carretera.

infografía DGT conducir con nieve o hielo

Transportar el equipo de forma segura

Desde el equipo de prensa de SEAT, nos ha llegado un comunicado en el que ofrecen diversos consejos para que llevar como equipaje el material de esquí no se convierta en un riesgo para la seguridad de quienes viajan en el vehículo. Colocarlo y sujetarlo de manera adecuada es primordial pues en caso de colisión a una velocidad de 50 km/h, unos esquís de tan solo 5 kg de peso, pasarían a pesar 150 kg. ¿Qué hay que tener en cuenta para transportar los esquís, tabla de snowboard, cascos, botas o bastones de manera cómoda y segura?

Elegir un portaesquís:

En el mercado existen 4 tipos distintos de portaesquís: de techo, magnéticos, de rueda o de bola de remolque. Elegir el mejor ya dependerá de las necesidades o los gustos de cada uno. Por lo general, los magnéticos son una buena solución para esquiadores ocasionales ya que se colocan de forma muy sencilla. No obstante, hay que recordar que con un portaesquís magnético no se pueden superar los 90 km/h y que, en caso de accidente, son menos seguros que el resto.

Los portaesquís de techo o los que van colocados sobre la bola de remolque son los más habituales entre los aficionados a los deportes de invierno y los de rueda, entre aquellos que tienen un vehículo 4×4 o utilizan uno para trasladarse hasta las pistas. Es importante saber que, si eliges un portaesquís de techo, las puntas de los esquís deben ir siempre orientadas hacia atrás.

equipo de esquí

Llevar los esquís o la tabla de snowboard en el interior del vehículo:

Pese a lo que muchos puedan pensar, si que está permitido transportar los esquís o la tabla de snowboard en el interior del vehículo, aunque siempre teniendo en cuenta unas pautas determinadas. Aunque no son obligatorias, las fundas son muy recomendables ya que facilitan la sujeción de la carga y protegen los cantos. Si eliges esta forma de transporte y en caso de que hagas uso de la parte abatible del asiento trasero para que parte de tu equipo ocupe transversalmente una de las plazas del vehículo, recuerda que todos los objetos deben ir firmemente sujetos.

El resto del material, en el maletero o en un cofre:

Las botas, los cascos y bastones, deberán situarse en el maletero del vehículo junto con el resto del equipaje. Es conveniente situar los elementos más pesados como las botas centradas al fondo y siempre en la parte inferior ya que así evitarás que se desplacen. Los casos y bastones puedes colocarlos por encima, pero nunca sobre la bandeja del maletero ya que en caso de frenada brusca o de choque, saldrían despedidos.

Otra solución, si el espacio dentro del maletero es limitado, optar por un cofre puede ser una buena solución ya que dependiendo de las dimensiones que tenga, seguramente servirá para transportar todo el material junto: esquís o tabla, botas, cascos y bastones.

¿Es necesario adaptar la conducción?

Por supuesto. Cuando se circula con elementos exteriores (portaesquís o cofre) o con cargas pesadas en el maletero, la conducción se puede ver condicionada por lo que es necesario adaptarla y extremar las precauciones. Antes de iniciar el viaje, hay que revisar siempre la presión de los neumáticos para verificar si ésta es la adecuada. Además, también hay que tener en cuenta que cuanto mayor es la carga, el tiempo de frenado se incrementa por lo que, como ya hemos comentado al principio de este artículo, habrá que circular aumentando la distancia de seguridad.

 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Qué método utilizas para transportar tu equipo de esquí o snowboard hasta las pistas? ¿Añadirías alguna recomendación más? ¡Déjanos tus comentarios!

¿Cuánto tardarían los Reyes Magos en repartir los regalos si lo hicieran en coche?


Hace un par de años, en 2017, compartimos con vosotros diversas curiosidades relacionadas con Papá Noel y su viaje en el supuesto caso de que este carismático  personaje hiciera su particular reparto de regalos utilizando medios de transporte convencionales como un coche, una moto o una autocaravana. Pero ¿y los Reyes Magos? ¿Cuánto tardarían en repartir los regalos si lo hicieran en coche?

Ahora que ya hemos entrado de lleno en el 2020 y con la Navidad a punto de llegar a su fin en España, nuestros compañeros de Acierto.com han compartido con nosotros un estudio muy divertido y similar al comentado en el párrafo anterior, pero con Melchor, Gaspar y Baltasar como protagonistas. Y es que, teniendo la noche de reyes a la vuelta de la esquina, no hemos querido perder la oportunidad de trasladaros las peculiaridades extraídas de la investigación realizada por el comparador online de seguros.

reyes magos repartir regalos en coche

Como muchos de vosotros sabréis, uno de los secretos mejor guardados del mundo es cómo lo hacen los Reyes Magos para conseguir repartir todos los regalos a tiempo, pese a que tan solo cuentan con 5 horas para completar todo su recorrido, que solo en España llega hasta los 656.384 kilómetros. Para ello, sus camellos deben realizar el recorrido a una velocidad, como mínimo, de 131.277 km/h. Pero ¿y si en lugar de usar sus camellos decidieran realizar el recorrido por España en coche utilizando nuestra red de carreteras?

En este supuesto caso, Sus Majestades los Reyes de Oriente han escogido un coche familiar para realizar su recorrido cómodamente, cuyo consumo es de aproximadamente 6 litros cada 100 kilómetros, teniendo en cuenta el actual precio de los combustibles, y a lo que habría que sumar también los gastos de reparaciones y mantenimiento, los necesarios descansos, noches de hotel y dietas. Si los Reyes Magos repartirán los regalos a los hogares españoles en coche, tardarían hasta 227 días y se gastarían 82.987 euros en unos 63.300 litros de combustible.

reyes magos repostando combustible

Además, al gasto de combustible, habría que sumar los costes del cambio de neumáticos que serían de unos 6.000 euros, si tenemos en cuenta que la profundidad del dibujo ha de ser como mínimo de 1,6 milímetros para que el vehículo circule de manera segura y que la vida media de un neumático se sitúa en los 50.000 kilómetros. Esto haría que las ruedas del coche de los Reyes Magos tuvieran que ser cambiadas hasta en 13 ocasiones, siendo necesarios un mínimo de 52 neumáticos. Si quieres sabes cómo verificar tu mismo el estado de los neumáticos de tu coche, puedes leer nuestro artículo: Cómo comprobar los neumáticos de tu coche.

Sin embargo, el combustible y los neumáticos no son los únicos gastos que Melchor, Gaspar y Baltasar tendrían que asumir si escogieran un coche para hacer llegar sus regalos a los españoles, ya que también sería necesario sumar el coste de contratar una póliza de seguros que incluyera tanto coche de sustitución (en caso de avería o accidente, necesitarían otro vehículo de características similares para poder continuar con su reparto y conseguir terminarlo a tiempo), como un servicio de asistencia en viaje sin límite de kilometraje. Suponiendo que tuvieran que cambiar de vehículo cada 200.000 kilómetros, necesitarían al menos 3 coches y gastarían en pólizas de seguros alrededor de 1.600 euros (teniendo en cuenta el precio medio de una póliza a todo riesgo con franquicia de un coche familiar, que actualmente ronda los 400€).

¿Os imagináis a los Reyes Magos repartiendo los regalos en coche? ¿Qué otros gastos podrían añadirse a este estudio tan singular? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

Nueva instrucción de la DGT para regular el uso de patinetes o VMP


Cada vez son más quienes optan por un Vehículo de Movilidad Personal (VMP) para desplazarse cómodamente por los núcleos urbanos y es que este tipo de vehículos son, para muchas personas, la alternativa ideal a los medios de transporte convencionales y también al transporte público. Debido al creciente aumento de la circulación de vehículos de este tipo que se está produciendo en muchas poblaciones, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción transitoria en la que se establecen una serie de criterios que los usuarios deben aplicar y que, tanto Ayuntamientos como autoridades, deben conocer para velar por su cumplimiento hasta que se establezca la correspondiente normativa sobre el asunto.

Pese a que en enero de 2019 la DGT ya anunció la intención de regular el uso de vehículos de movilidad personal (VMP), las medidas incluidas en esta instrucción tendrán que incluirse más adelante en una reforma del Reglamento General de Conductores (RGC).

patinete eléctrico

¿Qué vehículos se consideran VMP y cuáles no lo son?

De acuerdo con la instrucción de la DGT, un VMP es un vehículo de una o más ruedas, con una sola plaza y propulsado de manera exclusiva por un motor eléctrico que, proporcionará al vehículo una velocidad máxima de 25 km/h.

No se considerarán VMP los vehículos que:

  • No tengan sistema de auto-equilibrio o tengan sillín.
  • Vehículos de competición.
  • Vehículos para personas de movilidad reducida.
  • Vehículos incluidos en el ámbito del Reglamento (UE) N2 168/2013: patinetes con asiento, ciclo de motor, ciclomotores de dos ruedas, etc. Este tipo de vehículos, hay que recordar que, requieren de la autorización administrativa para conducir, disponer de una póliza de seguro y, además, el uso de casco es obligatorio.
  • Vehículos que no superen los 6 km/h, pues tienen la consideración de juguetes.

La DGT advierte a través de una publicación en su revista digital, que hay que fijarse bien en las características técnicas del vehículo ya que actualmente existen muchos modelos que se comercializan como VMP aunque en realidad no lo son. Hay que prestar especial atención a la velocidad y recordar lo mencionado al inicio de este punto, que no debe superar los 25 km/h.

Circular con un vehículo de mayores prestaciones a las establecidas para los VMP y no cumplir con los requisitos del Reglamento (UE) nº 168/2013, podría suponer una sanción de 500€ para el conductor y procederse a la inmovilización (y depósito) del vehículo. También se incluyen en este grupo aquellos VMP que hayan sido alterados para modificar sus características técnicas o aumentar su velocidad.

¿Qué comportamientos serán sancionables?

Actualmente, los usuarios de un VMP no necesitan autorización administrativa para circular ni para conducir y tampoco es obligatorio disponer de una póliza de seguros. Es por ello por lo que, sus conductores no perderán puntos en caso de que sean sancionados utilizando un vehículo de este tipo. Los comportamientos por los que podrán ser denunciados y multados serán:

Alcohol o drogas:

Al igual que el resto de conductores, los usuarios de un vehículo de movilidad personal o patinete tendrán la obligación de someterse a las pruebas de alcohol o drogas realizadas por los agentes de tráfico. En caso de que el resultado de las mismas sea positivo, la multa es la misma que si fueran sancionados conduciendo otro tipo de vehículo a motor (de 500 a 1.000 euros para quienes den positivo en alcohol y 1.000 euros en caso de ser detectadas drogas en el organismo).

Si el usuario del patinete se niega a someterse a dichas pruebas y salvo que la Fiscalía competente de la provincia establezca que el delito debe tipificarse de acuerdo con lo establecido en el artículo 379.2 del Código Penal, la denuncia será meramente administrativa.

Además, tal y como ocurre con el resto de vehículos a motor, si el conductor de un VMP es sancionado por arrojar un resultado positivo en las pruebas de alcohol o drogas, el vehículo será inmovilizado.

Manipular el teléfono móvil:

Queda prohibido conducir un patinete manipulando el teléfono móvil o cualquier otro tipo de dispositivo. La sanción, teniendo en cuenta el artículo 12.2.5A del RGC, será de 200€.

Uso de auriculares:

También queda prohibido hacer uso de cascos o auriculares que vayan conectados a un aparato receptor o reproductor de audio. La sanción según el artículo 12.2.5A del RGC y al igual que en el supuesto anterior, será de 200€.

Casco y otros elementos de protección:

Este punto se regirá por lo dispuesto en las Ordenanzas Municipales de cada población. En caso de que éstas contemplen la obligación de llevar casco, el agente podrá sancionar con 200€ a aquellos conductores que no hagan uso del mismo y proceder a la inmovilización del vehículo.

Circulación por aceras y zonas peatonales:

La circulación de patinetes o VMP por aceras y zonas peatonales, también queda prohibida. La multa que podrán recibir aquellos usuarios que no cumplan con esta norma es de 200€, salvo que las Ordenanzas Municipales establezcan algo distinto.

Alumbrado y prendas reflectantes:

Con respecto a la circulación nocturna, ésta deberá realizarse haciendo uso de un sistema de alumbrado y de prendas o elementos reflectantes. En caso contrario, el conductor podrá ser sancionado con 200€ de multa.

Pasajeros:

Los patinetes o VMP solo están autorizados para el transporte de una única persona. Circular en un vehículo de movilidad personal llevando pasajero, podrá ser sancionado con una multa de 100€.

Menores:

Si el usuario del patinete es un menor de 18 años, sus padres tutores, acogedores y guardadores leales o, de hecho, serán quienes deban responder sobre las infracciones cometidas.

 

¿Qué os parecen las medidas incluidas en la instrucción de la DGT sobre el uso de patinetes o vehículos de movilidad personal (VMP)? ¿Creéis que los comportamientos sancionables son correctos? ¿Añadiríais o modificaríais alguna cosa? ¡Dejadnos vuestros comentarios!