Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Aunque todavía no existe una confirmación oficial sobre cómo se llamará el nuevo plan de ayudas, al que de momento haremos referencia como Plan VEA o Plan MOVEA 2019, que el Gobierno pretende poner en marcha durante el presente año, lo que sí se sabe es que éste contará con un presupuesto de 55 millones de euros destinado a incentivar la compra de vehículos menos contaminantes y con otra partida presupuestaria destinada a incentivar la mejora de infraestructuras con la instalación de más puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Tal y como publican desde MovilidadElectrica.com éste podría ser el primer plan de ayudas específico para vehículos eléctricos, con lo que vehículos híbridos enchufables, híbridos, de Gas Natural Comprimido o Licuado (GNC y GNL) y los propulsados por Gas Licuado de Petróleo (GLP), podrían quedarse sin incentivos. Igualmente, al igual que ha sucedido anteriormente con otros planes de ayudas a la compra de vehículos, hasta que las condiciones no sean publicadas en el BOE será muy complicado saber si las especulaciones que hasta el día de hoy se han ido realizando, se cumplirán finalmente o no.

Según parece, este plan de ayudas podría dividirse en cuatro categorías: incentivos para la compra de vehículos eléctricos, incentivos para la instalación de puntos de recarga rápida, ayudas para la mejora de la movilidad de las empresas e incentivos para la implementación de más y mejores servicios de alquiler de bicicletas. Todo ello, serviría para seguir abriendo el camino a la Ley de Transición y Cambio Climático, donde y se ha previsto la prohibición de venta y matriculación de vehículos de combustión a partir de 2040, además de la circulación de los mismos desde 2050.

Otra de las novedades que podría ser incluida en este nuevo programa de incentivos, sería que la gestión de las subvenciones podría depender directamente de las Comunidades Autónomas, de forma que los trámites sean más eficientes y facilitando un reparto más óptimo, pudiendo aumentar en caso de que la administración lo considere necesario la dotación presupuestaria de cualquier categoría de incentivos.

No obstante, y con respecto al cambio mencionado en el párrafo anterior, la gestión de las subvenciones por parte de las Comunidades Autónomas podría provocar que los incentivos no entrasen en vigor al mismo tiempo en toda España. Y aunque todavía no hay una fecha prevista para que las ayudas entren en vigor, se estima que en marzo o abril el IDAE lo tendría todo preparado para su puesta en marcha y que ésta podría producirse ya iniciada la temporada estival.

Francia destina 600 millones de euros en ayudas para incentivar la renovación de su parque automovilístico:

Bien distinto a lo que plantea el Gobierno español, es el plan de ayudas para la renovación del parque automovilístico que se acaba de aprobar en Francia para este 2019. Nada más ni nada menos que 600 millones de euros de presupuesto para incentivar la reducción de emisiones contaminantes y la renovación del parque automovilístico.

El Gobierno francés también tendrá en cuenta la renta de los propietarios y además de los 1.000 euros de ayuda que recibirán quienes envíen al desguace y den de baja definitiva un vehículo diésel matriculado antes de 2001 o uno gasolina matriculado antes de 1997, ofrecerá 1.000 euros más a quienes por su nivel de ingresos no estén obligados a presentar la declaración de la renta (en total 2.000 euros). También, si éstos últimos demuestran que recorren más de 60 km al día para acudir a su puesto de trabajo, la cantidad de la ayuda se incrementará hasta los 4.000 euros y si optan por comprar un vehículo eléctrico, hasta los 5.000 euros (cantidad muy similar a las que, hasta el momento, ha ofrecido el Gobierno español con respecto a la compra de este tipo de vehículos). Sin duda, estas son condiciones que tienen en cuenta la situación real de los ciudadanos.

Además, esto no es todo, ya que para acceder a la subvención no será necesario que el vehículo adquirido sea nuevo, pudiendo el interesado optar también por aquellos de segunda mano que tengan un nivel de emisiones inferior a los 122 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro.

Teniendo en cuenta que los últimos planes de ayudas destinados a incentivar la renovación del parque automovilístico, el Plan MOVALT y el MOVEA, con presupuestos totales de 35 y 14´26 millones respectivamente, se agotaron en tiempo récord (aproximadamente en 24 horas) debido a la baja dotación presupuestaria inyectada por el Gobierno, lo más probable es que después de más de 1 año sin ningún tipo de incentivo las ayudas del nuevo Plan VEA 2019 (que tendrán un presupuesto aproximado de 60 millones de euros) se agoten también muy rápidamente.

Habrá que esperar para ver si el Plan VEA anunciado en septiembre del año pasado, llega a materializarse y si finalmente se cumplen con las especulaciones lanzadas durante este 2019 o si por el contrario, los incentivos siguen subvencionando la compra de vehículos híbridos enchufables, híbridos, de Gas Natural Comprimido o Licuado (GNC y GNL) y los propulsados por Gas Licuado de Petróleo (GLP), sin centrarse únicamente en vehículos eléctricos.

 

Desde luego, que las diferencias entre la propuesta del Gobierno de España y las ayudas aprobadas por el Gobierno francés, son muy notables y seguramente, serán las que marcarán la diferencia entre el éxito de un plan u otro. Desde RO-DES, nos gustaría conocer vuestra opinión sobre todo este tema, por lo que os animamos a dejar vuestros comentarios en el post. ¡Seguiremos informando!

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad