Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Qué los vehículos propulsados por motores de combustión (diésel, gasolina, híbridos y de gas) tienen los días contados, ya es un hecho. Y es que el Gobierno ya trabaja en una propuesta, que será incluida en la Ley de Cambio Climático, para prohibir la venta y matriculación de este tipo de turismos y vehículos comerciales, a partir de 2040. Mediante esta propuesta y según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, se pretende que en el 2050 el parque automovilístico español esté libre de emisiones contaminantes.

Otro de los objetivos que se pretende alcanzar, en términos generales, es la previsión de reducir en 2030 los gases de efecto invernadero en un 20%, con respecto a los niveles registrados en 1990. Esto significaría que, en poco más de una década, España debería reducir sus emisiones hasta los 230 millones de toneladas (60 millones de toneladas menos que el objetivo fijado por la Unión Europea). De esta manera, y siguiendo el plan del Gobierno establecido para el 2050, las emisiones podrían llegar a reducirse hasta en un 90%.

Un parque automovilístico sin emisiones en 2050

De acuerdo con el artículo publicado en el diario ABC, si esta propuesta llega a llevarse a cabo, España podría unirse a países como Reino Unido o Francia, donde ya se están poniendo en marcha medidas del mismo tipo, con la finalidad de reducir las emisiones directas de CO2 procedentes de vehículos diésel, gasolina, y también de los híbridos o vehículos propulsados por gas (GNC o GLP), que aunque en menor medida, también producen este tipo de emisiones. Así, la circulación de este tipo de turismos y vehículos comerciales ligeros, estaría permitida tan sólo hasta 2050, año en el cual se pretende que todo el parque móvil esté totalmente libre de emisiones contaminantes.

cargar coche eléctricoLos municipios con más de 50.000 habitantes tendrán “zonas de bajas emisiones”

Otra de las medidas incluidas en el texto que el Gobierno prepara, y cuyo borrador ya ha sido remitido a los diferentes partidos políticos con la intención de pueda presentarse en el Congreso antes de finalizar el año, es la de obligar a los municipios con más de 50.000 habitantes a que antes de 2023 cuenten con una “zona de bajas emisiones”. De esta manera, poblaciones como por ejemplo Guadalajara, Castellón, Gandía o Torremolinos (entre muchísimas otras), tendrán que aplicar en los próximos cinco años medidas que sirvan para restringir el tráfico de vehículos en un área determinada del municipio.

Todas las gasolineras con puntos de recarga:

Otra de las medidas incluidas en el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, tiene que ver con la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos y el plazo máximo de 27 meses que el Gobierno daría a todas aquellas estaciones de servicio que suministren más de cinco millones de litros al año, para que tengan operativo en sus instalaciones un punto de recarga rápida. En caso de no cumplir con esta exigencia, los propietarios de la estación de servicio podrían ser sancionados con hasta 30 millones de euros.

De acuerdo con la información publicada por El Mundo, la implementación se realizará en varias fases y los cargadores eléctricos que se instalen tendrán que tener una potencia mínima de 22 kilovatios, de forma que permitan realizar cargas rápidas con una duración aproximada de 20 minutos. Durante la primera fase, serán las gasolineras que vendan más de 10 millones de litros al año, las que tengan que actualizarse y poner en marcha un plan para la instalación de los cargadores que deberá completarse en los nueves meses posteriores a la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Una vez llegado ese momento, tendrán otro plazo de 12 meses para garantizar la operatividad del sistema y que éste pueda suministrar energía con un origen 100% renovable.

La segunda fase, es la que afectará a un mayor número de estaciones de servicio, ya que incluirá a todas aquellas que comercialicen entre 5 y 10 millones de litros de carburante al año. En este caso, el pazo para remitir al Gobierno el plan de recarga será de 15 meses, más los 12 meses que tendrán para ponerlo en funcionamiento. Con la suma de ambos plazos, se alcanzaría el tope de 27 meses propuesto tras la entrada en vigor de la Ley.

nivel de carga en un coche eléctricoPlanes de ayudas sólo para vehículos eléctricos

Tal y como ya os comentamos hace un par de meses, el Gobierno podría poner en marcha un nuevo plan de ayudas destina únicamente a incentivar la compra de vehículos eléctricos. Además, según lo publicado en este artículo de la sección de Motor de El País, el borrador de la nueva Ley del Cambio Climático podría incluir la “la prohibición de ayudas o incentivos a las energías fósiles desde la nueva legislación”.

Así pues, todos aquellos vehículos equipados con motores de combustión y en cualquiera de sus variantes (gasolina, diésel, híbridos, híbridos enchufables, Gas Natural Comprimido -GNC- y Gas Licuado del Petróleo -GLP-) quedarían excluidos de todo tipo de incentivos públicos destinados a favorecer la adquisición de vehículos nuevos. Esta situación, podría significar una menor renovación del parque automovilístico a corto plazo, ya que muchos propietarios de vehículos con una antigüedad superior a los 12 años, precisan de estos incentivos para decidirse por la inversión que requiera sustituirlo por un vehículo nuevo.

Además, actualmente todavía hay muchos inconvenientes que perjudican la implantación del vehículo eléctrico en España, ya que todavía no hay una buena red de cargadores de baterías, la oferta de versiones por parte de las marcas es aún muy limitada, y los precios de adquisición son demasiado altos.

 

Desde RO-DES, pensamos que todavía queda un largo camino por recorrer para que el vehículo eléctrico sea una opción real y válida para la mayoría de consumidores. ¿Qué os parecen las propuestas del Gobierno para llevar a cabo la transición hacia el vehículo eléctrico? ¿Creéis que servirán para impulsar la compra de este tipo de vehículos en nuestro país? ¿Consideraríais cambiar vuestro viejo coche por un vehículo eléctrico? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

También te puede interesar:

3 comentarios

  1. tony Responder

    todo perfecto. el problema es cuando realizas la carga de energía en las estaciones predestinadas para eso, la largas horas de espera 20 minutos es mucho tiempo sumando las las fila de vehículos eléctricos esperando su turno para la recarga una estupidez debería ser una elección y no una ley y muy tarde para preocuparse por el medio ambiente es como tratar de hacer virgen a una mujer que ya no lo es.

  2. Sergio Responder

    Yo personalmente el tema de la contaminación me parece una estrategia comercial nada más. Llevamos miles de años, ya no cientos, sino miles de años con un nivel de contaminación, no sigáis obligando a la gente a que se compren lo que quiere el gobierno. La prueba está en que si el gobierno pone vigencia a una ley que prohíba vender manzanas, se prohibirán y punto. Es lamentable, pero es la realidad.

  3. Chema Responder

    Yo comprendo que el anuncio de la implantación de estas medidas cause alarma e incertidumbre en el sector de la Automoción pero hay que adoptar soluciones drásticas y no solo en este sector, si queremos continuar viviendo, medianamente bien, en este planeta y según los expertos ya llegamos tarde.

    Los fabricantes de vehículos deben “ponerse las pilas”, nunca mejor dicho, y poner a punto la tecnología del coche eléctrico cuanto antes. El próximo coche que compre, sería eléctrico desde luego.

    Saludos.

    *

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad