No se puede decir que el 2020 haya tratado bien al sector de la automoción. El año se cerró con un descenso de ventas que rondaba el 30%, y pese a que el Plan RENOVE había intentado mitigar esta cifra, no lo consiguió en absoluto. Ahora no sabemos si sorprendernos, o entender la nueva noticia: el plan no ha sido prorrogado y se considera finalizado dejando sin consumir el grueso de su presupuesto.

¿Qué ha pasado?

Para ponernos en contexto, recordaremos que el gobierno anunció en junio de 2020 que pondría en marcha un plan con un presupuesto de 250 millones de euros para servir de incentivo a la compra de vehículos eficientes. Ya generó cierta polémica el hecho de que hasta octubre no pusieran en marcha la plataforma online para solicitar las ayudas, hecho que comentamos en nuestro artículo “Las ayudas del Plan RENOVE 2020 no están disponibles de manera inmediata”.

Se esperaba el anuncio de una prórroga del plan, que según sus bases estaba vigente hasta el 31 de diciembre de 2020. Esta necesidad de la posible ampliación se debía a dos motivos: Uno es que la gente no terminaba de animarse a dar el salto y el otro es que no ha habido mucho tiempo para decidirse, porque se tomaron varios meses para poner en marcha la iniciativa y activar la plataforma a través de la cual se formalizaba la solicitud de las subvenciones.

En los documentos oficiales, se informaba con mucho optimismo de que “El programa surtirá efectos desde el 15 de junio de 2020, y finalizará el 31 de diciembre de 2020, o, si ocurriera antes, cuando se agoten los importes disponibles establecidos”. Los fondos han quedado muy lejos de agotarse y la prórroga no ha llegado, ni parece que vaya a llegar.

En nuestro artículo sobre si el Plan RENOVE cumplía o no las expectativas, ya se intuía que las cosas no estaban funcionando como debieran, pero…

¿Qué tenía que pasar?

Según las estimaciones de Faconauto – patronal que integra asociaciones de concesionarios oficiales-, 210.000 personas se hubieran acogido a las ayudas, teniendo en cuenta la crisis ocasionada por el COVID.

Pero esto no ha ocurrido.

El Secretario General de Industria y Pymes, Raúl Blanco, explicó a Europa Press, que preveía que los fondos se agotaran de una manera rápida. «Nuestro objetivo es a 31 de diciembre agotar los fondos, según lo previsto”. Además, señaló que “nunca antes un Plan RENOVE había tenido 250 millones de euros. Es un período de tiempo muy corto y creemos que se agotarán los fondos”.

Esto tampoco ha ocurrido.

Planes de años anteriores agotaron el presupuesto mucho antes de lo previsto… Este año, hubiera bastado con consumir un porcentaje significativo de los fondos, pero, ¿adivinad qué? Esto tampoco ha ocurrido. De hecho, decir que han quedado fondos disponibles sería casi un eufemismo para el fracaso que ha supuesto el Plan: “apenas se han solicitado alrededor de 40 millones de euros, un 16,6 % del total de 250 millones que se habían dispuesto para este Plan RENOVE” Así se anuncia en la publicación de Coches.com, quien -al igual que otras muchas plataformas del sector, y otras no tan específicas-, muestran su sorpresa ante la situación actual.

¿Por qué ha pasado esto?

En este punto la polémica está servida. Consultadas diversas fuentes, y aportando, -¿por qué no?- las especulaciones de los trabajadores de RO-DES, hemos extraído algunos posibles problemas que han podido ocasionar que la gente ignorara tan deliberadamente la posibilidad de cambiar de coche ahora.

plan renove 2020 problemas prórroga

  • Hacer la solicitud de las ayudas, requería el uso de una plataforma online y la posesión de certificado digital de identificación, algo de lo que todavía muchos ciudadanos carecen.
  • La cuantía de las ayudas es baja, y los conductores han preferido esperarse a otro año más prolífico para hacer esta inversión, ya que puede que el RENOVE, no fuera suficientemente “goloso”.
  • En caso de que sí lo hubiera sido, y que la cantidad realmente ayudara a realizar el pago de un nuevo coche, es muy probable que la gente no considere que 2020 sea un buen año para cambiar de coche. La crisis económica ha afectado a millones de hogares.
  • Los coches diésel o gasolina con etiqueta C tenían una cuantía de ayudas bastante inferior.
  • El plazo para solicitar las ayudas ha sido muy corto, y mucha gente desconocía la existencia de estas subvenciones ya que los medios de comunicación han estado copados de noticias relacionadas con la sanidad.
  • El plan MOVES, que acompañaba al plan RENOVE, fomentaba la compra del vehículo eléctrico con ayudas más cuantiosas. Quien ha tenido la capacidad económica de invertir en un nuevo turismo, ha considerado más adecuado migrar a la movilidad eléctrica.
  • La ayuda no es directa, sino que puede tardar hasta 6 meses en ser compensada. Es decir, primero hay que pagar el coche, y luego obtener la bonificación.

 ¿Y ahora, qué pasará?

Alea jacta est (La suerte está echada). Ya no hay mucho que se pueda hacer más que esperar. En Faconauto, como leemos en este artículo, auguraban en septiembre una caída del mercado de la automoción del 32% respecto a 2019. Dicen que la caída se hubiera acercado al 40% sin la influencia del RENOVE. Hemos cerrado el año con una caída que se sitúa entorno al 30%, así que tal vez, -y sólo tal vez-, no tendríamos que quejarnos porque ha sido un año largo y muy duro para muchísimos sectores.

De nuevo hay ciertas especulaciones sobre 2021. Por el momento, esperar la aprobación de otro Plan RENOVE no parece una opción. Lo que queda por discernir es si los fondos que han sobrado se utilizarán para compensar la subida del precio de los vehículos, que se ha producido por la entrada en vigor del nuevo ciclo WLTP. En este artículo, ya comentábamos que efectivamente, habrá un incremento del precio de los coches, y lo cierto es que no vendría mal una ayudita gubernamental.

El Gobierno, por su parte, está centrado en el nuevo Programa para el Impulso de la Electromovilidad que está dedicado solamente a vehículos con etiqueta CERO y que contaría con 1.100 millones de euros en 2021. La premura de este plan probablemente siga la estela del Plan MOVES, que al contrario que el RENOVE, si que llegó a agotar su presupuesto en varias comunidades autónomas.

¡Quedad a la espera de nuestro próximo post sobre el Plan de Movilidad Eléctrica!

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad