Si en el anterior artículo os hablábamos de los últimos avances de Audi en materia de combustibles sintéticos, hoy le toca el turno a la impresión 3D. Y es que como muchos habréis podido comprobar a través de numerosas noticias publicadas en los medios de comunicación, la impresión 3D parece no tener límites, y fabricantes como Mercedes-Benz apuestan por esta tecnología introduciéndola en algunos procesos productivos relacionados con piezas de recambio.

En este caso, la división de vehículos industriales Mercedes-Benz Trucks, ha impreso su primer repuesto metálico: una cubierta de termostato utilizada en sus camiones y algunos modelos Unimog de series antiguas. Este recambio, ha superado todas las fases del proceso de garantía y calidad de Mercedes-Benz, convirtiendo al fabricante en el líder del sector, en lo que a procesos de impresión 3D aplicados a los componentes metálicos automovilísticos se refiere. Según lo publicado en la nota de prensa emitida por Mercedes-Benz, Andreas Deuschle, Director de Marketing y Operaciones en Servicios al Cliente y Piezas en Mercedes-Benz Trucks, afirma que estas piezas impresas en 3D “garantizan la misma funcionalidad, confiabilidad, durabilidad y rentabilidad que con piezas fabricadas convencionalmente”.

cubierta termostato impresa en 3D

Desde que se comenzaran a producir los primeros recambios metálicos mediante impresión 3D, el departamento de Servicios Posventa y Recambios de Mercedes-Benz e investigadores y pre-desarrolladores de Daimler AG, trabajan conjuntamente para mejorar y expandir el uso de esta tecnología a los procesos de producción de piezas de plástico. Así pues, se espera próximamente poder introducir la impresión de componentes de plástico de alta calidad como método de producción adicional.

¿Qué características tienen estos recambios impresos con tecnología 3D?

Los recambios metálicos impresos en 3D destacan por su solidez y alta resistencia térmica, por lo que son totalmente adecuados para ser empleados en procesos de producción de componentes donde se requieran materiales duraderos y capaces de soportar las altas temperaturas. Además, la fabricación de piezas en 3D permite disponer del recambio necesitado en cada momento, con tan solo apretar un botón y sin la necesidad de invertir en procesos productivos costosos ni en la adquisición de herramientas específicas.

impresión 3d motores

Las áreas del vehículo donde mejor aplicación tiene la impresión de repuestos en 3D son algunas de las partes periféricas del motor realizadas en metal, ciertos componentes del mismo motor y también recambios relacionados con el sistema de refrigeración, de transmisión, de los ejes o el chasis del vehículo. Además, también pueden ser una buena solución para componentes de baja demanda, recambios especiales y piezas que formen parte de modelos ya obsoletos o clásicos. En resumen, las principales características de los recambios impresos con tecnología 3D, son:

  • Metal tan duradero como el empleado convencionalmente en la producción actual de recambios.
  • Alta resistencia al calor y posibilidad de producir estructuras metálicas complejas.
  • Producción rápida, rentable y flexible en función del número de unidades.
  • Suministro ilimitado de recambios, repuestos especiales, pequeñas series y para vehículos clásicos.
  • Ahorro en herramientas especiales, costes de almacenamiento y transporte.

 

¿Estás buscando un recambio para tu vehículo de la marca Mercedes-Benz?

Encuéntralo en nuestra tienda online:

 

recambios mercedes benz

Disponibilidad ilimitada de recambios a nivel global

La nueva cubierta de termostato, de la que os hablábamos al principio de este artículo, es un ejemplo de producción económica de recambios y piezas especiales de alta calidad, que ha sido posible gracias a la impresión 3D de recambios metálicos de alta resistencia, realizados con una aleación de aluminio fundido a presión. Se trata de un recambio con baja demanda, ya que se instala únicamente en algunos modelos de camiones antiguos y modelos Unimog, que dejaron de fabricarse hace unos 15 años.

Además, la impresión de recambios en 3D aportará una gran alternativa a los talleres de reparación de vehículos, que podrán disponer de repuestos sin que influya la antigüedad del vehículo o dónde se encuentre éste ubicado. También es importante tener en cuenta, que en el futuro la impresión de piezas metálicas en 3D podría favorecer la producción de recambios a nivel local y de forma descentralizada, disminuyendo los tiempos de entrega que actualmente soportan las centrales de producción de recambios que Mercedes-Benz tiene repartidas por todo el mundo.

Sin duda, la producción de recambios para vehículos mediante impresión 3D mejoraría la disponibilidad de piezas en varios aspectos ya que además de reducir los costes de almacenamiento de los repuestos ya producidos, pero no comercializados, también sería más sencillo el proceso de transporte, haciendo que en muchos casos la inversión realizada en éste último, sea totalmente innecesaria.

1 comentario

  1. cerrajero.92 Responder

    Pues sería una forma estupenda de abaratar costes a largo plazo y no tener que preocuparnos por los repuestos de un modelo que ya no se fabrica. Supongo que hasta que se implante realmente queda bastante tiempo. Aún así, esto es el futuro.

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad