Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Parece que atrás quedaron los tiempos en los que fabricantes como Audi se las ingeniaban para reducir de forma fraudulenta los niveles de emisiones de sus vehículos y, aunque quizás somos demasiado optimistas en este ámbito, parece que ahora comienzan a apostar por nuevas fórmulas que ayuden a reducir realmente la contaminación producida por los automóviles.

Es por ello que hoy, queremos compartir con vosotros el último avance de Audi en lo que a producción de combustibles sintéticos se refiere y del cual ya se han hecho eco reconocidos medios de comunicación del motor, como Motor.es y Diariomotor. Se trata de la nueva e-gasolina, de la cual ya se han producido 60 litros (que bastarían para llenar el depósito de muchos de los vehículos tipo “berlina” que existen actualmente en el mercado) y mediante la cual sería posible reducir las emisiones contaminantes en un 80% si la comparásemos con la gasolina convencional.

e-gasolina producción

¿Qué es la e-gasolina de Audi y cómo se produce?

La e-gasolina de Audi se obtiene mediante un proceso regenerativo y su principal ventaja es la de reducir la dependencia de los combustibles fósiles tradicionales. Este combustible, que básicamente es iso-octano líquido, se consigue a partir de biomasa y en dos principales pasos: en primer lugar, se produce isobuteno gaseoso a la vez que, en el segundo paso y utilizando hidrógeno adicional, se transforma en iso-octano. Además, la e-gasolina es un combustible libre de azufre y benceno, por lo que al quemarse los gases contaminantes son realmente bajos.

Según estiman los ingenieros encargados de este proyecto, la e-gasolina es mucho más eficiente y permite reducir considerablemente las emisiones de CO2, con respecto a la gasolina convencional, hasta en un 80%.

e-diesel-audi

Audi ya está probando la e-gasolina en condiciones reales de funcionamiento en un motor, donde la e-gasolina se comporta mostrando su alto poder inflamable y de antidetonación, lo que en el futuro podría ser útil para desarrollar motores que tengan una compresión más alta y sean mucho más eficientes. De forma paralela a estas pruebas, Audi tiene como objetivo transformar el proceso de producción de la e-gasolina para que, al igual que sucede con el diésel sintético que también produce en una planta situada en Laufenburg (Suiza), no sea necesaria la utilización de biomasa y ésta pueda sustituirse con recursos obtenidos a partir de fuentes de energía renovables.

Se trata de un proceso verdaderamente costoso y que todavía se encuentra en fase experimental, por lo que todavía estamos lejos de ver combustibles sintéticos producidos de forma masiva para el consumo. Si quieres estar al día de todos los avances de Audi en materia de combustibles sintéticos, puedes visitar el siguiente enlace: Audi Media Center.

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad