Cuando las cosas se complican y la situación económica del país empeora, el mercado de vehículos de ocasión cobra especial protagonismo. Pero en ocasiones, puede resultar muy complicado conocer el historial de procedencia de un coche usado o de segunda mano, por lo que conviene revisar una serie de pautas antes de finalizar la compra y contar con una guía que sirva para tener claro el procedimiento.

Hace ya mucho tiempo, en RO-DES compartimos un artículo con algunos consejos útiles para comprar un coche de segunda mano; por ello, hemos querido hacer hincapié en este tema publicando una guía muy completa para la compra de un vehículo de ocasión basada en los consejos aportados en el número 256 de la Revista Interactiva de la DGT.

Caída en las ventas de coches de segunda mano ¿Por qué?

En 2020, las ventas de automóviles de ocasión (VO) se redujeron notablemente; aunque en comparación con la venta de vehículos nuevos se podría decir que esta caída fue mucho más amortiguada.

Según los datos recopilados por GANVAM, en los primeros nueve meses del 2020 se vendieron 1.363.741 vehículos de ocasión (VO), lo que refleja una caída del 15,4% respecto al mismo período del año 2019. En referencia a los vehículos nuevos, tan solo se matricularon 595.435 unidades, lo que generó una caída del 38,3% en las ventas. Es decir, por cada coche nuevo, se vendieron 2,3 vehículos de segunda mano.

No cabe duda de que, en tiempos difíciles, el mercado de segunda mano se convierte en una de las principales opciones; pero también se ha de tener en cuenta que, en muchos casos, el vehículo adquirido podría tener una antigüedad considerablemente elevada.

Según el presidente de GANVAM, Raúl Palacios: “El coche usado se convierte en un valor refugio en tiempos de incertidumbre económica”.

Los vehículos de ocasión más demandados son también los más antiguos

Los vehículos de ocasión de entre 1 y 5 años, siguen teniendo un alto porcentaje en ventas de segunda mano. Pero en estos tiempos, los vehículos de 10 años o más son los más demandados; estos modelos no disponen de los mismos sistemas de seguridad y asistencia al conductor que los actuales, en ocasiones no ofrecen dinámica y poseen altas emisiones contaminantes.

Por otra parte, la demanda de los vehículos diésel es mayor en relación con los gasolina, representando 6 de cada 10 coches vendidos. Los electrificados, siguen incrementando sus ventas llegando a registrar 2.701 operaciones y un aumento del 42%, aunque en comparación con el resto siguen siendo cifras insignificantes.

Consejos para adquirir un Vehículo de ocasión

  • Evita sorpresas: Acertar en la adquisición de un VO no es fácil si no se conoce el historial del vehículo de forma directa; por lo que antes de comprarlo se han de tener en cuenta una serie de factores para no llevarse sorpresas inesperadas.
  • ¿Buena apariencia? Tras ella pueden esconderse importantes defectos, y aun resultando complicados de detectar, tendrás que observar bien cada una de las piezas del vehículo.
  • ¡Cuidado con los chollos! Si el precio es descaradamente bajo, desconfía.
  • Papeles al día: Conoce a fondo el historial del coche; pide facturas de revisiones y reparaciones, pautas de mantenimiento, y toda la información que sirva para asegurarte de que el vehículo ha recibido los cuidados oportunos.
  • Pide un informe del vehículo a la DGT antes de iniciar cualquier trámite; de esta manera podrás comprobar que el coche no tenga cargas pendientes, te informarás sobre la vigencia de la ITV y podrás conocer otros datos técnicos tales como revisiones y reparaciones, si es que existe algún registro en la plataforma Libro Taller de la DGT.
  • Cambio de titularidad: Si eres tú el que compra el VO, tendrás un plazo de 30 días desde la firma del contrato para realizar el cambio de titularidad de coche. Sigue estos pasos para cambiar el nombre del vehículo y no olvides revisar cuidadosamente todo lo relacionado con este trámite.
  • La garantía: Que no te engañen… Por ley la compra de un vehículo de ocasión o de segunda mano está garantizada durante 6 meses como mínimo, habiendo empresas que extienden garantías entre particulares. En RO-DES, por ejemplo, todos nuestros vehículos de ocasión cuentan con un periodo de garantía de 12 meses.

 Todos los puntos que revisar en un Vehículo de Ocasión

Antes de adquirir un coche de ocasión o de segunda mano, el comprador debería revisar algunos factores internos, externos y de mecánica relacionados con el vehículo. Estos son los elementos más importantes que tendrás que revisar.

Guía para revisar vehículos de ocasión

Exterior

  • Puertas y capó: Abre y cierra todas las puertas y el capó del coche, comprueba que se ajusten bien y que no existe ningún descuadre en la carrocería. Inspecciona las juntas de goma que rodean las puertas y ventanas asegurándote de que los cristales no tengan picaduras. Si visualizas un radiador sustituido en el capó ¡Podría ser señal de algún golpe anterior!
  • Carrocería: Ojo con las abolladuras, arañazos o manchas de óxido (hay vendedores que tratan de esconderlas). Revisa el espacio entre las puertas o el capó respecto a la estructura de la carrocería para comprobar si el chasis se ha podido ver afectado por algún accidente.
  • Bajos: Eleva el coche con un gato hidráulico, así podrás observar el estado de los bajos y el trato que el anterior dueño ha dado al coche.
  • Pintura: Visualiza bien toda la carrocería, si el coche ha sufrido algún accidente importante, es muy difícil conseguir uniformidad. El desgaste y la corrosión en la pintura indican que el vehículo podría haber vivido en zonas de costa, con mucha humedad.

Interior

  • Volante: Si el aro esta pulido o desgastado refleja un uso intenso del volante. No pases por alto si detectas algún tipo de desviación en este elemento. Para comprobar que la dirección no tiene holguras, gira el volante en parado. Comprueba también el pomo del cambio y que la palanca no tenga holgura en sus recorridos.
  • Acabados: Se han de verificar todas las funciones a través de sus teclas –que mostrarán el desgaste de la superficie táctil– pantalla, relojes y ordenador. Revisa también el sistema de climatización, las indicaciones de avisos lumínicos en el cuadro de instrumentación y el arranque del  coche.
  • Luces: Comprueba todas las luces y el funcionamiento del limpiaparabrisas.
  • Asientos: Comprueba el estado de la tapicería y el mullido de los asientos, junto a los guarnecidos de las puertas. Verifica sus regulaciones, que el respaldo se incline bien, que el reposacabezas se pueda mover fácilmente y que la banqueta no tenga holgura.
  • Alfombrillas: Es un elemento que debe estar en el vehículo; levántalas para comprobar el suelo, puede que un coche con muchos años muestre corrosión.
  • Maletero: Comprueba el estado de las paredes y del suelo.
  • Cinturones: Comprueba el adecuado funcionamiento de estos elementos, tirando de ellos cuando estén insertados en el cierre.

Mecánica

  • Correa de distribución: Se ha de cambiar entre los 100.000 y los 150.000 kilómetros, según lo que indique el fabricante.
  • Motor: Verifica que no existe ninguna señal de fuga de aceite en la culata sobre el bloque del motor, depósitos de líquidos o manguitos del circuito de refrigeración a simple vista. Observa como responde el motor al ralentí en el arranque y que no haga ruidos extraños.
  • Frenos: Comprueba que no hay vibraciones en la conducción ni ruidos al pisar el pedal. Esto dará una idea del estado de los discos y pastillas.
  • Amortiguadores: En parado, presiona el coche en vertical con fuerza junto a las ruedas; si la rueda esta demasiado blanda se evidenciará su estado. Ten en cuenta que la evidencia del estado se observa mucho mejor con el coche en marcha, en curva y sobre todo al frenar o acelerar.
  • Neumáticos: Un desgaste irregular en la banda de rodadura puede indicar que la suspensión está desgastada o que el vehículo ha tenido un golpe y que el chasis no se ha arreglado adecuadamente. Comprueba que no tengan desgate de los hombros (zona de la estructura del neumático situada entre la banda de rodadura y el flanco) y que la profundidad esté por encima de 1,6 mm. Verifica, por último, la fecha de caducidad. Para hacer una comprobación exhaustiva de este elemento, puedes leer nuestra guía para revisar el estado de los neumáticos.

¿Y si quiero un eléctrico o un híbrido?

La demanda de vehículos electrificados con etiquetas CERO o ECO es cada vez mayor, y también empieza a haber un mercado de vehículos de segunda mano eléctricos e híbridos.

Los vehículos eléctricos son más sencillos en la mecánica respecto a los de combustión, ya que no disponen de ni de los elementos móviles, ni de los circuitos de combustión y no se necesita revisar su mecánica.

Sea como fuere, hay que revisar los elementos comunes con los coches de combustión en carrocería, interior y chasis.

El elemento principal que se ha de comprobar en un coche eléctrico es la batería –su elemento más caro y delicado– para hacerlo hay que fijarse en la referencia de los datos homologados de autonomía y velocidad. Dependiendo del fabricante, este tipo de vehículos pueden llegar a tener una garantía de hasta 7 años o 150.000 kilómetros, por lo que el comprador podrá disfrutar de la garantía restante, siendo el kilometraje más fiable a la hora de saber el total de ciclos de carga realizados y su estado de degradación.

También conviene revisar el motor e inversor, que transforma la corriente de la batería en alterna para el motor; para ello, tan solo será necesario verificar el cableado visible del sistema eléctrico.

Vehículos de ocasión más fiables según la OCU

La fiabilidad es un tema de gran importancia en la compra de vehículos, por ello, el estudio anual realizado por la OCU nos ha dejado los modelos con mayor grado de fiabilidad según su último informe:

automóviles de ocasión más fiables según la OCU

 

En RO-DES disponemos de un stock de vehículos de ocasión a la venta, revisados, garantizados y a precios asequibles. Si quieres echar un vistazo, puedes ver nuestra sección de automóviles de segunda mano en venta o hacer clic en el coche que te guste:

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad