Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

No es necesario que acudas a un taller para comprobar cuál es el estado de los neumáticos de tu coche. En caso de que éstos necesiten ser cambiados, sí que será imprescindible que lo hagas ya que en los talleres especializados cuentan con herramientas específicas para llevar a cabo la sustitución de unos neumáticos desgastados por otros nuevos, así como para realizar el alineado de los mismos.

Para comprobar tú mismo en qué estado se encuentran los neumáticos de tu coche, tan solo necesitarás un medidor, 5 minutos de tu tiempo y, sobre todo, prestar atención a cada una de las pautas que te indicamos a continuación.

Comprobar la profundidad del neumático con los indicadores de desgaste

Todos los neumáticos incorporan testigos de desgaste en diferentes puntos de la superficie. Estos testigos consisten en pequeños tacos de goma de 1,6 milímetros (que es el desgaste máximo permitido por ley) situados dentro de las ranuras principales del neumático. Si la goma de la banda de rodadura del neumático se encuentra a la misma altura que el testigo, tendrás ante un claro indicador de que los neumáticos de tu vehículo tendrán que sea cambiados urgentemente.

indicador de desgaste de los neumáticos

Recuerda fijarte bien en estos indicadores y comprobarlos en varios puntos del neumático para asegurarte de si es necesario o no realizar el cambio, ya que en muchas ocasiones se produce un desgaste irregular que podría confundirte en caso de examinar solo un único punto.

Comprobar la profundidad del neumático con un medidor específico o con una moneda

Existen medidores específicos para comprobar el desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos, aunque si no tienes uno de éstos medidores, puedes realizar la operación utilizando una moneda de 1 euro. ¿Quién no tiene a mano una moneda de 1 euro hoy en día?

Antes de empezar asegúrate de que el vehículo se encuentra estacionado en una superficie plana, de poner el freno de mano y de girar ligeramente el volante para que las ruedas queden en ángulo y sea más sencillo realizar la comprobación. Prepara el medidor y ves colocándolo a lo largo de varios puntos del neumático. Fíjate en la siguiente imagen para guiarte.

medidor para profundidad de neumáticos

Si optas por realizar la comprobación con una moneda de 1 euro, sitúala también en varios puntos y verifica que el circulo exterior dorado no sea visible. Si es visible al mirar la moneda de frente cuando está situada dentro del dibujo, es que el neumático está muy desgastado y necesita ser sustituido. Te dejamos otra imagen de muestra.

medir profundidad neumático con moneda de euro

Otro punto a tener en cuenta, es que si tu vehículo lleva neumáticos de invierno la medida legal es superior a la de los neumáticos convencionales. Para comprobar su desgaste, puedes seguir los pasos anteriores, pero utilizando una moneda de 2 euros, en lugar de la de 1.

Comprobar si existen desperfectos en la superficie del neumático

Además de comprobar la profundidad del dibujo del neumático, también es importante revisar que éstos no tengan otros desperfectos que puedan poner en riesgo tu seguridad. Fíjate en si existen deformaciones, posibles cortes, bultos, grietas, roturas e incluso en si hay algún elemento extraño que se haya quedado adherido o clavado al neumático.

desperfectos en los neumáticos

deformidades en el neumático

 

Verificar que los neumáticos tengan una presión adecuada

También puedes comprobar tú mismo que la presión de los neumáticos de tu coche sea la adecuada y para ello, bastará con que te acerques a cualquier gasolinera. Por lo general, son ya muchos los coches que incorporan una pegatina o adhesivo metálico en el marco de la puerta del conductor o bien en la tapa de combustible, y donde el fabricante indica cuales son las presiones recomendadas en cada eje (delantero o trasero), así como en algunos casos también en función del número de pasajeros.

En la siguiente imagen, puedes ver un ejemplo de este tipo de adhesivos, aunque si tu coche no cuenta con uno de éstos, también puedes consultar el manual de usuario o bien fijarte en las tablas de guía que hay en la mayoría de manómetros que se encuentran a disposición de los clientes en las estaciones de servicio.

etiqueta con información sobre la presión que deben llevar los neumáticos

Recuerda que, la presión de los neumáticos debe comprobarse siempre cuando éstos están en frío y que, además de la inspección mediante el manómetro, también hay ciertos indicios durante la conducción que pueden advertirte de que la presión actual de los mismos no es la adecuada.

Un indicativo de que la presión de los neumáticos no es la adecuada, puede ser si notas que el coche tiene dificultades para ir en línea recta o se desvía durante las frenadas. También puedes fijarte en si el coche realiza movimientos extraños en la parte trasera, sobre todo al tomar las curvas.

También es importante que recuerdes que, circular con una presión inadecuada en los neumáticos aumenta el desgaste de los mismo, el consumo de combustible y el riesgo de sufrir reventones en frenadas fuertes e incluso durante un viraje.

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad