Cualquier modificación realizada sobre el vehículo que se considere reforma y no haya sido homologada implicará el rechazo en la ITV.

No legalizar las reformas de importancia realizadas en el vehículo pasando su correspondiente ITV, puede suponer una sanción de hasta 500€ ¿Qué modificaciones están permitidas? ¿Cuáles no lo están? Se considera reforma toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un coche tras su matriculación o en el caso de remolques ligeros, después de ser autorizados para circular.

Si tras la reforma ilegalizada de alguno de los elementos del vehículo, sufres un accidente, las compañías aseguradoras pueden negarse a indemnizar los daños ocasionados, incluso aún teniendo contratado un seguro a todo riesgo.

Reforma legalizada del coche

¿Qué se considera reforma?

Como bien hemos dicho en el párrafo anterior, una reforma es todo cambio o modificación que cambie las características del vehículo o que altere los requisitos aplicados en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de junio.

Podemos distinguir entre dos tipos de reformas:

  • Reformas que deben legalizarse (con proyecto de homologación).
  • Reformas que no requieren homologación (sin proyecto).

Reformas que deben legalizarse (con proyecto de homologación)

Se considera como reforma no legal aquella que no se homologa ni pasa la ITV. ¡Ojo! Legalizar y homologar no es lo mismo, veámoslo:

  • El término homologar hace referencia al paso anterior que no se realiza en la ITV. Es decir, primero se homologa, y posteriormente se legaliza en la ITV.
  • Por la parte opuesta encontramos el término legalizar, pudiendo dividir este proceso en dos:
    • En primer lugar, se realiza una inspección de la documentación, en la que se entregan los documentos una vez realizada la reforma en el coche.
    • El segundo y último paso consiste en la inspección física del vehículo. En esta se evalúan las modificaciones o cambios realizados al vehículo, comprobando que se ha cumplido la reglamentación aplicada y que el vehículo sigue siendo apto para seguir circulando.

Dicho esto, procedemos a detallar las modificaciones que, tras hacerse, requieren pasar la ITV:

Enganche del remolque:

Bola de remolque

La instalación de este elemento se considera reforma por lo que debe ser legalizada. Todo lo contrario, a la desinstalación, en donde no es necesario volver a pasar la ITV. Puedes acceder a nuestro artículo sobre “como instalar una bola de remolque” para saber cómo hacerlo.

 

Centralita de motor:

Centralita de motor

Cualquier cambio en la centralita electrónica que controla el motor se considera reforma, pues si no se trata de una ECU equivalente podrían modificarse las prestaciones medioambientales del coche ¿Sabrías detectar un fallo en este elemento?

 

Neumáticos:

Neumáticos coche

Siempre que la diferencia entre ambos neumáticos exceda en un 3% la tolerancia, o el índice de carga o velocidad sea inferior al original, se deberá homologar en la ITV. Además, si las autoridades identifican esta reforma en un control y no está legalizada, pueden llegar a inmovilizarte el coche.

 

Iluminación:

Faro coche

Sustituir un faro delantero por otro que no sea del mismo tipo, se considerará reforma y tendrá que homologarse. Mientras que, si quieres cambiar las ópticas laterales o traseras completas por otras que utilicen una tecnología distinta, no será necesario que lo legalices en la ITV, siempre y cuando se trate de elementos debidamente homologados y se instalen en el emplazamiento original del vehículo.

 

Suspensión:

suspensión/muelle coche

Se considera reforma el cambio de unos muelles por otros que no sean iguales o equivalentes como recambios del vehículo en cuestión. A su vez, cambiar la altura o propiedades de la suspensión del coche, podría afectar en gran medida al comportamiento del mismo en carretera.

 

Carrocería:

Carrocería coche

Sustituir un elemento de la carrocería por otro completamente diferente (por ejemplo, de una versión distinta de ese modelo o más actual) se considera reforma. Algunos ejemplos son el capot o el paragolpes delantero.

 

Recuerda que es de gran importancia para ti y para el coche cuidar y mantener la carrocería del vehículo en perfectas condiciones. Si quieres leer consejos para mejorar el estado de conservación de la carrocería, simplemente haz clic en el enlace anterior.

Reformas que no requieren homologación (sin proyecto)

Y ahora estarás pensando ¿Entonces qué puedo cambiar del coche sin necesidad de tener que pasar la ITV después para homologarlo? Las respuestas las tenéis en el Manual de Reformas de Vehículos.

En modo de resumen, y para que no tengas que leer todo el manual, destacamos:

Las llantas:

Llantas del coche

El manual del fabricante del coche incorpora el tipo de llantas y neumáticos que puede montar tu coche. Siempre que no te salgas de estas medidas te ahorrarás pasar la Inspección Técnica de Vehículos. En caso de querer poner otras distintas deberás hacer la correspondiente homologación.

 

Escape deportivo:

Escape deportivo coche

Suele cambiarse más en las motos, pero la homologación es la misma. Ojo en la ITV ya que suele revisarse en profundidad el sistema de escape, sobre todo para verificar que se cumple con los dB de volumen y las emisiones homologados por el fabricante.

 

Alerones:

Alerones coche

Para que cumpla con la homologación, este elemento no debe sobrepasar la anchura del vehículo, tener aristas cortantes, ni ser metálico o tapar la luz trasera del coche.

 

Cambios en el interior del vehículo:

interior del coche

La mayoría de estos cambios no requieren de homologación, un ejemplo es el cambio del sistema de sonido. En cambio, si quieres sustituir el volante o los asientos, tendrás que optar por unos iguales o equivalentes, además de contar con la oportuna documentación.

 

Carrocería de vehículo:

Carrocería coche 2

Siempre que no suponga un cambio en las medidas podrás cambiar el color o estética del coche. Si lo haces, no olvides comunicarlo a la compañía aseguradora y DGT.

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si circulo con un coche con elementos sin homologar?

En caso de que los agentes te pillen, lo primero que harán será multarte con hasta 500€. Deberás tener en cuenta que puede que no pases la ITV.

Y, en caso de accidente, la aseguradora tiene derecho a denegar el pago por los daños ocasionados ¿Realmente vale la pena?

¿Qué documentación necesito para homologar algún elemento de mi coche?

Después de realizar una modificación, todo usuario deberá entregar en la ITV (en un plazo de 15 días):

  • El proyecto técnico detallado de la reforma
  • En informe de conformidad emitido por un servicio técnico de reformas o por el fabricante del coche.

El certificado del taller que hizo la modificación. Recuerda que todas las reformas realizadas deberán quedar en la tarjeta de la ITV.

¿Qué es el informe de conformidad?

El informe de conformidad es un documento que garantiza que la reforma del coche se ha hecho conforme a la normativa vigente. Se debe incluir junto con:

  • Los planos.
  • La certificación del fin de obra.
  • El proyecto técnico.

Informe de conformidad

¿Qué es el proyecto técnico?

El proyecto técnico es la documentación exigida siempre que se haga una reforma que incluya la sustitución, modificación o eliminación de alguna de las piezas de nuestro coche. Este está dividido en las siguientes partes:

  1. Memoria: Debe incluir cada uno de los datos del vehículo y la base legal en la que se apoya para solicitar la reforma.
  2. Cálculos justificativos sobre la viabilidad del proyecto y cualquier posible alteración en el mismo.
  3. Pliegue de condiciones: En este se añaden la calidad de materiales, el proceso de modificación, los permisos y autorizaciones…
  4. Presupuesto
  5. Los planos con el esquema anterior y posterior a la reforma del coche.
  6. La certificación del final de obra en donde se garantice que el proyecto se ha realizado siguiendo los pasos anteriores.

¿Qué es el tuning?

El tuning se define como cualquier modificación que le hayas hecho al coche, tanto a la estética como a la mecánica, por muy pequeña que sea. Este lleva más de 20 años en España, pues desde los 90 se ha ido personalizando el coche en diversos países.

¿Qué tengo que hacer después de la homologación?

Siempre que la reforma suponga algún cambio en el permiso de circulación del coche, deberás acudir a las oficinas de Tráfico para informar de las modificaciones y que lo reflejen en este.

¿Cuáles son las reformas de importancia?

Se consideran reformas de importancia: Los cambios que afectan a la unidad motriz, transmisión, ejes, dirección y frenos, suspensión, carrocería, alumbrado, señalización o uniones entre los vehículos tractores y los remolques o semirremolques que llevan. Así como cualquier cambio que aparezca en la ITV.

Reforma de importancia

¿Y que pasa con los vehículos de competición?

Todo lo anteriormente dicho se aplica a los vehículos de calle, pero lo cierto es que, en los coches de competición, la cosa cambia:

  • Hay que presentarlos a la ITV, pero en la tarjeta quedará especificado que se trata un vehículo destinado a la competición.
  • Este tipo de vehículos no tienen porque cumplir con las exigencias establecidas en el Reglamento de Vehiculos.
  • Hace falta un permiso especial de competición para conducir este tipo de vehículos.

Coche de competición

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.