La sustitución de muchas de las piezas y recambios que forman parte del vehículo pueden suponer un coste elevado para su propietario, y más aún si se requiere de un servicio de mano de obra para realizar la reparación. Por ese motivo, muchos usuarios valoran la opción de elegir una pieza de desguace para realizar la puesta a punto de su coche, ya que con este tipo de recambios se puede ahorrar hasta un 80% en comparación con los repuestos nuevos.

Los desguaces ofrecen en la actualidad un servicio óptimo y las mejores opciones para encontrar la pieza deseada, en el momento oportuno y al mejor precio. Además, en portales como RO-DES, el usuario tiene la posibilidad de acceder a recambios procedentes de desguace y también a repuestos reconstruidos o productos nuevos, en función de sus necesidades y con total garantía.

Aun así, todavía son muchos los conductores que piensan que comprar una pieza de segunda mano o usada no es un método fiable. Sin embargo, en la actualidad el número de las ventas de este tipo de recambios se ha incrementado notablemente.

repuestos de desguace almacenados

Ventajas de comprar recambios en un desguace

Hoy en día, la mayor parte de los desguaces ya disponen de tienda online, por lo que no perderás tiempo yendo al CATV a pedir información o preguntar sobre la disponibilidad del recambio que necesitas. Las ventajas que puedes encontrar tanto en los desguaces físicos, como en los que disponen de tienda online, son:

Precios más asequibles

Es uno de principales motivos por los que se adquieren repuestos usados, ya sea físicamente o a través de una tienda online.

Con la compra de un recambio de segunda mano, se puede ahorrar hasta un 80% del coste en relación con la compra de uno nuevo; dependiendo también de la antigüedad del vehículo, así como de la demanda y el stock disponible de la pieza en esos momentos.

Reciclaje y cuidado con el medio ambiente

La actividad realizada actualmente por los desguaces o Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV) está directamente ligada con el cuidado y la protección del medio ambiente, pues se trata de la única vía a través de la cual se consiguen reciclar los vehículos y sus componentes.

Cuando se opta por adquirir un recambio de segunda mano, se está contribuyendo con esta labor medioambiental, ya que se elimina la necesidad de fabricar una pieza desde cero, disminuyendo así la utilización de recursos naturales. A continuación, puedes ver este vídeo de nuestro canal de YouTube donde conocerás más de cerca el proceso por el que atraviesan los vehículos que se reciben en estas instalaciones de tratamiento.

 

 

 

Seguridad

Los recambios de segunda mano se extraen de vehículos que han alcanzado el final de su vida útil y han sido dados de baja definitiva. Además, son analizados por una plantilla de expertos, los cuales garantizan su funcionalidad y aprovechamiento para que el repuesto pueda ser utilizado de nuevo en otro automóvil. Por ello, al tratarse de recambios que originalmente fueron instalados por el fabricante en ese vehículo, las piezas de segunda mano son en la mayoría de casos una buena opción de compra.

Sin desplazamientos innecesarios

Con la compra online, no tendrás que desplazarte al desguace ni perder tiempo en el trayecto. Además, en caso de no existir la opción de compra online, siempre podrás acceder al listado de recambios y piezas del desguace con una simple llamada telefónica, por lo que podrás encontrar la que necesitas para tu vehículo y gestionar la compra desde casa, sin tener que acudir personalmente a las instalaciones del CATV.

Otra de las comodidades es que una vez localizado el repuesto, podrás recibirlo cómodamente en tu domicilio o taller, reduciendo las esperas en la cadena de distribución.

Si no sabes cómo solicitar una pieza de desguace y necesitas un consejo, puedes informarte de como hacerlo en nuestro artículo: Recomendaciones para solicitar tu repuesto de desguace adecuadamente. También disponemos de otro artículo donde te ayudamos a encontrar los mejores recambios a través de Internet.

Accesorios y recambios

La mayoría de desguaces no solo disponen de recambios, sino que también disponen de una gran cantidad de accesorios y de casi cualquier cosa que puedas necesitar para poner a punto a tu vehículo o para mejorar tu experiencia de conducción. Cadenas para el coche, componentes multimedia, kits de señalización (triángulos y chaleco), son algunos ejemplos.

Variedad

Uno de los beneficios que tienen los desguaces es que, dependiendo de la marca y el modelo del vehículo, suelen disponer de un amplio stock de piezas. Además, muchos repuestos son válidos para diferentes modelos dentro de la misma marca o grupo, de tal manera que el usuario se pueda beneficiar de esa extensa gama de piezas de segunda mano y elegir la que más le convenga dependiendo de cuales sean sus necesidades en ese momento.

Recomendaciones para comprar en un desguace

Si has decidido acudir personalmente un desguace para comprar un recambio, se han de tener en cuenta y seguir una serie de consejos:

  • Claridad: Es muy importante saber la pieza o los recambios que necesitamos con exactitud, sin margen de error y evitándonos así que, el repuesto adquirido, después no nos sirva. Para ello, lleva contigo siempre la referencia de la pieza y la documentación del vehículo. En caso de no disponer de ninguna de estas opciones, busca otra alternativa, como desmontar la pieza y llevarla directamente al desguace.
  • Lleva la ropa adecuada: En la actualidad, debido a la situación de crisis sanitaria provocada por el Covid-19, son ya pocos los desguaces que permiten la entrada de clientes dentro de sus instalaciones o almacenes. No obstante, si tienes la suerte de contar con un establecimiento que todavía contemple esta opción, te recomendamos que utilices un mono de trabajo, guantes que te protejan las manos y calzado de seguridad o que no sea especialmente endeble.
  • Lleva contigo una caja de herramientas: Te servirá en caso de que tengas que desmontar personalmente la pieza que buscas. Dependiendo del desguace, desmontarán la pieza los empleados o en cambio lo tendrás que hacer tú, aunque actualmente e igual que en el punto anterior, ahora lo más habitual es que esto lo haga el propio personal del centro.
  • Solicitar siempre factura: Este punto es muy importante ya que, en caso de que la pieza no funcione correctamente, podrás demostrar cuando la compraste y reclamar la garantía para que la cambien por otra que sí esté en buen estado.

      ¿Cuáles son las piezas que conviene comprar? ¿Cuáles no?

      De cara a la compra de un recambio de segunda mano, hay que tener en cuenta que hay algunos que no vale la pena comprar y otros que sí.

      Piezas de desguace con las que puedes ahorrar

      Como bien hemos dicho en el apartado anterior, con la compra de recambios de segunda mano se puede ahorrar hasta un 80%, y sobre todo en el caso del motor,  la caja de cambios, el turbocompresor, inyectores y otros muchos componentes mecánicos, así como asientos o determinados elementos de carrocería, esto se cumpliría a la perfección. Consulta cuáles son las piezas más demandadas en los desguaces y por qué, haciendo clic en el enlace anterior.

      Piezas de desguace con las que perderás dinero

      No podemos generalizar este apartado, ya que en muchos casos si que se acaba ahorrando dinero con la compra de repuestos de segunda mano pero, por lo general, las piezas que no deberías comprar nunca en un desguace, entre otras, son:

      • Pastillas de freno: Probablemente se cristalicen y cause serios problemas en la detención, provocando un posible accidente.
      • Amortiguadores: De ellos depende la frenada y la estabilidad del vehículo, por lo que, si no se encuentran en buen estado, podrían afectar directamente a nuestra seguridad.

      Adquirir cualquier recambio de desgaste o relacionado con los sistemas de seguridad del vehículo en un desguace, puede parecer una opción atractiva si pensamos en el ahorro económico. Sin embargo, se trata de repuestos que se aconseja instalar siempre nuevos ya que a la seguridad no se le debería poner precio.

      ¿Qué servicios te ofrecemos en RO-DES?

      Desde RO-DES, te ofrecemos diferentes tipos de servicio, entre los que se encuentran la gestión de bajas y retirada de vehículos, la venta de recambios, el servicio de tasaciones e información relacionada tanto con el sector automovilístico, como ambiental.

      En lo que a la venta de recambios se refiere, nuestra empresa pone a disposición de sus usuarios el mayor stock de recambios, procedentes de desguace, nuevos y reconstruidos, disponible actualmente a través de Internet. Llámanos al 960 800 211 y localizaremos el repuesto que necesitas para tu vehículo en nuestra red de centros colaboradores, que actualmente es la más extensa de España. Te ofrecemos un servicio de atención al cliente eficaz, a través del cual encontraremos fácilmente la pieza que buscas para tu coche.

      Gracias a nuestras extensas líneas de producto, así como de la profesionalidad de nuestros técnicos y empleados, nuestros usuarios pueden acceder a millones de piezas con precios totalmente competitivos.

      Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad