Los recambios de desguace son, sin duda, una alternativa cada vez más demandada a la hora de poner a punto determinadas partes de nuestro vehículo. Esto se debe al ahorro que proporcionan frente a las piezas nuevas y a que son piezas originales del fabricante. Esto las convierte también en una buena opción al compararlas con los recambios nuevos de marca blanca, ya que muchos coinciden en que determinados repuestos pese a estar muy logrados no encajan con la misma facilidad que los proporcionados por la marca.

Hace unos meses ya os hablábamos en el blog de los tipos de recambios que mayor demanda tienen en los Centros Autorizados de Tratamiento (CATV) en la actualidad, y es que la conciencia ecológica también es uno de los puntos a favor que hacen que cada vez sean más las personas que entienden el recambio reciclado como una opción a la hora de realizar el mantenimiento o sustituir elementos averiados en su vehículo.

Pero ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de buscar una pieza en los desguaces?. A continuación, podréis ver los 5 consejos que os ayudarán a gestionar la solicitud de la manera más rápida y eficaz posible.

1.- Localizar las empresas a las que solicitar presupuesto

pedir presupuestos de la pieza

El primer paso para encontrar un recambio de desguace a través de Internet, será localizar las empresas a las que se pedirá el presupuesto. Para ello, existen varias opciones ya que podremos optar por los desguaces que se encuentren más cercanos a nuestro domicilio o bien realizar la consulta a través de una central, como RO-DES, donde distribuyan la solicitud entre diferentes CATV que operen a nivel nacional en lo que a la venta de recambios se refiere.

Además, si lo que estáis buscando son piezas para motocicletas o ciclomotores, es importante saber que contamos con un completo listado por provincias de centros que están especializados en este tipo de vehículos en concreto.

2.- Conocer los datos del vehículo

conocer los datos del vehículo

Para asegurarnos de que la pieza solicitada es acorde a las necesidades de nuestro vehículo, es importante conocer las características del mismo. Para ello, siempre recomendamos tener a mano datos como la marca, el modelo, la versión, al año de fabricación, el combustible, la cilindrada y los caballos del motor.

Si desconocéis esta información, podéis recurrir a la documentación del vehículo ya que en la misma figuran todos estos datos que serán importantes a la hora de localizar un recambio adecuado y totalmente compatible.

3.- Averiguar la denominación del repuesto en cuestión

averiguar la denominación del recambio

La localización de un determinado recambio de segunda mano en los desguaces, siempre será mucho más cómoda si se proporciona a la empresa la denominación exacta o la referencia de la pieza que estamos tratando de encontrar.

En caso de no disponer de esta información, si es posible, se aconseja consultar previamente con el mecánico o taller de confianza.

4.- Tener en cuenta el coste de un recambio nuevo

valorar el precio de un repuesto nuevo o de marca blanca

Para saber si realmente estamos ahorrando con la compra y si esta nos ofrece ventajas frente a un recambio nuevo o de marca blanca, es imprescindible conocer el precio del repuesto en el mercado de piezas nuevas. Para ello, podemos hacer una pequeña criba en diversas empresas que comercializan piezas compatibles o incluso consultar en foros especializados en la marca o modelo de nuestro vehículo.

Hay determinados accesorios que sin ser fabricados por la propia marca son perfectamente compatibles, aunque en ocasiones aparecen problemas en la instalación que no sucederían si el recambio fuera original. Es necesario valorar estos aspectos y determinar si merece o no la pena optar por un recambio de marca blanca.

5.- Concretar la forma de entrega y las condiciones de compra

concretar la forma de entrega y compra

Una vez ya hemos valorado todo lo anterior, el paso siguiente será formalizar la compra. Para ello, tendremos que concretar la forma de entrega del recambio revisando las condiciones de devolución y garantía del recambio solicitado.

Por lo general en el precio se incluye ya el transporte y el IVA, aunque siempre es aconsejable consultar previamente con el personal de ventas. También cabe mencionar aquí, que habitualmente los recambios de segunda mano se comercializan con un periodo de garantía no superior a 6 meses.

 

Como habréis podido comprobar, el procedimiento es muy sencillo y teniendo a mano los datos necesarios se convertirá en una gestión rápida que podremos llevar a cabo cómodamente desde casa.

¿Alguna vez habéis comprado repuestos usados en el desguace? ¿Y en alguna otra página que no pertenezca a un CATV? ¿Qué opinión tenéis de los recambios de marca blanca? ¿Los preferís frente a los de segunda mano? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

 

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.


SOLICITA TU RECAMBIO

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad