2021 ha supuesto un impacto en cuanto a la subida del precio del combustible ¿Quieres saber cómo ahorrar gasolina de forma fácil y rápida?

En relación con 2020, la gasolina es un 22% más cara este año, junto al diésel que también ha incrementado su precio en un 21%. Con ello, podemos decir que llenar un depósito gasolina de 55 litros cuesta en torno a los 75€, a diferencia del gasóleo, que cuesta aproximadamente 68€.

A continuación, vamos argumentar las 7 recomendaciones que debes seguir para que la subida de la gasolina te afecte lo menos posible.

Prepara bien tu viaje

Improvisar a la hora de viajar no es una buena opción, pues 10 minutos de más pueden incrementar hasta un 14% el consumo de gasolina. Para planificar bien tu salida puedes seguir los siguientes trucos:

  • Reposta un lunes: Es el día de la semana donde el combustible es más económico; pues las distribuidoras lo hacen según su estrategia al comunicar el precio de sus productos a la UE.
  • Consulta las diferentes estaciones de servicio: Observa cuál de ellas dispone del precio más económico. En nuestro artículo podrás encontrar las mejores Apps para encontrar la gasolinera más barata y hacer de tu viaje algo seguro. ¡Ojo! Evita a toda costa repostar en autovías o autopistas, los precios suelen estar por las nubes.

¿Quieres asegurarte de que el viaje va a ir viento en popa? Haz clic aquí. ¡No te arrepentirás!

Prepara tu viaje

Comprueba la presión de los neumáticos

Asegúrate que llevas hinchados los neumáticos tal y como indica la presión del fabricante. Ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Temperaturas bajas: Si hace frío es recomendable que los neumáticos lleven más presión, pues la necesitan.
  • Conducir con menor presión a la indicada: Tan solo con que la presión esté 0,5 bares por debajo de los valores recomendados puede generar un aumento del 2% del consumo de combustible en zonas urbanas y del 4% en las interurbanas.
  • Si el vehículo lleva mucha carga, también deberás aumentar la presión de los neumáticos ya que si no están inflados correctamente, tu vehículo gastará mucha más gasolina.
  • Revisa la estructura y la profundidad de los neumáticos: Puedes ayudarte con el Truco de la Moneda… Si introduces un euro y se puede ver la parte dorada ¡Cambia la rueda!

Suavidad en el arranque

Seguro que en alguna ocasión has visto a alguien acelerar el coche nada más arrancar… ¡No lo hagas! Arranca el motor sin pisar el acelerador y ten en cuenta que:

  • En motores de gasolina: Puedes iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.
  • En motores diésel: Deberás esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

Recuerda que la primera marcha solo sirve para poner en movimiento el vehículo, cambia a segunda en unos 2 segundos o 6 metros aproximadamente y evita los acelerones bruscos durante el trayecto.

Reparte la carga uniformemente

A la hora de realizar un viaje, y si se pretende ahorrar gasolina, se ha de tener en cuenta la distribución de la carga en el maletero, así como el peso y volumen que llevaremos.

Para que te hagas una idea, conducir con 100 kg de peso en el maletero (muchos de ellos innecesarios) supone un aumento de hasta el 6% en el consumo de gasolina. Para ahorrar combustible, sigue estos consejos:

  • Si utilizas el coche todos los días: Organiza el maletero y despréndete de todo aquello que no vas a utilizar, recuerda que el maletero no es un almacén.
  • Recuerda que cargar el equipaje en el habitáculo es peligroso, sobre todo si la ubicación es mala. Si lo necesitas, no olvides revisar nuestros consejos para cargar el equipaje adecuadamente.

Circula uniformemente

El consumo de la gasolina de tu vehículo puede verse muy afectado dependiendo de la velocidad y forma de conducir que tengas. Para ello, ten en cuenta que:

  • Debes mantener una conducción suave, sin acelerones bruscos y con una velocidad constante. Esto hará que el combustible dure mucho más.
  • Siempre que puedas, se recomienda utilizar marchas largas a bajas revoluciones.
  • ¡No acciones el pedal de freno! Siempre que puedas desacelera levantando el pie del pedal, dejando que el propio freno de motor actúe por si mismo. Si tienes que frenar, hazlo de forma suave y reduciendo la marcha lo más tarde posible.
  • Apaga el motor en paradas prolongadas, de esta forma evitarás consumir gasolina.

Ventanas bajadas y aire acondicionado

Seguro que alguna vez has escuchado que “Con las ventanas bajadas el vehículo gasta más gasolina” ¿Es verdad? Veámoslo.

Para que no aumente el consumo de combustible, se recomienda poner en práctica los siguientes consejos:

  • A bajas velocidades: En este caso se aconseja bajar las ventanillas del coche, pues si se enciende el aire acondicionado el consumo de gasolina será mucho mayor.
  • En autopista: El aire acondicionado es la mejor opción, puesto que el viento entra en el interior del vehículo provocando que la resistencia contra el este sea mayor. Además, es peligroso para la seguridad de los propios ocupantes.

En resumen ¿Quieres ahorrar gasolina? Entonces circula con las ventanillas bajadas en pueblos y ciudades (siempre que sea seguro) y utiliza el aire acondicionado siempre que vayas a velocidades de más de 70 u 80 km/h.

 

Ahorrar gasolina

Ahorra gasolina conduciendo eficientemente

Aplicando las técnicas que el RACE señala en su artículo, todo conductor puede ahorrar hasta un 15% de gasolina. ¿Cuáles son?

  • Usar el freno del motor: Suelta el acelerador cuando vayas a frenar, el suministro de combustible se detendrá y el consumo se reducirá hasta un 2%. Por lo consiguiente, conduce con la distancia de seguridad adecuada, teniendo siempre un amplio campo de visión (que puedas ver 2/3 coches por delante).
  • Conduce con marchas largas, no revoluciones el motor: Conduce con marchas largas y a bajas revoluciones, utiliza la 4ª y 5ª marcha en ciudad siempre que puedas. Cambia las revoluciones según el tipo de motor:
    • Motor diésel: Entre las 1,500 y 2.500.
    • Motor de gasolina: En el artículo se recomienda cambiar entre las 2.000 y 2.500 revoluciones, aunque muchos expertos aconsejan hacerlo con 3.000.
  • Aprovecha las bajadas: Circula a bajas revoluciones en las bajadas y, en las subidas, retrasa al máximo la reducción de marcha (incrementando ligeramente la presión sobre el acelerador y nunca pisando a fondo).

¿Qué ventajas tiene la conducción eficiente? Conducir de forma eficiente no solo te ayuda a ahorrar gasolina, sino que también mejora el confort a la hora de conducir y aumenta la seguridad vial tanto al conductor como al resto de los usuarios de la vía. A continuación y para que puedas llevarte nuestras recomendaciones siempre contigo, te dejamos la infografía que hemos realizado con los 7 consejos más útiles a la hora de ahorrar combustible:

Infografía: 7 consejos para ahorrar gasolina

 

¿Quieres saber como llevar a cabo una conducción eficiente? En Grupo RO-DES te lo explicamos todo aquí.

2 comentarios

  1. Luis Miguel Mur García Responder

    Indicaciones muy útiles. Gracias

    • Inma Alabajos Responder

      ¡Gracias a ti!

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad