En aras de lograr una mayor sostenibilidad en el planeta, y viendo que el problema de la contaminación y los residuos es cada vez más acuciante, brotan desde distintos sectores y entidades diversas iniciativas para un consumo responsable y un reciclaje activo, siendo un ejemplo de ello, los neumáticos reciclados.

Nuestro sector no podía ser menos; más aún sabiendo que un vehículo se convierte en un residuo peligroso al final de su vida útil. En ese momento comienza el proceso de descontaminación en el desguace. El azufre de la batería, el carburante, los aceites y los líquidos en general no son los únicos que deben preocuparnos. También están los plásticos, metales, cristales y demás elementos de nuestro coche. Entre esos otros elementos, están los neumáticos de los que hablaremos hoy.

reciclaje.neumáticos.ruedas.sostenible

¿Por qué es el caucho de los neumáticos un residuo peligroso?

Comenzaremos contestando a esta pregunta para concienciar de la necesidad de hacer un uso responsable de los residuos.

El caucho está compuesto de varios metales y de una gran cantidad de petróleos. De hecho, se emplean unos 32 litros de crudo para la fabricación de un solo neumático. Esta composición hace que el humo procedente de su quemado sea extremadamente tóxico y contaminante. Por otro lado, cuando no son quemados y simplemente se almacenan, el agua que pasa a través de ellos produce los denominados líquidos lixiviados, que arrastran una parte importante de los componentes al suelo, disueltos en este fluido. Por tanto, el suelo de almacenamiento de estos cauchos quedaría contaminado e insalubre, y la atmosfera donde se quemen, también. Al no ser ninguna de las dos opciones sostenible, nos queda la mejor alternativa: las tres “R. Reducción. Reutilización. Reciclado.

Hablemos de las tres R

Reducción: En el artículo 3 del Real Decreto 1619/2005 de 30 de diciembre, se estipula que “los productores de neumáticos deberán elaborar y remitir a la comunidad autónoma en la que lleven a cabo su actividad un plan empresarial de prevención de neumáticos fuera de uso para minimizar las afecciones al medio ambiente que incluirá, al menos, la identificación de los mecanismos aplicables para alargar la vida útil de sus productos.” Posibilitar que un neumático dure más tiempo, se relaciona directamente con una menor producción de residuos.

Reutilización: Al ser el neumático un elemento de seguridad, su reutilización directa no es posible, y si lo fuera, no sería segura. Es uno de los motivos por los que se desaconseja comprar neumáticos de segunda mano. Por suerte existe el proceso de recauchutado que, como se indica en la sección de motor de El País, supone un ahorro de materiales importante ya que únicamente se añade un 25% de materiales nuevos y se mantiene la carcasa inicial.

Reciclado: Esta es la joya de la corona. La infinita imaginación de las industrias, de las personas con devoción por el reciclaje, y de los negocios que posibilitan la distribución de elementos de origen ecológicos se llevan los galones. El reciclaje de residuos ya lo tratamos anteriormente para clarificar en qué se transforman cada uno de los elementos del coche, e incluso ahondamos en los neumáticos hablándoos de cinturones, o maceteros realizados con caucho reciclado en este “eco-artículo”, pero hoy queremos poneros a la vanguardia del reciclaje del caucho que proviene de los neumáticos fuera de uso. Para ello, hemos elaborado esta infografía.

 

Como vemos, los usos son variados, pero el campo de la construcción da buena cuenta de una gran cantidad de neumáticos, contribuyendo a la economía circular. Dado que en España se producen 800 toneladas diarias de neumáticos que no se volverán a usar, si no se realiza un uso responsable de ellas, no solo aumentaría la contaminación, sino que además se desperdiciarían valiosos materiales que pueden reducir el coste de producción de muchos elementos cuotidianos como asfalto, césped artificial, losetas de seguridad, etcétera.

Por otro lado, hay otros usos no tan ecológicos, pero que igualmente conducen a la autosostenibilidad, como por ejemplo, el uso del caucho reciclado como combustible industrial. Ya hemos mencionado que la quema de neumáticos produce unos gases altamente tóxicos, pero en realidad, son mucho menos tóxicos que otros provenientes de combustibles industriales que además contaminan doblemente por que su extracción no es saludable para el planeta. Por esto algunas industrias como la cementera, alimenta sus instalaciones con la quema, no solo de neumáticos, sino de residuos estériles de coches en general.

Así y todo, os invitamos a todos a utilizar sosteniblemente el caucho usado como parachoques de seguridad en sus garajes, o como bonitos asientos, columpios improvisados, maceteros… ¡El límite es tu imaginación!

1 comentario

    1. […] son algunos de los diferentes usos de los neumáticos reciclados que se contemplan en la […]

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad