Hace ya algunos meses que os mostramos los increíbles sofás realizados por Zac Glamour Design con la carrocería de Volkswagen Beetle clásicos, y aunque lo que veréis a continuación no tiene aplicaciones de pan de oro u hoja de plata ni tampoco botones con cristales Swarovski, seguro que os gustará tanto como cualquiera de las originales creaciones que a lo largo de nuestra historia hemos ido compartiendo en la sección Nueva vida útil de nuestro blog.

Pues bien, hoy nos gustaría presentaros las extraordinarias creaciones de Adrian Johnson, un artista canadiense que ha bautizado a sus obras como Fridgecouch –nevera sofá en español- y que gracias al reciclaje de piezas procedentes de vehículos que ya estaban en el desguace, así como de viejas neveras, ha logrado convertir residuos sin ningún valor en impresionantes sofás totalmente decorativos y sobre todo, especialmente cómodos.

Adrian Johnson decidió empezar a crear estos curiosos sofás debido a la necesidad que tenía de encontrar originales elementos decorativos que sirvieran para que sus invitados descansaran en el jardín el día de su boda. Esta necesidad, unida a su pasión por los automóviles de la marca BMW y a sus dotes artísticas, le han permitido crear obras tan interesantes y únicas como estas que os mostramos a continuación:

Fridgecouch 325e Frost Clear:

Fridgecouch 325e Frost Clear

Esta “nevera sofá” ha sido creada con el asiento de un BMW 325e de 1986 y con las partes recicladas de una nevera de lujo de la marca Gibson fabricada en 1980 y pintada en color aguacate. La puerta del frigorífico se utilizó para crear una cómoda bandeja en el lateral del sofá. El Fridgecouch 325e Frost Clear forma parte del mobiliario de la empresa British Columbia Hydro.

Fridgecouch 735i Dual Temp:

Fridgecouch 735i Dual Temp

El Fridgecouch 735i Dual Temp forma parte de la colección de la Ugly Gallery de New Belford y fue realizado con el asiento de un BMW 735i de 1984 y un frigorífico Admiral Dual-Temp de 1983 que se pintó en naranja eléctrico. Además, tiene un revistero en la parte trasera del asiento, una doble bandeja lateral y otra inferior, lo que lo convierte también en una pieza muy funcional.

Fidgecouch 535i No Frost:

Fidgecouch 535i No Frost

Este sofá forma parte del mobiliario del local de «Revision» en Nueva York, un original espacio que mezcla la mejor música con diversos elementos decorativos y funcionales 100% reciclados, así como una galería de arte totalmente interactiva. Está creado con el asiento negro de un BMW 535i y una nevera Harvest No Frost de 1980 pintada en color oro. Además, viene equipado con altavoces Philips y es totalmente compatible con los dispositivos ipod de Apple.

Fridgecouch 525i Frost Proof:

Fridgecouch 525i Frost Proof

A este original sofá creado con el asiento de un BMW 525i de 1992 y un frigorífico Frigidaire Frost-Proof de 1980 reciclado, no le falta ningún detalle. Está decorado en la parte trasera con piel original de vaca y además de su reposapiés a juego, también tiene diversos compartimentos de almacenaje.

 

Dependiendo de la serie de cada BWM, los precios base de cada obra van de los 5.000 a los 7.000 dólares y pueden variar en función de los materiales o exigencia de cada cliente ya que en la mayoría de casos se realizan por encargo. Sin duda, se trata de piezas que no son económicas pero tampoco nada convencionales.

 

¿Qué os parecen los sofás de Fridgecouch? ¿Conocíais las obras de Adrian Johnson? ¿Qué “sofá nevera” os gustaría tener en vuestra casa? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

4 comentarios

  1. Álvaro Responder

    . La verdad es que me gustan todos los modelos; tienen un aire de los 60 que me encantan. Ya tengo el pretexto perfecto para decirle a mi mujer que ya no voy más a IKEA, jejeje

    • Alicia Granell Responder

      Me alegra que te hayan gustado Álvaro, la verdad es que a nosotros nos encantan y no nos importaría tener alguno en nuestras oficinas 😉

  2. Isaac Responder

    Yo también me quedo con el 735i. Por color, forma… ¡Me lo pido para ver «Mad Max» cuando salga en DVD!

    • Alicia Granell Responder

      Buenas tardes Isaac!

      Gracias por tu comentario! Pues para ver Mad Max mucho mejor el Fidgecouch 535i No Frost que lleva altavoces Philips 😉

      Saludos y gracias por la visita!

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad