Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

¿Sabías que hay determinados desperfectos que si están presentes en la carrocería de tu vehículo podrían hacer que no pases favorablemente la próxima inspección de ITV? Descubre en este artículo los 5 puntos que deberás de revisar con anterioridad para evitar obtener un resultado negativo con tu coche, pues con la entrada de la nueva normativa los inspectores de ITV son cada vez más estrictos y estarán pendientes de comprobar que no existan problemas en determinados elementos de tu vehículo que puedan poner en riesgo tu seguridad, así como la del resto de conductores en caso de accidente.

Recuerda que, una carrocería en buen estado no simplemente se refiere a la estética, sino que además también tiene mucho que ver con la seguridad vial, por lo que desde RO-DES aconsejamos que se realice siempre una verificación previa. Los elementos que deberás comprobar antes de ir a pasar la ITV con tu coche, serán los siguientes:

Espejos y lunas (cristales):

Todas las lunas del vehículo, así como los espejos de los retrovisores (tanto exteriores, como interior) han de encontrarse correctamente fijados y no contar con fisuras o grietas que puedan provocar una rotura. Es por ello que, conviene revisar cada uno de los cristales que forman parte de la carrocería del vehículo y, en caso de que sea necesario, sustituir o reparar antes de pasar la ITV aquellos que lo precisen. Normalmente, la mayoría de pólizas de seguros incluyen la cobertura de lunas, por lo que ponerlas a punto antes de acudir a la inspección con tu vehículo no te supondrá coste alguno.

Inspección visual de la chapa:

La comprobación del estado de la chapa no es una cuestión meramente estética, tal y como ya hemos comentado anteriormente, sino que hay que tener en cuenta que toda la carrocería que forma parte de vehículo también tiene una función que es determinante para garantizar la seguridad del conductor, así la del resto de ocupantes del vehículo. Una carrocería en buen estado, no podrá tener óxido ni corrosión ya que ello podría provocar un defecto grave a la hora de pasar la ITV con tu vehículo. Es por ello que, para evitar un resultado negativo en la próxima inspección, se aconseja solventar cualquier desperfecto según éstos vayan apareciendo.

Golpes pronunciados:

Unas pequeñas rozaduras en la chapa de tu vehículo no van a suponer ningún problema a la hora de pasar la ITV. Sin embargo, si se trata de golpes pronunciados en los que algunos de los elementos se han deformado o descolgado, podría ser un inconveniente a la hora de obtener un resultado favorable en la inspección. Los golpes pronunciados, en muchas ocasiones, pueden afectar al chasis del vehículo, por lo que sería un riesgo en caso de verse envuelto en un nuevo choque o accidente.

Molduras y puertas:

Recuerda que todas las puertas deben abrir o cerrar correctamente y que todos los elementos que forman parte de la carrocería han de ir bien fijados. Tampoco tendrán que haber aristas en los bordes que puedan provocar cortes, por lo que es aconsejable que revises las molduras laterales del vehículo ya que suelen ser propensas a deformarse incluso con pequeños golpes o roces. Cualquier desperfecto en estos elementos, puede suponer un problema a la hora de pasar la ITV con éxito.

Faros y pilotos:

Los elementos exteriores, como faros y pilotos, del sistema de iluminación de tu vehículo también forman parte de la carrocería del mismo y en muchas ocasiones son los causantes de muchos rechazos en la ITV, debido al mal estado de los mismos. El estado y el buen funcionamiento de ambos elementos ha de ser el adecuado, ya que una óptica rota u opaca podría ser también un motivo para ser rechazado en la ITV. Si a esto le sumamos que muchos conductores olvidan revisar que todas las bombillas se enciendan cuando deben, estamos ante uno de los motivos más frecuentes para acumular defectos en la inspección.

 

Si próximamente tienes que acudir con tu coche a pasar la inspección de ITV, te recomendamos que compruebes personalmente cada uno de los puntos mencionados en este artículo y que si necesitas ayuda, consultes con un mecánico especializado en chapa y pintura. Además, en caso de que tengas que realizar alguna reparación debido a un resultado desfavorable en la inspección, tendrás que acreditar la misma cuando vuelvas con tu vehículo a pasar la ITV.

También, desde RO-DES, te animamos a poner a punto tu coche antes de acudir con el mismo a la ITV, optando por repuestos de carrocería de desguace o nuevos, así como por recambios del sistema de iluminación. En nuestra tienda online, puedes realizar la búsqueda de lo que necesites introduciendo lo datos de tu vehículo o cumplimentando el formulario que encontrarás en los enlaces anteriores.

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad