Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

¿Sabías que conducir con una temperatura en el interior de tu coche que sea superior o igual a 35°C puede ser similar a hacerlo con una tasa de alcoholemia de 0,5 gr/l en sangre? Puede parecer bastante exagerado, pero conducir con una temperatura adecuada no responde simplemente al confort, sino que también está directamente relacionado con la seguridad vial. Según Ángel Suárez, ingeniero del Centro Técnico de SEAT, quienes conducen con temperaturas cercanas a los 35°C en el interior de su vehículo, reaccionan un 20% más lento que aquellos que lo hacen con temperaturas que rondan los 25°C.

Es por ello que, desde el departamento de Departamento de Comunicación de SEAT, han publicado una serie de consejos para que utilices el aire acondicionado de tu coche de la manera más óptima posible y que, por supuesto, queremos compartir contigo para que este verano puedas seguir viajando sin que el calor sea un aspecto que pueda poner en riesgo tu seguridad y la de los que te acompañan. Además, si estás a punto de salir con tu coche de vacaciones, también te aconsejamos que revises nuestras 20 recomendaciones para viajar con seguridad este verano, donde además del aire acondicionado, mencionamos otros puntos importantes que igualmente deberías comprobar.

1.- Poner el aire acondicionado al máximo, sin antes ventilar el coche

Éste es uno de los errores más comunes ya que, en verano, el interior de un coche que ha estado aparcado al sol, puede llegar a alcanzar los 60°C. Para poder disminuir la temperatura y que el aire acondicionado trabaje de manera eficiente, hay que abrir antes las puertas y ventanillas ya que de esta manera se ventilará el habitáculo. Realizar este simple gesto y esperar, al menos un minuto, permitirá reducir la temperatura interior de forma natural.

Una vez el habitáculo se haya ventilado un poco, ya podrás entrar al coche, cerrar puertas y ventanillas, y encender el aire acondicionado o el sistema de climatización.

errores al usar el aire acondicionado del coche

2.- Dejarse activado el botón de recirculación del aire

¿Sabías que dejarse activado este botón favorece el hecho de que los cristales se empañen? Éste es otro de los errores mencionados en el artículo de SEAT y su ingeniero, Ángel Suárez, recomienda conducir con la función automática del climatizador activada -siempre que exista la posibilidad de hacerlo- para que “el flujo de aire se autorregule, sea más homogéneo y se haga un uso más eficiente”.

errores al usar el aire acondicionado del coche

3.- No activar el aire por la mañana porque la temperatura exterior es inferior

Según el experto de SEAT, dependiendo de la zona de Europa donde te encuentres, es posible que las mañanas de verano sean más frescas. Pese a ello, aconseja que se active el aire acondicionado del coche, aunque sea seleccionando una temperatura más elevada, ya que así se evitará también que se empañen los cristales del coche a medida que vaya aumentando la temperatura del exterior.

Desde el equipo de RO-DES, no hemos entendido muy bien este error ni el consejo, ya que generalmente si esto sucede, con abrir un poco las ventanillas seguramente sería suficiente. ¿Qué piensas tú sobre esto? ¿Enciendes el climatizador de tu coche en verano, aunque la temperatura exterior sea agradable?

4.- No ajustar bien los difusores de aire

¿Cuántas veces, viajando con acompañantes, has oído la frase “Sube el aire, que no me llega”? Muchas veces no es una cuestión de temperatura ni de flujo de aire, sino de la dirección en la que éste circula dentro del habitáculo. Para que el reparto del aire sea el adecuado, se aconseja enfocar los difusores hacia arriba y no hacia el frente, pues con esta acción el aire se reparte por todo el interior y llega a todos los ocupantes de forma uniforme.

errores al usar el aire acondicionado del coche

5.- Olvidarse del mantenimiento

Al igual que el resto de elementos y sistemas que forman parte de un vehículo, el aire acondicionado o climatizador también requiere un mantenimiento específico. Desde SEAT, recomiendan cambiar el filtro del habitáculo o filtro de polen cada 15.000 o 20.000 kilómetros, para que la obstrucción no haga que se pierda caudal ni fuerza. En determinados casos, el cambio del filtro puede prolongarse hasta los 30.000 km. si las condiciones meteorológicas de la zona no son extremas.

 

Si quieres saber más sobre el filtro del habitáculo o filtro de polen, te recomendamos leer nuestros artículos:

 

Además, también hay otros elementos que desde RO-DES recomendamos revisar en el vehículo cuando llegan los meses de calor, y que podrás verificar tú mismo siguiendo las sencillas pautas que te indicamos en nuestro artículo, al que puedes acceder haciendo clic en el enlace anterior. También, para comprobar que el sistema de climatización funciona adecuadamente, podéis leer nuestro artículo: Cómo poner a punto el aire acondicionado de tu coche e identificar posibles averías.

 

Y tú… ¿Hay otros errores o malos hábitos que conozcas que puedan afectar al funcionamiento y eficiencia del sistema de aire acondicionado o climatización del coche? ¿Qué opinas de las recomendaciones de SEAT citadas en el artículo? ¡Déjanos tus comentarios!

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad