Las revisiones periódicas del vehículo están estipuladas por el propio fabricante y son importantes para verificar el estado del vehículo.

Las revisiones periódicas del coche son comprobaciones que el propietario debe realizar a su vehículo tras un determinado espacio de tiempo o kilometraje, y que están determinadas según las especificaciones del fabricante en cuestión.

Estas revisiones son voluntarias, se realizan principalmente para verificar determinados puntos del vehículo y corroborar que el estado o funcionamiento es el adecuado. Además, son muy importantes a la hora de asegurar la fiabilidad del automóvil y será imprescindible realizarlas a su debido tiempo si se desea conservar el periodo de garantía de la marca.

Sin embargo en Europa existe otro tipo de revisión periódica que es de carácter obligatorio, es la Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por sus siglas ITV. Esta revisión es un sistema implantado por la Comunidad Europea que se centra en revisar diversos puntos relacionados con los elementos de seguridad del vehículo, así como lo relacionado con el control de las emisiones de gases contaminantes.

La ITV se realizará tras un determinado espacio de tiempo desde la fecha de la primera matriculación del vehículo, tras una modificación que requiera homologación o bien cuando su propietario decida darlo de alta después de haber sido dado de baja temporalmente y haber excedido el periodo para efectuar la última revisión establecida por el reglamento.

 

Consejos prácticos para pasar la ITV, la revisión pre-ITV

Para completar la información con más consejos prácticos que ayuden a preparar en casa la pre- ITV

No obstante, en esta ocasión nos centraremos en las revisiones de la marca ya que para saber más sobre las revisiones obligatorias podéis visitar nuestra sección de preguntas frecuentes sobre la ITV.

¿Dónde se tendrán que pasar las revisiones periódicas del fabricante?

Por lo general se recomienda efectuar la revisión en un taller oficial de la marca, aunque no supone una obligación para el propietario el realizarlo de este modo ya que también podrá acudir libremente a su taller de confianza sin que ello le suponga la pérdida del periodo de garantía del fabricante.

Desde que entró en vigor la Ley 1400/2002 el consumidor tiene derecho a elegir libremente el establecimiento donde desee realizar el mantenimiento o la reparación de su vehículo, sin perder la garantía de la marca.

Así pues, si decidimos realizar la revisión periódica en un taller oficial probablemente nos encontremos con que tanto el precio de los recambios como el de la mano de obra son más elevados, aunque siempre hay excepciones.

No obstante, llevar el coche a un taller oficial nos ofrecerá la garantía de que sus técnicos conocerán a la perfección los componentes y el funcionamiento del vehículo por lo que encontrar una solución a un problema mecánico siempre suele ser mucho más fácil.

Sin embargo, elegir un taller no oficial también es una opción recomendable si como usuario tienes un establecimiento de confianza donde conoces a la perfección que el trabajo que el personal realiza es de calidad y éste te aporta seguridad. Estos talleres podrán sellar nuestro libro de revisiones del vehículo con total garantía y por lo general suelen ser más económicos que los oficiales.

 

Para finalizar, nos gustaría recomendaros que siempre realicéis a tiempo las revisiones periódicas marcadas por el fabricante de vuestros vehículos ya que de lo contrario podría suponer un inconveniente a la hora de que se hiciesen responsables en caso de aparecer un fallo de fábrica por culpa de algún elemento defectuoso que tuviese que ser sustituido.

 

¿Dónde pasáis habitualmente las revisiones periódicas de vuestro vehículo? ¿Cumplís con los periodos estipulados por el fabricante? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

3 comentarios

  1. ENRIQUE Responder

    Tengo un Clio que compre en el año 2014. He hecho todas las revisiones anuales que ordena el fabricante. El vehículo lo uso muy poco. En los seis años que lo tengo he hecho 34732 km., una media de 5788 km. anuales. Cada año que pasa lo uso menos por motivos de edad. No me parece bien que estas revisiones sean anuales y no por kilometraje, como ha sido toda la vida, y que parece lo más lógico. En la actualidad no tengo ningún libro de las revisiones que he efectuado en el Servicio Oficial de Renault, con lo que si acudiera a un taller que tengo en mi propia calle, desconocerían lo que se le ha hecho al vehículo. Pero es que además, en las cinco facturas que tengo de revisiones anuales, en ninguna se especifica de forma pormenorizada, que es lo que le han hecho al vehículo. Ahora para la revisión de este año, me anuncian que mi vehículo «necesita» el cambio del Kit de Distribución en base al tiempo transcurrido, independientemente del los kilómetros efectuados. En resumen, los talleres no oficiales, ¿pueden hacerme las revisiones cuando técnicamente se necesiten sin conocer el historial? ¿Están preparados los talleres no oficiales, (no me refiero a su capacidad técnica) sino a que puedan efectuar su trabajo a pesar de que todo el mecanismo, hasta los detalles más simples (luces de frenado por ejemplo) están sometidos al ordenador de a bordo, como pasa con mi coche? En fin, me gustaría que fuera mi mecánico el que se ocupara de mi coche de forma general, sustituyendo las piezas que fueran necesarias, en función de su desgaste y seguridad, y no porque ha pasado un año o el tiempo que indique el fabricante, en función de sus intereses económicos. Un saludo.

    • Alicia Granell Responder

      Hola Enrique,
      El libro de mantenimiento pueden sellártelo en el concesionario Renault al que hayas llevado el vehículo, no creo que te pongan ningún problema ya que en su programa interno de gestión seguro que cuentan con todo el historial del vehículo. Por otro lado, hay elementos que pese a que no sufren desgaste por uso, si que lo hacen por el paso del tiempo. Por ejemplo, en el caso que comentas de la correa de distribución, la recomendación general es que se cambie entre los 60.000 y los 160.000 Km o si no se llegara, cuando el vehículo tenga entre 5 y 7 años. Líquidos, escobillas, neumáticos, etc, también se deterioran con el paso del tiempo aunque el vehículo se utilice poco.
      Sobre el detalle de las facturas, me imagino que será cosa o de la marca o del propio concesionario. Yo por ejemplo tengo un Kia y cuando lo llevo al servicio oficial están perfectamente detalladas las facturas (tampoco me suelen sellar el libro, pero si lo pides si que lo hacen).
      Puedes ir tranquilamente a tu taller de confianza para realizar revisiones no oficiales, no vas a tener tampoco ningún problema ya que prácticamente todos cuentan ya con las herramientas necesarias para realizar la diagnosis del vehículo independientemente de la marca del fabricante.
      Espero haberte ayudado.
      Un saludo,

  1. […] que antes de aceptar el vehículo, le eches un ojo a su estado. En Rentalvan realizamos revisiones periódicas para asegurar a nuestros clientes que pueden conducir nuestra flota de forma segura, con lo que […]

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad