Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

La descontaminación y el reciclaje son algunas de las principales tareas que se llevan a cabo en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATv), cuando un automóvil que ya ha alcanzado el final de su vida útil llega a sus instalaciones. Son tareas que requieren de unos determinados conocimientos y además de una buena forma física, ya que el desmontaje y desguazado de los vehículos supone la manipulación de elementos pesados como: piezas de carrocería, baterías, transmisiones, ruedas, asientos o cajas de cambio, entre otros.

Es por eso que hoy, queremos rescatar un artículo publicado en el portal online Gestores de Residuos a principios de 2017, donde hablan de Robo-Mate. ¿Qué es Robo-Mate? Tal y como describe el título de este post, Robo-Mate es un exoesqueleto creado para facilitar las tareas derivadas del reciclaje y la recuperación de piezas que se llevan a cabo cada día en los más de 500 CATv que existen actualmente en España.

Este curioso exoesqueleto ha sido ideado por la empresa francesa de reciclaje de vehículos Indra. Se trata de un prototipo que se encuentra en desarrollo desde 2012 y que cuenta con el patrocinio de diferentes entidades de 7 países distintos, entre las que se encuentran universidades como la de Zurich o Munich, empresas como Fiat y organismos oficiales como la Unión Europea.

Robo-Mate se ha diseñado para facilitar trabajos manuales repetitivos y ha sido probado en diferentes ensayos que se han realizado en el sector del desguace y el reciclaje automovilístico, con unos resultados más que satisfactorios. El uso de exoesqueletos, como Robo-Mate, en los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATv), evitaría en gran medida las lesiones de espalda o dorsalgias, que son una de las enfermedades laborales más frecuentes y asociadas al sector del desguace.

Robo-Mate

La fuerza de los trabajadores, multiplicada por diez

Tal y como ya hemos mencionado antes, Robo-Mate dota de mayor fuerza a los operarios y facilita mucho las tareas de desmontaje, al llegar a multiplicar ésta por diez. En el sector del desguace, los beneficios y las ventajas se extienden a cualquier actividad relacionada con el desplazamiento y la carga de objetos pesados, como ruedas, baterías, elementos de carrocería e incluso la maquinaria necesaria para llevar a cabo el desguazado de un automóvil.

Los esfuerzos soportados por la columna cervical, las lumbares y los brazos, se ven reducidos al mínimo y los trabajadores podrían manipular cargas de 15 kilos o más, sin realizar ningún esfuerzo muscular o articular. Pero ¿cómo se consigue esto? Gracias a un corsé que incorpora miembros mecánicos, los cuales se extienden hasta la espalda y los brazos, y cuyas articulaciones se mueven mediante la activación de unos sensores eléctricos. Además, otra estructura daría apoyo a los miembros inferiores para facilitar, mediante motores de actuación, el movimiento o simplemente para compensar, con unos muelles, los esfuerzos musculares.

Robo-Mate

Por tanto, Robo-Mate no solo sería eficaz a la hora de facilitar la manipulación directa de objetos -algo muy común cuando hablamos del trabajo que se realiza en los desguaces-, sino que también serviría para aportar una mejora sustancial en las condiciones laborales que se asocian a este sector en Europa, que como ya hemos comentado anteriormente en este blog ha sufrido grandes transformaciones a lo largo de su historia.

El proyecto, se acompañó por un estudio que realizó la Fundación del Trabajo de UK (The Work Foundation), donde se determina que en la Unión Europea hay 44 millones de personas que padecen diversas patologías causadas por este tipo de actividades, por lo que sin duda, sería muy interesante ir introduciendo los exoesqueletos en el sector del reciclaje de vehículos, así como ofrecer ayudas a las empresas que decidan invertir para poder incorporarlos a sus modelos de trabajo.

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad