El parabrisas, la cerradura o la batería son algunos de los elementos de nuestro vehículo que más sufren en invierno ¿Cuáles son los demás? ¿Cómo evitarlo?

El invierno es una de las estaciones en las que debemos prestar especial atención al automóvil, pues debido al frío, hay algunos elementos que pueden verse notablemente afectados. Por otro lado, la falta de mantenimiento en determinados componentes o la puesta en escena de ciertos comportamientos al volante, también puedes ser el origen de diversas sanciones ¿Sabías qué las multas más frecuentes en invierno suelen ser las de 200 €?

Elementos dañados en invierno

El limpiaparabrisas

Seguro que alguna vez has visto una luna congelada, con lo que deberías saber que, si esto ocurre, el limpiaparabrisas quedará pegado, pudiendo dejar inservible en caso de intentar desplegarlos.

Y no solo eso, el líquido del limpiaparabrisas también puede verse afectado por las bajas temperaturas. Asegúrate que no solo está rellenado con agua, de esta forma evitarás que se congele y no cumpla su función.

¿Cómo evitarlo? Para evitar que el limpiaparabrisas de tu coche se dañe, puedes utilizar unos tapones de corcho evitando un contacto directo con el limpiaparabrisas y queden adheridas a él por el hielo. También puedes dejar las gomas levantadas.

Si se congela la luna de tu coche ¡No utilices agua caliente! La diferencia de temperatura hará que el cristal se contraiga y se dañe.

La carrocería

Para evitar que la carrocería del coche sufra las consecuencias del frío, te recomendamos que la cubras con una lona, así se evitará la congelación de los elementos y se protegería al vehículo de agresiones como el granizo.

También puedes usar otra lona individual para el limpiaparabrisas, así no tendrás que molestarte en rascar el hielo.

Líquidos: Uno de los elementos más importantes

El líquido refrigerante permite mantener el motor a una cierta temperatura e impide que el agua del motor se congele en invierno.

La mayoría de los conductores lo revisan, pero también es de gran importancia comprobar que no esté caducado, pues con su uso va perdiendo propiedades. Para saber cómo revisarlo deberás tener en cuenta:

  • La comprobación de los líquidos es uno de los aspectos más importantes a cumplir.
  • Es mejor cambiarlo cuando surja la duda del tiempo de uso.
  • Es fundamental la revisión del limpiaparabrisas, aceites y líquido de frenos para el correcto funcionamiento del motor.

¡OJO! Iniciar la conducción con los líquidos aun fríos podría dañar algunos elementos de nuestro coche. Para evitarlo, mantén el vehículo en ralentí durante unos minutos.

Las cerraduras

Cuando las temperaturas son excesivamente bajas las cerraduras del automóvil pueden congelarse, incluso romperse.

Te recomendamos que no hagas fuerza para abrir el coche puesto que hacerlo podría dañar el mecanismo. Puedes utilizar alcohol o un secador de mano parea abrir las puertas sin necesidad de forzarlas.

La batería: El elemento que más sufre

La batería es el elemento más sensible a las bajas temperaturas, siendo también el que más sufre. Tras una noche de nevadas, esta será la culpable si el coche no arranca. Puedes evitarlo comprobando su tiempo de vida útil y cambiándola en caso de que ya lo haya finalizado. Recuerda que, a partir de los 4 años, la batería de todo vehículo empieza a perder efectividad.

¿Cómo evitarlo? Para evitar que nuestro coche no arranque, te aconsejamos que resguardes el vehículo en un garaje. De no ser posible, puedes proteger la batería de tu coche con una manta vieja o una funda extendida sobre el capot. De esta forma aislarás este elemento del frío exterior. Deberás tener en cuenta también:

  • La batería deberá tener una tensión de 12,4 V para que su estado de carga sea óptimo y resista el frío.
  • No abuses del motor de arranque al poner en marcha el coche, haz mejor varios intentos cortos.
  • Encender los faros previamente ayuda a calentar este elemento y que el motor funcione mejor.
  • Mantén el embrague pisado, esto ayudará a la mecánica y resistencia en el proceso.

elementos que debes revisar en tu coche en invierno

Tips para conducir tu coche en invierno y cuidar sus elementos

Tras ver los elementos que más afectados se ven por el frío, os mostramos algunos de los consejos de mantenimiento del vehículo en invierno. ¿Crees que tu coche no pasa el invierno? Sigue estos 14 consejos ¡Lo pasará!

  1. Cuida el motor de tu coche: Tómate unos 20 segundos de tiempo antes de iniciar la marcha, de esta forma el motor y los líquidos alcanzarán la temperatura idónea.
  2. Revisa el sistema de calefacción: Puede que los residuos estén acumulados en este elemento. Si la salida no está caliente, es una señal de obstrucción.
  3. Revisa tus neumáticos: Cómo ya sabrás, este es uno de los elementos más importantes del vehículo, pues nos permite que nuestro coche tenga contacto directo con el asfalto. Tenerlos en mal estado es una de las principales causas de accidente en invierno. Puedes optar por los neumáticos de nieve, siendo esta una excelente opción para el invierno.
  4. Duplica la distancia de seguridad: El campo de visión y las condiciones de la vía son menores en invierno.
  5. Pon especial atención de noche: El asfalto resbala más a las últimas horas de la tarde.
  6. Las cadenas, tu mejor aliado: Opta por cadenas que se adapten a tu vehículo a la perfección, esto podrá evitar muchos apuros en la carretera.
  7. Adelántate al invierno: Puedes preparar tu coche ante la nieve o el hielo, evitando que te sorprenda. Para ello, realiza estas tareas de mantenimiento.

Equípate: Qué el frío no te gane

Aunque no nos guste pensar en que podemos vernos implicados en una situación de peligro o accidente, lo cierto es que puede ocurrir. Es por ello por lo que os traemos algunos de los elementos indispensables para tener en el coche en invierno. ¡HAY MÁS!

  • Mantas
  • Tentempiés y bebidas
  • Kit de seguridad (triángulo de señalización de peligro y chaleco)
  • Móvil bien cargado y el cargador.
  • Linterna

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.