Cada vez son más los usuarios que se preocupan por los riesgos asociados a la conducción en condiciones de oscuridad o iluminación deficiente ¿Por qué es más peligroso conducir de noche o altas horas de la madrugada?

Deslumbramientos, cansancio, fatiga y falta de visibilidad son algunos de los principales riesgos presentes en la conducción nocturna ¿Cómo puedes evitarlos?

Además, conviene tener en cuenta que durante cara al invierno no solo es el conductor el afectado, sino que también sufren mucho algunos elementos de nuestro coche.

Las estadísticas

La noche puede ser tu mejor amiga, sobre todo si eres de los que prefiere conducir tranquilo sin demasiado tráfico, y a la vez la mayor enemiga en carretera ¿No te lo crees?

La DGT demuestra que las principales cifras de siniestralidad se registran entre las 00:00 y las 6:59, duplicando las tasas relativas al resto del día. Para ponernos en situación; un viernes a las 10:00 de la mañana la tasa de siniestralidad es del 1,1 % siendo de noche más del doble, en concreto del 2,6 %.

Y no solo eso, el porcentaje de siniestralidad también depende, en gran medida, de la zona en la que nos encontremos en la madrugada:

  • Área urbana: Supone un 30% de siniestros.
  • Vía interurbana: 50%
  • Área rural y urbana: 40%.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aclara que, a lo largo del año 2020, fueron más de 6 millones los defectos detectados en la iluminación del vehículo, siendo 1,8 millones los vehículos que circulan con faltas graves en su alumbrado.

A su vez, gran parte de los conductores no le da importancia a su visión, demostrado por Luis Montoro, el cual dijo que alrededor del 14% de los usuarios a manos de un volante presenta dificultades de visión incluso en condiciones óptimas de visualización. ¿Qué opinan los españoles sobre los riegos asociados a la conducción nocturna?

  • 4,8 españoles de 5 consideran como peligroso conducir con mala visión.
  • 4,64 opinan que es peor conducir después de tomarse dos cervezas.
  • 4,54 destacan que usar el móvil genera un mayor peligro.
  • 3,75 españoles de 5 consideran como un peligro circular con los neumáticos desgastados.
  • Solo 3,63 de 5 ciudadanos le quitan importancia a circular con un faro fundido.

Consejos para conducir de noche

La vista: Lo esencial

El estudio de Iluminación y Seguridad Vial publicado por la RACE, asegura que la visibilidad de noche disminuye a gran escala. Dicho de otra forma y poniéndose en el caso:

Un conductor que conduce de noche percibe a otro usuario de la vía mediante la vista, la cual disminuye un 20% durante estas horas (esto es debido al déficit de información que padece el ojo). Y no solo eso, cuanto más mayor seas, más importante es llevar un buen sistema de alumbrado en tu vehículo.

La ceguera nocturna hace que el conductor no vea por la noche debido a un problema visual, enfermedad crónica o desequilibrio en la dieta. Esto convierte conducir por la noche en un verdadero reto, que puede agravarse a causa de:

  • Glaucoma: Se trata de problemas en cuanto a la visión periférica, puede causar ceguera nocturna.
  • Diabetes: Tener un alto nivel de azúcar en sangre perjudica los capilares y nervios del ojo.
  • Cataratas: Aumentan la sensibilidad de la luz, provocando un mayor deslumbramiento.

Deslumbramientos

Los deslumbramientos se hacen de notar durante la noche, y es que, cuando nos cruzamos con vehículos que no llevan bien regulados los faros o utilizan indebidamente las “largas”, quedamos cegados, pudiendo llegar incluso a perder toda la visión por un instante.

Evitar deslumbramientos en carretera es algo que todo conductor debería saber hacer. Según las estadísticas, son más del 30% de los conductores los que han sido y son deslumbrados con frecuencia. Pero el problema viene cuando la visión tarda en volver alrededor de 20 segundos (siendo lo común de 3 a 5) ¿Qué hacer en estos casos?

  • Desvía la vista hacia la derecha y abajo, guiándote por la señalización horizontal.
  • Dirige la visión a la zona menos alumbrada en la vía, ves disminuyendo al mismo tiempo la velocidad.
  • En caso de deslumbrarte con los espejos, cámbialos de ángulo o desvía la posición de tu cabeza.

Este es uno de los motivos por los que destacamos la importancia del mantenimiento del sistema de iluminación de tu coche, pues con un simple alineado de los faros pueden mejorar mucho las cosas.

Vista de noche

Ver y hacerse ver

Estoy segura de que has escuchado esta frase más de una vez, y es que es uno de los “lemas” que todo conductor debe grabar en su memoria.

Con las nuevas tecnologías que se han ido incluyendo el mercado y que ya utilizan gran parte de los vehículos nuevos -Como los nuevos faros xenón, led o láser- mantener y comprobar el estado del sistema de iluminación de nuestro coche frecuentemente para detectar posibles fallos y subsanarlos a tiempo, es lo único que debemos hacer. Además, también es recomendable regular los faros siempre que sea necesario para adaptar su posición a la carga transportada en el vehículo, así como comprobar el buen funcionamiento y la limpieza de los cristales o parabrisas.

Principales riesgos al conducir de noche

Como bien hemos dicho, la fatiga, el sueño y la monotonía son uno de los principales riesgos que debemos evitar cuando llega la noche. De hecho, cuando no se está acostumbrado a conducir en estas circunstancias, supone un mayor peligro y esfuerzo para el conductor. Se recomienda:

  • Descansar antes de iniciar el viaje, se evitará la fatiga y el cansancio. También de forma visual, es decir, no te pases todo el día delante de una pantalla, eso aumentaría la probabilidad de sueño y agotamiento.
  • Hacer una parada cada menos kilómetros, siendo el máximo tiempo conduciendo de 1,5 horas.
  • Si sientes que estás en situación de “Monotonía en carretera”, intenta no fijar la vista en un punto, mira a tu alrededor de forma regular.

Otro de los principales riesgos al que nos sometemos son los adelantamientos de noche, pues se dificulta la visibilidad y no se aprecian bien las distancias. Para evitarlo, se aconseja que el vehículo adelantado facilite la maniobra cambiando la luz de carretera por las de cruce.

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.