¿Por qué es conveniente mantener el sistema de iluminación en buen estado? El sistema de iluminación es primordial a la hora de garantizar la conducción segura.

Ver y ser vistos es uno de los factores más importantes a tener en cuenta en carretera, seguro que alguna vez lo has escuchado o leído ¿Verdad? Y es que esto solo puede hacerse de manera correcta si sistema de iluminación del vehículo está en perfectas condiciones.

La iluminación del vehículo, compuesta por aproximadamente 30 luces, es el primer elemento del circuito de seguridad de nuestro coche y la mejor vía de comunicación que tenemos con los demás conductores.

Aún sabiendo la importancia que tienen en el vehículo, muchos usuarios omiten el mantenimiento del sistema de iluminación de su coche al no realizar la sustitución de lámparas, faros, etc., cuando es necesario.

importancia del sistema de iluminación del coche

¿Cuáles son las luces más importantes del vehículo? ¿Cómo debes usarlas?

En RO-DES ya hicimos hincapié en todo lo relacionado con el sistema del alumbrado, explicando cada una de las luces que lo componen; pues bien, tal y como afirmamos en dicho artículo y según las recomendaciones que también aportan desde Coches.net, la iluminación del vehículo es un sistema clave en la seguridad activa, por lo que un mal uso de este podría llegar a ocasionar un accidente de tráfico. A continuación, vamos a repasar brevemente los distintos tipos de luces:

  • Luces de cruce o corto alcance: Emiten una luz de corte afilado y asimétrico evitando deslumbramientos.
  • Luces de posición: Estas están diseñadas para hacer más visible tu vehículo para todos los de tu alrededor sin causar deslumbramientos o molestias innecesarias.
  • Luces de largo alcance: Tienen un haz más intenso y centrado, por lo que debe usarse cuando estamos solos en carretera.
  • Luces antiniebla: Todos perdemos algo de visibilidad cuando hay niebla, lluvia intensa, polvaredas o humo denso ¿Verdad? Pues este tipo de luces son el refuerzo luminoso para este tipo de ocasiones.
  • Luces intermitentes: Un elemento clave de la comunicación en carretera, gracias a estas señalamos las maniobras que vamos a hacer con el coche, evitando posibles accidentes de tráfico.

Todo conductor debe tener en cuenta también el tipo de lámpara que utilizan los faros u ópticas de su vehículo, así como las funciones de cada una de ellas. Tal y como explicamos en el artículo que publicamos en nuestra sección de mecánica sobre los tipos de lámpara, las más utilizadas actualmente por los vehículos son:

  • Lámparas halógenas: Las de “toda la vida”. Estas pueden estar presentes en un formato más extendido o en tipo proyector.
  • Lámparas Xenón: Conocidos como faros de descarga de alta intensidad. Su iluminación se hace efectiva, sobre todo por la noche, pues esta dispone de un haz de luz más largo.
  • Lámparas LED: Es el punto intermedio entre las lámparas halógenas y las Xenón, disponen de una gran potencia y rapidez de encendido.
  • Luces láser: Su luz en el faro es muy brillante, parecida a la luz del día, haciendo que el ojo humano perciba una luz agradable.

¿Sabes qué tipo de iluminación lleva instalada tu coche? Sorprendentemente, el 27,6 de los conductores desconocen la tecnología utilizada por el sistema de iluminación de su vehículo. Entre aquellos que son conscientes del tipo de iluminación empleado, el 45,8% llevan lámparas halógenas, el 15,4% luces LED y un 11% lámparas Xenón.

importancia del sistema de iluminación del coche

¿Qué opinan los españoles sobre el sistema de iluminación de tu coche?

La fundación española para la Seguridad Vial (FESVIAL) junto a Lumineds, han publicado un interesante estudio sobre la importancia que le damos los conductores a la iluminación.

Existen factores a tener en cuenta tales como que:

  • Casi no se valoran los beneficios de la luz diurna.
  • Hay poca percepción del riesgo sobre las consecuencias que pueden resultar de una mala iluminación.
  • Una buena iluminación facilita la toma de decisiones seguras si se conduce en condiciones de baja visibilidad.

Otros datos a destacar en el estudio son que el 82% de los conductores dicen haber sufrido una mala iluminación en situaciones de lluvia o niebla. Además, entre el 60% y 70% de estos han sufrido problemas de visión circulando por un túnel sin iluminar y el 68,2% afirma que su coche tiene una perfecta iluminación y tan solo el 4,2% de los conductores valora como deficiente la iluminación de su vehículo. A su vez, el 63% de los conductores creen que los problemas y carencias en la iluminación de su coche son bastante graves.

Sin duda, las cifras no son para echar cohetes y parece necesario aumentar la conciencia sobre la importancia que tiene el sistema de iluminación en el vehículo a la hora de garantizar una conducción segura. También cabe destacar que, una mala iluminación además de provocar incidentes o accidentes, también puede ser motivo de rechazo en la ITV.

¿Cuándo se debe comprobar el funcionamiento del sistema de iluminación?

En el estudio mencionado anteriormente se recomienda revisar las luces y su funcionamiento de manera periódica, comprobando su intensidad y geometría al menos 1 vez al año. Se aconseja, a su vez, realizar una verificación con el inicio del otoño, pues es cuando las horas de luz natural diurna comienzan a reducirse y más problemas de iluminación pueden surgir.

¿Qué mantenimiento hacen los españoles?

De entre la mayoría de los conductores, solo en 2,3% de ellos afirma cambiar el sistema de alumbrado por otro mejor, con un 85,7% de estos que recomiendan a un tercero realizarlo y un 72% que tan solo sustituye las lámparas fundidas.

Y ¿Quién cambia las luces? Pues el 48,3 de los conductores lo hacen ellos mismos, el 45% acude al taller habitual, el 3,8% opta por un taller especializado y el 2,9% recurre a una cadena especializada. ¿En qué franja del estudio te situarías tú?

 

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad