Muchos ya lo dábamos por hecho, pero ahora el mismo director de la DGT, Pere Navarro, lo ha confirmado en una entrevista concedida a Europa Press: no todas las cajas de radar fijo que encontramos en las carreteras españolas, contienen dentro un dispositivo que sirva para cazar y sancionar los excesos de velocidad cometidos por los conductores. “Con solo el cartel de aviso del radar, ya surte efecto” según Pere Navarro, quien recuerda que el objetivo principal es “que la gente aminore la velocidad cuando avista un cartel, y no poner denuncias”.

También, el director de la DGT ha puntualizado que la previsión no es expandir de manera notable la red de radares, sino continuar situándolos en aquellos tramos o lugares donde sirvan como herramienta de seguridad para los conductores. Además, con respecto al margen de error de los radares y a los recursos realizados por personas ya denunciadas, así como por varias asociaciones de conductores, algo de lo que ya hablamos en este blog el pasado mes de febrero, Navarro no descarta que los próximos radares que se instalen tengan porcentajes de error distintos y afirma que “Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables”.

caja de radar de velocidad

La velocidad en todas las vías urbanas podría reducirse a 30 km/h

Otra de las medidas que la Dirección General de Tráfico (DGT) pretende introducir antes de las próximas elecciones generales que tendrán lugar el 28 de abril y que va en la línea de la ya aprobada y vigente reducción de 100 km/h a 90 km/h en carreteras convencionales, es la modificación del Reglamento General de Circulación, incorporando velocidad máxima de 30 km/h en vías urbanas.

De esta forma, se reduciría el límite máximo de los 50 km/h actuales a los 30 km/h (ya utilizado en muchas localidades, y de manera excepcional, en calles o zonas con unas determinadas características). Según el director de la DGT, la diferencia es que actualmente la velocidad máxima en vías urbanas es de 50 km/h, aunque excepcionalmente se reduce a 30 km/h, mientras que con esta nueva actualización del RGC cambiaríamos a un modelo en el que todas las calles del centro estarían limitadas a 30 km/h, mientras que excepcionalmente el límite podría elevarse hasta los 50 km/h.

patinete eléctrico

También, y de acuerdo a lo publicado en la sección de Motor del diario digital ABC, la DGT tiene previsto debatir sobre los desplazamientos a pie, dado que es un asunto del que muchas veces no se habla y con respecto al cual se deben tomar también medidas urgentes. La creciente siniestralidad de peatones, hace que sea necesario revisar y dar mayor importancia a este colectivo de personas que se desplazan sin utilizar ningún tipo de medio de transporte, ya sea personal o colectivo. Además, también resulta imprescindible regularizar la circulación de los VMP (vehículos de movilidad personal), dado el aumento de usuarios que se desplazan utilizando medios de este tipo, como los patinetes, pues se han incrementado las tasas de accidente entre peatones y vehículos de este tipo, que actualmente carecen de cualquier tipo de normativa específica por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT).

 

¿Qué te parecen las nuevas medidas propuestas por la DGT? ¿Crees que deberían prestar más atención en otras cuestiones? ¡Déjanos tus comentarios!

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad