Recientemente, una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Pontevedra ha puesto en entredicho la detracción de puntos y las multas de la DGT, relacionadas con excesos de velocidad. Y es que desde mayo de 2010 son más de 1.000.000 las multas de radar interpuestas con sanciones superiores a las establecidas por la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

De hecho, esta sentencia emitida en el Juzgado de Pontevedra no es la única, ya que se une a las ya emitidas por los juzgados de Albacete, Alicante, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cartagena, A Coruña, Córdoba, Elche, Ferrol, Gijón, Huesca, Jerez, Logroño, Madrid, Oviedo, Palencia, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Segovia, Tarragona, Valencia, Vigo, Vitoria, Zaragoza, Andalucía y Castilla-La Mancha. Según lo publicado en la página web de AEA (Automovilistas Europeos Asociados) y en otros medios de comunicación como Motorpasión, son más de 100 sentencias las que se han emitido en contra de la DGT.

radar fijo en pórtico autovía

¿Qué margen de error deben aplicar por Ley las multas de radar?

Pese a que, en 2016, tanto la DGT como la Guardia Civil se hacían eco de los márgenes de error de los radares en sus medios sociales de comunicación, la aplicación de los mismos en los procesos sancionadores generó diversas controversias relacionadas con la definición exacta de radar fijo o móvil. En principio, y de acuerdo con la Ley de Tráfico, se estipula un margen de error del 7% para los radares móviles y del 5% en los fijos. Sin embargo, esta velocidad no se suele corresponder con la velocidad real que indican los velocímetros de los vehículos, que mayormente es inferior a la real.

No obstante, para aclarar la situación, el Tribunal Supremo decidió fijar en 2018 el criterio sobre los márgenes de error de los radares de tráfico, aclarando que si el aparato de medición o cinemómetro (sea del tipo de que se) se emplea en una ubicación fija (sin movimiento) el margen de error será del 5%. Esta catalogación es mucho más lógica que la simple diferenciación entre radares fijos o móviles, ya que la medición de un radar realizada desde una posición fija (ya sea un pórtico, cabina, trípode o vehículo parado) conlleva un menor margen de error que la realizada desde un dispositivo que se encuentra en movimiento (vehículo en circulación o helicóptero), donde el margen se eleva hasta el 7%.

¿Qué sucede si los márgenes de error no se aplican correctamente?

Como es lógico pensar, si los márgenes de error no se aplicar de forma apropiada, los conductores que cometan excesos de velocidad serán multados de manera injusta o con sanciones más duras que las establecidas. Cualquier multa por exceso de velocidad en la que no se haya aplicado correctamente el margen de error, puede ser recurrida por el infractor alegando un defecto en el proceso de incoación.

Los dispositivos de medida no aplican automáticamente los márgenes de error, por lo que éstos deben ser calculados y añadidos por las correspondientes Jefaturas Provinciales de Tráfico. Esto supone que, si en la fotografía adjuntada al boletín de denuncia figura la velocidad del vehículo detectada por el cinemómetro, en el expediente deben aparecer tanto esa velocidad como la velocidad con el margen de error que corresponda aplicado, ya sea del 5% o del 7%.

radar móvil en coche

Entonces ¿todas las multas por exceso de velocidad son recurribles?

Depende. Cualquier multa cuenta con un tiempo y proceso en el que se puede realizar el recurso. Una vez se agota el plazo, es muy improbable (aunque no imposible) que se pueda conseguir la devolución del dinero (o de la parte proporcional) pagado o de los puntos perdidos. Su habéis sido multados por un exceso de velocidad recientemente, podéis optar por un recurso contencioso administrativo, incluso si han pasado hasta 2 meses después de haber abonado dicha multa.

En muchos casos, las pólizas de seguros de nuestros vehículos cuentan con un servicio de reclamación de multas, por lo que si sospecháis que en la sanción que habéis recibido no se han aplicado los márgenes de error correspondiente, lo más aconsejable es llamar a nuestra compañía aseguradora para, en primera instancia, informarse sobre la disponibilidad de este servicio.

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad