Un taller tailandés se hace hueco en el mercado al crear réplicas de coches superdeportivos utilizando piezas de desguace.

Conducir un coche superdeportivo es una fantasía que a muchos de nosotros nos encantaría cumplir, y es que estos vehículos te proporcionan una euforia y sensaciones al volante realmente difíciles de igualar. El problema está en el elevado coste que tienen algunos de los modelos más emblemáticos, pues pueden llegar a costar hasta 3 millones de euros.

Antes de contaros más, nos encantaría que le dierais al Play en el siguiente vídeo para ver las increíbles creaciones que Scarp Metal Art realiza utilizando solamente piezas de desguace y componentes que, muchos de nosotros, consideraríamos pura chatarra.

 

 

 

¡Ojo! Comprarte un vehículo que suponga una inversión tan elevada, evidentemente no está al alcance de todo el mundo y eso es algo que al final te puede hace dudar. Un claro ejemplo es el del archi conocido Bad Bunny, el cual después de gastarse 3 millones de euros en un exclusivo Bugatti Chiron 110 ANS, terminó hastiado del hiperdeportivo al poco tiempo por los constantes y elevados desembolsos que suponía su mantenimiento.

Sin embargo, no hay necesidad de gastar tantísimo dinero para tener un Bugatti Chiron como el de Bad Bunny ¡Ahora puedes conseguir una réplica por mucho menos gracias a estos artistas tailandeses!

Scrap Metal Art Thailand: Creadores de réplicas de superdeportivos

Scrap Metal Art Thailand, es un taller artesanal de Tailandia que abrió sus puertas en 2012 y has sido creadores de impresionantes réplicas de coches superdeportivos, así como otras obras de arte realizadas a partir de piezas de desguace y chatarra. Además, trabajan bajo pedido y han recibido encargos desde más de 40 países alrededor del mundo. También realizan estatuas de personajes cinematográficos a tamaño real (desde 1 hasta 8 metros de altura) que reproducen figuras emblemátcas del cine como Transformers, de Star Wars, los Minions, Terminator, superhéroes de MARVEL e incluso figuras Disney.

De entre sus más conocidas creaciones, podemos destacar:

Copia del superdeportivo Bugatti Chiron

Replica de Bugatti Chiron con piezas de desguace

Replica de Bugatti Chiron con piezas de desguace

La empresa ha fabricado un par de réplicas del superdeportivo francés y las ha vendido por un precio mucho más económico: 30.000€, siendo un 1% del valor real del Bugatti.

Estas réplicas tienen truco, y es que si algún cliente quiere que le fabriquen una ha de tener en cuenta lo siguiente:

  • De lejos real, de cerca no engaña: Eso dice la Vanguardia en su artículo, destacando que no hay rastro del lujo del superdeportivo en ningún lugar de la réplica.
  • Fabricación a partir de piezas de desguace: Así es, esta réplica está echa a partir de piezas de coches desguazados e inservibles.
  • Componentes procedentes de chatarra: También supone una parte importante en la elaboración del superdeportivo, pues elementos como tuercas y tornillos reciclados ayudan a formar su estructura.
  • La copia del Chiron lleva un motor, totalmente falso, pero que lo hace mucho más real.
  • El parabrisas y el resto de cristales se han sustituido por una red metálica. Las puertas de uno de los dos coches fabricados no se abren y el interior no se asemeja nada con los acabados lujosos que caracterizan a los Bugatti.

Mercedes-Benz 300 SL fabricado con piezas de desguace

La marca también realizar la fabricación artesanal de otro tipo de vehículos, tales como la réplica de un clásico Mercedes-Benz 300 SL Gullwing (conocido como «alas de gaviota»), que fue construido tan solo con trozos de metales desechados, y cuya carrocería está elaborada con tuercas, tornillos, y demás piezas de pequeñas dimensiones soldadas entre sí.

Y no solo eso, ahora se han puesto manos a la obra en la elaboración de una réplica del Ferrari 250 GTD y en su web anuncian una impresionante réplica del Lamborghini Veneno, que ya está disponible para su venta.

Réplicas de Transformers

Transformers realizados con piezas de desguace

Tal y como os hemos contado arriba, los coches no son las únicas piezas que fabrican los artesanos de este peculiar taller tailandés, también realizan construcciones de figuras más pequeñas (con un coste de 2.500€ aprox.) y estructuras metálicas enormes de más de 10 metros de altura.

Las réplicas de robots, en concreto los de la película de Transformers, son algunas de sus últimas e increíbles piezas. Para que te hagas una idea:

  • Miden 10 metros de altura.
  • Para observarlas con detalle es necesario subir a una escalerilla de avión que los mismos responsables del taller ponen a la disposición de sus visitantes y clientes.

Para admirar sus fantásticas obras podéis acceder a su recinto taller, aunque para ello deberéis abonar 1,8 € en concepto de entrada. Sin duda, un precio totalmente irrisorio para quienes somos amantes de este tipo de arte. Si no tenéis pensado viajar próximamente a Tailandia, os recomendamos encarecidamente que os deis una vuelta por su página web o su perfil de Facebook ¡Seguro que no os dejará indiferentes!

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.