Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Desde el pasado 10 de septiembre, la prueba complementaria que se realiza en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) mediante la lectura del OBD y cuya misión es verificar los datos relativos al estado o funcionamiento de los distintos elementos que el vehículo incorpora en materia de tratamiento de emisiones, es de obligada aplicación. De esto ya os hablamos en nuestro blog el 26 de octubre de 2017, donde nos hicimos eco de todos los detalles relacionados con la nueva normativa aprobada para regular la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y adaptarla así a la normativa europea, que entraron en vigor el pasado mes de mayo.

Tal y como explicamos el año pasado, se trata de una comprobación complementaria a las actuales pruebas relacionadas con la emisión de gases contaminantes que se lleva a cabo a través del conector OBD del vehículo, que por lo general está situado dentro o en los alrededores de la caja de fusibles. La medición a través del conector o puerto OBD, se llevará a cabo en todos los vehículos Euro 5 y Euro 6, es decir, en vehículos ligeros matriculados a partir de 2011 y en vehículos pesados matriculados a partir de 2015. Comprobará que no existan errores, averías, desconexiones o manipulaciones que puedan alterar los valores de emisiones y que, en cualquier caso, significarían un defecto grave que impediría obtener un resultado favorable en la inspección.

conector OBD

Tal y como hemos podido leer en la publicación realizada en la web Posventa.info, editora de la revista Talleres en Comunicación, desde AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos) aclaran que no se trata de un nuevo sistema de control de emisiones para identificar nuevos contaminantes, sino que a través del conector OBD lo que se comprobará es que el sistema de control de emisiones que incorpora el vehículo funcione correctamente y de acuerdo a la normativa. En caso de detectar una avería, error o manipulación, se anotará como defecto grave; obligando al propietario del vehículo a realizar las reparaciones o modificaciones que sean necesarias antes de volver a circular con su vehículo.

Esta medida, de acuerdo con lo manifestado por el presidente de AECA-ITV, Luis Ángel Gutiérrez Pando, significa un adelanto en la consecución de objetivos de la entidad, que principalmente se centran en “velar por la seguridad vial y preservar el medio ambiente”. Además, también hacen referencia a “la comprobación a través del conector OBD de sistemas tales como el control de estabilidad, el antibloqueo de frenos, los airbags, el sistema de alumbrado y señalización, los pretensores de los cinturones de seguridad, el kilometraje, etc.”, que se espera poder incorporar en un futuro próximo, aunque aún sin fecha determinada.

 

Desde RO-DES os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios o consultas relacionadas con la introducción de mediciones a través del conector OBD que ya se está llevando a cabo en las estaciones de ITV de nuestro país. ¿Habéis pasado la ITV en los últimos días y os han realizado esta prueba en vuestro vehículo? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Contadnos!

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad