Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Cuando adquirimos un nuevo vehículo beneficiándonos de determinadas exenciones de impuestos, debemos tener presente las condiciones bajo las cuales fue adquirido para así facilitar el proceso de baja definitiva una vez que se haya alcanzado el final se su vida útil y pase a ser un VFU (vehículo fuera de uso).

Lo principal cuando queremos enviar un automóvil al desguace es siempre tener claro quién consta como titular del mismo, y a partir de ahí, según el caso, ir aportando el resto de documentos que sean necesarios.

Una de las posibles situaciones en que nos podemos encontrar y de las que menos información pública se dispone, es el supuesto de dar de baja un vehículo que está a nombre de un menor de edad minusválido.

Las personas que tienen a su cargo menores de edad con algún  grado de minusvalía,  pueden optar por poner el coche a su nombre para así aprovechar las actuales reducciones o exenciones (según el caso) tanto en el impuesto de matriculación como en el de circulación (IVTM) e incluso en el IVA, beneficiándose así de que la titularidad del vehículo recaiga sobre su hijo a pesar de que éste no conducirá el automóvil. Principalmente se trata de vehículos que se destinan al transporte de estos pequeños, que por necesidad requieren automóviles con mayor amplitud o determinadas modificaciones, aunque también puede haber excepciones en cuanto esto.

Por tanto, la documentación necesaria para  dar de baja definitiva un automóvil en la Dirección General de Tráfico (DGT), en este tipo de casos podemos clasificarla en dos tipos:

Documentos del vehículo:

Vehículo adaptado

Nos referimos al permiso de circulación del mismo y la tarjeta de inspección técnica. En caso de haber perdido alguno de estos documentos, desde nuestra sección de documentación para bajas definitivas  es posible descargar la declaración de extravío que sustituirá a estos papeles requeridos.

Documentos personales:

docus2

Serán necesarios DNI del menor (si lo hay), así como del tutor legal que solicita la baja en su nombre; a los que añadiremos fotocopia del libro de familia donde conste la relación entre ambos y copia del documento que acredite el grado de minusvalía que se le ha reconocido al niño o niña.

Esta es la única diferencia para hacer efectivo el trámite y gestión de baja definitiva en Tráfico. El resto del proceso continúa siendo igual de sencillo: a través del botón que aparece justo abajo contactaréis con nosotros, procederemos a retirar el vehículo con grúa y os remitiremos posteriormente el justificante de baja en la DGT y el certificado de destrucción, sin coste ni molestia alguna.

Dar de baja un coche

¿Conocéis a alguien en esta situación? ¿Habéis tenido problemas para gestionar la baja de un coche a nombre de un menor de edad? Dejadnos vuestros comentarios.

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad