El AdBlue es un compuesto orgánico, fabricado a partir de agua destilada y urea. Su principal función consiste en transformar las partículas de NOx en una mezcla menos nociva para el medio ambiente.

¿Has compartido alguna vez una garrafa de AdBlue? Entonces lo más seguro es que te hayas preguntado si este aditivo tiene o no fecha de caducidad. La tremenda subida de precios que este compuesto ha experimentado en las últimas semanas, ha provocado que muchos usuarios hagan acopio de AdBlue para almacenarlo y hacer frente al incremento de su coste en los establecimientos donde habitualmente se puede adquirir el aditivo, que es fundamental para el funcionamiento de muchos coches diésel actuales.

Caducidad del AdBlue

El AdBlue no deja de ser un aditivo más en nuestro vehículo, por lo que también finaliza su vida útil llegado el momento, siendo esta de aproximadamente 18 meses, siempre y cuando esté almacenado en envases precintados correctamente conservados.

Para saber más sobre este aditivo, te recomendamos leer nuestro artículo: AdBlue: qué es, para qué sirve y cómo realiza su función

Es decir, siempre que el AdBlue se encuentre en condiciones óptimas y con el envase correctamente precintado, su vida útil durará entre 1/1,5 años conservando todas sus propiedades.

¿Qué pasa si el envase está abierto? ¡Ojo con esto! Al igual que con los alimentos, cuando están sus envases abiertos la fecha de caducidad disminuye. Es por ello por lo que los fabricantes aconsejan utilizar el AdBlue a los 6 meses o antes en estos casos.

Indicador-nivel-adblue

Condiciones de almacenaje

El AdBlue se compone de agua ultra-pura y urea automotriz, por lo que si se almacena, sus propiedades pueden verse afectadas por los siguientes factores ambientales:

  • Si se expone a temperaturas elevadas de forma continua, en este caso el aditivo tenderá a evaporarse.
  • Si recibe directamente luz solar, perderá paulatinamente sus propiedades, perdiendo consigo la calidad del producto.

En la Normativa ISO 22241, que es aquella donde se exponen las condiciones de almacenaje, transporte o composición química del AdBlue; se hace referencia a la temperatura a la que debe conservarse este compuesto y a que:

  • A más de 25 grados: Se volverá sensible, empezará a evaporarse y perderá sus propiedades.
  • Por debajo de los 11 grados bajo cero: Se congelará, aunque en España este problema no suele ocurrir.

Consecuencias de colocar AdBlue caducado en tu vehículo

Muchos conductores con motores diésel piensan que almacenar grandes cantidades de AdBlue es la mejor forma de ahorrar y hacer frente a la subida de precios -de la que hablaremos más adelante en este artículo- pero, tal y como dice Diariomotor en su artículo, se equivocan.

Un coche consume de media 1 o 2 dos litros de AdBlue cada 1.000 km, dependiendo en todo caso del modo de conducción de cada usuario. Por lo que, si recorres pocos kilómetros en un año, no tiene sentido almacenar 40 litros de AdBlue, pues lo único que harás será perder el dinero.

Repostar AdBlue caducado en nuestro vehículo puede ser muy dañino para el sistema de anticontaminación, pudiendo generar daños tanto en el catalizador como en el filtro de partículas. ¡OJO! El cambio del filtro de partículas puede llegar a tener un coste de unos 1.000 € ¿Seguro que quieres arriesgarte?

AdBlue marca registrada

Me he quedado sin AdBlue en el coche ¿Pasa algo?

Un coche diésel moderno equipado con un sistema de emisiones que emplea AdBlue dejará de funcionar si se queda sin este.

Cuando tu vehículo te avisa de que se está acabando este aditivo, aun no se ha agotado, pues en la mayoría de los casos tiene un total de 2.500 km de más para recorrer. El problema viene cuando está casi agotado, pues el coche entra en modo “prueba de fallos” limitando sus prestaciones. En definitiva, si nuestro motor se queda sin AdBlue, este puede no volver a encenderse hasta que se rellene el depósito del aditivo.

Si esto ocurre, puedes actuar de tres formas distintas:

  1. Acude a una estación de servicio en la que haya un surtidor de AdBlue. En Grupo RO-DES te explicamos donde es mejor hacerlo y el coste.
  2. Compra una garrafa en una tienda especializada en repuestos, en hipermercados o incluso por internet.
  3. Acude a tu taller de confianza y solicita que rellenen el depósito de tu vehículo.

adblue-Blue+

El precio del AdBlue se dispara

De acuerdo con el artículo publicado en 20 Minutos, La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte en España (FENADISMER) asegura que se ha paralizado la producción de AdBlue a causa de las subidas del precio del gas natural, pues es una de las materias primas con la que se elaboran este aditivo. Esto, tendrá consecuencias inmediatas para los transportistas ya que:

  • El precio del AdBlue puede encarecerse hasta en un 50%.
  • La escasez de AdBlue podría provocar que algunas estaciones de servicio lo empiecen a racionar ante la falta de producto.

Además, la falta del AdBlue también tendría consecuencias tanto en los niveles de emisiones producidos por los medios de transporte terrestres, como en la pérdida del porcentaje del par motor de muchos camiones, autobuses, furgonetas y turismos.

¿Y si hay escasez? ¿Qué pasaría? En caso de no llegarse a producir un desabastecimiento, solo el encarecimiento del AdBlue supone un coste de más de 1.000 € al año por camión, cosa que pocas empresas de transporte podrán asumir. Otro dato a tener en cuenta es que, en caso de que un vehículo de estas características llegue a vaciar su depósito de AdBlue la solución no pasa simplemente por rellenarlo, pues sería necesaria también una intervención electrónica que implicaría inevitablemente tener que pasar por el taller mecánico, con el correspondiente coste asociado a la mano de obra.

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad