Seguramente si llevas años conduciendo tu coche, probablemente considerarás saberlo todo, o casi todo sobre él. Pero hay un aspecto, más allá de la mecánica del coche, que nos resulta desconocido seguro. Hablamos del VIN o número de bastidor de nuestro vehículo: esos números aparentemente aleatorios y su significado.

Puede que conozcas este número por otros nombres. Número de chasis, de serie, o directamente, VIN, que son las siglas inglesas de Vehicle Identification Number -Número de Identificación del Vehículo-. Hoy queremos hablaros de este pequeño gran desconocido.

numero de bastidor vin

 

Fue a partir de 1980 cuando se decidió unificar el mal llamado “DNI” de los vehículos, con objeto de que todos los fabricantes utilizaran 17 caracteres alfanuméricos. El estándar ISO 3779 se utiliza para Europa, mientras que Canadá y Estados Unidos utilizan otro diferente.

Si quieres saber cuál es el número de bastidor de tu coche, tienes varias opciones, siendo la más segura buscar directamente en tu vehículo. Puede estar situado bajo el capó en el área del compartimento del motor, troquelado en el mamparo y en algunos casos en el interior del habitáculo de ocupantes. Hay que tener cuidado en no coger el número de bastidor de partes del vehículo que puedan haber sido sustituidas, como pegatinas o las lunas por ejemplo, porque puede no coincidir con el número que se encuentra en nuestra ficha técnica o permiso de circulación. En ambos documentos puedes consultar también el número de chasis, por si te lo estabas preguntando. En el caso de la ficha técnica, lo podrás ver en la parte superior, junto a la leyenda “número de identificación”. En el permiso, se encuentra junto a la sección “E”.

El porqué de cada uno de esos dígitos no se debe a un batiburrillo aleatorio, sino que por el contrario, brinda valiosa información sobre el vehículo en cuestión. En la siguiente imagen encontrarás una explicación detallada de cada uno de los dígitos del VIN o número de bastidor.

VIN o número de bastidor

El primer carácter se refiere al país de fabricación (W-V en caso de los españoles), el segundo es la marca (Audi es la A, BMW la B o Volkswagen la W) y el tercero se refiere al fabricante. Los siguientes seis números son asignados por el fabricante conteniendo datos de carrocería o serie.

Los últimos números dan información sobre la planta de fabricación, el año del coche y la línea de producción. En la página web de Ingemecánica tienes estos datos ampliados.

Como dato curioso… ¡Recuerda que las letras I, O y Q nunca forman parte de tu código de chasis!

¿Para qué sirve el VIN o número de bastidor?

El número de bastidor es tu gran aliado en caso de adquirir un Vehículo de Ocasión, puesto que, comprobándolo, descubriremos si la información que nos da el vendedor es correcta, si todo está en regla y no se trata de un vehículo robado. Se puede solicitar la ficha técnica al vendedor y comparar el número que ahí aparece con el que está troquelado en el vehículo: si el número del coche es ilegible o está dañado, se puede desconfiar de la procedencia del vehículo. Gracias al número de bastidor podemos obtener mucha más información consultan registros de talleres, y averiguar si el coche ha tenido algún accidente importante. Tal vez te interese también saber si el cuentakilómetros de un coche de segunda mano ha sido manipulado.

En la página de Mapfre Motor, indican que “No hay ningún informe oficial, público ni privado que registre los coches que han sufrido accidentes y qué reparaciones hayan tenido que afrontar.  Los expertos aconsejan una inspección profesional, completa y profunda para llegar a determinar si el coche que quieres comprar ha sufrido o no por ejemplo, una colisión grave.” Pero sin embargo, hay empresas que para hacer frente a la demanda de este tipo de información ha creado una base de datos de registros de talleres, para que puedas obtener información del vehículo por un módico precio. Así es el caso de Carfax que brinda historiales de coches, contando con más de ocho millones de registros.

En la página de la Dirección General, puedes consultar también informes del vehículo -consulta nuestro artículo al respecto-. El Informe detallado incluye datos como su titular actual, si está autorizado a circular, caducidad de la ITV y gravámenes que impidan su transmisión.

De todos modos, si no estás pensando en comprar un coche, ¡conviene también que identifiques el número de bastidor! Es lo equivalente a la huella digital humana y no existe la posibilidad de que exista más de un vehículo con el mismo número. Esto sirve también para registro de automóviles, garantías, rastreo de robos, e identificación ante las aseguradoras.

En RO-DES, por ejemplo, te lo pediremos en ciertos casos para poder tramitar la baja de tu vehículo. También es posible que te lo pidamos si nos solicitas algún recambio, de modo que ¡identifícalo!

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad