Todo usuario debe prestar atención a su coche y seguir una serie de recomendaciones para evitar circular con los neumáticos en mal estado. Por ello, es conveniente conocer tanto los trucos como los pasos a seguir para alargar la vida útil de los neumáticos, evitando así el desgaste prematuro en estos.

Los neumáticos se caracterizan por ser uno de los elementos más importantes del vehículo y de ellos depende, mayoritariamente, nuestra seguridad. Pese a ello, más de 1,5 millones de vehículos circulan con los neumáticos en mal estado, lo cual significa un riesgo tanto para sus conductores como para el resto de usuarios de la vía.

Vida útil neumático

Selecciona los neumáticos adecuados para tu vehículo

Cada automóvil ha de montar unos neumáticos específicos que encajen con sus características y las especificaciones del fabricante.

De acuerdo con los consejos ofrecidos por Signus en su blog, entidad sin ánimo de lucro que garantiza la correcta gestión medioambiental del neumático al final de su vida útil, conviene consultar en un taller de confianza el tipo de rueda que calza tu coche, y una vez lo sepas, adquiere una de marca preferentemente conocida. Recuerda que lo barato sale caro, por lo que adquirir un neumático de segunda mano no es una opción, por muy económico y seguro que pueda parecer que es.

Comprueba periódicamente la presión de los neumáticos

Comúnmente, un neumático puede llegar a durar hasta 30.000 kilómetros, aunque algunos tienen el límite en 40.000, pero todo depende, en cierta medida, de la calidad y cuidado en estos. Aquí te dejamos algunos pasos para comprobar el estado de los neumáticos.

Si nuestros neumáticos llevan una presión inferior a la idónea, provocaremos una degradación prematura de este, principalmente en los flancos y en el exterior de la banda de rodadura. Contrariamente, el exceso de presión acorta la vida útil de los neumáticos en la misma medida, haciendo que pierdan adherencia.

Se recomienda comprobarlos una vez al mes y siempre antes de viajar con carga completa, aunque actualmente muchos vehículos equipan un sistema electrónico de control de la presión de los neumáticos (TPMS), no está de más realizarlo personalmente.

Inspecciona la banda de rodadura

Se ha de realizar una simple y rápida verificación de la banda de rodadura, de forma periódica, para garantizar que los neumáticos están en buenas condiciones.

Observa los nervios ubicados entre las bandas, el centro y los bordes exteriores; así detectarás la presencia de signos de desgaste evidentes o cualquier objeto que haya podido quedar incrustado.

Geometría de ejes

Si hay una incorrecta geometría de ejes, el neumático se desgastará de forma irregular, lo que supone que la dirección no está bien alineada con las ruedas y que los neumáticos se desgastan de forma irregular y prematura.

Para que esto no suceda, lo mejor es realizar un paralelo y evitar que los neumáticos se gasten cuatro veces más. También sería conveniente ejecutar un equilibrado de ruedas cuando se noten vibraciones en el volante, ya que provoca también que el neumático no se gaste de modo uniforme.

Rotación de los neumáticos

Un desgaste desigual en los neumáticos puede indicar y provocar problemas de alineación o equilibrado de las ruedas.

Generalmente, los neumáticos instalados en el eje delantero se desgastan de manera distinta a los de la parte trasera; así pues, para agilizar su vida útil, se recomienda cambiar la posición de las ruedas, de adelante hacia atrás, y viceversa, aunque no es una opción válida para todos los vehículos.

Según el uso que le des al coche, los períodos de rotación varían; si haces viajes largos o con carga completa, y conduces a altas velocidades, se recomienda hacerlas más regularmente. También se requiere rotar los neumáticos cuando se observa un desgaste desigual en la banda de rodadura.

Equilibrado y alineación

El equilibrado y alineación de las ruedas se realiza para reducir el desgaste prematuro de los neumáticos, eliminar las vibraciones y proteger la suspensión, transmisión y dirección del vehículo.

Un ajuste correcto en las ruedas hace que los neumáticos duren más. Si tu vehículo se desplaza hacia otro lado o si notas que el volante no está centrado o vibra cuando conduces en línea recta, te recomendamos que acudas a un mecánico.

Cuida las válvulas y tapones

Los tapones tienen la función de proteger a las válvulas del polvo y suciedad. A su vez, estos elementos del vehículo mantienen la estanqueidad y la presión correcta del neumático, de ahí la importancia de realizar una correcta revisión y asegurarse de que están en buen estado.

Consejos para cuidar los neumáticos

Otro tipo de precauciones para alargar la vida útil de los neumáticos

  • Evita acelerones: Provocarán el deslizamiento “matando” a los neumáticos. Realizar acelerones sin sentido puede provocar el desgaste en la banda de rodadura, disminuyendo bruscamente la vida útil de los neumáticos.
  • Evita frenazos: Aunque no influye tanto como en el caso anterior, es importante evitar los frenazos agresivos para que la goma no atenúe.
  • Evita golpes: En muchas ocasiones nos golpeamos contra bordillos, badenes o cualquier otros obstáculo haciendo que se deforme la llanta o que se dañe el coche.
  • Evita el exceso de carga: Si bien es cierto que el exceso de carga no afecta directamente a los neumáticos, pero si que afecta si cargamos el vehículo y no equiparamos las presiones.
  • Evita el exceso de velocidad: Cuando peor llevemos las presiones, más porcentaje de desgaste habrá.
  • Ten en cuenta los caminos / carreteras: Conducir por carreteras viradas o de montaña acorta la vida útil del neumático hasta cinco veces más respecto a si se viaja por autopista. También o hace el conducir por la ciudad, debido a los acelerones y frenazos realizados por el conductor.
  • No olvides lavar el coche: Sobre todo si sueles conducir por trayectos de barro, este puede acumularse en las llantas y la rueda acabará por desequilibrarse.
  • Evita los baches: Opta por una vía en buen estado, sin muchos baches; de lo contrario, los neumáticos sufrirán daños y se desgastarán tres veces más rápido de lo normal.

 

¿Conoces otros trucos para alargar la vida útil de los neumáticos y que duren más tiempo? ¿Qué consejos de los ofrecidos en el artículo piensas que son los más útiles a la hora de garantizar que los neumáticos no se desgasten de forma prematura? ¡Déjanos tus comentarios! 

 

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad