Elaborar de forma correcta la calibración de los sistemas ADAS garantiza la eficacia del vehículo en un entorno cada día más complejo.

En más de una ocasión hemos hecho hincapié en los distintos tipos de sistemas ADAS existentes y en su funcionamiento ¿Sabías que a partir de 2022 muchos de estos serán obligatorios?

ADAS

Sistemas ADAS: Más seguridad en la conducción

El mundo del automóvil ha ido evolucionando a pasos gigantescos, incorporando algunas de las últimas tecnologías del mercado, como el protagonista de este artículo: El sistema de asistencia a la conducción.

Los ADAS cumplen la función de facilitar al usuario la conducción, reduciendo el número de fallos en el vehículo, así como avanzar la automatización completa. Con la popularización de estos sistemas se ha hecho obligatoria su implantación en los nuevos modelos homologados en Europa. Su funcionamiento es a base de varios de los elementos vistos en la carrocería del vehículo:

  • La cámara frontal: Que se encarga de controlar los desvíos de carril, observar las señales…
  • La cámara de visión 360: En este caso la cámara se encarga de ayudar al usuario en la maniobra de estacionamiento.

Un fallo en alguno de los sistemas mencionados podría afectar de forma directa a los ADAS, a los sistemas de seguridad activa y de seguridad pasiva. De ahí viene la importancia de calibración de un vehículo.

¡Ojo! Las ITV empezarán a verificar el buen funcionamiento de los sistemas ADAS a partir de este año.

La importancia de la calibración

Calibrar los sistemas ADAS asegura su funcionamiento, es una de las partes esenciales que todo mantenimiento debe de tener. Carglass, por ejemplo, realiza en torno a 1 millón de reparaciones anuales. Dejando clara su opinión al respecto: “la causa más común por la que los sistemas ADAS pueden sufrir fallos de funcionamiento es porque sus cámaras y sensores no hayan sido recalibrados cuando ciertas reparaciones lo requieren, o esa operación se haya hecho de un modo incorrecto. En unas pruebas efectuadas por el instituto MIRA se ha demostrado que cuando las cámaras fallan por una mala recalibración, el coche no es capaz de realizar un reconocimiento fiable del entorno y los sistemas de seguridad fallan, lo que puede provocar una colisión o un atropello

Este tipo de operación, de acuerdo con el artículo publicado en Coches.net, se ha de hacer de forma obligatoria siempre que se haya reparado:

  • El chasis
  • El parabrisas
  • El lugar donde queda situada la cámara frontal.

También se ha de tener en cuenta en caso de haber trabajado en la ECU o con sensores DAS.

Sistemas ADAS

Modo de calibración de los ADAS

Para realizar la calibración del vehículo se utilizan varios sistemas y herramientas específicos, pudiéndolos encontrar en talleres personalizados:

  • Máquina de diagnosis
  • Paneles: Varían en función del vehículo, pues cada fabricante exige un sistema específico para cada uno de sus coches.
  • Alfombras: Se utilizan para calibrar las cámaras de visión cenital.
  • Soportes: Se utilizan dos, colocados en las ruedas del vehículo para situar paralelamente y de forma centrada al sensor los paneles, en el eje central del vehículo.

Por otro lado, podemos encontrarnos ante el caso del radar, cuya calibración se hace siempre que:

  • Se haya desmontado y montado un sensor de radar.
  • Si la memoria de averías registra algún fallo.
  • Se haya realizado una alineación de los ejes
  • Se haya ajustado el nivel de altura del coche.
  • Si el componente sensor de radar no reconoce el vehículo.

En cuanto a la cámara, se realizará la calibración siempre y cuando se haya sustituido la luna del parabrisas, cuando se desmonte o monte la cámara y siempre que presente averías grabadas en el calculador.

Se ha de procurar que la limpieza de las cámaras de visión esté en óptimas condiciones y colocadas respecto a la carrocería. Si estas se sustituyen deben ser calibradas. Estas cámaras pueden necesitar dos tipos de ajuste:

  • Estático
  • Dinámico

Por último, cabe destacar la importancia de la incorporación de los sistemas ADAS en el coche, los cuales han mejorado en gran medida la seguridad activa y pasiva del vehículo.

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.