Cada día son más los avances tecnológicos que se producen en la industria automovilística y fruto de ello son los cada vez más novedosos sistemas de seguridad que progresivamente se van implementando en los nuevos modelos que los fabricantes sacan al mercado. También, los ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción) son una prueba de que la evolución hacia vehículos cada vez más inteligentes y conectados, ha llegado para quedarse.

Muchos de estos ADAS o sistemas de seguridad y asistencia se instalan como extras al configurar el vehículo elegido por su futuro propietario, pero otra parte importante de ellos ya vienen de serie en la gran mayoría de automóviles. Sin embargo, el Consejo Europeo de Transporte y Seguridad de la Unión Europea tiene previsto implementar la obligatoriedad de algunos de ellos a partir de 2022, lo que supondría que independientemente del modelo, la versión y el equipamiento escogido por el comprador, todos los coches nuevos tendrían que salir de fábrica con:

Etilómetro o alcoholímetro:

El sistema de arranque del vehículo estará conectado a través de una interfaz con el ya conocido sistema Alcolock, de modo que si se detecta que el conductor supera el límite de alcohol permito, le será imposible arrancar el vehículo. Lo que a nosotros no nos queda claro es cómo evitará este sistema la picaresca de aquellos conductores ebrios que, hagan soplar a otra persona que no haya consumido alcohol para que no se bloquee la puesta en marcha del vehículo.

alcoholock

ADAS: Sistema de alcoholímetro con bloqueo de arranque

Caja negra:

Este sistema, muy similar al que se utiliza desde hace décadas en aviación, registrará todos los datos e información sobre el comportamiento y el estado del vehículo en caso de accidente. De esta manera, será más fácil esclarecer las causas que lo provocaron.

Sistema de frenado de emergencia autónomo:

En caso de que vaya a producirse un impacto, este sistema activa los frenos para que el vehículo se detenga sin que sea necesaria la intervención del conductor. Se trata de una tecnología que ya es obligatoria en camiones y autobuses de nueva fabricación.

Alerta de tráfico cruzado:

Mediante este sistema el conductor será advertido, durante las maniobras realizadas de marcha atrás mientras sale de un estacionamiento, en el caso de que haya otros vehículos cruzándose por la parte trasera del coche y evitando de esta manera que se produzca un choque. No obstante, al tratarse de un aviso, el conductor no queda eximido de prestar la atención correspondiente y de comprobar visualmente el posible peligro.

alerta de tráfico cruzado

ADAS: Sistema de alerta de tráfico cruzado

Asistente de velocidad:

Este asistente informa al conductor de la velocidad máxima legal y de cuándo ésta es superada. No se trata de un limitador de velocidad.

Cambio involuntario de carril:

Son muchos los modelos que ya incorporan este sistema, el cual consiste en avisar al conductor cuando detecta que el vehículo ha abandonado su carril de forma inesperada.

Advertencia de distracciones:

Este sistema, también ya utilizado en la actualidad y que varios fabricantes ofrecen en sus modelos, detecta los síntomas de cansancio y advierte al conductor.

Señal de frenado de emergencia:

Una señal luminosa es la encargada de avisar al conductor del posible riesgo de colisión.

 

El objetivo, tal y como publica la revista Autofacil en su versión digital, es que sigan disminuyendo tanto los accidentes de tráfico, como las personas que fallecen en los mimos o los que son heridos de gravedad. Además, a partir de mayo de 2022 y hasta noviembre de 2028, a los sistemas anteriormente mencionados se irán sumando otros que la Unión Europea implementará como obligatorios en los coches nuevos y que, hoy en día, ya son varias las marcas que los ofrecen de forma opcional en la configuración de equipamiento de sus modelos. Algunos ejemplos de otros sistemas ADAS que actualmente están ya en el mercado y que también podrían sumarse a los ya descritos en este artículo, serían:

Detector o avisador de ángulo muerto:

Este sistema avisará al conductor en aquellos casos en los que otro vehículo se encuentre realizando una maniobra para adelantarnos, de modo que, aunque no hayamos podido percibirlo debido al ángulo muerto que tiene los retrovisores, seamos conscientes de tal hecho.

Detector o avisador de ángulo muerto

ADAS: Retrovisor con detector y avisador de ángulo muerto

Control de crucero adaptativo:

Gracias al control de crucero adaptativo, el vehículo es capaz de medir y mantener de forma continua la distancia de seguridad con el vehículo que circula por delante, a la vez que mantiene la velocidad escogida por el conductor con anterioridad.

Sistema de detección de peatones:

Si el sistema detecta una situación de emergencia, el conductor será advertido mediante una señal acústica y otra visual que se reproducirá en el cuadro de instrumentos o en la pantalla proyectada en el parabrisas (en aquellos modelos que incorporen esta funcionalidad). De esta forma, y en los casos en los que el vehículo no cuente con sistema de frenado autónomo, la persona que se encuentre al volante en ese momento podrá evitar el atropello.

Sistema de detección de peatones

ADAS: Sistema de detección de peatones

Gracias a todos estos sistemas o ADAS, la conducción seguirá evolucionando hacia un modelo más seguro, fiable y cómodo. No obstante, no hay que olvidar que igualmente es necesario prestar la debida atención a la carretera y que pese a la ayuda que supone contar con este tipo de tecnologías, los vehículos siguen sin circular de manera autónoma y siguen requiriendo de las habilidades del conductor.

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad