Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

El uso del móvil al volante, es cada vez un problema más generalizado y se ha convertido en una de las principales causas de siniestralidad en carretera. Manejarlo durante la conducción, es tremendamente peligroso y provoca distracciones que, en el peor de los casos, acabará en accidente. Raro es el día en el que no te pares en un semáforo, mires a tu alrededor y veas como más de la mitad del resto de conductores está con la mirada fija en la pantalla de su teléfono. Peor es cuando te percatas de ello mientras circulas por carreteras convencionales, autovías o autopistas, dado que el vehículo circula a velocidades bastante más elevadas.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), responder una llamada nos lleva 8 segundos, marcar un número de teléfono nos distrae 13 y escribir un mensaje de texto nos puede costar 20 segundos, tiempo en el que un vehículo que circula a 100 km/h recorre 550 metros, sin que el conductor esté atento al tráfico.

Un radar que detecta el uso del móvil al volante

De momento, tal y como describe La Vanguardia en su artículo, se trata de una medida disuasoria que se ha implementado en el Condado de Norfolk (Reino Unido) por el equipo de Seguridad Vial y que ha sido desarrollado en colaboración con la empresa local de seguridad Westcotec. De acuerdo a la información publicada en la página web de Westcotec sobre este nuevo dispositivo, el sistema se compone de un sensor capaz de detectar vehículos en los que hay señales de teléfono 2G, 3G y 4G activas, y un letrero o panel de advertencia LED ubicado a una corta distancia a lo largo de la carretera.

Siempre que la activación cumpla con ciertos parámetros predeterminados, el sensor detectará si el conductor está utilizando un teléfono móvil para realizar llamadas, enviar un mensaje de texto, o manejar aplicaciones que consuman datos, activando en caso afirmativo el panel de advertencia. Este letrero LED, muestra el ícono de un teléfono móvil iluminado dentro de un círculo rojo brillante y una línea roja diagonal, como si de una señal de prohibición se tratara.

Actualmente, se trata de un dispositivo puramente educativo (similar a los radares que actualmente hay en muchas poblaciones españolas y que tan solo disuaden al conductor, advirtiéndole de la velocidad a la que circula y de si ésta es superior o no a la permitida), que avisa al infractor y es capaz de identificar cuando éste conduce a la vez que utiliza su teléfono móvil.

No obstante, hay que tener en cuenta que de momento esta tecnología no es perfecta y aunque si es capaz de identificar los casos en los que se está utilizando un controlador por Bluethooth para eludir la advertencia, no es totalmente eficaz a la hora de diferenciar si es el conductor o uno de los pasajeros quien realmente está manipulando el dispositivo.

Estos “radares” disuasorios sirven, por ahora, para que los conductores tomen conciencia de sus actos y de la peligrosidad que éstos entrañan, por lo que su ubicación puede variar pasado un determinado periodo de tiempo. Además, los datos que el radar recoja también servirán a las fuerzas de seguridad, quienes podrán reforzar la vigilancia en los puntos más conflictivos.

usar el móvil mientras se conduce

La DGT podría elevar de 3 a 6 puntos la sanción por utilizar el móvil al volante

Pere Navarro, como nuevo director de la Dirección General de Tráfico (DGT), ya ha manifestado su intención de endurecer las sanciones que más se repiten y que son más peligrosas, como las distracciones producidas por el uso del móvil al volante. Así, en la entrevista que concedía el pasado 30 de julio a la Cadena Ser (y que podéis escuchar desde el enlace anterior) dejó claro que, por delante de la velocidad, el alcohol o las drogas, las distracciones son la principal causa de accidentes mortales.

También puso el foco de atención en la necesidad de reconsiderar algunas cuestiones del carnet por puntos, el cual ya lleva 12 años en funcionamiento y que, en comparación con los sistemas empleados en otros países, debería haberse revisado al cumplir los 10 años de antigüedad. Tal y como mencionan en el artículo publicado en Motorpasión, la multa actual por utilizar el móvil mientras se conduce asciende a los 200€ y conlleva la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

El director de la DGT, Pere Navarro, desvelo en la entrevista que la sanción podría elevarse aumentando la cifra de puntos perdidos de 3 a 4 o 6, puesto que es una cuestión de “máxima alarma” en nuestra sociedad. Esto supondría que, respecto a la normativa actual, hablaríamos de entre 2 y 3 puntos más, algo que ya se está debatiendo en Gobierno. En caso de que la propuesta llegase a buen puerto, la sanción por utilizar el móvil conduciendo se equipararía a infracciones muy graves, como es el caso de conducir con una tasa superior a 0,50 mg/l de alcohol en sangre (0,30 mg/l para profesionales o nóveles), circular bajo los efectos de las drogas o los estupefacientes, negarse a realizar la prueba de alcohol o drogas, conducir con inhibidores o detectores de radar o la conducción temeraria, entre otras.

Navarro, también ha sido crítico con el uso de los dispositivos de manos libres que, pese a estar permitidos, también provocan distracciones que reducen la atención que se presta a la carretera, manifestando lo siguiente: “Los que trabajamos en seguridad vial decimos que esta tecnología no ha sido una buena idea, pero la industria nos pasó por encima”.

 

¿Estáis de acuerdo con la propuesta del nuevo Director de la DGT? ¿Qué opináis del hecho de que cada vez sean más los conductores que se distraen por utilizar el móvil mientras están conduciendo? ¿Y del uso de los dispositivos de manos libres al volante? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad