Diariamente salen al mercado continuas mejoras  en el sector automovilístico y se crean nuevos dispositivos que optimizan las condiciones de consumo, seguridad y estabilidad de los vehículos. Nuestros antepasados no podían ni imaginar automóviles con velocidad de crucero o con navegadores GPS. Así que hoy, teniendo en cuenta los avances que ya se han producido en nuestra generación, nos planteamos: ¿cómo serán los coches dentro de aproximadamente 25 años?

Hemos preparado esta breve infografía para que a simple vista nos ayude a destacar los cambios más relevantes que sufrirán los automóviles en los próximos años. Como es de suponer, la mayoría de estas transformaciones ya se están llevando a cabo por lo que el cambio se irá llevando a cabo de forma paulatina.

Infografía: Cómo serán los coches del futuro

Por ejemplo, hoy día los vehículos eléctricos no son sólo una realidad sino una necesidad nacida como respuesta a los elevados niveles de polución y contaminación acústica así como al agotamiento de combustibles fósiles. En el futuro, este tipo de vehículos así como los de hidrógeno supondrán un 86% del parque móvil, aunque con una autonomía mucho más elevada a la actual y un coste más asequible.

Estos automóviles traerán consigo la creación de nuevas infraestructuras donde poder recargar nuestros vehículos, con opciones tan curiosas como las carreteras de placas solares que se están desarrollando actualmente en Idaho, que pretenden recargar el coche sólo con que se circule sobre ellas y de las que estamos hablando actualmente en nuestra comunidad.

Los vehículos inteligentes serán los verdaderos protagonistas de la carretera, aunque para ello será necesario hablar de profundas transformaciones tanto en los materiales empleados en la fabricación de los vehículos del futuro, tal como os mostramos el mes pasado en nuestro blog, como en los numerosos sistemas de comunicación y desarrollo empleados. Desde el sistema e-call, que entrará será obligatorio a partir del año próximo y permite que el mismo vehículo contacte con el centro de emergencias en caso de accidente proporcionándole todos los datos oportunos; la posibilidad cada vez mayor de controlar con nuestro teléfono (smartphone) las funciones básicas y registros del automóvil, hasta alcanzar la propia tecnología car2car de comunicación entre vehículos.

A niveles de seguridad, tanto activa como pasiva, los coches del 2040 estarán sobradamente preparados. En primer lugar porque el 90% de los accidentes sufridos hoy en día son a causa de errores humanos y un vehículo con conducción autónoma no se duerme, no bebe, no se distrae y sobre todo, no incumple las normas de tráfico.

Pero además, porque antes de que se vuelvan tan populares (el 75% de los vehículos serán autónomos para el 2040) contaremos con sistemas de frenado automático de emergencia, distancias de seguridad marcadas por el propio automóvil, ayudas al cambio de carril, aparcamiento automático… y una estructura en el chasis del vehículo que estará enfocada para absorber el impacto en caso de accidente.

Aquí las infraestructuras urbanas también tendrán mucho que decir con los semáforos inteligentes, que servirán para controlar el paso de vehículos registrando los datos de posición al instante, lo que permitirá reducir las congestiones de tráfico entre un 26 y un 40%.

El interior de los automóviles también sufrirá una interesante transformación, ya que por ser innecesarios, desaparecerán los volantes, pedales o cajas de cambio, para dar paso a sensores, cámaras de infrarrojos y radares. Así pues, el espacio interior irá más enfocado al entretenimiento de los pasajeros, además de proporcionar la posibilidad de personalizarlo de forma que el mismo vehículo sea quien se adapte a condiciones específicas con respecto al iluminado, la música o el sistema de climatización.

Está claro, que en el año 2040 estará considerablemente más cargada de sentido la palabra «automóvil».

 

¿Crees que será positivo que los vehículos sean cada vez más independientes? ¿Te gustaría tener un coche con conducción autónoma o eres de los que se aferran al placer de conducir? Déjanos tus comentarios.

Protección de datos personales

De conformidad con el RGPD, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será Gestión Valenciana de Desguace SL (en adelante, RO-DES). Los datos personales no serán comunicados a terceros y se tratarán con el fin de gestionar la consulta enviada mediante el formulario puesto a su disposición. La legitimación se basa en su propio consentimiento. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión, así como otros derechos, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.

Acepto el tratamiento de datos personales para gestionar la petición de información enviada a través del presente formulario.