Mantener a punto el vehículo prestando una atención especial al motor, la batería y los circuitos eléctricos es necesario cuando el invierno azota fuerte. Para ello lo ideal es acudir a nuestro taller antes de exponernos a largos viajes, tal como hemos comentado en artículos anteriores donde también os mencionábamos que imprescindibles no deberán faltar en nuestro vehículo durante la época de frío.

¿Qué debemos tener en cuenta al conducir con hielo o nieve?

7 de cada 10 accidentes con mal tiempo son a causa de la lluvia. Si el deslizamiento y descontrol del vehículo, denominados aquaplaning, son altamente peligrosos, cuánto más complica la situación que la temperatura descienda y forme precipitaciones en forma de nieve o haga que el hielo se acumule en la carretera.

La nieve y el hielo son los responsables de más del 3% de los accidentes con clima adverso, en gran parte debido a que en estas condiciones el estado del asfalto puede cambiar muy deprisa, así que vamos a repasar qué medidas podemos tomar para prevenir complicaciones:

  • Enciende las luces evitando las antiniebla tanto trasera como delanteras ya que aumentan el riesgo de deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Utilízalas solo cuando sea necesario y las condiciones de visibilidad empeoren.
  • Circula por las roderas o surcos que han dejado los automóviles que van delante a menos que haya formaciones de hielo.
  • Cuidado con el uso del freno de mano a temperaturas muy bajas, pues las pastillas podrían quedarse adheridas al disco de freno.
  • Respeta la distancia de seguridad cuando empeoren las condiciones climatológicas, auméntala a 20 metros si está nevando con intensidad y procura mantener una velocidad constante.
  • Es aconsejable dejar un carril libre para que las máquinas quitanieves puedan circular en caso de necesidad.
  • Aléjate de la cuneta, la nieve no nos permite ver qué hay debajo y puede ser demasiado profunda.
  • En tramos de descenso usa velocidades cortas para evitar frenadas y acelerones bruscos. Circula por debajo de los 50km/h si hay hielo o nieve.
  • Cuando circulemos sobre placas de hielo, al igual que con el aquaplaning, hay que tratar de no resbalar, por lo que has de levantar suavemente el acelerador sin  frenar.
  • Ve preparado: llena el depósito antes de salir, lleva mantas, bebidas calientes en un termo y algo de comer por si quedases atrapado temporalmente.
  • Puedes bajar un poco las ventanillas para evitar que los gases de escape suban si estamos parados, así podrás prevenir una posible intoxicación.
  • Las cadenas pueden volverse imprescindibles, de modo que si no las llevas, debes ser consciente de que es posible que no puedas atravesar por determinados puntos, como diversos tramos y puertos de montaña.  Busca un área de servicio hasta que deje de nevar y puedas proseguir con el viaje.
  • Recuerda que las cadenas textiles son más sencillas de usar y menos pesadas aunque las metálicas suelen ser más útiles, especialmente sobre nieve helada. Móntalas sobre las ruedas motrices y en caso de tracción total, sobre el eje delantero. No olvides tensarlas muy bien antes de iniciar la marcha. Si tienes dudas sobre su utilización puedes revisar nuestro vídeo sobre la instalación de cadenas para la nieve:

    Cómo poner las cadenas de nieve en la rueda del coche

     

    En este vídeo os enseñamos a montar las cadenas de nieve en los neumáticos de forma sencilla y segura

  • Igualmente, unos buenos neumáticos de invierno, aunque nuestro vehículo tenga tracción total,pueden ser imprescindibles ya que proporcionan un mayor agarre, especialmente por debajo de los 7ºC, donde los neumáticos normales se endurecen, pierden adherencia y aumentan la distancia de frenado.

Si tenemos en cuenta esta serie de recomendaciones podremos asegurar un trayecto tranquilo y seguro, aunque no está de más tener en cuenta las recomendaciones que compartimos en nuestra infografía «Tu coche y la Navidad».

 

¿Sueles coger el coche cuando hay nieve o hielo? ¿Qué medidas de seguridad tomas tú? ¿Añadirías alguna recomendación más a nuestro listado? Déjanos tus comentarios.

1 comentario

    1. […] en cuenta cuando ejercemos la conducción, tal como os mostramos en artículos anteriores sobre conducir con nieve y hielo, o con ráfagas de viento. Nos exigen más como conductores: es imprescindible disponer previamente […]

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad