Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

El principal problema que presentan los colectores de admisión es la acumulación de carbonilla. Una de las soluciones es realizar la limpieza del elemento.

Debido a la recirculación de los gases de escape, en el colector de admisión suele acumularse carbonilla, lo que hace que notemos tirones durante la marcha y pérdidas de potencia asociadas a la reducción del flujo de aire que llega al colector.

Por ello, es aconsejable realizar una vez al año la limpieza de este elemento ya que, aunque no es excesivamente caro, podría estropearse y sería necesaria su sustitución.

A continuación, vamos a proporcionaros un tutorial que os guiará paso a paso para que podáis limpiar el colector de admisión vosotros mismos, permitiéndoos ahorrar en el mantenimiento y prologar la vida útil de este elemento.

Guía para realizar la limpieza del colector de admisión en 6 sencillos pasos:

En primer lugar vamos a detallar los materiales y herramientas necesarias para llevar a cabo la limpieza del colector:

  • Limpiador para motores y limpiador de colectores
  • Desengrasante para motores
  • Juego de llaves y llaves con punta de caja
  • Destornilladores varios y pinzas con punta de aguja.
  • Espátula
  • Una junta nueva para el colector

Una vez disponemos de las herramientas que acabamos de mencionar, tan solo hemos de seguir los pasos que detallamos a continuación:

1

Utilizar el limpiador para el motor:

El producto para la limpieza de motores puede ser incorporado directamente en el tanque de combustible.

 

 

2

Utilizar el limpiador para colectores:

Desconectaremos los tubos de admisión y rociaremos alrededor de los mismos con el motor encendido. Después, con la ayuda de la llave de punta de caja, desconectaremos los cables de la batería.

 

3

Drenaje del sistema de refrigeración:

Para drenar el sistema de refrigeración tendremos que extraer, con la ayuda de una llave de caja, el tapón de drenaje que se encuentra situado en la parte inferior del lado del pasajero. Tendremos que extraer los tubos de refrigerante empleados para la admisión del aire, para lo que necesitaremos echar mano de un destornillador que nos ayude a desencajar las abrazaderas que los sujetan. Después podremos separar los conductos de las boquillas.

 

4

Desconectar el conducto o tubo de admisión:

Con la ayuda de un destornillador quitaremos el tubo de admisión y desconectaremos también el conducto de succión, ambos localizados junto al colector. También desconectaremos el conducto del combustible y aflojaremos la sujeción de cables del carburador.

Será necesario también eliminar la conexión entre el conducto de aire del colector de escape y el tubo de admisión, para lo que necesitaremos tener a mano una llave que tenga el tamaño adecuado para aflojar los pernos de sujeción y extraer tanto el colector como el carburador.

 

5

Raspado, limpieza e instalación de la nueva junta:

Con la ayuda de la espátula empujaremos hacia afuera la parte principal de la junta del colector de admisión y rasparemos la carbonilla que pueda haber en los puertos de admisión. Limpiaremos cualquier superficie de acoplamiento con el motor y el colector de admisión con el limpiador específico. Después instalaremos la nueva junta del colector en su lugar.

 

6

Instalación del colector y finalización del trabajo:

Volveremos a instalar el colector de admisión en su lugar alinearemos con sumo cuidado la nueva junta que hemos instalado en el paso anterior. Finalmente instalaremos los pernos de montaje y con la ayuda de una llave de caja los apretaremos.

 

Además en RO-DES, nos gustaría haceros una recomendación al respecto de esta guía de limpieza y es que debemos tener en cuenta la importancia de que el motor del vehículo se encuentre frío cuando realicemos este procedimiento ya que existe un potencial riesgo de quemaduras.

En caso de avería… ¿se puede sustituir el colector de admisión por uno de desguace o tendría que ser nuevo?

Siempre y cuando el colector de admisión procedente del desguace se encuentre en perfecto estado y no muestre inconvenientes que puedan perjudicar su correcto funcionamiento, se podrá emplear el repuesto usado para la sustitución.

Aseguraros de que el repuesto cuenta con la garantía estipulada para los recambios de segunda mano y verificar las posibles opciones de cambio o devolución.

En el caso de que optéis por un recambio nuevo, informaros que se trata de una pieza relativamente económica ya que su coste ronda los 100 €, siempre en función del tipo y del modelo del vehículo, sumado a la mano de obra que oscila entre 1 hora y 1 hora y media.

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad