El navegador GPS se ha convertido en un elemento prácticamente indispensable a la hora de iniciar un trayecto desconocido y más en la época estival cuando todo el mundo se va de vacaciones.

navegador-GPS-RO-DES

Funcionalidades

Los navegadores GPS son dispositivos o Apps que ofrecen un sinfín de utilidades y configuraciones mucho más allá de guiarnos al destino al que nos dirigimos. Actualmente estos sistemas de navegación son capaces de indicarnos el volumen de tráfico de nuestra ruta, información sobre la velocidad máxima de la vía, la hora de llegada estimada, la cantidad de gasolina que se utilizará en el trayecto, precios de las gasolineras, información sobre zonas de descanso, sitios para estacionar, localización de hospitales y farmacias cercanos, evitar vías con peaje, información sobre radares y un largo etcétera.

¡Ojo! Cuidado con esta última funcionalidad, pues los avisadores de radares son legales, pero no así los detectores ni los inhibidores, que nos pueden acarrear multas de hasta 6.000 euros y 6 puntos del carnet.

 

Precauciones y consejos a tener en cuenta

Si tu vehículo tiene ya algunos años, seguramente no llevará integrado ningún sistema de navegación, pero como sabrás, esto no supone un problema, pues hoy en día existen numerosas Apps, tales como Google Maps, Waze o Apple Maps que harán las veces de navegador GPS. No obstante a la hora de instalar el dispositivo en tu coche, deberás tener algunas precauciones para no poner en peligro tu seguridad:

  1. Visión delantera. No debes colocarlo en ningún sitio que limite la visión a través del parabrisas delantero, por ejemplo, pegado en el cristal. El Reglamento de Circulación prohíbe que, la instalación de elementos tales como adhesivos ITV, etiquetas de la DGT, el cartel de ‘libre’ de los taxis, etc., reduzcan la visión. Por tanto, cualquier elemento colocado sobre el parabrisas puede ser objeto de multa.
    Puedes colocarlo en la rejilla del aire acondicionado de tu vehículo. Actualmente se venden una gran variedad de soportes específicos para anclarlo a estas salidas de aire.
  2. Cable de alimentación. Si necesita cable de alimentación éste no debe causar molestias a la conducción ni interferir en la manipulación del cambio de marchas.
  3. Utilización nocturna. Si vas a utilizarlo de noche, debe disponer de un “modo oscuro” con colores menos estridentes y tonos más discretos para evitar deslumbramientos y acaparar demasiado la atención del conductor.
  4. Instrucciones por voz. Es recomendable que disponga de directrices sonoras, es decir, que incluya una voz que indique la ruta a seguir para que el conductor no tenga la necesidad de estar mirando constantemente la pantalla del navegador GPS.

 

Si bien es cierto que si tu coche dispone de navegador GPS integrado no deberás preocuparte por las precauciones anteriores, lo que si debe tener en cuenta todo conductor que utilice un sistema de navegación es que no se debe manipular durante la conducción, de la misma forma que no se puede utilizar el teléfono móvil, pues supone una distracción como cualquier otra y puede provocar accidentes.

Y ahora… ¡A disfrutar del trayecto! ¡Buen viaje!

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad