La temporada de nieve ya ha comenzado y son cada vez más las personas que disfrutan o se interesan por los deportes de invierno como el esquí o el snowboard. En España contamos con algunas de las mejores pistas de esquí del mundo y debido a las pocas opciones que hay, el medio de transporte favorito para llegar hasta ellas es el coche. Por ello, es importante tener en cuenta ciertos consejos que harán que los desplazamientos sean mucho más seguros y también que, quienes viajen con su propio equipo (cascos, botas, bastones, esquís o tabla de snowboard), lo hagan de forma responsable para evitar que este equipaje se transforme en un potencial riesgo para los ocupantes del vehículo.

carretera con nieve esquí

Precaución en la carretera:

Con nieve en el asfalto se debe aumentar la distancia de seguridad y es conveniente saber que la visibilidad se reduce, por lo que las maniobras deberán de hacerse con suavidad en todo momento. Además, si la nieve empieza a cuajar y el vehículo no monta neumáticos de invierno, es muy importante saber cómo se ponen las cadenas ya que, cuando la climatología se vuelve tan adversa, hacerlo en el menor tiempo posible será algo que seguramente agradecerás.

Si la carretera es llana, sin pendientes, la nieve recién caída podrá superarse con precaución sin mayores problemas. Sin embargo, habrá que prestar especial atención a los repechos ya que es ahí donde la nieve se acumula y puede provocar que las ruedas patinen si no se circula con neumáticos de invierno o cadenas. Con nieve ya cuajada y en aquellos casos en los que en el asfalto ya se hayan acumulado algunos centímetros, es recomendable seguir las roderas marcadas por el paso de otros vehículos y vigilar la temperatura exterior para ser consciente de la aparición de placas de hielo.

Esta infografía que la DGT ha publicado en su revista digital, muestra cómo actuar en caso de que encuentres hielo o nieve en la carretera.

infografía DGT conducir con nieve o hielo

Transportar el equipo de forma segura

Desde el equipo de prensa de SEAT, nos ha llegado un comunicado en el que ofrecen diversos consejos para que llevar como equipaje el material de esquí no se convierta en un riesgo para la seguridad de quienes viajan en el vehículo. Colocarlo y sujetarlo de manera adecuada es primordial pues en caso de colisión a una velocidad de 50 km/h, unos esquís de tan solo 5 kg de peso, pasarían a pesar 150 kg. ¿Qué hay que tener en cuenta para transportar los esquís, tabla de snowboard, cascos, botas o bastones de manera cómoda y segura?

Elegir un portaesquís:

En el mercado existen 4 tipos distintos de portaesquís: de techo, magnéticos, de rueda o de bola de remolque. Elegir el mejor ya dependerá de las necesidades o los gustos de cada uno. Por lo general, los magnéticos son una buena solución para esquiadores ocasionales ya que se colocan de forma muy sencilla. No obstante, hay que recordar que con un portaesquís magnético no se pueden superar los 90 km/h y que, en caso de accidente, son menos seguros que el resto.

Los portaesquís de techo o los que van colocados sobre la bola de remolque son los más habituales entre los aficionados a los deportes de invierno y los de rueda, entre aquellos que tienen un vehículo 4×4 o utilizan uno para trasladarse hasta las pistas. Es importante saber que, si eliges un portaesquís de techo, las puntas de los esquís deben ir siempre orientadas hacia atrás.

equipo de esquí

Llevar los esquís o la tabla de snowboard en el interior del vehículo:

Pese a lo que muchos puedan pensar, si que está permitido transportar los esquís o la tabla de snowboard en el interior del vehículo, aunque siempre teniendo en cuenta unas pautas determinadas. Aunque no son obligatorias, las fundas son muy recomendables ya que facilitan la sujeción de la carga y protegen los cantos. Si eliges esta forma de transporte y en caso de que hagas uso de la parte abatible del asiento trasero para que parte de tu equipo ocupe transversalmente una de las plazas del vehículo, recuerda que todos los objetos deben ir firmemente sujetos.

El resto del material, en el maletero o en un cofre:

Las botas, los cascos y bastones, deberán situarse en el maletero del vehículo junto con el resto del equipaje. Es conveniente situar los elementos más pesados como las botas centradas al fondo y siempre en la parte inferior ya que así evitarás que se desplacen. Los casos y bastones puedes colocarlos por encima, pero nunca sobre la bandeja del maletero ya que en caso de frenada brusca o de choque, saldrían despedidos.

Otra solución, si el espacio dentro del maletero es limitado, optar por un cofre puede ser una buena solución ya que dependiendo de las dimensiones que tenga, seguramente servirá para transportar todo el material junto: esquís o tabla, botas, cascos y bastones.

¿Es necesario adaptar la conducción?

Por supuesto. Cuando se circula con elementos exteriores (portaesquís o cofre) o con cargas pesadas en el maletero, la conducción se puede ver condicionada por lo que es necesario adaptarla y extremar las precauciones. Antes de iniciar el viaje, hay que revisar siempre la presión de los neumáticos para verificar si ésta es la adecuada. Además, también hay que tener en cuenta que cuanto mayor es la carga, el tiempo de frenado se incrementa por lo que, como ya hemos comentado al principio de este artículo, habrá que circular aumentando la distancia de seguridad.

 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Qué método utilizas para transportar tu equipo de esquí o snowboard hasta las pistas? ¿Añadirías alguna recomendación más? ¡Déjanos tus comentarios!

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad