Supongo que todos tenemos clara la diferencia entre una caravana y una autocaravana, al menos a priori, pero a la hora de la verdad cada una tiene sus ventajas y desventajas cuando llega el momento de usarlas y circular.

Hoy queremos compartir con vosotros unas pequeñas recomendaciones que hagan más llevaderas las vacaciones si sois aficionados a este tipo de vehículos:

Sobre Autocaravanas

La principal virtud de la autocaravana es combinar en un solo vehículo el medio de transporte y el alojamiento cuando decidimos hacer turismo. Por norma general son aptas para alojar de cuatro a ocho personas, según sus dimensiones.

Las autocaravanas se manejan con el permiso de conducir tipo B siempre que no exceden los 3.500kg y/o las 9 plazas. La Dirección General de Tráfico las clasifica como vehículos-vivienda, por lo que se puede estacionar en la vía  pública para dormir si no se despliegan elementos de acampada  como mesas, sillas o ropa tendida, así que no estaremos obligados a acudir a un camping si no deseamos hacerlo.

A la hora de ejercer la conducción hay que ser consciente de las medidas de este tipo de automóviles y de la ligereza de sus materiales para no confiarnos; las velocidades máximas establecidas para autocaravanas son:

  • 90 km/h en autopistas y autovías.
  • 80 km/h en carreteras convencionales.
  • 70 km/h en carreteras de un solo carril para cada sentido y arcén de menos de metro y medio.

Respecto al tamaño de las autocaravanas, es aconsejable llevar anotadas las medidas al principio, y guardar mayor distancia de seguridad para evitarnos problemas derivados de nuevos ángulos muertos o complicaciones en túneles.

Recreational vehicles in Briare by Jean-Pierre, on Flickr

Principalmente, los tipos de autocaravanas se dividen en 4:

  • Capuchina: Es la más popular. El espacio habitable se extiende sobre la cabina de conducción como un ático, donde suele ir una cama adicional. A los niños les resulta muy atractiva y es ideal para 7 personas.
  • Profileé: O perfiladas. En éstas, el espacio abuhardillado encima de la cabina es tan pequeño que suele usarse como armario, siendo así más aerodinámica. Suelen ser aptas para 4 personas, aunque es la opción más popular en parejas sin hijos.
  • Integral: El espacio se aprovecha más, ya que se integran sala de estar y cabina en un único espacio. Los asientos se giran y suelen construirse a medida. Son más caras y el espacio anda entre los 2 y los 6 pasajeros. Exteriormente además, resultan más lujosas y son más caras que las anteriores.
  • Cámper: Realmente son furgonetas acondicionadas para ser habitables, como la clásica Volkswagen tan popular en el movimiento hippie. Es de menor espacio, aunque algunas incluyen un techo que se puede elevar para incluir camas en su interior.

Sobre Caravanas

Lo primero a tener en cuenta cuando optamos por una caravana es que se trata de un remolque, así que no es necesario más que el permiso de conducir tipo B siempre que, como en el supuesto anterior no se excedan los 3.500 Kg. Así, si el vehículo pesa menos de 3.500 Kg, el remolque más de 750 y el conjunto menos de 4.250 Kg, será necesario el carnet tipo B96. Por otro lado, si el vehículo pesa 3.500 Kg o menos, el remolque o caravana más de 750 y entre los dos pesan entre 4.250 y 7.000 Kg, será necesario el carnet de conducir B+E.

Antes de adquirir una caravana, comprueba  la ficha técnica de tu automóvil. En ella verás los datos de peso y carga máxima remolcable, tenlos en cuenta antes de hacerte con un remolque de este tipo; nunca debe superar la mitad del peso del vehículo al que esté enganchado.

Sobre el seguro, indicar que siempre que sea un remolque ligero (caravanas por debajo de los 750kg) quedará cubierto con la póliza de tu automóvil.  Si no es el caso, deberás abonar un suplemento para evitarte complicaciones.

Conducir un vehículo con caravana o remolque no es sencillo al principio, es aconsejable practicar antes de salir de vacaciones y verte en la carretera enfrentándote a maniobras más complejas.  Prueba realizando pequeños giros, ya que la caravana se desplazará al lado contrario y no olvides probar antes la marcha atrás. Como en el caso anterior, debes aumentar la distancia de seguridad y contar con el espacio adicional que ocupas cuando realices adelantamientos.

Distribuir adecuadamente la carga cuando viajamos con una caravana es clave. Si tu vehículo cuenta con suspensión autonivelante, aligera el peso del maletero para que no se desequilibre y mantén el centro de gravedad de la caravana delante del eje de las ruedas.

Evita usar marchas largas, especialmente cuando circules cuesta arriba, y no dejes que el motor descienda en demasía el número de revoluciones.

Roma Caravans Ltd: Trailer No. 212 by Lydia, on Flickr

 

Esperamos que estos consejos ayuden a hacer vuestros viajes más placenteros. ¿Has viajado alguna vez en autocaravana o caravana? ¿Te parece una opción divertida y económica para disfrutar del tiempo estival? Déjanos tus comentarios.

2 comentarios

  1. Brian Responder

    Hola perdona, una pregunta , si tengo una carabana de más de 3500, pero exactamente no se por donde tengo que andar, por que se que las autos caravana tienen más facilidad de entrar a la ciudad y aparcar en cualquier sitio, pero con la caravane no, por eso exactamente no que por donde tengo que andar con ella para que no tenga ningún tipo de problema, por que uso mucho en Google Maps pero no tengo esa opción, no se si usted me podrían ayudar gracias

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad