Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Un 25% de los vehículos que no pasan la ITV en nuestro país es a causa de fallos en el sistema de frenado. Los frenos de nuestro automóvil forman parte del grupo de elementos de seguridad del vehículo, ya que son claves para mantenernos a salvo cuando estamos circulando.

A lo largo de nuestra sección de mecánica encontrarás distintos apartados donde ampliar la información sobre el sistema de frenos de cualquier automóvil, su funcionamiento y averías, pero hoy, desde el blog, queremos dejar una pequeña recopilación sobre cómo mantener los frenos en buen estado:

1.- Practica una conducción eficiente:

Isolated miniature globe tranports and life styles

Conducir de forma eficiente previene el desgaste prematuro de nuestros frenos, ya que nos enseña a no abusar de los mismos. Reduce las marchas antes de frenar bruscamente para no forzar el sistema.

2.- Señales acústicas y vibratorias:

Brake Disc and Red Calliper from a Racing Car isolated on white

Chirridos y ruidos constantes cuando presionamos el pedal de freno nos hablan de un excesivo desgaste de las pastillas, lo que se puede traducir en daños en los discos de freno. Acerca tu vehículo al taller, antes de que sea demasiado tarde.  Por otro lado, si cuando frenamos percibimos que el pedal vibra, es probable que los discos de freno se hayan combado ya. A veces también es posible notar vibraciones en el volante cuando los frenos se están deteriorando. Recuerda que estas señales nos alertan de que está en juego nuestra seguridad.

3.- Reemplaza periódicamente sus componentes:

talleres_index

Por norma general, es recomendable sustituir las pastillas de freno cada 25.000 km, pero si vives en una zona de montaña,  con muchas pendientes, o usas en exceso tu vehículo, procura prestar una atención especial a éstas.  Ante la duda, revisa que su espesor no descienda de los 2 milímetros, y recuerda cambiar los discos de freno cada 4 cambios de pastillas, ya que el roce con las mismas también llena los discos de muescas y los estropea.

4.- Comprueba el líquido de frenos:

lupa

Es muy importante mantener un nivel adecuado de líquido de frenos y que éste sea de calidad, por lo que además de tener cuidado con la cantidad, debemos cambiarlo cada dos años o cada 50.000 km, según el uso que demos al vehículo.

5.- Usa recambios homologados:

Autoteile mit Werkzeug

Con los elementos de seguridad del automóvil no vale la pena jugársela. Necesitamos componentes que garanticen nuestra seguridad. Tanto si cambias personalmente las pastillas, como si acudes al taller comprueba que llevan grabado el código ECE R-90, la marca que garantiza que cumples los requisitos de calidad exigidos.

 

Además de estas medidas, debemos tener en cuenta que el sistema electrónico de frenos cuenta generalmente con un indicador lumínico en el salpicadero de nuestro automóvil. Ni que decir tiene, que cuando se enciende, debemos tomar las medidas oportunas. Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y os ayuden a mantener en forma los frenos de vuestro vehículo.

 

¿Sabes reemplazar tú mismo las pastillas de freno del coche? ¿Qué otros signos de desgaste del sistema de frenado percibes en tu automóvil? Déjanos tus comentarios.

 

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.


SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

1 comentario

    1. […] queremos evitar el desgaste prematuro del sistema de frenos y de los elementos que componen el mismo, hay que evitar abusar de los frenos durante un largo […]

    *

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad