La sonda Lambda es una pieza tan importante como desconocida, que tiene especial relevancia en el correcto funcionamiento del motor.

Tras analizar la definición de este componente, los tipos de Sondas Lambda que existen y las diferentes averías que pueden surgir en esta, vamos a explicar de manera sencilla cómo cambiar la Sonda Lambda de un coche.

Cuando nuestro automóvil comienza a tener fallos o averías en el sistema, lo primero que tenemos que hacer es percatarnos del elemento que está causándolos, y posteriormente realizar el cambio o reparación de las piezas que presenten desperfectos o estén deterioradas. En el caso de la Sonda Lambda y antes de seguir con todo lo relativo al cambio de este elemento, quizás sea interesante que revises sus averías más comunes haciendo clic en el enlace anterior.

Cambiar la sonda lambda

¿Cuándo cambiar una Sonda Lambda?

Este elemento del coche tiene una duración de unos 150.000 kilómetros aproximadamente, siempre y cuando no se haya visto afectada por un mal funcionamiento del motor. Por lo que, para garantizar la totalidad de su vida útil, se requiere de un mantenimiento óptimo del motor y sus elementos.

Podemos diferenciar cuatro síntomas relevantes, los cuales indican que la Sonda Lambda está fallando y que requiere ser cambiada:

  • El indicador de “Fallo de gestión del motor”: El cual se ilumina con el coche en marcha o rodando.
  • Tirones y falta de potencia en el motor: Especialmente en los acelerones.
  • Combustible disparado: El consumo aumenta considerablemente.
  • Pérdida de prestaciones: Una incorrecta mezcla en la cámara de combustión del motor tiene como consecuencia un mal rendimiento de este.

Y ¿Por qué cambiarla? Una sonda Lambda defectuosa genera la descompensación de la mezcla aire-combustible del motor, haciendo que aumenten los gases contaminantes, las sacudidas y produciendo un consumo excesivo de combustible.

Pasos que seguir para cambiar la Sonda Lambda

¿La Sonda Lambda de tu vehículo no funciona correctamente? ¿Crees que su deterioro está afectando al rendimiento del motor? Si es así, te proponemos seguir estos 10 sencillos pasos para realizar el cambio de la Sonda Lambda tú mismo, ahorrándote así la visita al taller:

  1. Ubica la Sonda Lambda en la línea de escape: Según la localización, será accesible desde el compartimiento del motor o por debajo del vehículo. Si estás frente al segundo caso, eleva tu vehículo.
  2. Desmonta la sonda mientras esté caliente: Es la mejor opción, recuerda también que será más fácil si te ayudas de un par de guantes.
  3. Desconecta la toma de la sonda del cableado del motor: Presta gran atención al orden y color de los cables por si optaras por una sonda lambda de tipo universal.
  4. Desenrosca el cuerpo de la sonda y desmóntala.
  5. Una vez desmontada, compara la sonda nueva con la vieja; esto te ayudará a verificar que ambas son compatibles.
  6. Unta la rosca de la sonda con grasa de grafito.
  7. Coloca la nueva Sonda Lambda.
  8. Enróscala en el alojamiento de la línea de escape.
  9. Vuelve a conectar las tomas.
  10. Por último, repite la operación con la sonda posterior al catalizador (la normativa anticontaminación lo exige actualmente para comprobar su buen funcionamiento).

¿Cuánto cuesta cambiar la Sonda Lambda?

Sustituir una Sonda Lambda no debería suponer ningún problema, aunque siempre es importante conocer el coste de este componente. El precio de la pieza, generalmente, oscila sobre los 25€, pudiendo ser clasificada como un pieza barata.

Por ello, no hay que tacañear a la hora de mantenerla en buen estado y, si fuera necesario, debe ser cambiada con la finalizad de garantizar que los kilómetros que se vayan a realizar con el vehículo, sean de calidad.

No obstante, a los 25€ citados anteriormente, hay que sumarle el precio de la mano de obra, y es que en función de la accesibilidad que se tenga, su sustitución supondrá más o menos trabajo.

Por ende, si detectamos algún síntoma que refleje un mal funcionamiento, lo mejor será sustituirla o ir al taller para que lo haga el mecánico. Según los expertos, una vez el sensor sobrepase los 180.000 km, todo conductor deberá estar atento a los síntomas que sirven para identificar una avería en la Sonda Lambda.

Recambios de desguace al mejor precio

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad