Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Las revisiones periódicas del vehículo son fundamentales a la hora de garantizar el buen estado del sistema electrónico de frenos.

Para identificar un posible fallo en nuestro sistema electrónico de frenos en lo primero que deberemos fijarnos es en si hay alguna luz de avería en nuestro cuadro de mandos que nos lo indique.

Para que el sistema de frenos electrónico se mantenga en óptimo estado, lo ideal es cumplir con los periodos establecidos entre cada una de las revisiones periódicas del vehículo y prestar especial atención a aquellas piezas que están sometidas a un mayor desgaste, como las pastillas o los discos de freno.

Otro de los puntos que se deben de tener en cuenta y que será necesario también revisar y mantener en niveles óptimos es el líquido de frenos, pues este tipo de aceite que forma parte del sistema tiende a degradarse con el tiempo, perdiendo parte de sus propiedades y pudiendo llegar a obstruir el sistema.

Tal y como hemos mencionado antes, debemos revisar el estado de las pastillas y los discos de freno para que, en caso de que fuese necesario, sustituyamos aquellos elementos más desgastados por unos nuevos.

Para comprobar adecuadamente su estado y puesto que se trata de un sistema electrónico y moderno, necesitaremos una máquina de diagnosis. Esto se debe principalmente a la existencia de las pinzas de freno, que también son eléctricas.

sistema de frenos

A continuación, dejamos algunos consejos que os ayudarán a que vuestro sistema electrónico de frenado esté siempre en buen estado y responda con un óptimo funcionamiento:

  • Las pastillas de freno suelen durar aproximadamente unos 25.000 Km. No obstante, en ciertos casos será necesario realizar el cambio antes y esto dependerá del nivel de desgaste al que esté sometido cada uno de estos elementos. Para verificar si este cambio es necesario, podemos comprobar la marca de espesor mínimo que aparece en las propias pastillas. Podremos visualizar las pastillas de freno si nos fijamos en la parte de atrás de las ruedas.

  • Es aconsejable cambiar los discos de freno cada 3 o 4 cambios de pastillas, ya que éstas rozan constantemente sobre los discos. Si existen muescas de rozadura de las pastillas sobre el disco significará que éste está desgastado y que la frenada no será tan óptima como debería. Os recomendamos que llegados a este punto consultéis lo antes posible con vuestro mecánico de confianza.

  • Mantener el nivel adecuado de líquido de frenos es también muy importante y por lo general éste debe ser cambiado cada 2 años o cada 50.000 km. aproximadamente. Para saber si nuestro vehículo tiene un nivel adecuado podemos revisar el pequeño depósito transparente que se encuentra situado en el motor y donde se indica cuál es el nivel que debería contener. Si observamos que el nivel está bajo, tendremos que sustituir todo el líquido del sistema.

También es importante para el mantenimiento, tal y como hemos comentado en nuestro post ¿Qué averías son frecuentes en el sistema electrónico de frenado y cómo detectarlas?, si observamos que se encienden algunos de los testigos luminosos del tablero de nuestro coche relacionados con este sistema, tendremos que visitar de inmediato a un mecánico especializado.

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad