Los aceites hidráulicos son lubricantes hechos a partir de una base que es mineral (por lo general) y por una serie de aditivos, convirtiéndolo así en el líquido apropiado según la tarea, condiciones y el ámbito en el que se va a desempeñar.

Su principal función es trasmitir la energía hidráulica generada en el motor, al resto de los componentes del sistema hidráulico. También cumple con las tareas de la mayoría de los lubricantes.

¿Cómo elegir el líquido de dirección ideal para mi coche? 

Para hacer una correcta elección, se han de tener en cuenta factores como el tipo de sistema en que va a trabajar, el ambiente, la viscosidad y la temperatura.

Es importante saber que, en el caso de que un sistema hidráulico trabaje con un lubricante en específico, no significa que sea el más apropiado; se han de evaluar las condiciones a las que el líquido se va a someter.

¿Qué factores tener en cuenta en la elección? 

Líquido hidráulico

Utilizar el aceite adecuado puede incrementar el rendimiento y reducir el desgaste de un equipo, disminuyendo la energía necesaria para trasmitir movimiento y maximizar su vida útil. Hay 3 aspectos principales para tener en cuenta:

Aditivación 

Se pueden diferenciar tres propiedades esenciales a la hora de elegir un aceite hidráulico. Estos pueden ser:

Multigrado o monogrado: El grado de un aceite describe cómo la temperatura afecta a su viscosidad o espesor. El frío extremo provocará que el aceite sea demasiado viscoso por lo que se puede ralentizar la maquinaria o incluso hacer que deje de funcionar. Por lo contrario, demasiada calor, puede hacer que el fluido sea muy delgado y que el sistema sea más susceptible al desgaste.

  • Multigrado: Un aceite multigrado mantendrá la viscosidad bajo un mayor rango de temperaturas. Es ideal para equipos que están en constantes cambios con el clima y para arrancar motores a bajas temperaturas.
  • Monogrado: Serán suficientes para los motores que funcionen continuamente.

Con antidesgaste o sin antidesgaste: Los aditivos antidesgaste ayudan a reducir el daño causado por el contacto de metal a metal entre componentes hidráulicos como pistones y válvulas, teniendo una calidad atractiva para los sistemas que funcionan bajo presiones muy altas.

Con detergente o sin detergente: Los fluidos hidráulicos también pueden contener aditivos llamados detergentes; estos ayudan a eliminar contaminantes de los sistemas hidráulicos, cosa que puede ser de gran utilidad para aplicaciones móviles, como vehículos de construcción.

Especificaciones del fabricante 

Los aceites que debes de usar son aquellos que cumplan con los requisitos del fabricante del vehículo; se han de tener en cuenta algunos aspectos como la viscosidad (tales como aceite SAE 10W, ISO VG 32, 46, 68, entre otros) y las homologaciones y especificaciones internacionales que garanticen su correcto rendimiento en servicio (ISO 6743/4 HM, DIN 51524 P2 HLP Caterpillar TO-4, DENISON HF0, etc.)

Índice de viscosidad del líquido 

El índice de viscosidad del líquido hidráulico describe como la temperatura afecta a su viscosidad. Un aceite con una viscosidad inferior será recomendable para aquellos equipos que trabajen a temperaturas más estables (en condiciones controladas).

En cambio, un aceite con una viscosidad más elevada conservará su viscosidad en servicio a lo largo de un amplio rango de temperaturas, por lo que es recomendable para aquellos equipos que trabajan en variaciones extremas, tanto en almacenamiento como en servicio.

Cabe destacar que el aceite hidráulico es impulsado o se pone en circulación dentro del sistema gracias a una bomba; dependiendo del tipo de bomba, se requiere un tipo de viscosidad u otra:

  • Bomba de pistón: Se recomienda una viscosidad de 15 a 160 cSt. Bomba de pistón
  • Bomba de paletas: Se necesita una viscosidad de entre los 14 y los 160 centistokes (cSt) para que funcione con normalidad.Bomba de paleta
  • Bomba de engranaje interno: Pueden trabajar con una viscosidad de hasta 2.200 cSt, y producen presiones de hasta 3.500 psi.Bomba de engranaje Interno
  • Bombas de engranaje externo: Soportan una viscosidad máxima de 300 cSt, pero pueden llegar a producir presiones de entre 3.000 y 3.500 psi.Bomba de engranaje externo

 

Tipos de líquidos de dirección asistida 

Para elegir en líquido de dirección asistida que corresponde a tu coche, lo primero que has de hacer es consultar el manual del fabricante, que te indicará el tipo y características del aceite hidráulico y la dirección asistida que incorpora tu coche. En caso de no disponer del manual, nos fijaremos en el color de este.

Dependiendo de la naturaleza del fluido podemos encontrar los siguientes tipos de líquidos de dirección:

  • Mineral: Tienen fracciones de petróleo refinado y aditivos que mejoran las propiedades e incrementan el rendimiento del líquido. No impactan agresivamente en los elementos de goma, no obstante, tienen una vida útil corta y tienden a formar más espuma.
  • Semisintético: Es una mezcla entre aceite mineral y otro sintético; tiene menos viscosidad, forma menos espuma y produce una buena lubricación de los componentes mecánicos del sistema. Lo malo es que este tipo de líquido si que atacan a los elementos de goma o caucha, incluso llegando a destruirlos.
  • Sintético: Se compone de alcoholes polihidroxilados en gran parte, poliésteres y algunas fracciones de petróleo particularmente refinadas. Estos incorporan aditivos especiales para que las gomas y tuberías de caucho del circuito se destruyan. Son más caros pero su rendimiento es mucho mayor respecto a los explicados anteriormente. Apenas no generan espuma ni viscosidad y pueden funcionar a temperaturas extremas.

Está terminablemente prohibido mezclar fluidos minerales, sintéticos y semisintéticos entre sí.

Escoge según el color 

Vista la composición de los distintos tipos de aceite existentes, cabe destacar que no solo debemos fijarnos en este factor; también debemos hacerlo en el color y en la identificación de este. Los color más usuales en los líquidos de dirección asistida son:

  • Verde: Suelen utilizarlo las marcas Ford, Bentley, BMW y Volvo, y los vehículos del Daimler AG Group entre otras.
  • Amarillo: Suele ser utilizado por la marca Mercedes-Benz fabricados por Daimler AG y por otros fabricantes bajo licencia de fabricación.
  • Rojo: Se fabrican de acuerdo con los estándares de calidad del grupo automovilístico General Motors y se conocen son el nombre de Dexron. Estos fluidos se usan en Toyota, Nissan, Hyundai, Kia, Mazda, y en los vehículos de General Motors.

Líquido de dirección

 

No obstante, elegir un aceite tan solo por el color es un error, pues aunque el color concuerde no significa que exista una determinada composición que lo convierta en el más adecuado.

Puedes consultar más información sobre la elección del líquido de dirección o hidráulico en el pdf de Swissoil; una empresa dedicada a la fabricación de aceites y lubricantes de alta calidad.
Recambios de desguace al mejor precio

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad