Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

Los kits antipinchazo son una solución rápida que nos permiten salir del paso si nos enfrentamos a una fisura en un neumático

Los kits anti pinchazo son cada vez más frecuentes en nuestros vehículos, bien sea porque suponen un coste inferior para el fabricante o por liberar espacio en el maletero, su uso está muy extendido, por lo que hemos decidido darles cabida en nuestra sección de mecánica para todos aquellos que aún no están familiarizados con este dispositivo.

En el mercado encontramos una amplia variedad de kits anti pinchazo, aunque realmente su funcionamiento es muy similar. Podemos dividirlos principalmente en tres categorías:

  • Con compresor: Generalmente se trata de un líquido capaz de inflar el neumático y reparar el pinchazo.
  • Con espuma en espray: La espuma rellena la rueda, sellando la fisura en la rueda.
  • Con masilla: Una vez localizada la fuga, se coloca sobre ella la masilla para taparla y se cauteriza.

El tiempo empleado en realizar este proceso dependerá de los habilidosos que seamos, pero ronda los diez minutos y en teoría, resulta más sencillo y rápido que cambiar una rueda. Aunque debemos ser conscientes que se trata de una solución temporal y que será necesario sustituir el neumático en cuestión a la mayor brevedad posible.

sistema electrónico de frenado

La principal ventaja que podemos destacar de estos elementos es, por tanto, el ahorro de espacio y peso que suponen en el vehículo frente al llevar una rueda de repuesto. Pero no todo es positivo. Tenemos que tener en cuenta que una vez instalado un kit anti pinchazo debemos enfrentarnos a otros inconvenientes, como la necesidad de revisar cada pocos kilómetros si la presión del neumático es la adecuada para tener claro que está siendo realmente efectivo. A continuación, os mostramos un ejemplo de Kit repara pinchazos, compuesto por espuma, un compresor que se conecta a toma de corriente del vehículo y un manómetro.

Por otro lado, los detractores del sistema hacen hincapié en que no es un método útil en caso de tener que hacer frente a un reventón en lugar de a un pinchazo. Aunque para ser honestos, si llevas una rueda de repuesto y se te vuelve a pinchar, tampoco tienes medios para repararlo y si sufres dos pinchazos seguidos el kit sí te puede ayudar.

Lo que debemos tener claro es que a nivel económico puede suponer una desavenencia mayor, puesto que el kit en sí tiene un coste medio de 50 euros y ese neumático debe ser llevado a un taller para ser reparado, lo que puede suponer unos 30 euros más. Esto hace un total de 80 euros de coste, un precio por el que podríamos comprar una rueda nueva.

Por eso, nuestra recomendación personal, es que en caso de disponer de espacio para llevarla, es preferible contar siempre con una rueda de repuesto (que no de galleta, pues también cuenta con una serie de limitaciones). Una vez familiarizados con la sustitución de un neumático es la opción más segura y rentable.

 

 

¿Has usado alguna vez un kit antipinchazo? ¿Te ha resultado sencillo de usar? Déjanos tus comentarios.

 

Recambios

¿Necesitas un recambio para tu vehículo?

Accede a nuestra sección de recambios y solicita presupuesto. Amplio stock de piezas de segunda mano, reconstruidas y nuevas a precios de desguace.

SOLICITA TU RECAMBIO

También te puede interesar:

2 comentarios

  1. julian cipagauta Responder

    que tan seguro es ,me aguanta para viajes largos ,en terreno destapado que tan eficiente es?

    • Alicia Granell Responder

      Hola Julian buenos días.

      ¿A qué método te refieres? En el artículo se citan 3: compresor, espuma en spray y masilla.

      Saludos,

    *

    Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad