Bienvenido, entra o crea tu cuenta

Cesta (0 artículos): 0.00 €

¿Nieve en la carretera? Todo lo que necesitas saber para que éste fenómeno no te pille desprevenido


La nieve y el hielo son los fenómenos meteorológicos que más problemas causan en carretera durante el invierno, debido a que en muchos casos dificultan enormemente la circulación y dificultan la visibilidad de los conductores, llegando en muchos casos a producir sensación de agobio o de mareo. Además, cuando los primeros copos de nieve se posan sobre la calzada, ésta se vuelve muy resbaladiza, y a medida que el espesor va aumentando también lo hacen las dificultades que impedirán a aquellos que no utilizan cadenas o neumáticos de invierno, continuar con su camino.

Jeep en la nieve

¿Cómo conducir durante una nevada?

Si durante un viaje o desplazamiento la nieve te sorprende en la carretera, es importante que recuerdes que lo primero que tendrás que hacer es encender las luces de cruce (si la nevada es muy intensa, enciende las antiniebla), reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Procura seguir el surco ya marcado por los vehículos que circulan por delante de ti y evitar realizar movimientos bruscos con el volante.

Una vez se inicia la marcha es conveniente no dar acelerones y soltar con suavidad el pie del embrague. Si te encuentras ante una pendiente, mantén la calma y utiliza marchas largas para subirla, de forma que el vehículo no patine sobre la calzada. Recuerda también que las cadenas han de colocarse siempre en las ruedas motrices del vehículo y sólo cuando el espesor de nieve sea considerable, pues hacerlo cuando ésta es escasa puede provocar daños en el neumático o en la llanta. También es imprescindible que tengas en cuenta que, si tienes que circular con las cadenas puestas, debes hacerlo a una velocidad moderada y procurar no exceder los 50 km/h.

Actualmente, son muchos los conductores que optan por los neumáticos de invierno y es que, aunque en España no son obligatorios, sí que resultan tremendamente útiles en zonas montañosas y en aquellas provincias donde la nieve está presente durante gran parte del invierno. Más adelante en este artículo, hablaremos de las diferencias entre utilizar cadenas o neumáticos de invierno.

También conviene que tengas en cuenta una serie de recomendaciones como: conocer con anterioridad el estado de las carreteras por las que tienes pensado realizar tus desplazamientos, llevar ropa de abrigo, agua, comida y un cargador de móvil para el coche. Puedes ver qué más objetos se recomienda llevar en el coche durante un viaje en estos artículos: Cosas útiles para llevar en el coche y ¿Qué cosas no deberán faltar este invierno en tu coche?

Otra de los aspectos que no debes olvidar, es que durante el invierno se desaconseja totalmente realizar viajes o desplazamientos si el vehículo tiene poco combustible. En caso de no poder continuar con el trayecto o de quedarte “tirado” en la carretera, el combustible servirá como alimentación para que puedas encender la calefacción de tu coche. Además, en aquellos casos en los que al iniciar la marcha el vehículo se encuentre cubierto de nieve o hielo, no olvides retirarlos de la luna delantera o el techo y jamás utilices agua caliente para derretirlos.

cadenas de nieve

¿Cómo ponerle las cadenas al coche?

En nuestro artículo “Olas de frío: prepara tu coche ante nieve o hielo” ya publicamos bastantes recomendaciones relacionadas con la conducción durante esta época del año y a día de hoy, con el auge de los medios digitales, todavía nos parece increíble que sigan siendo tantos los conductores que desconocen cómo se deben colocar las cadenas en las ruedas de un coche.

Tal y como publica el diario ABC, 7 de cada 10 españoles no saben cómo poner las cadenas, lo que corresponde al 33% de la población aproximadamente. Este dato es totalmente actual, ya que proviene de resultados extraídos de la V Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles del Foro de Movilidad 2018. En este estudio, se concluye que nos habitantes de Navarra son los que tienen un mayor conocimiento sobre el montaje de cadenas, seguidos de los Zaragoza, Oviedo y Santander.

A continuación, te dejamos el vídeo tutorial que tenemos en nuestro canal de YouTube sobre cómo colocar las cadenas:

 

 

 

 

Si la situación de la vía implica que tengas que poner cadenas, te aconsejamos que tengas presente los siguientes consejos:

  • No exceder nunca de los 50 km/h y adaptar siempre tu velocidad a las condiciones y circunstancias de la vía.
  • Retírate a un lugar seguro si necesitas colocar las cadenas de nieve, pues a no ser que estés acostumbrado a realizar esta acción, es posible que te lleve un poco más de tiempo de lo que habitualmente cuesta ponerlas. También, y a no ser que se trate de un espacio habilitado especialmente para este fin, recuerda señalizar la parada con los triángulos y las luces de emergencia, así como salir del vehículo con el chaleco reflectante puesto.
  • Coloca las cadenas en las ruedas motrices del vehículo. Si es tracción delantera, sitúalas en el eje delantero y si es tracción trasera, en el trasero. Si tu coche es un 4×4 con tracción integral, se recomienda colocar las cadenas en los 4 neumáticos o, en caso de que esto no sea posible, en las ruedas directrices que suelen ser las delanteras.
  • Revisa las instrucciones del fabricante antes de colocar las cadenas para no saltarte ningún punto importante.
  • Si tienes guantes, utilízalos ya que esto evitará posibles cortes en las manos.
  • Antes de iniciar de nuevo la marcha, comprueba que las cadenas están bien tensadas y revisa que el montaje sea correcto y que no haya ningún enganche suelto.
  • No sigas circulando con las cadenas si no es necesario. En el momento en el que el espesor de nieve deje de ser suficiente, párate y retira las cadenas para que éstas no dañen tus neumáticos.

carretera con nieve

¿Qué diferencias hay entre usar cadenas o neumáticos de invierno?

Pese a que, como hemos comentado al inicio de este artículo, son muchísimos los conductores que todavía no saben cómo poner las cadenas, los neumáticos de invierno tan solo suponen el 5% de las ventas. Este tipo de neumáticos ofrecen un mayor agarre que los convencionales cuando hay nieve sobre la calzada y, además, con respecto a los neumáticos convencionales, también reducen el riesgo de aquaplaning.

Pero lo que muchos conductores no tienen en cuenta, es que cuando las temperaturas son bajas (normalmente por debajo de los 7 grados centígrados), aunque no haya nieve sobre la carretera, los neumáticos de invierno son mucho más eficaces ya que los neumáticos normales tienden a endurecerse y a perder adherencia, además de que con ellos la distancia de frenado es mayor si las condiciones no son óptimas.

Los neumáticos de invierno tienen diferente composición a los convencionales, pues su goma es más blanda, flexible y tiene una mayor carga de sílice, lo que hace que si se utilizan en condiciones adecuadas, el desgaste se produzca de una manera más uniforme y lenta. Además, tal y como se explica en el artículo publicado por el ABC, la banda de rodadura de los neumáticos de invierno es más profunda y la cantidad de laminillas en los tacos es entre 6 y 8 veces mayor, con lo que mejora enormemente el agarre. No obstante, hay que tener en cuenta que todas estas características, pueden no ser tan convenientes si las temperaturas son altas, ya que aumentan tanto el consumo de combustible como el desgaste del neumático.

Para ver mejor la diferencia entre neumáticos de invierno y cadenas, hay que poner a prueba ambos accesorios en igualdad de condiciones y esto se ha hecho en una pista cubierta con 60 centímetros de nieve, comparando la experiencia de 2 Nissan X-Trail (uno equipado con neumáticos de invierno y otro con cadenas). Mientras el vehículo equipado con neumáticos de invierno se comportó ofreciendo un mejor agarre tanto en el uso de la tracción total como en solamente la delantera (en la primera fue mucho mejor, pues la conducción apenas variaba de una convencional sin nieve en la calzada), el vehículo equipado con cadenas tuvo un comportamiento mucho más ruidoso e inestable y tuvo que ser manejado a velocidades inferiores (con cadenas no se pueden exceder los 50 km/h).

Los neumáticos de invierno suponen, por tanto, un extra de seguridad frente a las cadenas, además de los inconvenientes que se generan al tener que colocar éstas últimas en situaciones generalmente extremas, tanto de frío como de nieve. Otra desventaja de las cadenas es que éstas deben colocarse y retirarse en un determinado momento, mientras que con los neumáticos de invierno ni siquiera es necesario detenerse.

 

Y vosotros ¿preferís las cadenas o los neumáticos de invierno? ¿sabríais poner las cadenas en vuestro coche si ahora mismo os pillara una nevada en la carretera? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

¿Qué defectos en la carrocería de tu coche pueden hacer que obtengas un resultado desfavorable en la próxima ITV?


¿Sabías que hay determinados desperfectos que si están presentes en la carrocería de tu vehículo podrían hacer que no pases favorablemente la próxima inspección de ITV? Descubre en este artículo los 5 puntos que deberás de revisar con anterioridad para evitar obtener un resultado negativo con tu coche, pues con la entrada de la nueva normativa los inspectores de ITV son cada vez más estrictos y estarán pendientes de comprobar que no existan problemas en determinados elementos de tu vehículo que puedan poner en riesgo tu seguridad, así como la del resto de conductores en caso de accidente.

Recuerda que, una carrocería en buen estado no simplemente se refiere a la estética, sino que además también tiene mucho que ver con la seguridad vial, por lo que desde RO-DES aconsejamos que se realice siempre una verificación previa. Los elementos que deberás comprobar antes de ir a pasar la ITV con tu coche, serán los siguientes:

Espejos y lunas (cristales):

Todas las lunas del vehículo, así como los espejos de los retrovisores (tanto exteriores, como interior) han de encontrarse correctamente fijados y no contar con fisuras o grietas que puedan provocar una rotura. Es por ello que, conviene revisar cada uno de los cristales que forman parte de la carrocería del vehículo y, en caso de que sea necesario, sustituir o reparar antes de pasar la ITV aquellos que lo precisen. Normalmente, la mayoría de pólizas de seguros incluyen la cobertura de lunas, por lo que ponerlas a punto antes de acudir a la inspección con tu vehículo no te supondrá coste alguno.

Inspección visual de la chapa:

La comprobación del estado de la chapa no es una cuestión meramente estética, tal y como ya hemos comentado anteriormente, sino que hay que tener en cuenta que toda la carrocería que forma parte de vehículo también tiene una función que es determinante para garantizar la seguridad del conductor, así la del resto de ocupantes del vehículo. Una carrocería en buen estado, no podrá tener óxido ni corrosión ya que ello podría provocar un defecto grave a la hora de pasar la ITV con tu vehículo. Es por ello que, para evitar un resultado negativo en la próxima inspección, se aconseja solventar cualquier desperfecto según éstos vayan apareciendo.

Golpes pronunciados:

Unas pequeñas rozaduras en la chapa de tu vehículo no van a suponer ningún problema a la hora de pasar la ITV. Sin embargo, si se trata de golpes pronunciados en los que algunos de los elementos se han deformado o descolgado, podría ser un inconveniente a la hora de obtener un resultado favorable en la inspección. Los golpes pronunciados, en muchas ocasiones, pueden afectar al chasis del vehículo, por lo que sería un riesgo en caso de verse envuelto en un nuevo choque o accidente.

Molduras y puertas:

Recuerda que todas las puertas deben abrir o cerrar correctamente y que todos los elementos que forman parte de la carrocería han de ir bien fijados. Tampoco tendrán que haber aristas en los bordes que puedan provocar cortes, por lo que es aconsejable que revises las molduras laterales del vehículo ya que suelen ser propensas a deformarse incluso con pequeños golpes o roces. Cualquier desperfecto en estos elementos, puede suponer un problema a la hora de pasar la ITV con éxito.

Faros y pilotos:

Los elementos exteriores, como faros y pilotos, del sistema de iluminación de tu vehículo también forman parte de la carrocería del mismo y en muchas ocasiones son los causantes de muchos rechazos en la ITV, debido al mal estado de los mismos. El estado y el buen funcionamiento de ambos elementos ha de ser el adecuado, ya que una óptica rota u opaca podría ser también un motivo para ser rechazado en la ITV. Si a esto le sumamos que muchos conductores olvidan revisar que todas las bombillas se enciendan cuando deben, estamos ante uno de los motivos más frecuentes para acumular defectos en la inspección.

 

Si próximamente tienes que acudir con tu coche a pasar la inspección de ITV, te recomendamos que compruebes personalmente cada uno de los puntos mencionados en este artículo y que si necesitas ayuda, consultes con un mecánico especializado en chapa y pintura. Además, en caso de que tengas que realizar alguna reparación debido a un resultado desfavorable en la inspección, tendrás que acreditar la misma cuando vuelvas con tu vehículo a pasar la ITV.

También, desde RO-DES, te animamos a poner a punto tu coche antes de acudir con el mismo a la ITV, optando por repuestos de carrocería de desguace o nuevos, así como por recambios del sistema de iluminación. En nuestra tienda online, puedes realizar la búsqueda de lo que necesites introduciendo lo datos de tu vehículo o cumplimentando el formulario que encontrarás en los enlaces anteriores.

El Plan VEA o Plan MOVEA 2019 podría entrar en vigor próximamente ¿Qué lo diferencia del Plan de ayudas francés?


Aunque todavía no existe una confirmación oficial sobre cómo se llamará el nuevo plan de ayudas, al que de momento haremos referencia como Plan VEA o Plan MOVEA 2019, que el Gobierno pretende poner en marcha durante el presente año, lo que sí se sabe es que éste contará con un presupuesto de 55 millones de euros destinado a incentivar la compra de vehículos menos contaminantes y con otra partida presupuestaria destinada a incentivar la mejora de infraestructuras con la instalación de más puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Tal y como publican desde MovilidadElectrica.com éste podría ser el primer plan de ayudas específico para vehículos eléctricos, con lo que vehículos híbridos enchufables, híbridos, de Gas Natural Comprimido o Licuado (GNC y GNL) y los propulsados por Gas Licuado de Petróleo (GLP), podrían quedarse sin incentivos. Igualmente, al igual que ha sucedido anteriormente con otros planes de ayudas a la compra de vehículos, hasta que las condiciones no sean publicadas en el BOE será muy complicado saber si las especulaciones que hasta el día de hoy se han ido realizando, se cumplirán finalmente o no.

Según parece, este plan de ayudas podría dividirse en cuatro categorías: incentivos para la compra de vehículos eléctricos, incentivos para la instalación de puntos de recarga rápida, ayudas para la mejora de la movilidad de las empresas e incentivos para la implementación de más y mejores servicios de alquiler de bicicletas. Todo ello, serviría para seguir abriendo el camino a la Ley de Transición y Cambio Climático, donde y se ha previsto la prohibición de venta y matriculación de vehículos de combustión a partir de 2040, además de la circulación de los mismos desde 2050.

Otra de las novedades que podría ser incluida en este nuevo programa de incentivos, sería que la gestión de las subvenciones podría depender directamente de las Comunidades Autónomas, de forma que los trámites sean más eficientes y facilitando un reparto más óptimo, pudiendo aumentar en caso de que la administración lo considere necesario la dotación presupuestaria de cualquier categoría de incentivos.

No obstante, y con respecto al cambio mencionado en el párrafo anterior, la gestión de las subvenciones por parte de las Comunidades Autónomas podría provocar que los incentivos no entrasen en vigor al mismo tiempo en toda España. Y aunque todavía no hay una fecha prevista para que las ayudas entren en vigor, se estima que en marzo o abril el IDAE lo tendría todo preparado para su puesta en marcha y que ésta podría producirse ya iniciada la temporada estival.

Francia destina 600 millones de euros en ayudas para incentivar la renovación de su parque automovilístico:

Bien distinto a lo que plantea el Gobierno español, es el plan de ayudas para la renovación del parque automovilístico que se acaba de aprobar en Francia para este 2019. Nada más ni nada menos que 600 millones de euros de presupuesto para incentivar la reducción de emisiones contaminantes y la renovación del parque automovilístico.

El Gobierno francés también tendrá en cuenta la renta de los propietarios y además de los 1.000 euros de ayuda que recibirán quienes envíen al desguace y den de baja definitiva un vehículo diésel matriculado antes de 2001 o uno gasolina matriculado antes de 1997, ofrecerá 1.000 euros más a quienes por su nivel de ingresos no estén obligados a presentar la declaración de la renta (en total 2.000 euros). También, si éstos últimos demuestran que recorren más de 60 km al día para acudir a su puesto de trabajo, la cantidad de la ayuda se incrementará hasta los 4.000 euros y si optan por comprar un vehículo eléctrico, hasta los 5.000 euros (cantidad muy similar a las que, hasta el momento, ha ofrecido el Gobierno español con respecto a la compra de este tipo de vehículos). Sin duda, estas son condiciones que tienen en cuenta la situación real de los ciudadanos.

Además, esto no es todo, ya que para acceder a la subvención no será necesario que el vehículo adquirido sea nuevo, pudiendo el interesado optar también por aquellos de segunda mano que tengan un nivel de emisiones inferior a los 122 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro.

Teniendo en cuenta que los últimos planes de ayudas destinados a incentivar la renovación del parque automovilístico, el Plan MOVALT y el MOVEA, con presupuestos totales de 35 y 14´26 millones respectivamente, se agotaron en tiempo récord (aproximadamente en 24 horas) debido a la baja dotación presupuestaria inyectada por el Gobierno, lo más probable es que después de más de 1 año sin ningún tipo de incentivo las ayudas del nuevo Plan VEA 2019 (que tendrán un presupuesto aproximado de 60 millones de euros) se agoten también muy rápidamente.

Habrá que esperar para ver si el Plan VEA anunciado en septiembre del año pasado, llega a materializarse y si finalmente se cumplen con las especulaciones lanzadas durante este 2019 o si por el contrario, los incentivos siguen subvencionando la compra de vehículos híbridos enchufables, híbridos, de Gas Natural Comprimido o Licuado (GNC y GNL) y los propulsados por Gas Licuado de Petróleo (GLP), sin centrarse únicamente en vehículos eléctricos.

 

Desde luego, que las diferencias entre la propuesta del Gobierno de España y las ayudas aprobadas por el Gobierno francés, son muy notables y seguramente, serán las que marcarán la diferencia entre el éxito de un plan u otro. Desde RO-DES, nos gustaría conocer vuestra opinión sobre todo este tema, por lo que os animamos a dejar vuestros comentarios en el post. ¡Seguiremos informando!

¿Qué cambios en materia de tráfico tiene previsto poner en marcha la DGT durante 2019?


En 2019, la DGT prevé introducir cambios significativos en materia de tráfico y uno de ellos, la reducción del límite de velocidad de 100 a 90 km/h en carreteras convencionales, ya fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 28 de diciembre. Esta medida modifica el artículo 48 del Reglamento General de Circulación, donde se hace referencia a los límites de velocidad en carreteras convencionales, y su finalidad es la de reducir la siniestralidad cumpliendo con el objetivo establecido en la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020. A continuación, vamos a repasar las distintas propuestas que entrarán en vigor o podrían aprobarse durante este año:

Reducción del límite de velocidad en carreteras convencionales

Esta modificación entrará en vigor al mes de su publicación en el Boletín Oficial de Estado, que se produjo el pasado 29 de diciembre, dando así margen a los titulares de las vías para que puedan hacer frente al cambio de señalización y afectará a unos 10.000 kilómetros de carreteras aproximadamente. Además, también supondrá la desaparición de los distintos límites de velocidad genéricos haciendo que únicamente exista una limitación general de 90 km/h, tanto para turismos como para motocicletas e independientemente de si la vía dispone o no de 1´5 metros de arcén practicable. En la siguiente tabla se pueden ver los nuevos límites de velocidad en carreteras convencionales y autovías, en función del tipo de vehículo que circule por las mismas:

 

Turismos, motocicletas, autocaravanas de MMA igual o inferior a 3.500 kg, Pick-upCamiones, tractocamiones, furgonetas, autocaravanas de MMA superior a 3.500 kg, vehículos articulados, automóviles con remolque y resto de vehículosAutobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables

Autopista y autovía

120 km/h90 km/h100 km/h
Convencional

 

90 km/h80 km/h90 km/h

 

Aumentar el número de agentes de la Guardia Civil, el número de radares y sancionar con pérdida de puntos si se supera en 20 km/h el límite máximo de velocidad establecido

Otra de las intenciones de la DGT es la de aumentar el número de radares, así como de agentes dela Guardia Civil. También propone que se sancionen con pérdida de puntos aquellas infracciones por exceso de velocidad en las que se superen en 20 km/h la velocidad máxima establecida en carreteras convencionales.

Actualmente, superar en 20 km/h el límite de velocidad en carreteras convencionales tan solo implica una sanción económica de 100€ y no conlleva la detracción de puntos. Si esta propuesta sale adelante y teniendo en cuenta la reducción de 100 km/h a 90 km/h en carreteras convencionales, cuando un conductor sea cazado por el radar circulando a una velocidad superior o igual a 111 km/h, será penalizado con la pérdida de 2 puntos en su carné de conducir.

 

Reducción del límite de velocidad a 30 km/h en vías urbanas de un solo sentido o con un único carril por cada sentido

Tanto la DGT como los propios Ayuntamientos, están preocupados por el aumento de la siniestralidad en vías urbanas y por ello están barajando reducir a 30 km/h el límite de velocidad en calles de un único sentido o que tenga tan solo un carril para cada uno de los sentidos de la circulación. De esta forma, se pretende también disminuir la lesividad de los accidentes, calmar el tráfico urbano y favorecer la coexistencia de los distintos usuarios de las vías.

 

Reformas en el carné por puntos:

También está previsto realizar una reforma del carné por puntos para que determinados comportamientos al volante, considerados como peligrosos, conlleven una mayor pérdida de puntos en caso de que el conductor cometa una infracción. Entre estos comportamientos se encuentra el manejo del móvil u otros dispositivos al volante, no utilizar adecuadamente los sistemas de seguridad (cinturón, casco o SRI), además de los excesos de velocidad.

Por ejemplo, circular haciendo uso del teléfono móvil podría suponer la pérdida de 6 puntos del carné, en lugar de los 3 que se pierden actualmente por cometer esta infracción. De esta forma, se equipararía esta infracción con otras muy graves como conducir de forma temeraria, circular en sentido contrario, ponerse al volante con restos de estupefacientes en el organismo o superar el doble de la tasa máxima de alcohol permitida.

En lo que respecta a sanciones relacionadas con sistema de seguridad como el cinturón, el casco o los SRI, la pérdida de puntos se elevaría de 3 a 4.

Otra de las propuestas sería unificar el plazo para recuperar el saldo inicial de puntos, de forma que en cualquier caso éste fuera de 2 años. Actualmente depende de si las sanciones están catalogadas como graves (2 años) o muy graves (3 años).

Además, en esta reforma también podrían incluirse cambios relacionados con el sistema actual para obtener el permiso de conducir, pues según consta en el borrador del Real Decreto por el cual se quiere modificar el Reglamento General de Conductores, para poder realizar el examen teórico sería imprescindible el haber superado una formación presencial de 6 horas (en los permisos AM, A1 y A2, válidos para ciclomotores y motocicletas de distinta cilindrada) o de 8 horas para el resto de carnets. También se incluiría la condición de que tras un “no apto” en el examen práctico, el alumno tenga que realizar 5 prácticas más antes de volver a presentarse a examen.

 

Reforma del Código Penal:

Varios puntos sobre Seguridad Vial incluidos en el Código Penal serán modificados y ya se encuentran en trámite parlamentario. Se trata de un endurecimiento de las penas (de a 4 a 9 años de cárcel) en delitos relacionados con imprudencias cometidas al volante que incluyan como agravantes el exceso de velocidad, el consumo de drogas o alcohol, por la penalización de las lesiones que hayan sido causadas por este tipo de conductas, así como la incorporación de un nuevo delito relacionado con el abandono del lugar del accidente. Esta reforma ya ese encuentra aprobada por el Congreso.

 

La DGT regulará el uso de patinetes eléctricos en la vía pública

Recientemente han aumentado, entre los usuarios de la vía pública, las personas que se desplazan utilizando patinetes eléctricos y debido a ello se produjeron unos 300 accidentes el pasado año 2018. Es por ello que, la DGT también quiere regular el uso de vehículos de movilidad personal (VMP) en este nuevo proyecto de reforma, dándoles un encaje jurídico similar al que tienen ya las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido.

 

¿Qué os parecen todos estos cambios? ¿Hay algún otro que pensáis que se debería incluir? ¿Modificaríais alguna de las propuestas realizadas por la DGT para actualizar el Reglamento de Conductores o la Ley de Tráfico y Seguridad Vial actuales? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

¿Qué es más caro de mantener un coche diésel o uno gasolina?


Pese a la actual incertidumbre sobre qué pasará con los vehículos que utilizan combustibles fósiles, tras la propuesta de Gobierno que será incluida en la Ley de Cambio Climático y que pretende prohibir la venta y matriculación de este tipo de turismos y vehículos comerciales, a partir de 2040, todavía son muchos los conductores que optan por sustituir su vehículo por un turismo diésel o gasolina más moderno y con mejores prestaciones. Es por ello que, todavía son muchas las personas que siguen preguntándose ¿qué coche es más caro de mantener? ¿un diésel o un gasolina?

Para resolver esta cuestión, queremos compartir con vosotros los datos obtenidos en un estudio realizado por Tallerator, el comparador online de precios de mantenimiento en Talleres Mecánicos de Confianza. Este informe ha tenido en cuenta y ha comparado el coste que tienen las revisiones periódicas de mantenimiento de un vehículo durante tres kilometrajes clave en su vida útil, donde la revisión de los 60.000 kilómetros -una de las más solicitadas a través de la plataforma- es en la que más diferencias de precios hay.

Para saber más sobre las revisiones periódicas de un vehículo puedes leer nuestros artículos relacionados:

> Las revisiones periódicas del coche ¿qué son?

> ¿Cada cuánto se hacen las revisiones periódicas y qué se revisa?

Tal y como comentábamos en el párrafo anterior, en la revisión realizada a los 60.000 kilómetros es en la que más diferencias de precios se producen, siendo el precio medio de esta revisión en coches diésel de 189´14€, mientras que el precio medio de esta misma revisión en coches gasolina se sitúa en los 171´61€.

De acuerdo con los datos del estudio mostrados en las anteriores gráficas, conforme aumenta el kilometraje del vehículo la diferencia entre revisiones se va haciendo menos notable. Así, una vez alcanzados los 120.000 kilómetros, el precio medio del mantenimiento de un vehículo diésel en los talleres españoles es de 258´30€, mientras que en coches gasolina esta misma operación tan solo cuesta 3´39 euros menos ya que la media se sitúa en los 261´69€.

Además, a medida que el kilometraje del vehículo aumenta, otra de las revisiones más frecuentes suele realizarse en torno a los 240.000 kilómetros y en este caso, apenas existe diferencia entre el coste del mantenimiento entre en un coche. La media de una revisión para un coche diésel con este kilometraje aproximado es de 306´29€, mientras que en coches gasolina la media es de 307´55€.

Los datos del estudio de Tallerator han sido extraídos de presupuestos reales realizados a través de la plataforma por talleres mecánicos repartidos por todo el territorio español. Además, las tarifas utilizadas en el informe pertenecen a operaciones reales que incluyen IVA, el resto de gastos y las tasas incluidas.

 

Y vosotros ¿por qué tipo de motorización os decantaríais si tuvierais que cambiar de coche próximamente? ¿Creéis que además de en operaciones de mantenimiento mecánico también existen diferencias notables entre coches diésel o gasolina relacionadas con otros aspectos? ¡Dejadnos vuestros comentarios!