El uso de la tecnología actual ha puesto al alcance de nuestra mano comodidades que antes resultaban impensables, reduciendo el impacto de dos factores hasta hace poco tan claves en la toma de decisiones como son el tiempo y la distancia.

google places

Puesto que ya iniciamos una serie de artículos interesantes sobre museos automovilísticos españoles desde nuestro blog, como el Museo de Coches de Cine de Toledo o el singular Museo de Desguaces La Torre, ¿qué os parece si os invitamos a visitar otros que nos quedan más lejos sin ni siquiera salir de nuestro blog?.

Comencemos explicando que nuestra aventura virtual se convierte en toda una experiencia gracias a Google Places, una aplicación integrada en Google Maps y que por medio de fotografías montadas permite realizar un recorrido de 360º por el interior del edificio. ¿Se os ocurre una manera más cómoda y gratuita para disfrutar de los mejores museos del motor sin salir de casa?

Aclarado esto, dejaos llevar y hagamos la primera parada de este singular viaje sin alejarnos del mediterráneo: Italia.

Iniciemos la visita por el noroeste, en Turín, donde nos encontramos con uno de los primeros y más antiguos museos del automóvil del mundo. Fue fundado en 1932 por Cesare Goria Gatti y Roberto Biscaretti di Ruffia, que son el primer presidente del Automóvil Club de Turín y uno de los fundadores de Fiat. Il Museo Nazionale dell’Automobille cuenta con una de las colecciones más raras e interesantes: 200 coches originales del s.XIX hasta la actualidad de más de 80 marcas procedentes de todas partes del mundo. Disfrutadlo:

Si viajamos un poco más al este, hasta la provincia de Vincenza, debemos hacer una pausa para conocer el Museo del Automóvil Bonfanti – Vimar, donde se imparten anualmente interesantes cursos de restauración de vehículos clásicos, un arte casi perdido. Además este museo ha sido galardonado nada menos que en 1999, 2000, 2001, 2004 y 2007 con el trofeo al Mejor Museo Europeo del Motor. Su secreto es renovarse cada seis meses, en primavera y otoño,  cambiando el contenido y mostrando temáticas diferentes. Actualmente lo encontraréis así:

Vamos a adentrarnos un poco más en Italia hasta la “Terra dei Motori” entre Módena y Bolonia, donde el gigante del motor Lamborghini tiene abiertas las puertas de su museo a todos los visitantes que quieran ver de cerca sus automóviles: concept cars, vehículos de carreras y modelos exclusivos forman su exposición. El recorrido físico por las instalaciones del museo puede incluir también la visita a la fábrica y líneas de producción, para los verdaderos amantes de esta firma.

Se inauguró en 2001 para celebrar la entrada en un nuevo milenio y en él se presentó por primera vez el increíble Lamborghini Murciélago. Os invitamos a buscarlo desde aquí en las dos plantas del museo y ¡no olvidéis revisar las paredes!:

Antes salir de Europa vamos a pasar por Reino Unido, concretamente por Solihull, donde los británicos albergan uno de los museos que más orgullo automovilístico les provoca: The National Motorcycle Museum. Es el museo de motocicletas más grande del mundo, que lleva abierto desde octubre del 1984. Pretende preservar, para las generaciones venideras, las más interesantes y curiosas motos del mundo. Pese a que en 2003 se incendió y se perdieron más de 400 vehículos y el 75% de la estructura, actualmente cuenta con cinco salas de exposiciones y más de 650 motos. ¿Queréis verlas?

Para nuestro siguiente descanso en la hoja de ruta, tendremos que cruzar al otro lado del charco: viajamos a Estados Unidos para llegar a California, donde nos espera el original San Diego Automotive Museum, que permite a los visitantes, además de disfrutar de las habituales exposiciones fijas y temporales en que se divide el recinto, incorporar una nueva forma de vivir las visitas al museo creando juegos dirigidos a cualquier tipo de público: desde búsquedas de pistas contestando preguntas escondidas, hasta la posibilidad de conducir un coche de carreras o una motocicleta. Además, todos los participantes que visiten el museo obtienen un premio. Si queréis ir memorizando acertijos o descubriendo secretos antes de ir podéis hacerlo desde aquí:

Como a pesar de haber viajado tantos kilómetros todavía no nos hemos levantado del sillón, no estamos cansados, así que continuaremos nuestra travesía por los EE.UU. para llegar a Pennsylvania, donde se halla ubicado el Antique Automobile Club of America (AACA) Museum. Este museo, cuenta con una singular colección donde podemos apreciar automóviles americanos con más de un siglo de antigüedad, como un Chicago Motor Benton Harbor de 1895, o cercanos al siglo, como unos Pierce-Arrow de 1917, autos fúnebres de 1924 y autocares de 1935. ¿Nos damos una vuelta para ver estas antiguas rarezas?:

Antes de dejar atrás el continente americano, hagamos una última parada en Nueva York, ya que hemos mencionado los Pierce-Arrow, pues en Búfalo encontraremos su Museo del Transporte. Un lugar perfecto para realizar un curioso recorrido por la historia de bicicletas, motos  y coches de la marca desde el año 1902, así como para celebrar eventos de hasta 3.000 asistentes gracias a su servicio de restaurante. También puedes ver una sorprendente réplica de 2002 de la estación de llenado único de combustible que diseñó en 1927 Frank Lloyd Wright y que nunca se llego a construir. ¡No os la perdáis!

Volvamos a viajar a lo grande, esta vez hasta el Lejano Oriente para llegar a Japón donde podemos disfrutar de las tres plantas del Honda Collection Hall, uno de los museos más emblemáticos del mundo del motor, situado en el circuito japonés de Motegi. Aquí podemos apreciar más de 350 vehículos entre motocicletas y coches desde 1998:

Y ya que nos hemos desplazado tan lejos, aprovechemos el viaje para conocer el Mazda Museum de Hiroshima. Si queréis verlo en persona, hay que reservar con antelación puesto que sólo se permiten visitas guiadas de 90 minutos, donde el público tiene la oportunidad de conocer la historia de la marca, la evolución tecnológica de sus vehículos y el recorrido de una línea de montaje actual en funcionamiento. Así que poder verlo desde casa es todo un lujo:

¡Esperamos que hayáis disfrutado de este viaje tanto como nosotros!

¿Cuál es tu museo virtual favorito? ¿Conoces alguno más? Déjanos tus comentarios.

5 comentarios

  1. recambios coches clasicos Responder

    ¡Qué pasada! No es como estar allí y verlo con tus propios ojos, palparlo en el aire, que a través de un ordenador. Pero aún así es mil veces mejor que no poder verlo.

  2. Alicia Granell Responder

    Buenas tardes!

    Muchas gracias Raquel y Quique por comentar nuestro post. Nos alegra mucho que os haya gustado, la verdad es que hace años esto era inimaginable.

    Saludos cordiales,

  3. Quique Responder

    Bueno, no es como poder acudir en persona, claro está, pero es que para ver esos 9 museos haría falta más tiempo y pasta del que podemos disponer! Qué chulada, en especial el de lamborghini con su «murciélago» en la pared, un puntazo

  4. Raquel Responder

    Por favor, qué pasada de tecnología. Es lo más. Esto me parecen avances muy positivos. y una enhorabuena a vosotros por tan currada recopilación!!!

  1. […] Un mes después, fuimos un paso más allá en nuestros viajes y decidimos que no podíamos dejar pasar el otoño sin visitar (virtualmente y con la ayuda de Google Maps) los mejores museos automovilísticos del mundo. […]

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad