coche eléctrico

  • Un estudio de la consultora Accentura revela que el 69% de los consumidores españoles está a favor que los vehículos eléctricos sustituyan con el tiempo a los coches a combustible

El 69 % de los consumidores españoles está a favor de que los vehículos eléctricos enchufables sustituyan con el tiempo a los coches tradicionales, por lo que son, junto a los italianos y a los chinos, los más entusiastas respecto a este medio de transporte, según un estudio de la consultora Accenture.

Realizado a partir de la participación de más de 7.000 personas de 13 países diferentes, el estudio concluye que el 60% de los conductores tendría la disposición de adquirir uno de estos vehículos, y que de ellos, el 68% lo haría durante los próximos tres años.

Con esta tendencia, las compañías eléctricas y los proveedores de servicios de recarga se verán obligados a trabajar para hacerle frente al incremento de la congestión de la red eléctrica en horas de mayor consumo.

En lo que respecta a las condiciones de recarga de los coches eléctricos, el 67% de los encuestados no están dispuestos a permitir que sean los operadores los que determinen cuándo deben recargar sus coches, algo que les gustaría hacer en cualquier momento del día.

A su vez, el 73 % de los consumidores preferiría comprar su vehículo enchufable antes que alquilarlo, y el 59 % quiere que estos coches tengan una autonomía de más de 400 kilómetros.

Preferencia por los híbridos

El 71% de los encuestados aseguran que optarían por los híbridos enchufables que funcionan con gasolina o diésel cuando la batería está baja. Este porcentaje se sitúa a la par que la media europea, debido a la autonomía insuficiente de las baterías, a la escasa disponibilidad de puntos de carga y al largo tiempo que hay que esperar mientras un vehículo exclusivamente eléctrico es recargado.

En cambio, el 29 % de los consumidores preferiría un vehículo enchufable puro antes que un híbrido y el 37 % de los menores de 35 años elegiría también un coche enchufable puro.

De acuerdo a lo señalado anteriormente, el estudio recalca que el coste de los coches enchufables no es el único factor clave en la adquisición de este tipo de vehículos, puesto que el 51% de los consumidores lo compraría si su precio fuera menor al del uno convencional, una opción que también depende de los puntos de recarga o de la autonomía de la batería.

Otras medidas que incentivarían a los encuestados a comprar un vehículo eléctrico son, por ejemplo,  disfrutar de aparcamiento gratuito (65 %), con descuentos en peajes (44 %) o con la disponibilidad de carriles prioritarios (43 %).

La electricidad

La fuente de electricidad también es importante, ya que impactaría en la decisión de compra en el 45 % de los casos y la mayoría de los consultados desearía que la fuente fuera renovable.

Según el estudio, las compañías eléctricas podrían enfrentarse a «una fuerte competencia en el mercado de servicios de carga», ya que el 71 % de los encuestados estaría dispuesto a comprar la carga a las estaciones de servicio, y el 48 %, a los gobiernos locales.

Vía @ Expansión