El programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos decidió en el año 85 asignar el primer lunes de octubre como Día Mundial del Hábitat, cuya finalidad es llamar la atención de todos los gobiernos hacia la necesidad de promover mejoras en las condiciones de habitabilidad del ser humano.

Esta ardua tarea se celebra anualmente con el esfuerzo de voluntarios, donantes y socios que realizan numerosas actividades destinadas a cubrir las necesidades de vivienda justa, digna, segura y accesible para todas las personas en un ambiente colaborativo y sostenible.

 

¿Qué razones existen para tratar de mejorar las ciudades, donde ya habita más del 50% de la población mundial? ¿Cuáles son las necesidades sociales de las ciudades?

El crecimiento de las ciudades:
contribuimos con el medio ambiente

Actualmente existen más de 450 ciudades que pasan el millón de habitantes, y 20 de ellas superan los 10 millones. Por si fuera poco, se prevé que en dos décadas el 70% de la población viva en ciudades, por tanto son éstas las zonas más afectadas por la rápida urbanización y el cambio climático.

La ampliación de los barrios marginales:

Un billón de personas viven en condiciones precarias, sin planificación urbana, recursos ni servicios básicos.

El fuerte cambio climático:

Los recursos del planeta no pueden afrontar las necesidades de aprovisionamiento de energía que requiere la población urbana y nuestro ritmo de consumo, haciéndonos responsables del 70% de las emisiones del mundo.

Apoyar el despegue económico:

El 66% de la actividad económica global y el 85% de la innovación tecnológica y científica tienen su origen en las ciudades, que pueden, como sabemos,  ofrecer grandes ventajas si están bien organizadas. De hecho, las personas desfavorecidas que habitan en ciudades tienen mayor oportunidad de salir del umbral de pobreza que las que viven en zonas rurales.

La ciudad es el hábitat de la juventud:

Es donde nos desarrollamos, creamos nuestra sociedad y nos relacionamos entre nosotros. Por eso el 85% de los jóvenes de entre 15 y 24 años viven en países en desarrollo, y en la mayoría de las ciudades más de la mitad de los habitantes son menores de 24 años.

 

¿Qué soluciones se pueden aportar para mejorar estos aspectos?

Sin duda aquí es donde entra en acción el plan de la ONU. Que seamos capaces entre todos de sustentar la población que habita en nuestro planeta gestionando de una manera eficiente la política urbana para crear un futuro común donde las ciudades sean sanas y seguras, accesibles a todas las clases sociales y equitativas en derechos.

Y por supuesto que lo hagamos reduciendo el número de emisiones de gases a la atmósfera, aprovechando los recursos de los que disponemos de manera sostenible, sin olvidar fomentar medios de subsistencia y oportunidades económicas para todos.

 

Y tú ¿qué medidas tomarías para poder celebrar un día del hábitat para todos? Déjanos tus comentarios.

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad