• El ministerio de Medio Ambiente, a través del Plan Nacional de Mejora de Calidad del Aire, ha propuesto etiquetar los vehículos según sus emisiones, modificar el impuesto de circulación y el de hidrocarburos, además de restringir el tráfico.

Polución ciudad Madrid

La calidad del aire es un tema que no deja a nadie indiferente y que, sin duda, acapara la atención del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Sabemos que la calidad del aire que respiramos no es precisamente buena, debido a las altas emisiones de CO2, la mayoría de ellas producidas por vehículos viejos y contaminantes.

Por ello, el ministerio ha incluido en su sitio web una serie de propuestas que en RO-DES queremos compartir con vosotros.

A grandes rasgos, las propuestas son la modificación del impuesto de circulación y el de hidrocarburos, el etiquetado de vehículos, la restricción de acceso al centro de las ciudades e implantación de un peaje urbano. También proponen recuperar planes para rejuvenecer el parque automovilístico.

Vamos a ver cada una de estas propuestas más detalladamente:

Modificación del impuesto de circulación

La modificación del impuesto municipal de circulación, también conocido como IVTM, consiste en realizar una vinculación con las emisiones de CO2 de los vehículos, en vez de ligarlo a la cilindrada, como sucede actualmente.

Revisión de Impuesto Especial de Hidrocarburos

La revisión a este impuesto se llevaría a cabo con el fin de encontrar un equilibrio razonable entre los coches diésel y los de gasolina, para así reducir las emisiones de CO2, de PM y de NOx. En este sentido, el Ministerio recuerda que la fiscalidad actual beneficia el consumo de gasóleo frente a la gasolina, y detalla que el diésel, si bien proporciona un menor consumo y menores emisiones de CO2, produce más emisiones de PM y de NOx.

Etiquetado de vehículos

La propuesta se basa en la clasificación de los vehículos por medio de seis clases de etiquetas, cada una de un color. De esta forma, una etiqueta de color rojo identificaría a los coches más contaminantes, es decir,  los diésel Euro 0 a Euro 2, los gasolina de Euro 0 y todos los anteriores a 1992.

A medida que los coches sean menos contaminantes, se les etiquetaría con los colores naranja, amarillo, verde con el número 4 o con el número 4+. Los últimos corresponderían a vehículos eléctricos, híbridos y de gas.

Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida

Valiéndose del etiquetado de vehículos explicado arriba, también se propone la aplicación de Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP) en las ciudades, que entrarían en vigor en 2012 con tráfico limitado para vehículos con el etiquetado menos contaminante.

Limitación de velocidad

Otra de las propuestas es limitar a 80 kilómetros por hora la velocidad máxima en la periferia de las ciudades, aunque si bien éste podría elevarse a 110 kilómetros por hora en las franjas horarias con menor intensidad circulatoria.

Peaje urbano

En el documento presentado por el ministerio de Medio Ambiente también se plantea la implementación de un peaje urbano, aunque admiten que esta iniciativa puede plantear problemas de aceptación pública y política y ser “muy impopular al percibirse sólo como recaudatoria”.

Renovación del parque automovilístico

Otra propuesta es continuar con planes para favorecer la baja definitiva de vehículos viejos y su sustitución por coches menos contaminantes, en línea con iniciativas como el plan 2000E o el Prever, pero esta vez también favoreciendo la adquisición de coches híbridos y eléctricos.

Programas de conducción eficiente

Por último, también se plantea la incorporación de programas de conducción eficiente, especialmente para las autoescuelas.

¿Qué os parecen estas propuestas? ¿Se os ocurren más medidas para mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades? ¡Déjanos tu opinión!

Vía @ La Vanguardia | Imagen: Manolo Gómez

 

 

También te puede interesar:

*

Al enviar mis datos, confirmo haber leído y aceptar la política de privacidad