• Plastic2Oil ha desarrollado un sistema mediante el cual en 98% del plástico que llega a sus instalaciones es convertido en combustible.
    Combustible obtenido a través del reciclaje de plástico

    Fuente: Plastic2Oil / Coches.com

¿Es posible reciclar el plástico y convertirlo en combustible? En RO-DES respondemos a esta pregunta con un sí rotundo y, además, os contamos que la tarea está siendo realizada por la compañía canadiense JBI, quien logra convertir el 98% del plástico en combustible. Increíble.

Lamentablemente, sabemos que gran parte del plástico usado a diario por todos nosotros “no” es reciclable, y terminaba en uno de estos dos destinos: en una incineradora para generar electricidad o en un vertedero, muchas veces ignorando que el plástico procede del petróleo y que sus hidrocarburos podrían ser aprovechables.

Al darse cuenta de esta problemática, la empresa JBI -a través de su proyecto Plastic2Oil- desarrolló un proceso que convierte los plásticos en combustible con el fin de terminar con el problema ambiental que supone esta gran pérdida de recursos.

Para ello, la empresa hace un lavado inicial de los plásticos industriales y comerciales no aptos para el reciclaje, que llegan a sus instalaciones, los que luego son abrasados a través de una trituradora y un molino.

Tras lo anterior, los plásticos son calentados en una cámara y después pasan al reactor principal, donde un compuesto secreto rompe los hidrocarburos del plástico en cadenas cortas de hidrocarburos, con lo que se consigue que el gas salga.

Los gases, que contienen gasolina y diésel, son capturados, comprimidos y almacenados, para luego ser condensados y separados, de modo que el combustible líquido resultante se almacena en unos tanques temporales.

Por un lado están el metano, etano, butano y propano “fuera de gas” de los tanques, los que posteriormente son comprimidos y almacenados. Tanto el butano como el propano se pueden licuar en la compresión, con lo que pueden ser acopiados y vendidos.

Los gases restantes encuentran su uso en la generación de electricidad, que hace funcionar el innovador sistema de reciclaje. De acuerdo a JBI, las emisiones a la atmósfera son menos de lo que sería si se produjese electricidad con una caldera de gas natural.

El proceso de obtención de combustible a partir del plástico tarda menos de una hora, periodo en el cual se captura y transforma en combustible casi el 90% del contenido de hidrocarburos del plástico. Tanta es la efectividad, que solamente el 2% de la materia prima queda como residuo, la cual puede ser llevada a un vertedero o ser incinerada.

La planta en la cual que lleva a cabo este proceso es de pequeñas dimensiones y puede gestionar hasta 22 toneladas de plástico. Funciona de forma ininterrumpida y la empresa piensa que puede expandirse y crear fábricas mayores con el fin de maximizar la capacidad de producción y reducir costes.

¿Qué os parece este sistema sostenible de obtener combustible a partir del plástico? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Vía @ Coches.com | @ Plastic2Oil